jump to navigation

Creacionista: no es nada personal, la ciencia es así octubre 21, 2008

Posted by Manuel in ateismo, biologia, ciencia, creacionismo, diseño inteligente, divulgación científica, escepticismo, evolucion, historia de la ciencia, paleontología, pseudociencia, religión.
Tags:
trackback

Entre las múltiples acusaciones que recibe la ciencia por parte de los creacionista está esa que cataloga a todo lo relacionado con la evolución con una ciencia atea, y que por tanto trata de desacreditar al creacionismo por estar basado en una fe religiosa. En parte es cierto, pero sólo en parte. En el creacionismo no hay algo que podríamos llamar ciencia fundamentada en la religión, sino en que el creacionismo es SÓLO religión. Hay miles de científicos creyentes, de diversas confesiones religiosas, que defiende la teoría de la evolución. Llamar a esas personas ateas es un insulto hacia ellas. Lo que se critica es que el creacionismo no aporta nada a la ciencia, está basado en una idea religiosa y apoyándose en una interpretación literal de libros religiosos (Biblia o Corán, por ejemplo porque hay que recordar que existen creacionistas islámicos), presentan resultados científicamente falsos.

Y ahí es donde entra la ciencia. Como dice Carlos Elías en “La razón estrangulada”: En ciencias naturales los propios científicos son los que detectan la impostura y, cuando lo hacen, despedazan literalmente a quien ha osado presentar resultados falso o emplear un metodología falsa. Esto se hace porque sabemos que la credulidad de las ciencias naturales es tal, que desenmascarar a un impostor intelectual sólo redundará en una mayor credibilidad de la ciencia..

Como se puede observar la crítica también se hace entre colegas. Es un control de calidad que hay que mantener. El creacionismo no lo pasa, y por eso es criticado y se impide su acceso a las aulas donde se imparte ciencia. Pero no es nada personal, hay otras disciplinas que tampoco pasan ese control como la astrología, la ufología, la homeopatía o la quiromancia por dar algunos ejemplos. Los defensores de esas disciplinas deberán ponerse a trabajar si quieren pasar los controles de calidad que la ciencia exige: búsqueda de evidencias experimentales y proporcionar predicciones que validen sus teorías. Es una labor más cansada que la de intentar desprestigiar a la ciencia, como hasta vienen haciendo, lo reconozco, pero esas son las reglas del juego.

Anuncios

Comentarios

1. J.M.Hernández - octubre 22, 2008

Muy acertado, lo que nunca dicen los fundamentalistas, creacionistas y demás magufería, es que los que descubren los fraudes científicos son los propios científicos, no alguien externo.

Saludos.

2. Alicia - febrero 21, 2009

“la astrología, la ufología, la homeopatía o la quiromancia. […] Los defensores de esas disciplinas deberán ponerse a trabajar si quieren pasar los controles de calidad que la ciencia exige: búsqueda de evidencias experimentales y proporcionar predicciones que validen sus teorías”
¿Van a ser capaces de hacer eso? ¿Qué evidencias experimentales va a tener la astrología, que los sagitarios somos alegres? ¿Y la quiromancia?

3. Manuel - febrero 21, 2009

Alicia, eso es algo que nos debe de dar igual, Mientras no pasen el control de calidad seguirán donde están.
Si consiguen demostrar estadísticamente, con un intervalo de confianza significativo, que todos los sagitarios del planeta sois alegres podrán establecer la hipótesis del “sagitario-alegre”. Con ella podrán hacer una predicción: “todos los que nazcan sagitarios serán alegres”. Si eso se sigue cumpliendo durante varias generaciones estaremos cerca de establecer una teoría. Pero claro sólo conocemos el fenómeno, aun quedaría por establecer el mecanismo por el que eso ocurre.
¿Algún astrólogo dispuesto a hacer estadística? 😉

4. Alicia - febrero 21, 2009

Claro, no basta con que todos los sagitarios del mundo durante muchísimas generaciones (todas) sean alegres, hay que encontrar un vínculo real (cuando digo real quiero decir válido en un sentido científico). Hay que demostrar de manera científica, no que todos los sagitarios son alegres, sino que es imposible (absolutamente imposible) que un sagitario no sea alegre. Eso no quiere decir que esa ley deba ser inmutable, el tiempo lo dirá.

5. Eleison - febrero 21, 2009

¿Cómo lo veis?

6. Eleison - febrero 21, 2009

5. Kyrie Eleison – Febrero 21, 2009

Vaya, yo creia que esto de la ciencia funcionaba por falsación, como sostenía Karl Popper.

Por tanto creo que bastaría con enunciar “Todos los sagitarios son alegres”.

Y si nadie la puede falsar, y es más simple que otra afirmación respecto al mismo fenómeno, la teoría seguiría vigente (pendiente de falsación). De ahí la validez realativa de la afirmación científica.

Aunque en el ejemplo que nos ocupa, bastaría con presentar a un nacido bajo constelación de Sagitario no alegre pra refutarla.

Disculpad si me equivoco… soy un simpe cristiano, no un premio Nobel.

Saludos.

7. Manuel - febrero 21, 2009

Kyrie, lo que comentas es completamente cierto. Pero yo siempre le echo en cara a Popper, queno sabe emplear el método científico (por algo jamás se acercó a una poyata de laboratorio), y su concepto de falsación tiene algún problema práctico.

Te pongo un ejemplo: Imagina que estás escribiendo un tratado de zoología y tienes que dar el color del cuervo. Tu pondrías negro, ¿no?. Pero según Popper deberías antes ver si “todos los cuervos son negros”. Tendrías que rastrear todo el planeta y comprobar que todos ellos son negros. Y te encontrarías alguno blanco porque el albinismo también existe entre los cuervos. ¿Invalida eso que los cuervos son negro?

En biología las excepciones son muy frecuentes, y por eso el “generalmente” es tan habitual en nuestro vocabulario.

En el caso de los sagitarios sería correcto según Popper, si presentas uno triste entonces tu teoría es falsa. Pero, ¿si es un mutante que siempre está deprimido?

Saludos

8. Eleison - febrero 21, 2009

No diría negro, Manuel, porque el color no reside en el pájarosino en la forma de percibir de la vista humana (que no es gran cosa en el reino animal). De hecho, el negro es el único color que no puede absorver el puñetero cuervo.

🙂

Sí. Invalida gramaticalmente que los cuervos son negros.
No sería una Ley, pues.

Pero sí que encontraríamos una Ley: No todos los cuervos son negros.

Refútala.

🙂

9. Manuel - febrero 21, 2009

Eleison te recuerdo que estás escribiendo un tratado de zoología, no uno de filosofía. Lo de las leyes dejalo para la física o las matemáticas.
Dan ganas de esconder bajo una piedra el cuervo blanco 🙂

Ten en cuenta que el cuervo blanco es un mutante. En todo los libros de medicina puedes leer: “la especie humana se divide en sexo masculino, portador de los cromosomas sexuales XY, y femenino, portador de los cromosomas sexuales XX”. ¿Crees que esto es universal?

Felices sueños

10. Eleison - febrero 21, 2009

“Pero según Popper deberías antes ver si “todos los cuervos son negros”. Tendrías que rastrear todo el planeta y comprobar que todos ellos son negros”

Radicalmente falso. Bastaría con presentar uno negro, y debería de preocuparse de traer uno de otro color quien quisiera falsar mi afirmación.

11. Manuel - febrero 21, 2009

Y es que en esto de la refutación a lo Popper se puede tener mala leche. Yo te digo: “hay un calcetín de color naranja orbitando Plutón”. Refútalo 🙂 🙂

12. Eleison - febrero 21, 2009

He dicho:

“Bastaría con presentar uno negro (y esperar que lo falsen)”

¿Cuál sería el equivalente en el caso del calcetín?

No tiene. No es un ejemplo válido. Eso no es popperiano.

Saludos.

13. Manuel - febrero 21, 2009

Eleison dices. “Bastaría con presentar uno negro, y debería de preocuparse de traer uno de otro color quien quisiera falsar mi afirmación.” . Exacto. Lo que ocurre es que en ciencias de la vida es fácil encontrarlo. En este caso el albino. Es el caso de los sexos, hay personas XXY. Hay excepciones que no invalidan la generalidad. Precisamente muchos se bastan en estas excepciones para decir que la ciencia es inexacta.

Y el caso del calcetín no será popperiano, pero podría ser cierto (o falso). Deberíamos viajar hasta allí para comprobarlo. Y en este tipo de argumentario se basan los sistemas de creencias, la pseudociencia, etc.

Saludos

14. Eleison - febrero 21, 2009

“Precisamente muchos se bastan en estas excepciones para decir que la ciencia es inexacta”.

¿Y en qué se equivocarían?

15. Eleison - febrero 21, 2009

Alicia:

Dices: “Los defensores de esas disciplinas deberán ponerse a trabajar si quieren pasar los controles de calidad que la ciencia exige: búsqueda de evidencias experimentales y proporcionar predicciones que validen sus teorías” ¿Van a ser capaces de hacer eso? ¿Qué evidencias experimentales va a tener la astrología, que los sagitarios somos alegres?

Alicia, ¿seguro?

Vaya, yo creía que partían de una base ya falsada. Así que nunca les recomendaría esa búsqueda absurda. Eres muy mala con ellos, niña mala 🙂

Lo digo porque como la astrología es milenaria, todos sus análisis y cálculos parten de que la Tierra es el centro y que el Sol gira alrededor de ella. Por lo cual, su premisa está ya falsada.

¿O es que hace varios miles de años consideraban que era la tierra la que giraba alrededor del sol. Pues ya está… ¿no?

¿Para qué mandarles a buscar nada?

Disculpadme si estoy metiendo la pata… la ciencia no es lo mío.

Saludos.

16. Manuel - febrero 22, 2009

Hola Eleison. Se equivocan en que la ciencia es una herramienta para conocer el cosmos, no para alcanzar verdades absolutas (si es que eso existe). Si en el cosmos hay excepciones a reglas generales tendremos que describirlas. Si nuestras herramientas todavía no están lo suficientemente desarrolladas para contestar algunas preguntas tendremos que responder “no lo sé”. Y hay preguntas que no puede contestar. Son limitaciones y lo sabemos, pero es la mejor herramientas que hemos desarrollado para conocer el cosmos. ¿Alguien conoce una mejor?

En cuanto a la astrología: el problema no es sólo el heliocentrismo, los antiguos ya lo conocían. Aristarcos de Samos lo describe en su obra. El problema es que lo que clásicamente se llaman estrellas fijas no lo son. Se llaman así porque varían muy lentamente su posición respecto a nosotros, pero en el universo no hay nada estático. En unos milenios la posición de los astros ha variado tanto que es absurdo inferir nada aludiendo a su posición. En este artículo hay una revisión del tema: http://jmhernandez.wordpress.com/2008/07/27/el-fraude-de-la-astrologia/

Saludos

17. Kyrie Eleison - febrero 22, 2009

1. Claro, la ciencia es una herramienta para conocer el cosmos. No se equivocan al decir que es inexacta. Otra cosa sería que la rechazasen por ser inexacta. Yo no lo hago.

2. Cierto, es prácticamente lo mismo qe estoy diciendo. Por ser milenaria, la Astrología puede pecar de geocentrismo, falta de dinamismo, etc… Refutados desde sus premisas primeras (copletamente falsadas), ¿no? Que inicien esa búsqueda que señala Alicia se antoja absurdo 🙂

3. Pobree Popper. Se le interpreta mal a menudo, jaja…

Bueeeno. No está mal lo que he dicho para ser un pobre cristiano “inculto” (seún Alicia, todos lo somos…) ¿No?

Un abrazo Manuel, y otro a Alicia (aunque veo que me evita, jaja).

😉

18. sbach2k - febrero 22, 2009

Kyrie, Si la ciencia no es lo tuyo, no sé que es lo que haces en un blog de ciencia.

19. Eleison - febrero 22, 2009

Es que si llegara a serlo… 😉

20. Eleison - febrero 22, 2009

jeje, es broma, me expresé mal.

No es que no sea lo mío, es que me inclino más por la teología mística (pero intento no descuidar la ciencia).

🙂

21. Eleison - febrero 22, 2009

Lo mí es la incultura, la religión, el saber de los necios… de los que somos muy tontos.

¿Eh que sí, sBach2k y Alicia ?

jajajaj

😉

22. Eleison - febrero 22, 2009

sBach2k:

Yo no estoy en contra de la ciencia, sino de los excesos de la ciencia.

Nietzsche deja al hombre sin Dios (nada nuevo, ya lo hizo Feuerbach) “pero” también sin su sustituto, la Razón humana (esto ya es más novedoso). Deja todo patas arriba, pendiente de solución. Y eso es bueno, pues cuando el ser humano se da cuenta de que (por sus limitaciones) no da ni puede dar con dicha solución,se abre la vía para que hable Dios (no ya el hombre)… y la solución llega a pesar de las insuficiencias humanas. Veo el nietzscheanismo como un paso necesario para hacer un “borrado” de materialismos y humanismos, que deja al hombre a un sólo peldaño de la salvación. Para mí, lo que ha degradado al mundo y le ha dejado falto de conciencia…es el exceso en ciencia, el materialismo, el anthropocentrismo, no el nietzscheanismo, por ejemplo.

Al contrario, tras un ataque furibundo de Feuerbach y otros a la religión, bajo un clima positivista,el anthropos había sustituido a Dios para dar explicación a todo. La razón ilustrada sustituía al Dios tradicional… y Dios no era ya “posible”. Al llevar las sospechas positivistas a su extremo, Nietzsche no sólo cuestiona a Dios, sino también a su fatídico sustituto, la razón primate. Y deja al hombre sin nada… frente a un abismo que sólo podría contestar un Dios (entonces es cuando algunos se comienzan a preguntar si existió precipitación en el momento en que se “deconstruyó” bajo garra positivista la idea de Dios. Los que se apresuraban a destruir la religión en nombre de la ciencia reciben una lección divina: el anthropo, horizontalmente, no puede darse el Ser, nombrarse, no sabe ni puede saber qué o quién es en realidad, sino sólo en apariencia…

Si se había venido abajo el aval del conocimiento vertical, que proviene de Dios y llega al hombre, Nietzsche demuestra que el aval racionalista “horizontal (desde el hombre y para el hombre) también cae por su propio peso, pues el anthropos no puede explicarse a sí mismo a nivel ontológico. Mientras confiaban en la ciencia, los hombres de bata blanca arqueaban sus cejas cuando oian la palabra Dios, y mesaban sus barbas con cara de prepotencia. Así, desde luego, no iban a regresar a Dios (por eso diré que el filósofo alemán no es responsable del relativismo, y que no es su producto sino que el autor tan sólo describe lo que impera en su época). En la posmodernidad, vaticinada en su día por Nietzsche, el hombre blanco de bata blanca está desconcertado, su euforia pasada ahora es débil, y la idea de Dios podría llegar a renacer en él.O eso, o la nada ontológica…

Hay que demoler el Occidente excesivamente positivista de bata blanca… si queremos regresar a Dios, y por tanto, al hombre. Proclamar que se ha destruido la “supremacía” del sustituto, la razón humana, y que ya sólo queda Dios (o nada firme, insisto). Perderse en el desierto, pero no para desfallecer en él, sino para responder a la llamada de Dios. Reencantar el mundo, o sucumbir bajo el noumen. Desaprender reduccionismos(gracias a Nietzsche y otros) y dejar que sople el Espíritu. Hay razón horizontal, la humana, hay razón vertical, divina, juntas forman una cruz, y el anthropos debe situarse en la intersección, no debe caminar solo (pues no llegaría a ningún lugar).

Amén significa para los cristianos “punto de apoyo inquebrantable”, y no valen sustitutos horizontales. En la horizontalidad sólo queda noumen (están sin asidero, y no valen autoengaños). La realidad sólo es captada por la voluntad, diría Nietzsche. Pero yo añadiría que sólo hay una manera de captar la realidad (y no mero noumen) y es cuando la voluntad del hombre coincide con la de Dios. Y la voluntad del hombre no coincide con la de Dios por vía del entendimiento humano, sino que accede por la doble vía nous + psique. Bajo mi parecer (y según mi “experiencia”), Nietzsche acierta en primar la “voluntad”, pero le falta especificar (voluntad del hombre sumada libremente a la de Dios).

Evidentemente, la mía es una interpretación cristiana de algunas ideas centrales de Nietzsche… y en el fondo, tampoco Nietzsche puede oponerse a que esa sea mi interpretación (Aquí tienes “mí” verdad, tú muestra la tuya).

Saludosa todos/as, perdón por la extensión, pero lo que quería decir no se explica en dos líneas…

23. manuelabeledo - febrero 22, 2009

Yo es que prefiero que desaparezcan definitivamente las religiones y los científicos se dediquen a la ciencia.

Bueno, y que se deje de citar a filósofos famosos para sostener opiniones cuando la mayoría se dedicaron a escribir, con mayor o menor fortuna, pajas mentales que se les iban ocurriendo sobre la marcha. Porque sí, eran muy ocurrentes y sí, en algunos casos incluso brillantes, pero su método consiste básicamente en dar explicaciones inusuales a fenómenos personales.

Digo yo que a día de hoy tampoco es muy necesario andar buscando motores primeros y esencias de la naturaleza a golpe de pensamiento profundo si disponemos de mejores herramientas para ello.

24. Eleison - febrero 22, 2009

Cada cual, según su condición…

Un saludo Albeledo.

25. Eleison - febrero 22, 2009

¿Te gusta mi avatar Albeledo?

En la barra lateral de “comentarios recientes” queda muy chulo.

Fíjate en como aparece…. Una Iglesia que os mete entro… Vuestras fotos y avatares van quedando atrapados dentro de la estructura eclesiástica…

Curioso fenómeno óptico. En mi blog no pasa… 🙂 🙂 🙂

Un abrazo!!


Sorry comments are closed for this entry

A %d blogueros les gusta esto: