jump to navigation

¿Medicina alternativa o timo descarado? septiembre 23, 2008

Posted by Manuel in ciencia, escepticismo.
Tags: ,
trackback

James Randi intenta en este vídeo conseguir alguna evidencia científica acerca de sistemas de curación “alternativos”. Tropieza con un muro, que muchas personas que han intentado estudiar desde el punto de vista racional las terapias alternativas, no han podido flanquear.

Anuncios

Comentarios

1. Ajuiciado - septiembre 23, 2008

Evidentemente, timo descarado.

No veo lo infranqueable.

2. KC - septiembre 24, 2008

Manuel, ¿de qué película cómica dices que es esto?

Saludos.

3. Manuel - septiembre 24, 2008

Hola KC. En Youtube puedes ver varios vídeos de Randi tratando temas pseudocientíficos (el de las videntes no tiene desperdicio). Son muy divertidos. Este también sería hilarante si no fuese porque se está jugando con la salud de mucha gente.

Saludos

4. J.M.Hernández - septiembre 24, 2008

Muy bueno, y coincido en que más que cómico, es triste.

Saludos.

5. KC - septiembre 25, 2008

Triste o cómico, no deja de sorprenderme la capacidad interpretativa de algunas personas en su quehacer diario. Al final del video perfectamente podría poner aquello de: “dirigido por Woody Allen”. Pero no, no es una película cómica, es la paradójica realidad.

Saludos.

6. Mostrenco - septiembre 25, 2008

La estupidez va a ser, sin duda, el recurso natural del siglo XXI.

7. Jaime Barrera Morales - septiembre 26, 2008

En alguna oportunidad, a solicitud de una joven amiga que concluia sus estudios de Psicología y se aprestaba a realizar su Tesis para optar su grado, presentamos a su Universidad un plan de trabajo para dicha Tesis, que incluía el estudio psicológico de distintos grupos humanos que participaban activamente de procesos, unos mas religiosos que otros, y donde la fenomenología de las curaciones no solo físicas, sino psíquicas, era su principal motor de integración. Como nuestra Sociedad occidental esta llena de estos grupos humanos, y sus integrantes se desempeñan a todo nivel (desde políticos hasta científicos), valdría la pena saber hasta que punto son personas “engañadas”, o “sugestionadas”, o ignorantes sujetos de la manipulación de otros. Dicha propuesta de estudio de Tesis fue rechazada con el argumento de considerarla Esotérica y no Psicológica. Sin embargo queda la pregunta, ¿que diferencia hay en la psiquis de una persona que da por aceptado un proceso curativo tradicional alopático (cuando todos sabemos del efecto placebo y del beneficio de rapport, paciente-medico), y de quien da por aceptado un proceso ritual y extraño, de cualquier índole? Lo interesante del tema no es medir la “carga del agua” sino los estados reales de enfermedad y curación de quienes la reciben.

Como este no es el medio ideal para sostener una visión sobre el tema, les invito a visitar la página http://www.uctrascendente.es.tl donde encontrarán una forma Integral y Holística de abordar la condición humana. Seguro que no se defraudarán.

8. Manuel - septiembre 26, 2008

Hola Jaime, bienvenido y gracias por la aportación. A mí no me consuela que en la clínica del documental haya personas que se curan por el efecto “placebo”. Ese no es objetivo de los que dan “pases de manos” al agua, sino enriquecerse a base de la credulidad de la gente.
Tienes razón, se debería de estudiar la fisiología/psicología del efecto placebo, pero dentro de unos cánones científicos, no en casa de un curandero.

Saludos

9. J.M.Hernández - septiembre 26, 2008

Hola Jaime,

Es interesante un punto que planteas y que he tenido ocasión de discutir más de una vez: ¿que diferencia hay, para alguien sin una formación mínima, entre “creer” a un curandero o a un médico titulado?.

Por ejemplo, a mi madre le explica el endocrino que la diabetes consiste en el defecto de una molécula (que no sabe ni que es, ni puede verla) que se ocupa de abrir unos pequeños canales en las células (que tampoco tiene muy claro lo que son) para que la glucosa que procede de los alimentos (azucar comiendo judías tampoco es que lo entienda mucho) pase al interior de la célula y se consuma en una reacción metabólica (meta qué?) para obtener energía que se almacena químicamente (uff, la química es mala) en otras moléculas aún más pequeñas para ser consumida en otras reacciones que hacen funcionar el cuerpo.

Frente a esto, un sanador le cuenta que la diabetes es producida porque los canales de energía interna de su cuerpo están obstruidos (coño, como las cañerías del fregadero) y que con unos pases de manos puede limpiar el atasco y reconducir la energía a su circulación normal (como con un desatascador, sin tocar la tubería), curando la enfermedad.

En realidad, ¿que le resulta más fácil de creer a mi madre? ¿la fantástica explicación sobre cosas invisibles que hacen procesos inimaginables en su cuerpo o la sencilla explicación de las cañerías de energía?

Y ahí viene el problema: es más difícil de entender un proceso de síntesis de anticuerpos y generación de linfocitos T de memoria que un concepto de “la energía limpia te purifica”.

Sin embargo, esto no hace justificable, en ningún punto, que haya gente que se aproveche de ello para, a costa de la ignorancia, engañar con cuentas de colores a los indígenas. Y tampoco justifica explicaciones esotéricas sobre que la mente y el cuerpo forman un todo que debe ser tratado en el conjunto y no sintomáticamente, porque nos estamos vendiendo a nosotros mismos las cuentas de colores.

Una diabetes está producida por un defecto en la síntesis de insulina, por mucha magia con la que queramos adornarlo. Ni equilibrio personal, ni energía global, ni naranjas pekinesas. O hacemos que el páncreas produzca insulina funcional, o la aportamos desde fuera. El compromiso médico es curar o paliar la enfermedad al menos; el compromiso educativo es que la población entienda porqué no puede comer azucar, no que no coma azucar porque crea y confíe en su médico.

Saludos.

10. pedrosdt - octubre 16, 2008
11. Manuel - octubre 16, 2008

Hola Pedro, además de esta noticia hubiese estado bien un comentario tuyo.
Saludos

12. Alicia - febrero 22, 2009

Cierto que muchas madres no saben lo que es la diabetes, pero también mechas creen a los médicos aunque no los entiendan, y no a esos estafadores. El primero, Bruce Lee con barba y cintita al pelo. Los otros, con bata blanca, porque eso “huele” a ciencia, a pesar de los toques mágicos. Pero debo reconocer que lo que no se les había ocurrido ni a los Monty Piton es ¡medir la tensión arterial con una regla!. A pesar de lo dramático que es la simple existencia de esta gentuza, tengo que felicitar al que inventa los sketchs.

13. Eleison - febrero 22, 2009

Alicia, creo que te debo una disculpa y tú a mi otra…

Pero deja de flagelarme con el látigo de la indiferencia.

Disculpa si crees que te he ofendido en algo, o te ha dado la sensación de que te subestimaba. Lo siento.

¿Un abrazo, hermana?


Sorry comments are closed for this entry

A %d blogueros les gusta esto: