jump to navigation

Escepticismo y poder mayo 16, 2008

Posted by Manuel in ciencia, creacionismo, diseño inteligente, educación, evolucion, religión, sociedad.
Tags: , ,
comments closed

Os dejo con una frase que me gustó especialmente la primera vez que la leí. Creo que expresa muy bien por qué a veces se pueden tener problemas por dudar de las cosas:

“El escepticismo tiene por función ser peligroso. Es un desafío a las instituciones establecidas. Si enseñamos a todo el mundo, incluyendo por ejemplo a los estudiantes de educación secundaria, unos hábitos de pensamiento escéptico, probablemente no limitarán su escepticismo a los ovnis, los anuncios de aspirinas y los profetas. Quizá empezarán a hacer preguntas importantes sobre las instituciones económicas, sociales, políticas o religiosas. Quizá desafiarán las opiniones de los que están en el poder. ¿Dónde estaremos entonces?”

El mundo y sus demonios. Carl Sagan

Claro que el propio Sagan dejó muy claro que esto no hay que llevarlo al límite (por ejemplo a las conspiranoias) al afirmar: “Tengo la mente abierta, pero no tanto como para que se me caiga el cerebro”.

Pasad buen fin de semana y sed buenos

Anuncios

De Piltdown a Australia: un fraude y una evidencia (II) mayo 16, 2008

Posted by Manuel in ciencia, creacionismo, diseño inteligente.
Tags: , ,
comments closed

Cuando el Doctor Shaw, del Museo de Historia Natural de Londres recibió, en 1797 la piel de un ornitorrinco pensó que se trataba de un fraude. No era posible pensar en la existencia de un animal con piel de topo, cola de castor, patas de rana, espolón de gallo, pico de pato y dientes. Lo que aún no sabían era que además se trataba de un mamífero que pone huevos. Este animal, a diferencia del hombre de Piltdown, no es ningún fraude, ningún humano ha tomado fragmentos de diferentes animales, los ha cosido y ha formando este curiosa y simpática criatura llamada ornitorrinco (Ornithorhynchus anatinus).
El ornitorrinco es un residente de lagos y ríos de Tasmania y Australia. Parece un animal al que la naturaleza armó con lo que le quedaba. Pero, estudiado a fondo, es un ser formidable. Es un animal excavador, construye, en la costa de los ríos, una madriguera que consta de una larga galería que se abre por encima y por debajo del nivel del agua y termina en una cámara bastante espaciosa tapizada de hierbas secas. En esta cámara es donde la hembra pone sus dos huevos que son blandos y compresibles. Al nacer las crías inmediatamente se introducen en un pliegue de la piel, especie de rudimento de bolsa marsupial donde se vierte la secreción láctica. Para hacer todo aún más confuso, los ornitorrincos poseen dientes de “leche” que pierden con la edad.

Su pico de pato, recubierto por una fina piel, es un elemento increíblemente útil para buscar alimento en el fondo fangoso de los ríos donde los ornitorrincos se alimentan de gusanos, larvas de insectos, camarones de agua dulce, caracoles inmaduros y pequeños peces y ranas. Una vez que se ha sumergido bajo el agua sus ojos, orejas y fosas nasales se cierran por lo que nada sin ver. Es ahí donde se pone en juego el aspecto más fantástico de este animal. El pico de los ornitorrincos posee electrorreceptores tan sensibles que pueden percibir el campo eléctrico generado por el ligero movimiento de la cola de un camarón a veinte centímetros de distancia. Sin duda alguna, un cazador extremadamente eficaz que aún hoy en día nos sigue sorprendiendo.

En esta semana se ha publicado en la revista Nature la secuencia del genoma del ornitorrinco (Warren et al. (2008), Genome analysis of the platypus reveals unique signatures of evolution. Nature 453:175-184).
Este genoma, al igual que el animal, es una amalgama de ancestros reptilianos mezcladas con características de mamífero. El cariotipo del ornitorrinco posee 53 cromosomas en los dos sexos, con unos pocos cromosomas grandes y muchos cromosomas pequeños, lo que recuerda los macro- y los microcromosomas de reptiles. Los ornitorrincos poseen múltiples cromosomas sexuales con alguna homología con el cromosoma Z de aves. Los machos tienen cinco cromosomas X y cinco cromosomas Y, segregando en la meiosis como 5X y 5Y. La determinación del sexo y la compensación génica de los cromosomas sexuales todavía está sin aclarar.

Otros aspectos interesantes del genoma son:
(i)genes que codifican para proteínas de las caseínas, que mapean en un cluster génico similar al humano. El ornitorrinco posee glándulas mamarias, produce leche, pero no posee pezones y la leche es derramada y chupada de los pelos empapados por las crías. Esto indica que el desarrollo del sistema de producción de leche apareció hace 166 millones de años.
(ii)los embriones se desarrollan dentro del útero durante 21 días, y luego son secretados como huevos del tamaño de una uña de pulgar. Después de 11 días de incubación aparece la cría que aún no tiene los órganos completamente formados. Como los marsupiales, las crías se han de desarrollar en el marsupio. Como otros mamíferos el ornitorrinco posee genes asociados al desarrollo del embrión, así como genes que codifican para proteínas implicadas en la formación del huevo, y que guardan identidad con otros presentes en aves.

Si estais interesados echadle un ojo a la publicación. Si Dios creó al ornitorrinco lo hizo con fragmentos que le sobraron tras acabar la creación del resto de animales. También se puede pensar que estamos ante un organismo que aún conserva muchas de las estructuras de sus ancestros, mostrándonos una de los caminos seguidos por la evolución. ¿No quieren los creacionistas organismos de transición?. Et voilà.