jump to navigation

USA y UK se describen en sus monedas noviembre 7, 2008

Posted by Manuel in humor, sociedad.
Tags: , ,
comments closed

moneda-usa-uk1

Anuncios

La realidad real noviembre 7, 2008

Posted by Manuel in ciencia, escepticismo.
Tags: ,
comments closed

Al darse una vuelta por el ciberespacio utilizando un ordenador, uno se encuentra con blogs que defienden todo tipo de teorías, montando a su alrededor cruzadas personales que vierten miles de bytes al día. Estas teorías son de todo tipo, por ejemplos las hay acerca de conspiraciones donde hay unos personajes que nos controlan (estos varían dependiendo del articulista, pueden ir desde reptiles disfrazados de humanos, a masones, o aristócratas descendientes de sectas antiguas a dueños de multinacionales de un sector que les cause fobia). Otros aseguran que refutan teorías científicas perfectamente establecidas como la teoría de la evolución, la esfericidad de la Tierra, el origen de las enfermedades o los últimos descubrimientos de astronomía; y lo hacen desde un púlpito al que si rascamos un poco se le ve claramente su total incultura científica, que deja entrever que en realidad ni siquiera entienden las teorías que critican. También los hay que critican a los sistemas sanitarios actuales, pero no por ineficacia o por detectar errores de gestión en ellos, cosa que sería muy saludable; sino que atacan a la base, afirmando que la vacunación no es efectiva, que las medicinas no son más que fruto del ansia de negocio y poder de las farmacéuticas, y que los científicos biomédicos, los facultativos y las empresas farmacéuticas tienen montado un complot para minar nuestra salud, que sin estos sujetos implicados gozaríamos de una extraordinaria salud.

Estas páginas se mueven en lo que se puede llamar la realidad virtual, aquella sustentada en información recogida en libros, o galopando en el ciberespacio. Pero hay otra realidad, aquella que Federico Mayor Zaragoza llama la realidad real. La que nos dice que hay millones de personas muriendo de hambre en el mundo, sufriendo plagas por parte de patógenos, tanto microbianos como parasitarios; la de aquellos que mueren a diario por culpa de tumores, problemas cardiovasculares, etc. Cualquiera puede pasar a formar parte de esa realidad real. Cualquiera puede verse obligado a viajar en un momento dado a una zona endémica de fiebre amarilla, puede sufrir un tumor o tener una neumonía bacteriana. En ese momento se entra de lleno en el mundo de la búsqueda de soluciones rápidas, no en de las teorías lanzadas desde el salón de casa con total comodidad. Cuando una persona tiene un tumor en una fase curable no pide teorías, pide curación; cuando a alguien le avisan de que a la zona donde tiene que viajar la gente enferma con frecuencia de algo que transmite los insectos, lo que la gente pregunta es si hay alguna forma de evitar la infección. Los misioneros y las ONGs, que conocen muy bien la parte más deprimida de la humanidad, llaman pidiendo alimentos y medicinas. Esa es la realidad real, y eso es lo que la gente busca cuando acude a especialistas, no fantasías, sino soluciones.

Un bisturí molecular permite reparar el ADN para eliminar enfermedades noviembre 7, 2008

Posted by Manuel in divulgación científica.
Tags:
comments closed

bisturi-molecular
LAURA TARDÓN SÁNCHEZ- El Mundo Digital

“Reparar” genes para curar enfermedades, hasta hoy, era inviable. Pero, después de cuatro años de investigación, un grupo de científicos españoles ha conseguido “extraer las células con el ADN dañado, repararlas y reimplantarlas después al paciente”. “Es la primera vez que se demuestra que de una manera dirigida podemos atacar el lugar que nosotros queremos en el ADN con la máxima especificidad”, indica a elmundo.es Guillermo Montoya, jefe de la investigación.

Este equipo del Centro Nacional de de Investigaciones Oncológicas (CNIO) ha logrado diseñar una enzima (meganucleasa) capaz de detectar y cortar la zona del ADN donde se localiza la mutación cromosómica responsable del xeroderma pigmentoso, una enfermedad genética por la que la piel es especialmente sensible a las radiaciones solares y que, con el tiempo, puede degenerar en un cáncer de piel. La xeroderma pigmentoso es una afección hereditaria poco frecuente. Quienes la padecen tienen un defecto en sus células que les impide reparar los daños que va causando en el ADN la exposición a los rayos ultravioleta. Esto significa que “si reciben un rayo de sol se produce una mutación en el ADN que las enzimas no pueden reparar, lo que conlleva en la mayoría de los casos al cáncer cutáneo”, explica a elmundo.es Salvador González, profesor en el Hospital Memorial Sloan-Kettering Cáncer Center (Nueva York). “Por esta razón deben concienciarse de lo importante que es para ellos la fotoprotección”, añade el dermatólogo.

“Los afectados presentan una piel muy envejecida a edades muy tempranas, con lesiones rugosas, queratosis actínica, enrojecimiento, edema, descamación, ulceraciones…”, describe González. Precisamente porque esta enfermedad está muy localizada en la piel y porque es monogénica (sólo se ubica en un gen), “resulta más fácil extraer, reparar y reimplantar las células dañadas”, comenta el jefe de la investigación. Se trata de extraer las células del paciente y, a través de este “bisturí molecular”, detectar, cortar y eliminar la secuencia alterada en una especie de taller de reparaciones. Posteriormente, la propia célula procede a su reparación, es decir, “promueve su sustitución por la otra copia de la secuencia original sin el defecto de la enfermedad”, explica Montoya. Para entenderlo mejor, “es como hacer un corta-pega en cualquier programa informático de tratamiento de textos, para realizar las correcciones ortográficas y gramaticales necesarias”, apostilla.

El ‘bisturí molecular’ se ha aplicado en un paciente

Este hallazgo, publicado en la revista Nature, puede suponer una nueva vía terapéutica para eliminar distintas enfermedades a través de enzimas que “detecten y corten” con la “máxima especificidad” las zonas dañadas. “Habría que diseñar una enzima para cada afección y esto lleva su tiempo”, reconoce Montoya. “Una meganucleasa es una proteína que reconoce una secuencia de ADN de forma muy minuciosa para posteriormente cortarla”, según el investigador. La particularidad de esta enzima ‘bisturí’ es que permite cortar la secuencia de ADN exactamente donde se desea. Su precisión es tan relevante que permite, por primera vez, hacer modificaciones genéticas con “gran exactitud”. “Se ha intentado mediante terapia génica con virus y con el uso de trasposones (secuencia de ADN capaz de replicarse e insertar una copia de sí mismo en un nuevo lugar del genoma), sin embargo, estos métodos no han dado resultados”, aclara el científico. “Tenemos datos preliminares sobre el diseño de otras enzimas capaces de reparar las mutaciones causantes de inmunodeficiencias y distintos tipos de linfomas y leucemia”, puntualiza el investigador español.

Después de la reimplantación, la enfermedad en cuestión, en este caso, la xeroderma, “debería desaparecer totalmente”. La investigación se ha desarrollado en células de ratón y humanas, aunque la empresa con la que colabora este grupo de investigadores (Cellectis, S.A.) ha aplicado esta técnica en células provenientes de un paciente en Francia con xeroderma. “Está funcionando bien”, indica el científico. Se trata del primero de los casos humanos en los que se estudiará este proceso, “por lo que cabe esperar que en los próximos años se inicien distintos ensayos de investigación clínica”, concluyen los autores de la investigación.