jump to navigation

Tergiversación: una de las especialidades de los creacionistas mayo 15, 2008

Posted by Manuel in ciencia, creacionismo, diseño inteligente, escepticismo, evolucion, religión.
Tags: , ,
trackback

Jolimu, hace mucho tiempo me dedicó un artículo en su blog. Hoy, en agradecimiento le dedico yo otro.

Hace poco publiqué aquí algunas de las razones que esgrimen los creacionistas de la Tierra joven (YEC) como presuntas pruebas que refutan la teoría de la evolución (T.E.) (https://oldearth.wordpress.com/2008/04/29/10-razones-para-no-ser-creacionista/). Es inútil que os las aprendais, si debatís con algún YEC os volverán a esgrimir esas mismas razones e ignorarán vuestros argumentos. Es más, seguro que si algún día se encuentran en el otro mundo con Dios, y éste les dice: ¿pero hombre cómo voy a crear algo tan complejo en sólo 6 días?, también le esgrimirán las mismas razones 😉

Bromas aparte, es asunto es serio, porque el debate con los YEC nunca es limpio y jamás se puede ganar por muchas pruebas que aportes, ellos lo saben. El símil de R. Shapiro del combate con guantes a control remoto es muy acertado. Cuando los acorralas, ya no están, cambian de tema, te insultan o simplemente se desvanecen sin darte oportunidad de réplica.

¿Qué herramientas usan en sus debates?. Muchas y muy diversas. Aunque la básica es que falsean y tergiversan resultados, la forma de hacerlo es muy variada, de ahí que no sea fácil el debate, al menos hasta que vas tomando experiencia. Y siempre te sorprenden. El otro día me enteré de que un geólogo YEC publicaba artículos acerca del Pérmico (época que aconteció hace más de 200 millones de años) en revistas científicas, mientras que escribía artículos sobre la Tierra de menos de 6.000 años en revistas YEC (llamando mentirosos a sus compañeros de profesión). Esa es su doble moral.

Una de sus estrategias favoritas es la de citar a medias, cortar declaraciones para quedarse con lo que les interesa. Su estilo sería como si un médico que le dice al paciente: “usted tiene gripe, podría receptarle antibióticos (..)” y en ese momento corta la frase y sale corriendo a la farmacia. Luego al no sentirse mejor puede despotricar contra la mala praxis médica. Claro que la frase acaba con un “(…) pero no serviría para nada, ya que la gripe la provoca un virus. Mejor tome analgésicos”. Pero ellos ya no están se han trasladado a la sala de críticas.

Esta estrategia es muy antigua la vienen usando desde que se leyeron por vez primera “El origen de las especies” de Charles Darwin. Igual no hace tanto de eso. O igual sí a juzgar por la bibliografía que usan, pocos artículos encontrareis en sus citas de después de 1995, hace ya más de 10 años, mucho tiempo para lo rápido que se avanza en ciencia.

Una de sus manipulaciones favoritas era sobre el propio Darwin cuando éste dijo:

“Suponer que el ojo, con todos sus inimitables artificios para ajustar el foco a distintas distancias, para admitir distintas cantidades de luz y para la corrección de la aberración esférica y cromática, pudo haberse formado por selección natural parece, lo confieso libremente, absurdo de todo punto”.

A los YEC se les cae la baba con esta frase, pero se olvidan intencionadamente de la segunda parte:

“Y sin embargo la razón me dice que, si puede mostrarse que existen numerosas gradaciones desde un ojo perfecto y complejo a uno muy imperfecto y simple, siendo cada grado útil para su poseedor, si además el ojo varía ligeramente, y las variaciones son heredadas, lo cual ocurre ciertamente, y si alguna variación o modificación en el órgano ha de ser útil para un animal bajo condiciones cambiantes de vida, entonces, aunque insuperable por nuestra imaginación, la dificultad para creer que un ojo perfecto y complejo pueda haber sido formado por selección natural apenas puede considerarse real”.

¿A qué gusta menos a los YEC?. No es que Darwin lo aclarase unos años después para corregirse, no. Lo dice en el mismo párrafo, en la misma obra y por tanto en el mismo momento. Ya se han encontrado todos esos pasos intermedios en la evolución del ojo. No me voy a extender en exponerlos con profundidad, ya que un buen YEC no se molesta en estudias las evidencias. Si hay alguna excepción entre los lectores puede encontrar lo que digo en la evolución del ojo de los moluscos, o en la razón 5 del artículo del día 29 de abril de este blog.

Una persona especialmente maltratada y tergiversada por los YEC ha sido Jay Gould, persona que disfrutaba de las reflexiones en voz alta y de los “brainstorming” intelectuales antes de exponer el concepto que quería transmitir. Si le corta su reflexión a la mitad carece por completo de sentido (recordemos de nuevo la frase del buen doctor y la gripe). Jay Gould expone perfectamente en su obra “Ciencia versus religión, un falso conflicto” que no existe ningún problema en ser profundamente creyente y aceptar la T.E. Pero para marcar muy bien lo que piensa de los YEC afirma:

“(…) creen que la Biblia ha de ser literalmente cierta, que la Tierra no puede tener más de diez mil años de antigüedad, y que Dios creó a todas las especies, por separado y ex nihilo, en seis días de 24 horas. A continuación esta gente exhibe una forma de arrogancia extrema (o quizás sólo sea ignorancia) al extender estas afirmaciones factuales, marginales y desacreditadas desde hace mucho tiempo, a todo el ámbito de la “religión”.

Por si aún queda alguna duda Jay Gould testificó en el juicio de Arkansas en diciembre de 1981, contra la enseñanza del creacionismo en clase de ciencias. De hecho, sobre ese aspecto opinaba: “supongo que las manzanas podrían empezar a flotar mañana, pero semejante posibilidad no merece igual tiempo de dedicación en las clases de Física”.

Roger Lewin tampoco se ha librado de ser malinterpretado. En esta ocasión con motivo de la relación de la T.E. con la termodinámica. Así el párrafo:

“One problem biologists have faced is the apparent contradiction by evolution of the second law of thermodynamics. Systems should decay through time, giving less, not more, order”.

suena contradictorio con la carrera de R. Lewin, una persona con gran cantidad de artículos publicados acerca de la evolución. Pero claro está cortada. En Science (Jolimu no haga como que busca, aquí está la cita: Lewin, R. (1982) A downward slope to greater diversity. Science 217: 1239) podemos leer lo que queda:

“One legitimate response to this challenge is that life on earth is an open system with respect to energy and therefore the process of evolution sidesteps the law’s demands for increasing disorder with time”.

¿Cómo cambia la cosa verdad?. Los YEC se olvidan de incluir al Sol en su sistema, se olvidan que no pueden poner una burbuja a su antojo a la biosfera, porque en la biosfera entra una cantidad enorme de energía que permite que ésta se mantenga. Si no llegara energía solar, aparte de la caída de temperatura, no habría fotosíntesis y muy pocos organismos vivos sobrevivirían (algunos quimiolitrotrofos, que pueden obtener energía de minerales, quizás), pero nosotros desde luego no. Ante esa respuesta algunos te argumenta, que bueno, que quizás sea un sistema semicerrado. Pués no, es abierto, la biosfera absorbe energía, pero también cede energía, al espacio escapa radiación desde nuestro planeta, e incluso el albedo de la Tierra ha variado por culpa de los seres vivos. Para el Sol, esa cantidad es ridícula, pero la cantidad de energía también es ridícula comparada con la que cada día produce en su gigante “reactor interno”. Esto lo sabe todo aquel que ha estudiado un poquito de física.

El propio Jay Gould nos muestra el camino por el que entre ciencia y religión no debería de haber conflicto:

“la ciencia intenta documentar el carácter objetivo del mundo natural y desarrollar teorías que coordinen y expliquen tales hechos. La religión, en cambio, opera en el reino igualmente importante, pero absolutamente distinto, de los fines, los significados y los valores humanos, que el dominio objetivo de la ciencia podría iluminar, pero nunca resolver”.

El YEC es un movimiento en el sentido opuesto, representan un juego de poder por parte de fanáticos formalmente aliados a un solo bando, que intentan imponer sus puntos de vista idiosincrásicos y decididamente minoritarios sobre el magisterio del otro bando.

Anuncios

Comentarios

1. kikoprieto - mayo 16, 2008

Me sigo quedando con la certeza de que el primer evolucionsita fue Aristóteles, creo que confundes la idea de ser en acto con la de inmovilismo. No es cierto, no se identifican. Como ya te dije lo que mueve al movimiento no es, en Aristóteles, el azar. Es la causa final, que creo que en todo ser vivo es su perfección.
Parece claro, los hombres para ser mejores cambiamos, evolucionamos tanto somáticamente como psicológicamente (moralmente y cognitivamente).
En las plantas y los animales inferiores se da una evolución genética, de la especie (porque la finalidad repara en el conjunto), las moscas evolucionarán, si para lograr sus fines específicos (alimentarse y reproducirse) reciben in-puts que les impidan finalizarse.
Los animales superiores, el mono… (los del zoo, vamos) pueden tanto evolucionar somáticamente como psicológicamente (no pueden por el contrario evolucionar moralmente ni cognitivamente, salvo que el hombre se meta y adiestre (pero no es propiamente una evolución de la especie.
Y creo que no hay ningun pero en que las especies hayan sido dotadas del ser (acto de crear) y que no esté finalizadas, quiero decir, que lo inherente a su ser sea fijo,pero su modo de obrar se tenga que concretar. Por mucho que evolucione una mosca o incluso los genes de una mosca, siempre tendrá la necesiodad de alimentarse y de reproducirse. Lo que la evolución desarrolla es su modo concreto de hacerlo.

2. manuelabeledo - mayo 16, 2008

El concepto de evolución existía antes de Darwin, así que no es extraño que se pueda asociar con Aristóteles. La revolución darwinista vino de la aplicación del concepto a la biología y, concretamente, a la aparición de nuevas especies.

Por otra parte, la concepción aristotélica no tiene mucho que ver con la realidad. La perfección es algo inalcanzable y puntual en un organismo biológico. Por ejemplo, la presión del medio como motor de la selección natural es cambiante.

3. Manuel - mayo 16, 2008

Kiko, no acabo de ver tu planteamiento. Hasta la época de Erasmus Darwin (abuelo de Charles) el concepto de evolución se restringía al espíritu, y se definía en alguno de los términos que describes. C. Darwin y Wallace lo fijaron a las especies biológicas, con los componentes de la selección natural (proceso no azaroso) y de ancestro común. Llevarlo más allá entra dentro de la filosofía. Y algunas líneas de tu texto incluso me ha recordado el lamarckismo.

Un cordial saludo

4. kikoprieto - mayo 16, 2008

“La perfección es algo inalcanzable y puntual en un organismo biológico. Por ejemplo, la presión del medio como motor de la selección natural es cambiante.”
Claro, pero lo que motiva a su perfección, la prevalencia de la especie y su propagación no cambia. Dices que la presión del medio es fluctuante, sin embargo el “motus” (motivo) del cambio será siempre el mismo (en química creo que ese principio tiene un nombre, que ahora no me sale) algo así como que en determinadas condiciones de P y T un esquilibrio se desplaza hacia la obtencion de moles del producto gaseoso (ahora que lo veo me suena raro, si me lo corriges, quizás ilustres algo lo que quiero decir), da más o menos igual qué sea lo que ha cambiado, la clave es qué cosas fundamentales ha de hacer, y para ello, evolución (hacerse mejor para hacer más, a esto los hombres lo llamamos virtud).

5. manuelabeledo - mayo 16, 2008

Hombre, es que para ti la perfección respecto al medio es una finalidad, mientras que para mí el medio es el causante de la adecuación de los organismos. Finalidad versus causalidad.

6. Manuel - mayo 16, 2008

Kiko, creo que te refieres a la ley de Gay-Lussac.

Yo esto lo veo de otro modo, la pretendida perfección no existe desde el punto de vista biológico, existe la mejor adaptación al medio en el que se vive. Y a veces es mejor una adaptación laxa.

Por ejemplo se puede estar maravillosamente adaptado a crecer a 30ºC (pretendida perfección) y tener un fitness mucho mejor que otro que crece como puede a esa temperatura, pero también crece como puede de 20 a 42ºC. Si la T cambia de golpe, el pretendidamente perfecto a 30ºC se va al carajo, y se acabó su evolución, sin embargo el otro organismo sobrevive y transmite su genes a la descendencia. La generación de ambas adaptaciones es azarosa, viene de mutaciones, la selección sin embargo no se produce al azar.

Los organismos no buscan virtud, buscan sobrevivir y transmitir sus genes, y para ello hay muchas estrategias diferentes, ¿todas son perfectas?.

7. Manuel - mayo 16, 2008

A todo esto, y sin ánimo de censurar futuras réplicas, no veo la relación entre el tema de este debate y el del artículo donde se está llevando a cabo (Tergiversación: una de las especialidades de los creacionistas).

8. kikoprieto - mayo 16, 2008

En 7 tienes razón (salvo que en el fondo se trata de hablar de evolución y creación).
Yo, no sé vosotros, prefiero una compaginación de la evolución y la creación. Vamos que la Biblia está fenomenal para hacer un rato de oración o para hablar de moral, pero para hablar de ciencia no es la mejor fuente ni mucho menos.

Respecto a aquello que decias de que los organismos no buscan la virtud y si la perfección no se alcanza y que existen muchas estratégias; bueno, creo que seguimos hablando de cosas distintas. Entiendo que la evolución no cesa nunca, porque los estímulos que la originan tampoco. En ese sentido rechazo la tesis inmovilista.
La idea de virtud es básicamente antropocentrica, solo vale al hombre; inicialmente porque es el único ser cuyas finalidades no vienen con la genética. Te paso un artículo al respecto, es de antropología, pero algo ilustra sobre la estructura humana: (villanueva es mi universidad, estudio 1º magisterio, antes estudié Ingeniería Química)
http://cb.villanueva.edu/villanueva/NORMAL/INFORMACION/EDUCACIÓN%20PRIMARIA/APUNTES%20Y%20DOCUMENTOS%20DE%20LAS%20ASIGNATURAS/1º%20CURSO/ANTROPOLOGÍA%20EDUCATIVA%20I/Tema%201.%20La%20educación%20de%20un%20ser%20biológicamente%20inviable.pdf

Aún si no quieres linkar el documento, te expongo algunas ideas que trata:
-Así, mientras el animal capta del exterior sólo aquellos estímulos que son relevantes para su autoconservación, la capacidad de percepciones en el hombre es potencialmente infinita. Es decir, el medio en el que se desenvuelve el animal es restringido. Son muy pocos los estímulos que le llegan, ya que todos aquellos que no son relativos a su organismo son filtrados de modo que le resultan irrelevantes.
2. El animal tiene una dotación cognoscitiva muy simple y primitiva. De la realidad externa el animal sólo conoce las cosas en cuanto son para él nocivas o convenientes, y por supuesto
esta valoración le viene dada por el instinto. En cambio, el hombre conoce la realidad
independientemente de su situación orgánica y su estimación va más allá de la conveniencia concreta [por ejemplo el animal sólo conoce el agua en cuanto le sacia la sed].
3. Por último, el animal se rige por unas pautas de funcionamiento muy rígidas de modo que la correspondencia entre estímulo y respuesta es, en algunos casos, una relación biunívoca y, en otros, algo más amplia a pesar de que el número de sus respuestas es limitado. En cambio, el hombre —en su comportamiento— no sigue ninguna pauta de conducta prefijada por su naturaleza y tampoco responde de un modo autómata ante los diversos estímulos. Ya hemos visto que su conducta está principiada por el conocimiento, de tal modo que es cada hombre y en cada circunstancia quien debe proyectar su modo de actuar; hasta el punto de que no es posible saber de antemano las reacciones de otros hombres. La
conducta humana es totalmente impredecible.

El hombre es un determinado tipo de ser vivo, las facultades se delimitan por sus operaciones y estas por sus objetos. Lo que hacemos sigue a lo que somos, pero es evidente que gran parte de lo que hacemos limita lo que somos, es una relación bi-unívoca. De izquierda a derecha…

9. kikoprieto - mayo 16, 2008

y viceversa…

10. Manuel - mayo 16, 2008

Kiko, la TE se centra en evolución de todas las especies, hombres incluídos. Ya hemos (los humanos) escapado de la selección natural o estamos en camino de hacerlo, ese factor tiene poca relevancia en nuestra especie.
La variación en las especies se produce a nivel molecular, y de forma no predecible. No es que ellas “quieran” algo, es que “ocurre” algo. Las cosas pasan porque hay una serie de leyes en la naturaleza que hacen que pasen y éstas son independiente a nuestra presencia.

Para tí, la evolución ¿sigue caminos similares a los descritos por T. de Chardin, hacia una perfección o hacia un lugar de encuentro?. Para mí no tiene sentido hablar de dirección de la evolución (https://oldearth.wordpress.com/2008/04/28/%c2%bfhacia-donde-nos-lleva-la-evolucion/)

Un saludo

11. pauloarieu - mayo 16, 2008

. kikoprieto : el enlace no abre,podrias enviamelo a mi correo,please
pauloarieu@hotmail.com
Gracias!!!

12. kikoprieto - mayo 16, 2008

Manuel, dices que la evolución no sigue un camino o fin determinado, sino que simplemente “sucede”, “acontece”.
!Igual que existir¡ Sucede. Precisamente lo que mueve a los seres vivos es su existir, su perpetrarse en la especie, su supervivencia. Entiendo que esto les viene totalmente predestinado, su perpetrarse en la especie.
La cuestión interesante al respecto es si su perpetrarse en la especie (lucha darwiniana) es en cierto sentido un tipo de naturaleza, común a todo ser vivo.

Respecto a la cuestión de la evolución humana, entiendo que no es del todo seguro que tal evolución haya terminado, sin ir más lejos, hay partes del cuerpo que literalmente sirven para muy poco (aunque quizás por eso la genética las deja ahí).
Si has leido el documento, el hombre genéticamente es el animal más debil que existe, no vuela, no tiene garras, ni dientes aflados, no nada bien, si se descuida tropieza con facilidad, es lento, vamos que si no es por algo llamado educación na de na, vamos que la inteligencia y la voluntad son cruciales para el hombre. Y ahí es donde la creación (al menos del alma, aquello que nos distingüe de los animales) es fundamental.
Mi pregunta, ya que adviertes con facilidad que el hombre está evolucionado, es ¿cómo surge la inteligencia y la voluntad en un ser tan mísero e invialble biológicamente?

13. Manuel - mayo 16, 2008

Ah, Kiko, qué buena pregunta!, ¿qué nos diferencia del resto de especies?. ¿Podremos sacar esa información al comparar el genoma humano con el del chimpancé?. Aún no hay respuesta para eso. Una de las claves del S.XXI, desde mi punto de vista, es que entendamos cómo funciona el cerebro. Ahí reside nuestra humanidad. Ya sé que tú piensas más en el alma. Pero, parafraseando a Punset, ¿y si el alma está en el cerebro?.

Los humanos no estamos tan mal, nuestros antepasados sobrevivieron en las cavernas a duras condiciones climatológicas. Su capacidad para usar herramientas fue clave.

Y coincido contigo, no está claro del todo que la evolución humana haya acabado. Hemos eliminado la selección natural, pero las mutaciones se siguen produciendo y no somos capaces ni de predecir ni de entender todos los procesos naturales. ¿Habrá algún tipo de selección que no somos capaces de detectar?. Nada fácil de contestar teniendo en cuenta que estos procesos se miden en miles de años.

14. Gonn - mayo 16, 2008

Buenas,

kiko dice:
“Mi pregunta, ya que adviertes con facilidad que el hombre está evolucionado, es ¿cómo surge la inteligencia y la voluntad en un ser tan mísero e invialble biológicamente?”

Surge a través de lo que se denomina selección natural. En el ambiente en el que crecieron y se desarrollaron nuestros antepasados desde el Austrolopithecus hasta el Homo sapiens, se fueron seleccionando aquellos que aumentaron su inteligencia y esto les confería una ventaja adaptativa frente al resto de individuos. Las ventajas que da la inteligencia son claras: manipular objetos con un fin, fabricar herramientas, desarrollar un lenguaje que permita la comunicación, la capacidad de abstracción… Estas características confieren una serie de ventajas, pero únicamente en las condiciones ambientales en las que se produjeron. Si dichas condiciones hubieran sido otras probablemente las ventajas adaptativas habrían sido otras.

En cuanto a la evolución actual del hombre pues parece que nos hemos desligado de la selección natural. Sin embargo, ahora nos vemos sometidos a lo que se denomina “memes” o patrones de selección cultural. Hoy día son los patrones culturales los que se heredan de unas generaciones a otras. Pero esta evolución es mucho más rápida ya que puede ser de carácter lamarckiano. Pero esto es meterse en otro tema.

Saludos,
Gonn

15. kikoprieto - mayo 17, 2008

A donde yo pretendía llegar es a eso que en divulgación científica se llama el “eslabón perdido”, vamos, que siguiendo la escala filogenética del hombre hay un salto. Desde el desarrollo de una alimentación rica en proteinas (carnes) que agrandase el cerebro y así surgiera el pensamiento o el lenguaje (o ambas a la vez) (aquí hay una más que posible pregunta), vamos, que si nuestra inteligencia, podemos decir que es superior a la del resto de los animales es por algo.
Y simplemente, no entiendo cómo es posible que la evolución genética del hombre haya cesado, que el entorno natural ya no nos afecte, ¿quiere eso ,quizás, decir que hemos tocado fin al respecto?
Si es en efecto nuestro acabamiento genético, ¿es posible entonces que algo condicione que no cambiemos más, que no evolucionemos?
¿será posible que determinadas especies de animales superiores (tiburones, cocodrilos, algunos peces, y otros mamíferos grandes) también hayan finalizado el viaje de la evolución?
Son unos interrogantes peculiares, que si lo veis desde el punto de vista de un estudiante de ESO o Bachillerato (12-18 años), os aseguro que de alguna manera se hará estas preguntas, y ya no os cuento si se trata de Primaria, en el supuesto de que se den algunas pinceladas de biología, porque con la sociedad de la comunicación, tendremos que adelantar algunos conocimientos, y adaptarlos a las mentes activas de las nuevas generaciones (esto es más psicología educativa que otra cosa).

16. kikoprieto - mayo 17, 2008

Acabo de leer del todo los comentarios, planteas la siguiente cuestión ¿y si el alma está en el cerebro?
Hay una argumentación fácil para concluir que no está en el cerebro:

¿qué es el hombre? ¿cuál es su estructura psíquica? ¿cuáles son las funciones del hombre?
El hombre es un determinado tipo de ser vivo. Sus facultades se delimitan por sus operaciones y estas a su vez por sus obejetos.
Primera facultad:
Objeto: el color, p.e. el rojo en tanto que visto. Las cosas tienen un color (el espectro de emisión correspondiente al la luz visible), pero al verlas no nos volvemos rojo, por tanto distingo entre objeto conocido y cosa. (si lo miras de esta manera, se entiende que hay una gran cantidad de cosas que no conocemos, pero que el hecho de que no las conozcamos (ahora) no significa que no existan, vease: otros planetas habitable, seres vivos extra-terraqueos (no me gusta extraterrestres, parece que son con antenitas y negros) )

Operación: Ver, conjunto de operacione que realiza el ojo para conocer los colores
Facultad: Vista.
Y así los otros 6 sentidos (los cuatro típicos + la autopercepción del propio estado físico (dirás que es el tacto, pero creo que cuando me duele la cabeza, siento el dolor pero no toco nada; puede haber otras sensaciones que acompañan este dolor) y la percepción del movimiento (lo que llamamos la inclinación, o orientación; que suele situarse entre las orejas, pero creo que no es función, cometido de ellas)

Pordría seguir, (habrás visto que cada facultad tiene su organo, su sustrato somático (vista–> ojo, tacto–> piel (los sensores de la piel, que detectan la temperatura)etc); pero simplemente enuncio el conjuto de facultades del hombre y lo que entiendo que son:

Percepción: Operación que consiste en agrupar las sensaciones aisladas y dotarlas de un sentido, es propio al hilo de la anterior aclaración, del cerebelo y la parte inferior del cerebro.

Imaginación: facultad operativa del hombre que permite captar espacio-temporalmente la realidad. Sobretodo espacialmente, permite la representación, es la vulgarmente llamada “visión espacial”, yo la situo en el emisferio derecho del cerebro (así se entiende que los zurdos, que tienen la lateralidad cambiada, sean grandes creativos, y tengan una gran visión espacial)

Memoria: facultad que permite traer al presente cosas percibidas en el pasado, y tenerlas como presentes. La situo quizás en el emisferio izquierdo (quizás no, no soy médico, pero algo he oido y estudiado, asistí a varias conferencias del profesor Gimenez Amaya, catedrático de Neurología de la Universidad de Navarra)

La estimativa (en el hombre se llama cogitativa), es lo que hace que se nos presente algo como bueno o malo en sentido subjetivo, (algo bueno-para-mi), no sabría situarlo en el cerebro, quizás a medio camino entre el lóbulo izquierdo y el derecho.

El apetito: Pudiera parecerse a la voluntad, sin embargo atiende a las inclianciones naturales del hombre, apetece algo de comer cuando hay hambre, de beber cuando hay sed, y así… Cada organo (estómago, musculos (necesidad de descanso)) sugiere al cerebro que algo debe hacerse para cubrir esa necesidad.

Luego entramos en una cuestión clave:
La inteligencia, curioso es que para describir la inteligencia hay algunos adjetivos: indefinida (podemos pensar de todo y sobre todo), ilimitada (podemos pensar siempre que queramos, es más incluso si no queremos, pensamos),no necesita de un sustrato objetual, sino que todo le es objetivable, todo le es conocible.
Concluyo a mi modo de ver que el alma (entedido este como principio vital del hombre, lo que hace que esté configurado de un determiando modo) no está en el cerebro.
Mira con un simple ejemplo creo que te lo haré ver:
Cuando golpeamos a una persona, la golpeamos por entero, no golpeamos a la cabeza o al brazo de tal, sino que a toda la persona, lo que hace que sea a esa persona es lo que llamamos alma.

17. Gonn - mayo 17, 2008

Hola kiko,

Preguntas:
“Y simplemente, no entiendo cómo es posible que la evolución genética del hombre haya cesado, que el entorno natural ya no nos afecte, ¿quiere eso ,quizás, decir que hemos tocado fin al respecto?”

La inteligencia nos ha permitido incrementar de forma desmedida nuestra capacidad de adaptación. Podemos nadar bajo el agua o descender 4000 metros, volar a 10000 metros de altura, controlar la temperatura en nuestro entorno (casas, oficinas, supermercados…), comunicarnos a miles de km de distancia… bueno, la lista es infinita. Esto hace que nos aislemos de las condiciones ambientales, que son las que ejercen una presión de selección y darían lugar a que se seleccionaran un determinado tipo de individuos. Se que esto es quizás algo lioso así que te lo muestro con un ejemplo: actualmente, cuando somos pequeños nos ponen una serie de vacunas para evitar determinadas enfermedades. Esto habría sido imposible sin la inteligencia. De esta forma, tanto los niños con una resistencia innata a esas enfermedades, como aquellos que habrían muerto de no ser por la vacuna, crecen y se reproducen de igual forma, transmitiendo sus genes a la siguiente generación. No hay selección de los más aptos, todos transmiten sus genes. Esto es extensible a personas que nacen con una determinada enfermedad o con cierta predisposición a sufrir algún tipo de dolencia.
Como puedes ver, esto consecuencia única y exclusivamente de la inteligencia. No estamos totalmente desligados de la selección natural, ya que no somos capaces de curar todas las enfermedades del mundo, pero estamos mucho más desligados que el resto de animales.

Los demás animales siguen siendo “esclavos” de la selección natural. Los más aptos sobreviven y transmiten sus genes. Los demás se quedan por el camino.

kiko dice:
“¿es posible entonces que algo condicione que no cambiemos más, que no evolucionemos?”

No evolucionamos mediante el mecanismo de la selección natural. ¿A qué te refieres cuando dices “que no cambiemos más”? ¿Físicamente, mentalmente…?

En cuanto a tu apreciación sobre los estudiantes, visto como está el plan de estudios actualmente dudo que se pregunten siquiera qué es una célula. Estoy de acuerdo en que es de vital importancia que los alumnos tengan claros estos conceptos. Pero más importante me parece que adquieran la capacidad de razonar críticamente, de saber establecer un criterio y de entender cómo funciona el método científico. Hoy en día, con el maravilloso invento de internet, toda la información está al alcance, pero TODA. Y hace falta tener una gran capacidad crítica para saber discriminar en todos estas toneladas de bytes.

Saludos,
Gonn


Sorry comments are closed for this entry

A %d blogueros les gusta esto: