jump to navigation

Carlos Santillana: de “mentalista” fracasado a supuesto doctor diciembre 2, 2008

Posted by Manuel in escepticismo, pseudociencia, sociedad.
Tags: , ,
trackback

carlos_santillana1
El mentalista cacereño se hizo famoso tras los sonados fracasos de sus trucos

SERGIO LORENZO E. F. V.- Diario HOY Digital

La carrera de Carlos Santillana como mentalista terminó en octubre del año 2006, cuando indignó a los vecinos de Trujillo al intentar engañarles diciéndoles que iba a estar cuatro días enterrado en la Plaza Mayor bajo 3.000 kilos de tierra. Realizó el truco de manera burda, le vieron escapar debajo de un plástico negro para huir en un coche. Santillana recibió muchas críticas, decidió entonces dejar de ganarse la vida como mentalista para ejercer de médico.

Carlos Arjona, secretario del Colegio de Médicos de Cáceres, cuenta que hace año y medio recibieron una llamada de una mutua de Plasencia pidiendo referencias de un tal Carlos Santillana que decía ser médico general. «En Plasencia les extrañaba la manera de actuar de este médico -cuenta Arjona-, ya que parecía que no sabía ver las radiografías y miraba los electros boca abajo».

El Colegio de Médicos le pidió el título y trajo uno impecable de una universidad de Perú con su nombre; le pidieron la homologación del Ministerio, y la trajo; le pidieron las calificaciones, las notas que había obtenido, y las entregó. «Todo lo que le pedíamos lo traía; pero claro, aquí la gente le conocía y se aseguraba que nunca había estado en Perú y menos cinco o seis años estudiando Medicina».

El Colegio de Médicos de Cáceres no se dio por vencido y pidió a un médico que iba a viajar a Perú que preguntara por Carlos Santillana en la universidad en la que en teoría había conseguido ser médico. En Perú comprobaron que su número de colegiado correspondía al de otra persona, que sí era un médico reconocido como tal.

El Colegio de Cáceres avisó entonces del supuesto fraude de Santillana, comunicándoselo a todos los colegios de España. El antiguo mentalista se enfadó con los responsables del Colegio de Médicos y les llegó a amenazar con denunciarles. Luego desapareció.

Arjona señala que en la mutua de Plasencia estuvo ejerciendo una semana, que luego se fue a Badajoz y después a Málaga. No le consta que estuviera trabajando en ninguna residencia de mayores en la provincia de Cáceres.

El Colegio de Médicos de Cáceres comunicó su descubrimiento al fiscal del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura, Aurelio Blanco, y comenzó entonces la investigación que ha concluido con la detención de 27 personas.

Santillana es natural de Cáceres, pero en esta ciudad no se le veía desde el fracaso de Trujillo. Antes había anunciado en Cáceres sus proezas de mentalista después de regresar de Madrid, donde comentó que había trabajado en la televisión como colaborador de una prestigiosa periodista. En su ciudad llegó a utilizar la Torre de Bujaco para esconder el número que iba a ser premiado en la lotería de Navidad. En Cáceres también dijo que iba a desvelar el día en que doña Letizia iba a tener su primer hijo, también que iba a parar el reloj de la Puerta de Sol cuando estuviera dando las campanadas de fin de año, y algún truco más, la mayoría de los cuales fracasaron.

Después de ser descubierto en Trujillo, HOY publicó el 15 de diciembre de 2007 que una sentencia firme obligaba al ‘mentalista’ a devolver 6.000 euros a un empresario al que engañó diciendo que el nombre de su empresa iba a salir en todas las televisiones cuando con su mente apagara la Torre Eiffel de París desde una habitación del Hotel Ritz de Madrid. Entonces Santillana ya estaba desaparecido de Cáceres: ya no era mentalista, se había convertido en un presunto médico por arte de birlibirloque.

Anuncios

Comentarios

1. Ajui - diciembre 2, 2008

A esa gente no la entiendo. El caso es estafar.

¿Es que así se sienten más listos?

2. JACS - diciembre 2, 2008

Este personaje comparte las características de los que van por ahí vendiendo la mentira del diseño inteligente. No me extrañaría que lo fichara uno de esos institutos-sectas de la creación. Un auténtico vendedor de alfombras persas.

Increible también que haya gente capaz de creer a semejantes personajes en el siglo XXI.

Saludos

3. Manuel - diciembre 2, 2008

Ajui, es que trabajar es muy duro, y estudiar una carrera de medicina ni te cuento. Te lo inventas todo, incluyendo tu CV, trabajas cuando quieres y a vivir… Un pico y una pala les daba yo a estos.

Saludos

4. Jezabel - diciembre 2, 2008

Qué descaro, el tío. Lo de amenzar con demandar al Colegio de Médicos es de juzgado de guardia.

5. Paulo Arieu - diciembre 2, 2008

Mandrake el amgo!!!!
Abra cadabra,pata de cabra!!!

6. J.M.Hernández - diciembre 2, 2008

Como está el patio… y lo peor es que de éstos hay a montones. Recuerdo un dentista, hace años, que te miraba las muelas con el cigarrillo en la boca (por supuesto no volví); más tarde oí que le habían multado porque ejercía sin título.

Y el que curaba las hernias de disco con un masaje en la oreja, lo dejo paro otro post…

Saludos.

7. KC - diciembre 2, 2008

Es el filo de las palabras…cualquier embaucador las puede desenfundar.

Imaginaos la cara que hay que tener para ejercer de Médico a sabiendas de que no lo eres…

Saludos.

P.D.: Muy bueno lo del dentista con el pitillo en la boca… 😀


Sorry comments are closed for this entry

A %d blogueros les gusta esto: