jump to navigation

Ciencia latina octubre 10, 2008

Posted by Manuel in ciencia, divulgación científica, educación, escepticismo, historia de la ciencia.
Tags: , ,
trackback

No es ningún secreto que una buena parte de América estuvo gobernada por la corona española durante varios siglos. Eran tiempos en las que las llamadas grandes potencias ejercían un poder imperialista sobre extensas regiones del planeta. El imperio español no era el único. En la misma época Inglaterra, Holanda, Francia o Portugal también poseían bajo su dominio grandes regiones.

Salvo honrosas excepciones, España siempre ha estado fuera de la vanguardia científica. Las causas son múltiples, pero fundamentalmente tiene sus razones en la estrechez de miras, tanto de la iglesia, de la corona y de la aristocracia dominante. Además, España no formó parte de la revolución científica de los siglos XVII, XVIII y XIX, motivo que pesaría como una losa sobre el desarrollo científico de la nación española.

En el otro extremo tenemos un país colonial como Inglaterra, que ha desarrollado su ciencia de forma extraordinaria desde el siglo XV. Sin ir más lejos la Royal Society (su academia de ciencias) se fundó en Londres en 1662, e introdujo algo de vital importancia: la publicación de revistas periódicas para comunicar a todos los resultados científicos. En España, la Real Academia de Ciencias no se fundó hasta 1847, casi dos siglos después. Quien haya visitado Londres habrá tenido la oportunidad de ver la extensión de una sus universidad más emblemáticas, el Imperial Collage, junto al National History Museum. Dos templos del saber científico. En comparación el Museo de Ciencias de Madrid viene a ser la caseta del perro del museo británico, con todo mi respeto para los compañeros que trabajan y hacen una labor sobresaliente en él. Pero Madrid tuvo la oportunidad de contar con una gran institución científica. El actual edificio del Museo del Prado se diseñó, en realidad, para albergar la Academia de Ciencias, junto al Jardín Botánico y el observatorio astronómico. Pero finalmente la corona decidió que era más conveniente usarlo para algo menos revolucionario para el pueblo y la monarquía, y en él se ubicó la colección de pinturas de los reyes.

Los resultados de esta política de dejadez hacia la ciencia es fácil de comprobar hoy día. España no posee ningún premio Nobel en Física o Química y posee uno solo, Ramón y Cajal, en Medicina. El Nobel de Severo Ochoa computa para USA, ya que hizo toda su carrera investigadora allí, y se nacionalizó como ciudadano de ese país. Las cosas no han ido mucho mejor para los países latinoamericanos. Una comunidad de cerca de 400 millones de habitantes sólo posee 4 premios Nobel de ciencias; dos de Química, Mario Molina (México) y Luis F. Leloir (Argentina) y dos de Medicina para Bernardo A. Houssay y César Milstein, ambos argentinos. La comparación es odiosa con el mundo anglosajón. Gran Bretaña poseía en el 2006, 23 premiados en Física, 24 en Química, y 27 en Medicina. Antiguas colonias británicas como USA posee más de 200 premios Nobel, e incluso Australia que posee una población de sólo 20 millones de habitantes, tiene 9 premios Nobel en ciencias.

Uno puede sacar a relucir la riqueza de países como USA, Gran Bretaña o Australia, frente a un menor desarrollo económico de España o Latinoamérica, pero aquí es donde sale a relucir la gran cuestión: ¿y no estará ese gran desarrollo económico ligado precisamente a su mayor apuesta por la ciencia y el desarrollo en I+D?. Para mí la respuesta es muy clara.

Fuente de datos:

1. Wikipedia
2. La razón estrangulada. Carlos Elías. Editorial Debate.

Anuncios

Comentarios

1. Juanma - octubre 10, 2008

Uno de los motivos del atraso es el peso brutal de la religión católica en nuestro país, que desde el tiempo d ela reforma protestante nos llevó a considerarnos los defensores del catolicismo en Europa, cerrándonos a la amplitud de miras de los países europeos que habían experimentado la reforma protestante. Sólo hay que ver el mapa. Países protestantes: éxito. Países católicos: bastante chungo. Disculpad el simplismo final, pero más o menos es así…

2. investigadora - octubre 10, 2008

Te doy toda la razón, Juanma.

Es tambien por eso que los EEUU prosperó como lo hizo.
La pena es que los demas paises los imitan en casi todo menos en lo mas importante, su amor a la Palabra de Dios, la Biblia.

No hay que mirar los errores de los creyentes, ni de los falsos ni de los verdaderos y excusarse en ellos. Dios es perfecto y su Hijo Jesucristo lo demostró y murió para salvarnos.

Dios nos va a juzgar por lo que hicimos con su Hijo.

“El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que reúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él.”

Mediten

3. Phosphoros - octubre 10, 2008

Sra. Ana de Torres
Sí EEUU ha hecho y sigue haciendo Guerras, Vendiendo Armas, Golpes de Estado, es el País Más Racista del Mundo, etc…todo gracias “lo mas importante, su amor a la Palabra de Dios, la Biblia”.
Saludos.

4. Paulo Arieu - octubre 10, 2008
5. Manuel - octubre 10, 2008

Paulo, este artículo hubiese quedado mejor en el artículo del SIDA. Pero es igual te contesto aquí. Parece claro quien tiene más acceso a los mass media y quien puede montar con más facilidad una teoría conspiranoica.

El primer equipo que aisló el virus responsable del SIDA fue el de Montaigner. Éste envió una muestras a Robert Gallo y se lo apropió (de forma compartida). En años posteriores ha habido disputas por la autoría del descubrimiento y por la pasta derivada de patentes. Al final hubo un juicio donde se demostró que Gallo fue culpable de plagio, aunque la pasta la tenían que repartir entre USA y franceses. La academia sueca vuelve a poner las cosas en su sitio. Te recomiendo el libro Más grandes que el amor de Dominique Lapierre.

Saludos

6. Gabriela - octubre 10, 2008

Así es Manuel la historia del virus del SIDA está asímismo en una película de la que no recuerdo el nombre.
Coincido con vos en que los países que han decidio invertir dinero en educación, ciencia y tecnología. porque creyeron que de esa forma ganaban avances, son los más reonocidos y de hecho tiene un historial y tradicón científica.
Nuestro pueblo lamentablemente nunca apostaron a la educación, será porque no quieren que pensemos?

7. Phosphoros - octubre 10, 2008

Exactamente…

8. Manuel - octubre 10, 2008

En el fondo es uno de los motivos, sin duda. El sistema monarquía-iglesia-aristocracia intentó perpetuar el del feudalismo, la servidumbre. Cualquier “revolución”, ya sea industrial, económica, científica, filosófica, etc, les repateaba porque les removía de su pedestal de poder. Y fueron lo suficientemente torpes y vagos para no desarrollar sus países. Cada país vivió la salida de esa situación de alguna manera: revoluciones que cortaron muchas cabezas e implantaron nuevos órdenes (Francia o Inglaterra), otros tuvieron gobernantes con visión de futuro y apostaron por la “modernidad” (Holanda o paises del norte de Europa), y otros se enrocaron en su castillo reprimiendo al que se moviera (España).

España tuvo un pequeño florencimiento científico en la época de Carlos III, daba la sensanción de que podríamos engancharnos al furgón de Europa, pero con Carlos IV y Fernando VII todo se vino abajo, con gran regocijo de la Inquisión, que volvió a florecer (y de nuestros rivales europeos que se partían de risa viendo como el imperio se iba al carajo por zoquetes).

No tengo sentimientos antirreligiosos, pero tengo que reconocer que la Iglesia católica española no ha ayudado nada, sino todo lo contrario, al desarrollo científico de España y sus colonias, mientras que iglesias protestantes centroeuropeas y anglosajones promovieron el estudio de ciencias. Curiosamente España tuvo su época de liderazgo en ciencias: la españa musulmana, mientras la edad media cubría el resto de Europa. Qué paradojas tiene la vida.

Saludos

9. J.M.Hernández - octubre 10, 2008

Y por si fuera poco, la posible revitalización que el modernismo del siglo XX pudiera habernos ofrecido (aunque siempre lastrados por la historia que has comentado), fue cortada de raíz por una guerra civil y 40 años de dictadura que arrojó al extranjero a cientos de hombres de ciencia y evitó que pudieran surgir -salvo quijotescas excepciones- un sistema docente-investigador competitivo.

La última: La Comunidad de Madrid ha recortado en un 30% la financiación para nóminas de las universidades públicas madrileñas, de golpe y sin previo aviso. En Madrid al menos, ya no es que no haya dinero para proyectos, es que empieza a no haberlo para pagar el sueldo a profesores, investigadores y personal de apoyo.

Y así nos va. Luego queremos que haya vocaciones, y nos preguntamos porqué ahora los niños sueñan con Operación Triunfo en lugar de con Ramón y Cajal…

Saludos.

10. Phosphoros - octubre 10, 2008

Bueno la Argentina tuvo dos períodos de Gloria (que me corrija Gabriela, sí me equivoco), la década de 1880 y parte de la década de los ’60s, ya que entre Muchas Dictaduras Militares, ayuda de la Iglesia Católica y las Democracias Corruptas, se fueron comiendo a las Ciencias de a poco…
Saludos.

11. Gabriela - octubre 11, 2008

Si Phoshoros aunque los grandes Nóbeles como Housay y Leloir (losa dmiro desde ya) tenian mucho dinero y por eso hacían ciencia. En aquella época era bien visto en las familias tradicionales hacer ciencia como HOBBIE no como un trabajo, bah…no necesitaaban el dinero para vivir de la ciencia, de ahi que los sueldos fueron siempre tirando a la esclavitud
en fin… a seguir adelante

12. pauloarieu - octubre 11, 2008
13. pauloarieu - octubre 11, 2008

. Manuel;
Se pelean por las patentes de los descubrimientos, ?
Que increible!!!
Saludos

14. Manuel - octubre 11, 2008

Paulo, ¿de qué crees que viven las farmaceúticas?. Ese es un tema muy interesante para ser explicado en profundidad. Algún día lo haremos.
Saludos

15. Paulo Arieu - octubre 11, 2008

Leyeron el tema de la fe de los astronautas?
Esta interesante. Como estas personas ven a Dios desde el espacio.
Son cientificos y son persoans creyentes.
Saludos

16. Phosphoros - octubre 11, 2008

Hola Gabriela
Sí no nos queda otra que seguir adelante…
Saludos.

17. Diana M.S. - octubre 19, 2008

Está interesante esta perspectiva. Me dice mucho de México en algunos aspectos. Aunque no puedo echarle la culpa por completo al catolicismo por la falta de avances en México. La cual sí ocasionó bastante represión a principios del siglo pasado, pero eso se aminoró bastante después de la revolución. Se impulsó mejores estandares en educación y desarrollo en el pasado, lo suficiente como para motivar el alcance científico y tecnológico. Pero en los últimos 20 años a sufrido de una muerte lenta a causa de corrupción endémica, y no se ve que mejore. La verdad temo que empeorará aún más, ya que últimamente hay mucha presencia cristiana protestante. Y con ella se monta la máquina publicitaria que trae el D.I. y otras pseudociencias. Con un futuro incierto, la gente se aferra a la superstición. Cielos. :/


Sorry comments are closed for this entry

A %d blogueros les gusta esto: