jump to navigation

Los premios Nobeles creacionistas julio 28, 2008

Posted by Manuel in ateismo, ciencia, creacionismo, diseño inteligente, divulgación científica, escepticismo, evolucion, religión.
Tags: ,
trackback

Es muy humano buscar el máximo posible de partidarios a los conceptos que uno defiende. Da, por un lado sensación de seguridad, y por otro se trata de impresionar al rival dialéctico con una presunta lista de seguidores de tus creencias. Un ejemplo lo constituyen los célebres listados de científicos que apoyan el creacionismo.

Antes de referirme a ellos debo de volver a definir al creacionismo al que hago alusión. Hay personas creyentes en una deidad, por ejemplo cristianos, que piensan que esa deidad es responsable de su existencia sobre la Tierra. Dentro de ese grupo, la gran mayoría cree que Dios los creó, pero esa creación no es exactamente (o literalmente) igual a cómo la describe el Génesis. De hecho sus respuestas más habituales son: Dios quizá dio el pistoletazo de salida con el inicio del universo, o bien Dios guió de alguna forma la evolución biológica (esto lo defiende muchos seguidores del diseño inteligente) o bien Dios confirió de alma a un homínido que pasó a ser humano (tal y como defienden muchos católicos y ortodoxos). Hay toda una
diversidad. Dentro de estos grupos hay muchos científicos, la mayoría de ellos, al menos lo que tienen conocimientos de ciencias, que son creyentes y saben que existe una evolución biológica.

Mención aparte merecen los creacionistas que pertenecen a los YECs, los islamistas y los ortodoxos ultraconservadores judíos. Los tres grupos tienen en común una cosa: una lectura literal de su libro sagrado (lo que lleva a una contradicción entre ellos en muchos temas que conduce a conflictos cuyos resultados vemos a diario en forma de violencia religiosa, guerras y terrorismo).

Los YECs (creacionistas de la Tierra joven) son un grupo fundamentalista cristiano minoritario pero muy ruidoso, y bien colocado políticamente en EEUU. Defienden que la Tierra tiene 6.000 años, que todos procedemos de Adán y Eva, y que no existe evolución biológica, entre otros muchos aspectos. De hecho, su literalidad bíblica niega muchos de los conocimientos actuales en biología, física, química, astronomía, geología, lingüística, arqueología e historia, por poner sólo unos ejemplos. En estos momentos tienen iniciada una batalla para que no se enseñe la teoría de la evolución en las escuelas de los EEUU, o al menos como primer paso, que se enseñe creacionismo en clase de ciencias en las escuelas públicas. Las únicas evidencias científicas que manejan es el Génesis, y su argumentario se puede consultar en Internet con facilidad. De hecho han llenado Internet de textos de pseudociencia, desinformación científica y tergiversaciones. Baste ver texto de algunas de sus revistas estrella como “Respuesta en el Génesis” para comprobar de qué hablo. Esto a ellos parece no importarles, ya que tal y como a veces manifiestan, “la ciencia les dan igual”. Se olvidan (o desconocer) la importancia que, por ejemplo, la teoría de la evolución tiene para el conocimiento científico actual

Pero claro, para presentar en sociedad sus ideas necesitan de “sabios” que les apoyen. Mirando sus revistas y podemos conocerlos. Primero reclutan los grandes genios de la ciencia: Copérnico, Galileo, Newton, Kepler, etc. Todos ellos fueron creyentes, sin lugar a dudas. Pero faltaba mucho para 1859, poco podían decir de la evolución, un concepto que ni podían imaginar dado el retraso en ciencias naturales. Y lo curioso es que estas personas sufrieron por enfrentarse con el integrismo religioso, por intentar variar la perspectiva del universo que era trasmitida por la jerarquía eclesiástica en su inmovilista lectura de las Escrituras. Los YECs echan la culpa de eso a la Iglesia católica, olvidando que su postura es la misma que los obispos del siglo XVI. Mientras que la iglesia católica ha cambiado su relación con la ciencia, lo YECs siguen anclados en los tiempos de los patriarcas.

Un segundo grupo de científicos que añaden a su lista sí ha conocido los postulados de Darwin, pero los añaden a su lista simplemente porque son creyentes, como si eso fuese prueba de su adhesión a su corriente creacionista. Uno de los que destacan siempre es lord Kelvin, olvidando que esta persona calculó la edad de la Tierra en 20 millones de años como mínimo, algo incompatible para un buen YEC. ¿Se oponía a la teoría de la evolución como también dicen que hacía Pasteur?. Lo desconozco, aunque en aquella época no sería extraño. Darwin enunció una teoría con unas pocas evidencias científicas, pero esta teoría se ha apuntalado con el paso de los años gracias a descubrimientos en los campos de la genética, de la geología, la bioquímica, la paleontología, la biología molecular, la ecología o la biogeografía; esas actividades precisamente que no gustan a los YECs.

Mención aparte merecen científicos que han recibido el premio Nobel y que son reclutados simplemente por mostrarse como personas religiosas o que alguna vez a lo largo de su vida realizaron afirmaciones en defensa de Dios o de la religión. ¡Llegan incluso a incorporar a la lista a físicos del calibre de Einstein!. ¿Alguien se imagina a Einstein afirmando que la Tierra tiene 6.000 años?. Sin comentarios.

Aún hay más: incorporar al listado juristas o economistas como si fuesen doctores en ciencias naturales o reclutar a personas sin su consentimiento. Ya hablé de esto
anteriormente.

Por supuesto, aquellos cristianos que siendo muy cercanos en sus conceptos religiosos, no comulgan con su literalidad bíblica son ignorados

Y hay otro conflicto a la vista. Éste está relacionado con el diseño inteligente (DI). En defensa del DI hay toda una amalgama de personas. A los YECs les viene bien como caballo de Troya para introducirse en clase de ciencias, pero desconfía de muchos de los científicos que lo defienden. Y esto es así porque muchos de estos científicos piensan que sí existe evolución, aunque guiada de una forma inteligente por Dios, y que por supuesto, pese a ser creyentes no interpretan literalmente las escrituras. A los defensores del DI, los YECs también les vienen bien porque están bien situados en cargos públicos, en consejos escolares y en cargos políticos. La entente DI-YECs se mantiene para conseguir el objetivo común de entrar en clase de ciencias, pero el descrédito del DI puede ser tan grande si se le asocia a aberraciones tales como el museo del creacionismo, que auguro que el matrimonio de conveniencia pronto se disolverá.

Nota final:
Si ves este artículo publicado en Yoevoluciono ponte en contacto con el administrador del blog de WordPress “Un planeta con cana”. En Google encontrarás con facilidad la dirección.

Anuncios

Comentarios

1. J.M.Hernández - julio 28, 2008

Excelente artículo. Es cierto que ya cansa esa postura de los fundamentalistas cuando ponen listas de científicos que les “apoyan”, cuando lo único que han hecho ha sido declararse creyentes en menor o mayor medida.

Por cierto, Einstein nunca dijo “dios no juega a los dados”, sino:

Usted cree en un Dios que juega a los dados, y yo, en la ley y el orden absolutos en un mundo que existe objetivamente, y el cual, de forma insensatamente especulativa, estoy tratando de comprender

En una carta a Max Born, el 7 de noviembre de 1944.

Y así tantas…

Saludos.

2. KC - julio 28, 2008

Pues sí, Manuel, como dices es muy humano el hecho de querer engrosar las listas de personas que coinciden con uno mismo, aparte de tener, por supuesto, sus explicaciones psicológicas, las cuales no son muy difíciles de deducir. En cuanto a Einstein:

“Por supuesto era una mentira lo que se ha leído acerca de mis convicciones religiosas; una mentira que es repetida sistemáticamente. NO CREO EN UN DIOS PERSONAL y no lo he negado nunca sino que lo he expresado claramente. Si hay algo en mí que pueda ser llamado religioso es la ilimitada admiración por la estructura del mundo, hasta donde nuestra ciencia puede revelarla. […]”

Por cierto, es curioso que Einstein haya sido tan recordado como científico y no tanto como filósofo, supongo que porque nunca se dedicó concienzudamente al tema, pero muchas de sus concepciones son muy interesantes.

Saludos.

3. Phosphoros - julio 28, 2008

Hola
Me gustaría saber como hacen los Creacionistas para encajar el Arrianismo o la fascinación con la Alquimia de Newton , para dar dos ejemplos, con sus ideas Religiosas. Ní hablar de la relación que tuvieron Copérnico, Galileo y Kepler con la Astrología.
Saludos.

4. Ajuiciado - julio 28, 2008

Las falacias de autoridad son una constante entre esta gente. De hecho, es lo que hacen desde el momento en que aseveran que su libro sagrado (y sólo el suyo) es la verdad revelada.

5. xman - agosto 1, 2008

Hola. Siguiendo el hilo del plagio de yoevoluciono (fecha 28 de julio), he visto que os han fusilado este artículo.

La verdad es que yo alucino en colores.

6. Gonn - agosto 3, 2008

Gracias por el dato xman. No será el último…
Ahora me estoy informando acerca de herramientas que puedan evitar esto. Ya os contaremos.
¿A ti no te han fusilado todavía ninguno?
Saludos,
Gonn

7. CeeLeeS!! - marzo 17, 2010

La verdad que tienen todos razon…(creo) jaja
A mi me mando mi profe de biologia a investigar
sobre KEPLER…
La verdead que ami mucho no me interesa
esto de la ciencia,inventos,premios novel;etc..
A esto lo hago para obten um 10 por nada mas..
Bueno espero que no les moleste lo que eh dicho pero
a mi no me gusta mentir..
Les mando ah todos un beso

8. sbach2k - marzo 18, 2010

Que ironía, viertes tu comentario gracias a que éstos hombres de ciencia, la que no te interesa y la que seguramente desprecias y con gran esfuerzo, supieron hacerla posible para que tú puedas expresar tu desinterés, ¡que ingratitud!


Sorry comments are closed for this entry

A %d blogueros les gusta esto: