jump to navigation

¿Son los estadounidenses demasiado crédulos? junio 9, 2008

Posted by Manuel in ciencia, creacionismo, diseño inteligente, educación, escepticismo, evolucion, religión, sociedad.
Tags: , ,
trackback

Una señal inequivoca del amor a la verdad es no mantener ninguna proposición con mayor seguridad de la que garantizan las pruebas en las que se basa.

John Locke (1690)

No es nada fácil medir la credulidad o la capacidad crítica de una población. La clave es saber a qué nos atenemos para juzgar esta cualidad. Durante la redacción de artículos publicados en este blog me he sorprendido de la cantidad de datos científicos ignorados por los estadounidenses y que han sido sustituidos por pseudociencia o explicaciones religiosas. Así por ejemplo, la biodiversidad de este planeta no es explicada en términos evolutivos, más allá de las personas con amplios conocimientos científicos, sino que se explica como un evento asociado a una creación divina.

En España tampoco andamos atrás en creencias y pseudociencia. Así un periodista como Iker Jiménez es nacionalmente conocido, sus programas tienen elevados índices de audiencia e incluso ha llegado a editar una colección con explicaciones pseudocientíficas. No sé hasta que nivel Iker cree en lo que cuenta, o lo hace como simple divertimento, pero desde luego muchos de sus fans sí están convencidos en lo que argumenta y ven complots por todas partes. Otro ejemplo típico nacional son las apariciones marianas. Un pueblo que se precie debe de tener una virgen aparecida dentro de su término municipal. ¡Y no intentes mostrar escepticismo!. Aún recuerdo un programa de TVE en el que se mostraba como una presunta “virgen de la bola” no era más que una señora con un farolillo en mitad de la noche. Casi le pegan una paliza al que desmontó la estafa por “haber espantado a la virgen”.

La dosis de credulidad en España tampoco está mal, ¿entonces por qué decir que los habitantes de USA son más crédulos?. Pues no lo puedo afirmar categóricamente, pero lo que si tenemos de los USA son una estadísticas muy interesantes; datos recogidos por personas como Martin Gadner o Carl Sagan que han dedicado muchos años de sus vida a difundir la ciencia y defender el pensamiento crítico y el escepticismo.

Es en USA (aunque no solamente allí) donde han nacido muchas de las teorías conspiratorias que pululan por Internet:

  • las mejores teorías de la conspiración
  • las 10 mejores teorías de la conspiración
  • Según Carl Sagan en su libro “El mundo y sus demonios” más del 90% de los estadounidenses son analfabetos científicos (dato similar al de muchos países del tercer mundo), con lo que en muchas ocasiones las pseudociencias, las teorías conspiranoicas y las religiones rellenan las dudas que se plantean a diario los habitantes de ese país. Y cualquier explicación pseudocientífica tiene el terreno abonado para extenderse.

    Por ejemplo, el 45% de los estadounidenses piensan que humanos y dinosaurios coexistieron. Hasta el momento, una de las mejores fuentes bibliográficas de que eso fue así son los Picapiedra (The Flintstones). La ciencia ficción siempre ha jugado con dinosaurios supervivientes en reductos aislados (por ejemplo “El mundo perdido”). También hay que reconocer que los escoceses se lo han montado bien con su parque temático del lago Ness. Pero de ahí a afirmar la coexistencia de animales extinguidos hace 65 millones de años con humano media literalmente una eternidad.

    Los habitantes de los USA son los segundos por la cola en el ranking de apoyar la teoría de la evolución. Solamente son ganados por una gran potencia científica: Turquía. En su lugar apoyan conceptos religiosos tales como el creacionismo o el diseño inteligente. Esto está muy relacionado con sus orígenes protestantes (puritanos) y su particular forma de entender el Génesis. En otros artículos de este blog se ha discutido ampliamente sobre este tema. Lo indiscutible es que a su vez EEUU es la primera potencia científica del planeta, otra paradoja en este país tan dado a los contrastes.

    En torno a la carrera espacial también se montaron toda una serie de creencias que siguen vigentes en muchos casos: la no llegada a la Luna por parte de los humanos, la presencia de cohetes con cabezas nucleares de la antigua URSS en la Luna, la presencia de una gran civilización en la Luna cuya existencia ha sido silenciada, una gran cara en Marte esculpida mirando al cielo, canales marcianos para transportar agua, ciudades debajo de las nubes de Venus, las naves extraterrestres que escoltaban a los Apolo o las lucecitas luminosas que se veían alrededor del módulo espacial cuando éste abandonaba la Tierra. De nada sirvió que el astronauta John Glenn afirmara que esas luces eran pintura desprendida de la nave en su viaje. La ciencia vende poco en comparación con la pseudociencia.

    El Weekly Word News (WWN) es una publicación con una enorme audiencia que tiene titulares del tipo: “Sorprendente declaración de científicos soviéticos: se encuentran templos en ruinas en Marte. La sonda espacial descubre restos de una civilización de 50.000 años de antigüedad”. Todo en este titular es falso, ¿pero qué más da?. Hay mucha gente que se lo traga. Afortunadamente no toda, algunas personas lo compran como diversión (hay que reconocer que son imaginativos), pero otros no, otros piensan que existen verdaderas conspiraciones. Otro ejemplo es el titular. “Avance de la noticia del siglo censurada por la NASA por temor de agitación religiosa y depresiones. El descubrimiento de antiguas ruinas de extraterrestre en la Luna”. El propio editor jefe de este periódico, Sal Ivone, lo expone bien claro: “No descarto que sean producto de la imaginaciones activas. Pero, dado el tipo de periódico que hacemos, no tenemos por qué poner en duda una historia”. Desde luego el escepticismo no vende periódicos. Escritores que han desertado de este tipo de periodismo han descrito las sesiones “creativas” en las que escritores y editores se ponen a inventar historias y titulares sacados de la nada; cuanto más escandalosos mejor. ¿Hay que prohibir este tipo de publicaciones?. Por la buena salud de la libertad de expresión no debería de hacerse eso, en su lugar lo que hay que hacer es formar mejor a los ciudadanos, especialmente en lo que respeta al espíritu crítico de los mismo. Con una buena dosis de escepticismo en la población, el futuro de estas publicaciones quedaría arrinconado a la sección de humor del quiosco.

    El tema de los extraterrestres también es de lo más curioso: la mayoría de los americanos creen que nos visitan seres de otros planetas en OVNIs. En una encuesta Roper de 1992, el 18% de casi 6.000 adultos dijeron que a veces se despertaban paralizados, conscientes de la presencia de uno o más seres extraños en la habitación. Un 13% declara extraños episodios de tiempo perdido, y el 10% afirma haber volado por el aire sin asistencia mecánica. La encuesta no incluía la afición a las drogas entre las preguntas. Además, un amplio sector de la población afirma que somos el resultado de un programa de cría extraterrestre. Esto llama la atención ya que compartimos el 99.6% del genoma con los chimpancés, ¿también ellos han sido creados por extraterrestres?.

    No sé si la población de EEUU es más o menos crédula que la del resto del planeta, pero desde luego el escepticismo no está demasiado extendido. Es por ello que ideas absurdas y sin ninguna base científica se han extendido y se siguen extendiendo. Eso es debido fundamentalmente a la mala educación de sus habitantes, no tanto a nivel de conocimientos (que también) sino a la pobre dotación con las herramientas necesarias para que utilicen el pensamiento crítico. No se trata de formar personas que sean cínicos, que no crean en nada, sino de formar personas con capacidad analítica para saber cuándo estamos ante una chifladura o ante una hipótesis digna de ser tenida en cuenta.

    Anuncios

    Comentarios

    1. J.M.Hernández - junio 9, 2008

    Solo hay que echar un vistazo a la educación secundaria del país para encontrar causas dignas de investigación.

    Un pueblo que en sus años de formación se dedica a estudiar casi exclusivamente historia americana, para pasar el resto de su vida pegado a un televisor, produce este tipo de población.

    Solo las élites acceden a una educación de calidad, y encima, muchos centros superiores son regentados por instituciones evangélicas que siguen sesgando los planes de estudio.

    El resultado, un porcentaje muy bajo de gente muy bien formada y una inmensa mayoría de analfabetos funcionales.

    Ese es el peligro ante el cual nos enfrentamos aquí, la degeneración de la educación elemental y secundaria -más que la universitaria-. Elegir entre un modelo europeo y un modelo norteamericano debería ser algo elemental, pero desgraciadamente, aún estamos en ello.

    Saludos.

    2. Phosphoros - junio 9, 2008

    Hola
    Arqueología “Bíblica”, Astrología, Cazafantasmas, “Ciencia” Cristiana, Cientología, Creacionismo “Científico”, Criptozoología, Diseño Inteligente, Geología “Diluvial”, Homeopatía, Ovnilogía, etc…
    Saludos.

    3. J.M.Hernández - junio 9, 2008

    Joer Phosphoros, te has atragantado 😉

    4. pauloarieu - junio 9, 2008

    Los yankees son muy consumidores.Entre sus productos que consumen, la religión es uno mas.Se tragan cualquier religión que les caiga en ganas.menos un critianismo biblico bien enseñado,modrado, coherente. Esos si son homus religius a la potencia máxima. Si l analizara desde una postura evolucionista, diría , que el gen de la religion es el que mas ha mutado.
    Saludos

    5. Phosphoros - junio 10, 2008

    Hola
    Sí me atraganté, pero me olvidé un montón más. Paulo, ¿estás seguro que un Cristiano Bíblicamente Instruido no consume nada de la lista?.
    Saludos.

    6. pauloarieu - junio 10, 2008

    un Cristiano Bíblicamente Instruido no consume nada de la lista
    Un un Cristiano Bíblicamente mal instruido o muy desobediente si consume de la lista y mas aún tambien.
    Saludos

    7. Phosphoros - junio 10, 2008

    Joya, ¿estás seguro?…leé la lista denuevo.


    Sorry comments are closed for this entry

    A %d blogueros les gusta esto: