jump to navigation

La triste historia de un creacionista ilustre abril 17, 2008

Posted by Manuel in ciencia, evolucion.
Tags: , ,
comments closed

Los creacionistas atacan a la teoría de la evolución afirmando que de ser ésta cierta eliminaría cualquier deidad de la faz de la Tierra. La teoría de la evolución no dice nada acerca del origen de la vida en la Tierra, pero coincido con el hecho de que ésta socava la participación de una deidad en la generación de cada una de las especies vivas que existen. Esto es aprovechado por los creacionistas para decir que los evolucionistas queremos eliminar a Dios, que somos ateos y que llevamos al mundo hacia un caos materialista. Y por supuesto presentan la evolución como un arma del demonio. Si pensais que exagero intentad entablar un debate con algún creacionista en los muchos de los blogs que éstos tienen abiertos en la red.

 

Tomemos como ejemplo uno de los creacionistas más famosos, al menos a nivel mediático, de los últimos años. Su nombre es Kent E. Hovind, un creacionista de la Tierra joven que ha pasado varios años enseñando sus teorías, entre las que se incluye la creación según el génesis, rechazo del Big Bang, y la edad de 6.000 años para la Tierra.

Dado que se puede encontrar mucha información acerca de esta persona en la red, aquí sólo quiero reflejar algunas cuestiones:

 

¿Cuál ha sido la educación de esta persona?

Sus credenciales son de instituciones académicas no acreditadas de USA, entre ellas la East Peoria Community High School (Illinois). En 1980 empezó a enseñar en escuelas baptistas para las cuales no son necesarias credenciales académicas. En 1988 y 1991 recibió el grado de master y un doctorado respectivamente, por la Patriot University de Colorado Springs (llamada ahora Patriot Bible University en Del Norte, Colorado que ya no ofrece ese programa de doctorado). Si alguien quiere conocer la categoría de esa institución y alucinar un poco con sus “formidables instalaciones” puede visitarla en http://en.wikipedia.org/wiki/Patriot_Bible_University). Por si esto fuera poco, la calidad de la tesis doctoral de Hovind es muy baja, está incompleta, mal escrita, con errores ortográficos y con ideas no originales. Esto puede dar una idea de su preparación académica para valorar cualquier teoría científica.

 

¿Qué es la Hovind Theory?

Es la visión personal dentro del pensamiento creacionista, cosa que le ha provocado enfrentamientos incluso con otros creacionista como los que apoyan Answers in Genesis. En general Hovind es un creacionista de la Tierra joven, pero con algunas diferencias: piensa que (i) un meteoro de hielo explotó en el espacio, una parte de esta explosión provocó el diluvio, otra parte fue responsable de los cráteres de impacto de la Luna y el resto del hielo formó los casquetes polares de la Tierra, (ii) el hielo caído sobre la Tierra rompió la corteza que liberó fuentes de agua de las profundices, (iii) en los primeros meses de la inundación los animales y plantas muertos fueron enterrados dando lugar al petróleo, (iv) el Gran Cañon fue formado en ese período durante un par de semanas y otras cuantas paridas en las que no quiero perder más tiempo. Es una pena que este hombre no sea escritor, como guionista de películas de ciencia ficción de serie B no tiene precio.

 

¿Pero alguien le hace caso?

Lo triste es que sí, mucha gente. De hecho sus ideas pseudocientíficas han sido publicadas en el controvertido Chick Traces, un comic antievolucionista con los que intenta captar a los fundamentalistas cristianos. No sé cuantos habrá reclutado de esa forma, pero lo desde luego sus seguidores se cuentan por miles.

 

¿Todo por el evangelio?

Bueno, pues no del todo. De hecho detrás de esto hay un gran negocio. En el año 2001 Hovind promocionó su Dinosaur Adventure Land (http://www.dinosauradventureland.com ), un parque temático de la Tierra joven localizado en Pensacola, Florida. En él (al igual que en el museo del creacionismo abierto hace poco) se muestra la coexistencia de humanos y dinosaurios, así como una descripción del monstruo del lago Ness. Incluso se presentaba la idea de que posiblemente los pequeños dinosaurios todavía podían encontrarse en la Tierra. Este “Dino Park” empezó a comercializar vídeos, libros, réplicas de fósiles, etc. de forma masiva.  Pero no todo el negocio debía de ser tan transparente cuando en el año 2007 fue encarcelado, con una sentencia de 10 años, por fraude fiscal. Quizá se olvidó aquí alguna parte del evangelio, o al menos de las leyes terrenales.

 

¿Puede ser aún peor?.

Hovind considera que la versión King James de la Biblia debe de ser tomada de forma literal. Por tanto todos los descubrimientos científicos deben de concordar con lo escrito en esa versión de la Biblia. Considera a la evolución una gran mentira, y una religión que debe de ser eliminada de los libros de texto. Por si todo esto fuera poco a Hovind se le puede considerar un “conspiranoico” con ideas del tipo: (i) el gobierno de USA trabaja para que no se encuentre una cura al cáncer, (ii) algunos OVNIs son experimentos de propulsión electrogravitacional de la fuerza aérea americana, mientras que otros son apariciones de Satanás, (iii) que enfermedades como el SIDA, enfermedad de Crohn, diabetes tipo I, etc han sido diseminadas por los gobiernos. Su pensamiento además es enfermizo: afirmó en un programa televisivo que el cráneo de Lucy fue encontrado muy lejos en distancia y profundidad de los demás restos, y bromeó diciendo que habría que encontrar el tren que golpeó a ese chimpancé. Fue informado por Donald Johanson de que eso era falso, que todos los restos fueron encontrados juntos,  y a pesar de que Hovind asintió recibiendo esa nueva información, siguió usando el mismo argumento en posteriores entrevistas.

 

¿Qué es la apuesta de los 250.000$?

Hovind, en su página web ofrece un cuarto de millón de dólares a aquel que le muestre una evidencia empírica (prueba científica) de la evolución. Cuando se consulta esa apuesta se puede observar que en realidad ofrece ese dinero no a quien presente una prueba sino a quien pruebe que: (i) el tiempo, el espacio y la materia iniciaron su existencia sin ayuda externa, (ii) los planetas y las estrellas se han formado a partir de polvo estelar, (iii) la materia generó vida por si misma, (iv) las formas vivas primitivas aprendieron a reproducirse por ellas mismas, (v) cambios drásticos ocurren entre diversas formas de vida (ej. reptiles a aves). Vamos, el origen del universo, de la vida y la macroevolución. Este sistema de apuesta ni siquiera es original, y mucho me temo que si alguien le suministra una de esas pruebas la desdeñará rápidamente mirando hacia otro lado. Tenemos un antecedente: hacia 1850 un tal John Hampden, un fundamentalista que opinaba que la Tierra era plana, prometió 500 libras (una gran suma en la época) a quien le demostrase que la Tierra no era plana. Wallace, uno de los precursores de la idea de selección natural, era topógrafo y supo como demostrarlo. Escogió un lago galés de 9 kilómetros provisto de un puente en un extremo y un dique en el otro. Pintó una marca en el puente a 1,80 metros de la superficie del agua, colocó un catalejo a la misma altura del dique, y a la mitad de la distancia entre ambos situó una estaca con una señal a la misma altura sobre el agua que la del puente. La estaca en posición intermedia, no apareció alineada con la marca del puente cuando se la miraba a través del catalejo, prueba de que la superficie del agua se curvaba por efecto de la curvatura terrestre. En una clara muestra del talante fundamentalista, Hampden, lejos de asumir su derrota, cubrió a Wallace de vilipendios y acciones judiciales, lo que le acarreó diversas condenas de reclusión por sus difamaciones. Pese a todo, a lo largo de tres lustros acosó a Wallace reclamándole la cuantía del premio y las costas judiciales de sus pleitos.

 

Y la postura de muchos fundamentalistas es la misma, pese al paso del tiempo. Hay que recordar las palabras de Lutero: “toda la verdad digna de ser conocida ha de alcanzarse interpretando literalmente los textos sagrados”. Así condenó a los copernicanos porque “pretenden subvertir toda la ciencia astronómica, pero las Sagradas Escrituras nos dicen que Josué ordenó al Sol, y no a la Tierra, que detuviera su marcha”. De hecho en 1634 el jesuita Melchor Inchofer afirmó: “de todas las herejías, la del movimiento de la Tierra es la más abominable, la más perniciosa y las escandalosa”. La inmovilidad de la Tierra es tres veces sagrada; sería antes tolerable discutir la inmortalidad del alma, la existencia de Dios o la encarnación que la inmovilidad de la Tierra”.

 

Antes le tocó a la astronomía, hoy ya nadie en su sano juicio discute el movimiento de la Tierra. Ahora le toca a la teoría de la evolución, tendremos que incrementar el número de toneladas de pruebas a su favor para que la mayoría de los fundamentalistas la acepten. Algunos nunca lo harán, de hecho todavía hay quien piensa que la Tierra es plana (http://www.alaska.net/~clund/e_djublonskopf/Flatearthsociety.htm), pero si conseguimos enseñar la ciencia de una forma correcta a los estudiantes la eliminaremos de la lista de teorías malditas para una parte de la población.