jump to navigation

Las plantas también evolucionan: origen de las angiospermas octubre 8, 2008

Posted by Manuel in biologia, ciencia, creacionismo, diseño inteligente, divulgación científica, evolucion, paleontología.
Tags: ,
trackback

Los que trabajos con microorganismos, o los que lo hacen con animales, nos olvidamos en muchas ocasiones de unos seres vivos fundamentales para la vida en nuestro planeta: las plantas. Tanto los botánicos como los fisiólogos vegetales las conocen muy bien, y saben que como cualquier otro ser vivo están en continua evolución.

Ya existen evidencias tanto de paleobotánica, filogenético, genómica comparada y biología del desarrollo para empezar a establecer y conocer la relaciones filogenéticas de las plantas con bastante precisión. Aún y así, queda mucho trabajo por hacer. Por ejemplo queda por completar la taxonomía de las angiospermas, cómo se llegó al ensamblado de las flores, qué papel jugó la poliploidía en el origen y la diversificación de las angiospermas, y qué factores, tanto biológicos como geológicos, estimularon la diversificación de las angiospermas, y qué consecuencia tuvo esto sobre el resto de la biota terrestre.

En una reciente publicación de Soltis et al. que lleva por título Origin and early evolution of angiosperms (Annals of the New York Academy of Sciences 1133:3-25) se incorporan los resultados de las últimas técnicas de biología molecular para intentar entender cómo aparecieron las angiospermas, el misterio abominable que ya apuntó Darwin.

En esta misma publicación se presenta una visión actualizada del árbol taxonómico de las angiospermas, basado en datos de secuencias génicas de 567 taxones con modificaciones basadas en análisis del genoma del DNA de cloroplastos.

Anuncios

Comentarios

1. pauloarieu - octubre 8, 2008
2. Phosphoros - octubre 8, 2008

Hola
¿Se dieron cuenta de algo?…los Creacionistas casi nunca hablan Botánica ni Paleobotánica.
Saludos.

3. Manuel - octubre 8, 2008

Efectivamente, por eso me dio por buscar algo de evolución en plantas. ¡Hay un montón de información!. Pero claro, los YECs tienen que ir con mucho cuidado con las plantas: se puede llegar a edades de 11.000 años de antigüedad leyendo los anillos de los árboles (tanto vivos como muertos), hay árboles con 4.000 años de edad (pobre especie sólo dos generaciones) y sus marcas en el carbón son de una claridad meridiana.

Y por lo que he leído hoy también tiene que ir con cuidado con la historia: arqueólogos han encontrado un hacha de 14.000 años.

Claro que nada comparado con esto: http://www.elmundo.es/elmundo/2008/10/07/ciencia/1223378999.html

Saludos

4. Phosphoros - octubre 8, 2008

Sí pero van a decir que es “evidencia” de que los Artrópodos fueron súbitamente creados y eso contradice la Evolución…Sin palabras.
Saludos.

5. J.M.Hernández - octubre 8, 2008

Uf, lo de las huellas del artrópodo hay que tomarlo con bastante prudencia. Aunque no es descabellado, es demasiado pronto para alcanzar conclusiones, ya que a pesar de ser, como dice el propio Babcock, bastante razonable, asegurar que había artrópodos en el precámbrico por un supuesto (y único) rastro fosilizado, es ir demasiado deprisa. En lo que sí estoy totalmente de acuerdo es en que viene muy bien como espuela para futuras investigaciones.

Saludos.


Sorry comments are closed for this entry

A %d blogueros les gusta esto: