jump to navigation

La memoria del agua… en la Expo julio 22, 2008

Posted by Gonn in ciencia, escepticismo, pseudociencia.
Tags: , , , ,
trackback

Los defensores del diseño inteligente no están solos. En la Expo podremos encontrar del 22 al 24 de agosto charlas sobre las propiedades místicas del agua tales como su sensibilidad y memoria gracias a Masaru Emoto y sus amigos.

Hace poco más de un mes, conocimos la noticia de que la Santa Sede organizaba un congreso sobre diseño inteligente en la Expo de Zaragoza 2008 escondiéndose tras un supuesto Congreso Internacional sobre Ecología. Rápidamente, el CSIC y otras instituciones científicas afines se desvincularon del congreso creacionista.

La ecología es un término de moda, al alza, y no sólo porque aquello del cambio climático y sus repercusiones sobre los seres vivos pongan la palabra en constante actualidad. La palabra “ecología” parece ser el término preferido este año en España para tener un congreso garantizado amparado por la Expo de Zaragoza. ¿Quién hubiera hecho caso a los pobres creacionistas si en el momento de nombrar su congreso hubieran utilizado la (correcta) expresión: “Congreso internacional de teología sobre el creacionismo”? Muchas menos personas, sin duda. Y muy probablemente se hubiera rechazado tal congreso tras la obvia observación de que poco (si no nada) tiene que ver con el término ecología.

Como iba diciendo, la ecología está de moda. Y no sólo te sirve para esconder un congreso de creacionismo, no. También te sirve para amparar un Encuentro New Age sobre propiedades místicas del agua: Memoria, sensibilidad y campo unificado. “Casi ná”. Oficialmente, el susodicho se ha hecho llamar: Encuentro Internacional de la Ecología del Agua: “El agua, la paz y el campo unificado”. Tendrá lugar los días 22, 23 y 24 de agosto en la Expo. El programa, enmarcado en formación y educación ambiental (manda huevos…), se puede ver en el Ministerio de Medio Ambiente.

El encuentro está organizado por los Amigos del Agua que, para ser más exactos, debieran llamarse los Amigos de Masaru Emoto. Masaru Emoto se trata de un japonés, graduado en relaciones internacionales, cuyo doctorado en Medicinas Alternativas tiene tanto valor como los cursillos por correspondencia del CCC. Su experiencia y labor científica son similares a la que yo tengo en astronáutica (cercana a 0) pero eso no le ha impedido difundir sus creencias a lo ancho y largo del mundo. Según él (que no la ciencia) el agua tiene muchas propiedades increíbles que, para no apabullar al personal, trataré de mencionar separadamente:

-El agua es sensible: Sí, con “sensible” Masaru Emoto” se refiere que el agua capta las intenciones y los pensamientos positivos y negativos de las personas y que conforme a éstos, el agua cristalizada tendrá unos cristales más o menos hermosos consecuencia de la “alteración” del agua. Si, por ejemplo, pones en un tarro de agua, la palabra “bueno”, los cristales resultantes del agua congelada serán hermosos. Si por el contrario, pones la palabra “malo” los cristales serán menos hermosos o feos. Igual ocurre si pones música clásica al agua (cristales hermosos) o Heavy Metal (cristales feos).

Como nosotros estamos compuestos, en su mayoría, por agua, Masaru Emoto sostiene que el origen de las enfermedades está en una vibración negativa subatómica en el agua consecuencia de pensamientos e intenciones negativas. La clave de la curación está, por tanto, en recuperar el equilibrio en la “vibración”. Milagro que él consigue, cómo no, vendiendo agua con una geometría adecuada a más de 100 euros el litro o un aparatito de miles de euros con un sistema de “hidratación de la energía a través del sonido”.

-El agua tiene memoria. No sólo el agua es sensible a los pensamientos, también tiene capacidad para retener esa influencia en su estructura. Afirmación de Masaru Emoto a la cual muchos homeópatas se agarraron como un clavo ardiendo (el Monstruo Espagueti Volador los cría y ellos se juntan).

Además de Masaru Emoto, podemos encontrar un séquito afín a las ideas del mismo, con charlas sobre la “Bio-geometría del agua”, la “Resonancia de las Esencias” de la artista sanadora Minnie Heinn. Tampoco podemos olvidarnos de la charla “El Agua, la Paz y el campo unificado” donde podremos escuchar narraciones sobre el Campo Akásico de Ervin Laszlo. Un intento (aparente) de unificar todas las teorías universales argumentando que existe un universo de información (Akasha) en el que queda registrado todo pensamiento, palabra y acción. Todo aderezado de mucha palabrería científica (biología cuántica, inconsciente colectivo, teoría del todo, enmarañamiento cuántico) pero ninguna prueba científica. Vamos, lo que viene siendo el New Age de toda la vida disfrazado de ciencia.

Como podéis ver, si por algo brilla la ecología (y la ciencia en general) en este encuentro es por su ausencia. Eso, y la cuenta corriente de Masaru Emoto que brilla cada vez más resplandeciente gracias a las ganancias por la venta de agua a aquellos que va captando en estos encuentros y a un precio que ya quisieran muchos homeópatas.

Fuente original:
Por ESTHER SAMPER (SHORA)

Anuncios

Comentarios

1. J.M.Hernández - julio 22, 2008

Joer como andamos…

Saludos

2. Gonn - julio 22, 2008

Pues sí, así andamos…
A este paso, la próxima Expo será sobre astrología y numerología.
Saludos,
Gonn

3. gemasanchezgarcia - julio 24, 2008

La verdad, es que la culpa de que personajes así tengan credibilidad está en la gente que se la da. Uno intenta cosas y si cuela… pues eso, a forrarse. Hay religión porque hay mucho borrego (con todos mis respetos…).


Sorry comments are closed for this entry

A %d blogueros les gusta esto: