jump to navigation

El creacionismo y la incultura científica abril 9, 2008

Posted by Manuel in ciencia, educación, evolucion, mutaciones.
Tags: , , ,
trackback

Os resumo aquí las principales conclusiones de un reciente artículo publicado en Developmental Biology (2008) 316: 2-5. Está firmado por la Coalition of Scientific Societies, una asociación de muy diversas instituciones académicas y científicas, tanto del mundo de las ciencias naturales como sociales, de los USA. Creo que de él se extraen conclusiones muy interesantes, y si teneis tiempo no os quedeis en este resumen y echadle un ojo al artículo completo:

 

 

Aunque la evolución es ampliamente aceptada como uno de los conceptos más importantes, integradores y robustos en ciencias, la enseñanza de la evolución y temas relacionados (e.g. los orígenes del universo, la edad de la Tierra, la tectónica de placas) es un reto en escuelas públicas de USA. Esta teoría choca con el acoso de creencias religiosas presentadas como alternativas a la ciencia, clasificando la evolución de teoría o sometiéndola a un análisis tendencioso que hace peligrar la educación científica. El reconocimiento del problema ha provocado una coalición sin precedentes entre la comunidad científica que representa todas las ramas del saber.

 

En este estudio se pretende conocer la postura de 1.000 votantes de los USA, su actitud ante las ciencias y su visión de la enseñanza de la evolución en la escuela. Estudios previos habían mostrado que la visión de la evolución se ha mantenido estable en las últimas décadas. En los años 80, las estadísticas decían que alrededor del 40-50% del público USA aceptaba la evolución humana, mientras que un 40-50% estaba a favor de un origen de la vida similar a las tesis creacionistas y estos valores han variado muy poco. (Nota particular mía: en el artículo no se puntualiza que estas dos preguntas no son equivalentes, no es lo mismo la evolución que el origen de la vida, y eso es algo que se tiende a confundir con frecuencia).

 

¿Por qué no hay más estadounidenses que acepten la teoría de la evolución?. Un reciente estudio lo correlaciona negativamente con el fundamentalismo religioso y con la politización de la ciencia. (Miller et al., 2006). Sin embargo parece haber algo más.

 

Cuando se atiende a los niveles de educación de las personas, a pesar de que el 69% de los encuestados tenían educación superior (27% eran graduados y un 14% habían asistido a un instituto), solamente el 23% estuvo de acuerdo con las siguientes afirmaciones: (i) los continentes son masas de tierra que se han estado moviendo por millones de años y lo seguirán haciendo en el futuro (79% estuvieron de acuerdo); (ii) los antibióticos son capaces de matar tanto a virus como a bacterias (el 43% estuvo acertadamente en desacuerdo) y (iii) los humanos coexistieron con los dinosaurios (el 53% estuvo acertadamente en desacuerdo). Los encuestados que acertaron a las tres cuestiones afirmaron mayoritariamente que los humanos procedemos de otras formas de vida primitiva (78%) antes que pensar que fueron creadas en su forma actual (11%), y más favorables a enseñar evolución (78%) que creacionismo (27%) o diseño inteligente (24%). En cambio los que acertaron sólo dos cuestioness apoyaron en menor medida que eran producto de la  evolución (36%), en contraste con los que pensaban que habían sido creados en su forma actual (47%) y opinaban más o menos lo mismo ante la cuestión de si se debía enseñar la evolución (36%), el creacionismo (38%) o el diseño inteligente (29%).

 

La importancia de las ciencias en USA es enorme. En la muestra analizada, el 63% afirmaba que el principal aporte de las ciencias es la medicina e investigaciones relacionadas con la salud. Los que pensaban que mayoritariamente se debía de enseñar evolución (65%), creacionismo (62%) o diseño inteligente (63%) estaban de acuerdo en ese aspecto con porcentajes casi idénticos.

 

Lo interesante es que entre los encuestados, el 61% pensaba que la contribución de la evolución a la medicina, como por ejemplo el estudio de la infección por parte del virus de la gripe, es razón suficiente para que ésta sea enseñada en las aulas. Los encuestados también apreciaron positivamente la contribución de la teoría de la evolución a aspectos tales como la agricultura, la medicina forense e incluso al desarrollo de software.

 

Además, en educación obtuvo una alta valoración aquella que enseña a obtener  conclusiones a partir de evidencias (80%), a pensar de forma crítica (78%), y en general a aplicar el método científico (63%). Comunicar el valor de aprender ciencias, incluyendo la evolución, para el desarrollo de aptitudes analíticas que puedan ser aplicadas fuera del aula puede incrementar el apoyo de la sociedad hacia las ciencias.

 

Otro aspecto interesante es que cuando se habla de evolución, creacionismo o diseño inteligente, la mayoría de los encuestados prefiere escuchar la opinión de los científicos (77%), profesores de ciencias (76%) o clérigos (62%). Poca gente está interesada en oír la opinión de la Corte Suprema de Justicia (37%), o los comités escolares (34%) o a famosos (16%). Estos datos indican que los US prefieren a los profesionales de las ciencias o a los clérigos en temas científicos o de educación. Es muy significativa la enorme relevancia de la religión en temas científicos en USA, con lo que no hay que pasar por alto este punto cuando se habla de educación en ese país.

 

Algo muy a tener en cuenta por los investigadores es que exposiciones demasiado técnicas no captan la atención del público no experto. Si los científicos no son capaces de comunicar sus descubrimientos en términos comprensibles, atractivos y relevantes para el público no científico, la efectividad del mensaje se perderá por completo. Los científicos poseen muchas posibilidades para incrementar sus aptitudes a la hora de comunicar sus hallazgos, ya sea en medios locales (medios de comunicación) como en reuniones escolares y aquellos que no estén entrenados deben de ponerse en manos de profesionales que pueden formarles en este aspecto.

 

Los resultados de esta encuesta muestran sobre todo que hay una clara necesidad de que los científicos se involucren en promover la educación científica de la población. El gran reto es enseñar ciencias haciendo entender a los estudiantes la importancia del método científico, cómo se obtiene el consenso en el ámbito científico, y la distinción entre una explicación científica y no científica de un fenómeno natural. Si nuestra nación quiere seguir desarrollando el talento necesario para el avance científico y la investigación biomédica, debemos asegurar que se sigue proporcionando un alto nivel de educación en ciencias manteniendo todos los esfuerzos para que la no-ciencia quede fuera de las aulas. No llevar a la sociedad la ciencia y transmitir la información desde la comunidad científica, no sólo es perder una buena oportunidad sino hacer inútil la labor científica.

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: