jump to navigation

PubMed se une al pastafarismo julio 17, 2008

Posted by Manuel in ateismo, ciencia, creacionismo, diseño inteligente, divulgación científica, educación, escepticismo, evolucion, humor, religión, sociedad.
Tags: ,
comments closed

El mayor buscador de Internet de literatura científica PubMed presenta en su diseño de portada una clara imagen del monstruo del spaghetti volador, uniéndose así de forma simbólica a la reinvindación de que la religión no debe de entrar en clase de ciencias.

¿Se debe de enseñar pastafarismo en clase de ciencias? julio 17, 2008

Posted by Manuel in ateismo, ciencia, creacionismo, diseño inteligente, educación, escepticismo, evolucion, historia de la ciencia, pastafarismo, religión.
Tags: , ,
comments closed

Después de la decisión tomada en Luisiana ya sólo queda recurrir al pastafarismo. Hay que enseñar las tres opciones

Aquí tenemos a la deidad del Monstruo del Spaghetti Volador a los Warhol.

El pastafarismo surge como una respuesta irónica a la petición de enseñar creacionismo (un tema religioso) en clase de ciencias naturales. Os dejo un resumen de lo que la wikipedia dice al respecto que ilustra bien la broma:

“El pastafarismo es una parodia de religión creada como respuesta a la decisión del Consejo de Educación del Estado de Kansas a finales de 2005 de permitir que se enseñe el diseño inteligente como una alternativa de la teoría científica de la evolución. Dicha decisión fue revocada en agosto de 2006. El pastafarismo es fundamentalmente una invención de Bobby Henderson, licenciado en física de la Universidad Estatal de Oregón, para demostrar irónicamente que no corresponde y es equivocado enseñar el diseño inteligente como teoría científica.

Esta “religión” se ha convertido, desde entonces, en un fenómeno de Internet que reúne a muchos “seguidores” del Monstruo de Espagueti Volador (o Flying Spaghetti Monster) que se llaman a sí mismos «pastafaris»

Hasta los años ochenta, las escuelas estadounidenses sólo podían impartir la doctrina teocéntrica del origen del universo (tal como se predica en la Biblia). Pero los tribunales federales empezaron a obligar a los colegios a que al menos dedicaran el mismo tiempo a la teoría de la evolución. Los grupos cristianos más fundamentalistas se rebelaron, pero para fines de los años noventa se impusieron completamente las tesis de enseñar solo las teorías científicas, al ser laicas y no dogmáticas.

En 2004 el Consejo de Educación del Estado de Kansas ordenó a las escuelas estatales que en las clases de biología dedicaran la misma cantidad de horas lectivas a la “teoría” del diseño inteligente y a la de la evolución; ya que según su parecer el diseño inteligente sí era una teoría científica (hecho que realmente es rechazado por la comunidad científica).

Fue así, como en junio de 2005, Bobby Henderson publicó una carta abierta protestando por esa norma arbitraria. Entonces pidió formalmente que el pastafarismo recibiera el mismo trato, al presentar «conjeturas lógicas basadas en “abrumadoras evidencias observables”»; al igual que las que proclamaba el diseño inteligente (o sea, la idea de que el universo fue creado por un Dios), con el objetivo de tratar de ser enseñado como teoría alternativa a la teoría de la evolución. Avisó que si no era así, «se verían forzados a proceder con acciones legales». Poco después, su sarcástica carta recibió dos respuestaa de dos simpatizantes, miembros del Consejo. A mediados de agosto recibió una tercera respuesta. En los dos meses siguientes, creció de manera constante el tráfico en el sitio web del Monstruo de Espagueti Volador de Henderson. La popularidad del sitio explotó en agosto cuando el Monstruo de Espagueti Volador apareció en varios blogs y sitios de noticias en internet. Pronto le siguieron artículos en los principales medios.

En la sección de últimas noticias del sitio web de Henderson señala que el presidente de Estados Unidos George W. Bush y el senador Bill Frist han apoyado públicamente la enseñanza del creacionismo antievolución, de lo que Henderson deduce (humorísticamente) que apoyan las enseñanzas del pastafarismo. Sin embargo, ninguno de los dos mandatarios ha manifestado públicamente su posición sobre el pastafarismo.