jump to navigation

¿Qué camino tomamos para salir de África? octubre 14, 2008

Posted by Manuel in biologia, ciencia, creacionismo, diseño inteligente, divulgación científica, educación, escepticismo, evolucion, paleontología, religión, sociedad.
Tags: ,
comments closed

El Mundo Digital
Parecía indudable que nuestros antepasados migraron desde África a través del Valle del Nilo hace 120.000 años. Pero el hallazgo de rastros de antiguos ríos discurriendo desde el centro del Sahara hasta el Mediterráneo lo pone en cuestión. Un equipo dirigido por la Universidad de Bristol (Reino Unido) ha abierto la posibilidad de que los primeros humanos salieran de África por otras rutas hasta ahora desconocidas.
Según la investigación, publicada en PNAS, las imágenes por radar y los análisis geoquímicos de sedimentos han permitido concluir que el Sahara era por aquel entonces mucho más húmedo de lo que se creía.

Se sabe que el hombre moderno surgió en el África subsahariana hace entre 150.000 y 200.000 años y que posteriormente se dispersó hacia Europa, pero se había descartado que lo hiciera por el Sáhara por ser casi imposible atravesar el desierto a pie. Pero el estudio sugiere que hubo un “corredor húmedo” que pasaba por Libia y que pudo ser una ruta viable para el éxodo africano. Los resultados también ayudan a explicar incongruencias entre hallazgos arqueológicos.

Según los datos recogidos, las lluvias fueron abundantes en el sur del Sahara en el último periodo interglacial (hace 130.000-170.000 años). “Las imágenes de radar han mostrado canales fósiles de ríos que atravesaban el Sahara en Libia y discurriendo por el norte del Sahara central hasta el Mediterráneo”, explica Anne Osborne, autora principal del estudio. “Utilizando análisis geoquímicos hemos demostrado que esos canales estaban activos durante el último periodo interglacial. Eso ofrece un importante cauce en esta región que de otro modo sería árida”, añade.

Para Derek Vance, otro de los autores del estudio, “el estudio muestra, por primera vez, que las lluvias monzónicas alimentaron los ríos que se extienden desde el Sahara hasta el Mediterráneo”. “Estos corredores rivalizaron con el Valle del Nilo como rutas potenciales para las migraciones humanas hacia el Mediterráneo”, añade.

Mapa de las rutas alternativas que podrían haber tomado los primeros Homo sapiens en su éxodo desde África. (Gráfico: Pablo Gutiérrez. Fuente: Universidad de Bristol)

Postales de la América profunda (2) octubre 14, 2008

Posted by Manuel in escepticismo, religión.
Tags:
comments closed


Hay algunas preguntas que Google no puede contestar


Aparcamiento de la iglesia. Los infractores serán bautizados


Obama, Osama. Hummm, ¿son hermanos?


Walmart no es el único lugar de salvación
Aquí juegan con el doble sentido de la palabra <i<saving: ahorrar y salvarse.


Último aviso: vienen tiempos terribles y sólo Jesús os puede salvar


Dale a Dios lo correcto, no lo que sobra
De nuevo juegan con el doble sentido de una palabra. Right puede significar correcto y derecha y left que puede significar izquierda y dejar, sobrar.


Viaje gratis al cielo, detalles dentro


La razón es el gran enemigo de la fe

Medicina evolutiva octubre 14, 2008

Posted by Manuel in biologia, ciencia, creacionismo, diseño inteligente, divulgación científica, educación, escepticismo, evolucion, historia de la ciencia, microbiologia, sociedad.
Tags: ,
comments closed

Hace unos días mantuve en este blog en un debate la postura de que la teoría de la evolución (TE) había supuesto una herramienta importante para la medicina. Mi contertulio se presentó como médico y afirmó que ni él ni los médicos con los que había contactado daban importancia a la TE en su profesión, no la requerían en absoluto para desarrollar su trabajo. Mi réplica fue que quizás para los especialistas que están en contacto diario con los enfermos o a los cirujanos, la TE no les sea útil, pero para los que están investigando, especialmente en el desarrollo de nuevas terapias o fármacos, tanto antibacteriano como antitumorales, sí que les era necesaria.

Mi profesión me lleva a relacionarme con médicos, pero especialistas que desarrollan gran parte de su trabajo en el laboratorio, buscando nuevas terapias. Todos ellos veían la TE como una herramienta indispensable para entender algunas enfermedades y para desarrollar estrategias eficientes de diseño de nuevos fármacos. Pero escuchando sólo la opinión de esos médicos, dejaba de lado un grupo muy importante de profesionales. Es por ello que decidí investigar si la TE es conocida entre los médicos y si hay un número de publicaciones significativo que apoyen el uso de la TE en medicina. Precisamente el último número de la revista Canadian Journal Physician presenta un artículo llamado medicina evolutiva donde se hace un repaso a la importancia de la TE en medicina, (Evolutionary medicine (2008) C.T.Nagler. Canadian Family Physician 54:1265-1269).

“La medicina evolutiva (llamada también medicina darwiniana) se define como la aplicación de los principios de la selección natural para entender y tratar enfermedades. El autor de este artículo, intentando ver el impacto de la TE en la medicina, examinó todas las publicaciones que relacionaban medicina y evolución y encontró 3 categorías de publicaciones: aquellas en las que la TE explica el origen de algunas enfermedades, artículos que argumentan que la medicina evolutiva es algo que debe de formar parte de las enseñanzas en medicina, y artículos que discuten la utilidad de la medicina evolutiva tanto en el tratamiento como en la prevención”.

Explicaciones evolucionista de algunas enfermedades.

En enfermedades causadas por ventaja heterocigótica, ciertos alelos pueden representar una ventaja evolutiva a sus portadores en heterocigosis, pero claramente son perjudiciales en homocigosis. El ejemplo clásico es la anemia falciforme, que protege contra formas severas de la malaria. Los portadores heterocigóticos para el alelo HbAS poseen una elevada capacidad de fagocitosis de los glóbulos rojos infectados con la “forma de anillo” del parásito de la malaria (especialmente Plasmodium falciparum). De hecho, estos portadores poseen más de un 90% de protección frente a las formas más severas de la malaria. Como la infección por malaria puede ser mortal, la selección natural ha mantenido las formas heterocigóticas del alelo HbAS en extensas áreas de África, a pesar de que los individuos homocigóticos contraen una enfermedad tan grave como la anemia falciforme. Han aparecido otras adaptaciones en los glóbulos rojos contra la infección de la malaria como pueden ser deficiencias en la glucosa-6-fosfato deshidrogenasa, déficit en la piruvato quinasa, alfa-talasemia, enfermedad de la hemoglobina C o enfermedad de la hemoglobina E).

Otra hipótesis para explicar algunas enfermedades también considera aspectos evolutivos. Para ello se parte de la idea de que en el pasado los humanos estaban adaptados a otros habitats (por ejemplo la sabana de África). Con el paso del tiempo nuestros ambientes, tanto físicos como culturales, cambiaron más deprisa que la capacidad evolutiva de cambio alélico, apareciendo así enfermedades de esta época. Entre ellas estarían la diabetes, las enfermedades cardiovasculares o la hemocromatosis. Por ejemplo, la mutación en gen C282Y que provoca la hemocromatosis pudo ocurrir como una adaptación que se produjo cuando los humanos prehistóricos pasaron de una dieta cazadora, rica en carne, a una dieta cerealista (resultado de la agricultura) y deficitaria en carne, provocando anemias. Dado que tanto los mutantes homo- y heterocigotos en el gen C282Y presentan grandes reservas de hierro, este es un mecanismo que pudo ser útil en el Neolítico, especialmente en mujeres en época de cría; pero en la actualidad, donde hay dietas ricas en carnes, esa mutación puede no ser ventajosa.

Unificando conceptos en educación médica familiar

Pese a la importancia de la TE en ciencias biológicas, que explican el funcionamiento de los seres vivos, y a que algunas enfermedades pueden ser explicadas en términos evolutivos, la mayoría de las facultades de medicina ignoran en sus programas la TE. En una encuesta realizada por Nesse y Schiffman mostraron que el 48% de las facultades que afirmaron que conocimientos en evolución pueden ser importantes para un médico, solamente un 4% impartían estos conocimientos. Las dos principales razones para que no se enseñaran eran la falta de tiempo para tratar todo lo que el programa exige y la falta de preparación del profesorado. En un 11% de las facultades también se temía aspectos políticos derivados de la controversia evolución/creación.

Generando nuevas ideas para el tratamiento y la prevención

Una de las aplicaciones de la TE que más frutos ha dado ha sido el de la comprensión de los mecanismos de resistencia antibiótica por parte de microorganismos. Ya nadie duda de la capacidad de las bacterias para evolucionar de forma rápida para resistir antibióticos. La base molecular de la evolución ha sido estudiada con mucho detalle en la bacteria Staphylococcus aureus, y estos conocimientos están sirviendo para explicar las resistencias a fármacos en diferentes partes del mundo. Estos conocimientos también han conducido al conocimiento de que un mal uso de los antibióticos es responsable de la aparición por evolución de resistencias antibióticas.

La TE también es importante para la oncología, donde los tumores se han descrito como “microcosmos en evolución”. La idea es tomar al tumor como un conjunto de células que compite con las del resto del organismo que se adapta para sobrevivir ante el ataque del sistema inmune. Una comprensión a fondo de estos procesos podrían llevar a desarrollar tratamientos efectivos contra esta enfermedad.

En resumen, este trabajo muestra que efectivamente, tal y como mi compañero de debate argumentaba, hay escaso conocimiento todavía por una parte importante de la clase médica de la TE; pero que a pesar de eso existe la “medicina evolutiva”, una especialidad al alza que explica en términos evolutivos algunas de las enfermedades que nos azotan. ¿Por qué digo que es una especialidad al alza?. Porque hay un aumento en el número de publicaciones médicas que relacionan darwinismo/evolución con enfermedad. Os dejo algunas referencias de los últimos dos años tomadas del PubMed que informan de ello. En propio PubMed podréis encontrar muchas más.

1.Greaves, M. (2007) Darwinian medicine: a case for cancer. Nat. Rev. Cancer 7:213-221.

2.Solc, D. (2007) The heart and heart conducting system in the kingdom of animals: comparative approach to its evolution. Exp. Clin. Cardiol. 12:113-118.

3. Fraser, C. et al. (2007) Variations in HIV-1 set-point viral load: epidemiological analysis and an evolutionary hypothesis. Proc. Natl. Acad. Sci USA 104:17441-17446.

4. Ubeda, F. and Wilkins, J.F. (2008) Imprinted genes and human disease: an evolutionary perspective. Adv. Exp. Med. Biol. 626:101-115.

5. Slatkin, M. (2008) Linkage disequilibrium-understanding the evolutionary past and mapping the medical future. Nat. Rev. Genet. 9: 477-485.

6.Shanks, N. and Pyles, R.A. (2007) Evolution and medicine: the long reach of “Dr. Darwin”. Phylos. Eth. Hum. in Med. 2:4