jump to navigation

La evolución como cambio de posición del hombre en la Naturaleza diciembre 16, 2008

Posted by Manuel in ateismo, biologia, ciencia, creacionismo, diseño inteligente, divulgación científica, escepticismo, evolucion, historia de la ciencia, pseudociencia, religión.
Tags: ,
trackback

Es interesante contemplar un enmarañado ribazo cubierto por muchas plantas de varias clases, con aves que cantan en los matorrales, con diferentes insectos que revolotean y con gusanos que se arrastran entre la tierra húmeda, y reflexionar que estas formas, primorosamente construidas, tan diferentes entre sí, y que dependen mutuamente de modos tan complejos, han sido producidas por leyes que obran a nuestro alrededor (…). Hay grandeza en esta concepción de que la vida, con sus diferentes fuerzas, ha sido alentada por el Creador en un corto número de formas o en una sola, y que, mientras este planeta ha ido girando según la constante ley de la gravitación, se han desarrollado y se están desarrollando, a partir de un principio tan sencillo, infinidad de formas las más bellas y portentosas.
Charles Darwin

“El origen de las especies” de Darwin, que supuso el empuje definitivo de la evolución, significó un cambio de mentalidad, una nueva forma de ver el hombre sobre la Tierra. Ésta no apareció de forma súbita, como algunos antidarwinistas pretenden hacer creer para intentar mostrar al mundo que la evolución es la idea de unos cuantos majaderos. La evolución es un concepto mucho más antiguo, que tomando fuerza con el paso de los siglos, y que finalmente se plasmó en las obras de Darwin y Wallace. Así Henry Fairfield Osborn en 1894, en su obra From the Greeks to Darwin, the development of the evolution idea through twenty-four centurias (“De los griegos a Darwin, el desarrollo de la evolución a través de veinticuatro siglos”) escribió:

El antes y el después de Darwin serán siempre el ante y post urbem conditam de la historia de la biología

.
Según Osborn, la idea de la evolución no era nueva, sino que

había alcanzado su madurez tras lentas contribuciones aportadas a lo largo de 24 siglos (…). Cuanto más se estudia la ley de la evolución, más se convence uno de que no se llegó a la misma por un descubrimiento decisivo, sino por el desarrollo progresivo de ideas subordinadas y conexas, antes de que fuera reconocida como un todo único, primero por Lamarck y después por Darwin

.

Y efectivamente Darwin plasmó en su obra experiencias que otros naturalistas también habían observado. Así que mientras que el concepto de selección natural parecía ser nuevo, el de evolución, entendida como variabilidad de las especies, era algo que ya “flotaba en el ambiente”. De lo que no hay ninguna duda es de que la evolución, y especialmente cuando ésta englobó a la especie humana, cambió por completo la posición del hombre en nuestro planeta. De ahí han surgido los principales debates con la filosofía y la teología; así como los encontronazos con los grupos fundamentalistas religiosos. Tras la publicación de “El origen de las especies” ese cambio de mentalidad se hizo patente tal y como muestran las opiniones de Ernst Haeckel o Sigmund Freud.

En el año 1874, Haeckel en su obra Antropogenia o historia de la evolución humana declaraba haber señalado por vez primera:

los méritos de esos dos héroes en la erradicación del concepto antropocéntrico y geocéntrico del universo (…). Del mismo modo que Copérnico dio su golpe de gracia al geocentrismo en 1543 (…), Darwin asestó un golpe de gracia al dogma antropocéntrico en 1859

.
Afirmaba que la teoría darwinista era subversiva; demostraba su importancia al subrayar que la misma explica por medio mecánicos el origen de las formas orgánicas e identifica las causas responsables y que queda casi eclipsada por la importancia desmesurada que adquiere por sí sola una consecuencia única y necesaria de la teoría (…): el origen animal del hombre.

Sigmund Freud escribió en su “Introducción al psicoanálisis” (1916-1917) que a lo largo de los siglos

la ciencia ha proporcionado al egoísmo ingenuo de la humanidad dos grandes desmentidos. La primera vez sucedió cuando se demostró que la Tierra, lejos de ser el centro del universo, constituía sólo una parcela insignificante del sistema cósmico del que apenas podemos imaginarnos su grandeza. Asociamos este primer dato al nombre de Copérnico (…). La investigación biológica aportó a la humanidad el segundo desmentido (…) al establecer su descendencia del reino animal y al mostrar la indestructibilidad de su naturaleza animal. Esta última revolución ha tenido lugar en nuestros días, gracias a los trabajos de Charles Darwin, Wallace y sus predecesores (…)

.

La evolución solamente habla de variabilidad de los seres vivos. Sin embargo sus implicaciones filosóficas fueron fundamentales: sustitución de un mundo estático por un mundo en evolución; rechazo del creacionismo; rechazo de la teleología cósmica, superación del antropocentrismo; explicación materialista de lo que hasta entonces se había concebido en términos de “proyecto” divino; sustitución de las clasificaciones rígidas y apriorísticas por un pensamiento articulado sobre las variaciones de la naturaleza.

Estas razones son las que sopesan los detractores de la evolución. Es indiscutible, desde el punto de vista científico, que existe una evolución biológica, sin embargo muchos se oponen. Algunos lo hacen a “rostro descubierto” afirmando que no les importa la ciencia, y que consideran que las consecuencias que hay detrás la hacen peligrosa, tanto que vale la pena prescindir de importantes descubrimientos en biomedicina u otros campos a favor de seguir manteniendo la posición del hombre en el mundo que ellos pregonan. Otros son defraudadores del intelecto al afirmar categóricamente que muchos de los descubrimientos científicos del último siglo son falsos; lo que esconden en el fondo es lo mismo que el primer grupo, pero a diferencia de los primeros utilizan el engaño y la tergiversación al criticar de forma pseudocientífica argumentos más que asentados en el conocimiento de la ciencia de hace cientos de años.

No es justo prescindir del polo opuesto en disputa: aquellos, que al igual que los literalistas bíblicos, no poseen ningún conocimiento científico pero han tomaron la evolución como estandarte para derribar el mito del antropocentrismo e intentar resquebrajar cualquier creencia religiosa. Ambas posturas chocaron como locomotoras desbocadas a finales del siglo XIX, y ese debate ha llegado con fuerza a nuestros días, especialmente en aquellos lugares del planeta donde el fundamentalismo religioso está más arraigado.

Sin embargo Darwin huyó de ese debate. A él le interesaba explicar cómo evolucionaban los organismos, y por qué mecanismos lo hacían. Tal y como escribió:

Cuando no contemplemos ya un ser orgánico como un salvaje contempla a un barco, como algo completamente fuera de su comprensión; cuando miremos todas las producciones de la naturaleza como seres que han tenido una larga historia; cuando contemplemos todas las complicadas conformaciones e instintos como el resumen de muchas disposiciones útiles todas a su posesor, del mismo modo que una gran invención mecánica es el resumen del trabajo, la experiencia, la razón y hasta de los errores de numerosos obreros; cuando contemplemos así cada ser orgánico, ¡cuánto más interesante –hablo por experiencia- se hará el estudio de la Historia Natural

.

Eso es lo que de verdad interesa al científico, entender a los seres vivos, cómo son y como varían a lo largo del tiempo. Lo demás son ideas filosóficas de las que no saben nada ningún animal ni planta de este planeta.

Este artículo ha sido escrito tomando texto del artículo titulado “La evolución, una revolución” de Bárbara Continenza aparecido en el último monográfico de “Investigación y Ciencia” dedicado a la figura de Charles Darwin.

Anuncios

Comentarios

1. pauloarieu - diciembre 16, 2008

Muy interesante y muy buen artículo. Espero poder aprender mas cosas de este posible debate, si surge.

Lo importante es huir de la confrontacion ciencia y fe, y dedicarse a explicar como funcionan las cosas, para despues pdoer explicarlas bien documentadas, a fin de que la sociedad entera comprenda estos complejos mecanismos. El resto ya es un problema filosifico de debate continuo.

Yo creo que de alguna manera aunque se compruebe que provenimos de bacterias que evolucionaron, siempre entenderé que ha sido dirigida por el Creador.Obviamente no es algo que se pueda probar cientificamente por el momento, ya que trasciende la razón humana y el metodo cientifico.

Descarto la aparición de la nada porque si nomas, sin alguien detrás que este planificando todo esto.

Sin embargo, sigo creyendo que el relato del Genesis, leido correctamente, sin poner un excesivo énfasis literal en todos sus relatos,aun nos enseña muchas cosas a los seres humanos.

Pero lo que de verdad interesa al científico, es entender a los seres vivos, cómo son y como varían a lo largo del tiempo.El resto es filosofias y teologias.Se peuden evaluar, claro,
Lo uncio que cada rama del saber debe respetar los limites de la otra y no superponerse ni anularse mutuamente, no creo que sea valido aplicar la seleccion natural a las otras ramas del saber, negando que el hombre es un ser con necesidades espirituales, algo que esta demostrado, aunque muchos lo niegan,porque no es observable en laboratorios, pero la antropologia y otras ciencias mas
que estudian al ser humano, nos demuestarn que siempre ha habido en generla alguna forma de culto al o a los seres superiores.
Tambienj creo que cuando las enseñanzas de la biblia son bien comprendidas y obedecidas, sin imposicion alguna, mas que por amor a Dios, la calidad de vida del ser humano mejora notablemente, y esto no es en desemedro de la ciencia en absoluto.

Cuantas veces vemos como la oración de fe de “los cristianos santos”, ayuda a la recuperación de un paciente, mejora su estado anímico, levanta sus defensas, les da paz y gozo para enfrentar la adversidad., aun cuando no sean sanados del todo.Y sin desmedro del uso de medicinas ni antibioticos. Inclusive le reconforta y lo anima a la hora de morir para enfrentar la muerte con optimismo y confianza en la vida eterna.

No creo que sea de utilidad el oponerse a los avances y descubirmeintos de la ciencia, Es mas creo que deben ir lo mas lejos que se puedan todos estos avances, favoreciendo el desarrollo de la ciencia, mientras que esta no se convierta en un arma mortífera contra al ser humano, sino siempre buscando el beneficio de este, y buscando las respuestas que el hombre en su limitacion no puede resolver.

Por eso me alegro sinceramente de todos estos últimos descubrimientos,que permitan evitar tantas muertes innecesarias en los hospitales de pacientes que se internan por x motivos y luego terminan enfermando de una bacteria resistente a antibioticos, como las seudomonas y otras que uno no conoce por desconocimiento del tema.

Buen articulo, y espero que pueda darse un buen y sano debate

Saludos al Cientifi – kus – Klan
Un abrazo a Manuel y Gonn
Saludos a Phosphorin, el chikitin !!!!
bendiciones

2. Manuel - diciembre 16, 2008

Hola, Paulo que bueno tenerte de nuevo debatiendo por aquí.

Saludos

3. pauloarieu - diciembre 16, 2008

Si,garcias por invitarme. Yo no dejo casi un dia pasar sin leer tus artículos, no entro en los debates porque tienen muchas veces un nivel muy alto de ciencia.
Adema,s estos dias eh andado muy ocupado con lso artñiculso, ya que he tendio que ponerme a leere investigar con el tema de los dones carismáticos, y eso me tiene muy absorbido.
Ahora tengo lectores como renton, que saben de teologia bastante, y no puedo enseñar con un nivel bajo, ya que Renton sabe bastante y enseguida me entra a cuestionar todo.
pero yo siempre pienso en uds. y por ahi les dejo mensajitos, a modo de saludos chikititos.

Saludos al Cientifi – Kus – Klan

4. J.M.Hernández - diciembre 16, 2008

Interesante artículo, muestra un gran problema no solo con la evolución, sino con otros muchos campos científicos.

En principio, ciencia y fe no tienen porqué enfrentarse, siempre que una no se meta en el campo de la otra (Gould tribute). El conflicto viene cuando una creencia se basa en cierta descripción del mundo físico. Me explico: si una religión se sustenta sobre la existencia de un ser sobrenatural indetectable, no entra en conficto con la ciencia. El ser superior escapa al estudio de ésta y por muchos años de descubrimientos, nada podá probar la inexistencia del ser superior.

Sin embargo, si una creencia se basa en que el Sol gira alrededor de la Tierra, empezamos a tener problemas. La ciencia puede confirmar o no este supuesto y en caso de que lo desmienta, ya está liada. Un creyente acérrimo, o bien niega irracionalmente la evidencia científica, o bien reniega de su fé, ganándose un buen conflicto psicológico.

Y eso es lo que pasa con la biología evolutiva y con tantas otras disciplinas científicas, que sus descubrimientos no contradicen la existencia de un dios en absoluto, sino aquellas creencias basadas en hechos materiales falsos (la existencia de Adán y Eva o la creación simultánea, por ejemplo).

La Tierra gira alrederor del Sol desde hace bastante más de 6.000 años, nos guste o no, y ese es otro asunto importante. El mundo es como es, pero eso no significa que nos tenga que gustar. ¿Que la naturaleza es cruel? pues en nuestras manos está no seguir sus pasos. Decir que la biología evolutiva nos hace ser egoistas, criminales o insolidarios es como decir que la física nos obliga a convertir nuestro hidrógeno en helio y sufrir una fusión nuclear en el hígado.

Muy al contrario, la ciencia nos explica de donde procede BIOLÓGICAMENTE nuestro egoismo, nuestro deseo sexual o nuestro instinto paternal. En nuestras manos está el construir una sociedad justa y solidaria luchando contra instintos arraigados en nuestros genes o abandonarnos a la incivilización y la barbarie, y en este caso si que somos la unica especie capaz de hacerlo. El mundo es como es, pero no tenemos que obedecer a la naturaleza, la ciencia no es una religión y el universo no es un dios, podemos rebelarnos contra él.

Como dijo Richard Dawkins, “Tenemos el poder de desafiar a los genes egoístas de nuestro nacimiento y, si es necesario, a los memes egoístas de nuestro adoctrinamiento… Somos construidos como máquinas de genes y educados como máquinas de memes, pero tenemos el poder de rebelarnos contra nuestros creadores. Nosotros, sólo nosotros en la tierra, podemos rebelarnos contra la tiranía de los replicadores egoístas

Saludos.

5. KC - diciembre 17, 2008

El problema, estimado J.M., es que yo diría que de todo lo que bien explicas no es consciente ni el 0’000000000001% del Planeta. Es algo que está ahí pero que, o se llega a través de la ardua pasarela de la reflexión, o no se llega. Aunque parece que Internet nos ayuda a globalizar también las reflexiones, por suerte.

De hecho, la consciencia, lo es todo, o casi todo.

Saludos.

6. pauloarieu - diciembre 17, 2008

Hernandez.
¡Tiene que haber existido un Adan y una Eva.!

No comprendo porque dice que no existieron

Entiendo que la ciencia buscara deducciones racionales del comienzo, pero no comprendo porque negar que hubo un adan y una eva.

Ya negar la existencia de Adan, para mi,como cristiano es negar la fe cristiana en su totalidad. se ace toda la teología, absolutamente toda.

Estaban todos equivocados, tanto Jesus como Pablo, cuando hablaron de la existencia anterior de un Adan.

Por cierto, Cristo es figura del nuevo Adan.

Yo creo que llevar la evolucion tan atras como les es posible, es donde viene el choque con el cristianismo. Lo que hace que la ciencia pierda el respeto que se merece.Porque yo puedo entender la evolucion, pero no al punto de negar la creacion.Lo que para alguien que no cree que la biblai es la palabra de Dios,no es problema,pero para el que si cree, es problema.

La razon de la muerte de Jesus en la cruz.es justamente esa, la desobediencia del primer Adan, y Cristo es el refundador de la raza humana.

La muerte espiritual en primer lugar u la fisica sucedieron cuando Adan desobedecio.

Seguro que hay causas fisicas que se encontratrn en el ser humano. el gen que maneja el relog bilogoico del ser humano, etc. Nadie lo duda eso.Pero negar que Cristo murio por causa de la desobediencia de Adan y la desviacion espiritual de la raza humana es negar la fe cristiana. Y eso no es posible.

Y no creo que no aceptar esa presuposicion filosofica de la ciencia sea oponerse al trabajo de la ciencia, Es solo estar en desacuerdo con una teoria de la ciencia.

Seguramente en el relato del Genesis hay muchos elementos simbolicos, pero no todos.son simbolicos.

Donde fracasó el primer Adan, el segundo Adan venció.
vencio la tentacion, vencio el pecado y vencio la muerte.

Pero esto es la fe cristiana y ha sifo el motot misionero principal de los apostoles, llevar este mensaje a la humanidad.

Problema de cada uno si lo desea creer o no. Eso es lo que Hay.nadie esta obligado a creerlo.Problema personal de cada ser humano.

Las discuciones filosoficas teologicas nunca condujeron a nada, sino que el cristianismo sea burlado. Pablo fue burlado por los atenienses luego de su predica en Atenas, en el Areopago, los griegos se burlaron de el,

Saludos

7. pauloarieu - diciembre 17, 2008

Hola, aca les dejo un articulo relacionado con esto,intersante.
http://lasteologias.wordpress.com/2008/12/17/los-seres-humanos-nunca-somos-del-todo-racionales/

8. J.M.Hernández - diciembre 17, 2008

Hola Paulo,

Precisamente a eso voy. En vuestras manos está interpretar si el mito de Adán y Eva se refiere a los inicios de la humanidad fueran estos cuales fueren, o si literalmente, hay que creerse la existencia de una primera pareja de humanos que generaran a todo lo que vino después.

Contra la primera interpretación, la ciencia no tiene nada que decir, como si quieres aplicar lo de la serpiente y la manzana como fábula de algún tipo de característica o comportamiento del Homo sapiens primitivo.

Sin embargo, basar tu fé en la existencia real de Adán y Eva representa un gran problema. No es posible que de repente aparecieran dos humanos completamente formados y que éstos dieran con su progenie origen a toda la humanidad. Las pruebas indican todo lo contrario, que lo que evolucionaron fueron poblaciones de homínidos (muchos adanes y muchas evas), que produjeron una especie que de haber sido originada únicamente por dos individuos, habría perecido por cosanguinidad en muy pocas generaciones.

Para mantener la existencia del Adán y Eva bíblicos hay que negar irracionalmente todo el conocimiento biológico y genético del que disponemos, no creo que lo veas muy normal, Paulo.

Seguir emperrados en interpretar de forma literal el relato del génesis solo os producirá enfrentamientos innecesarios.

Saludos.

9. pauloarieu - diciembre 17, 2008

Hola Hernandez
Aca le pongo lso enlaces a mis “ultimas y gloriosas investigaciones” (jejejej)

http://lasteologias.wordpress.com/2008/11/29/textos-narrativos-narraciones-prehistoricas/
http://lasteologias.wordpress.com/2008/12/11/textos-narrativos-narraciones-prehistoricas-la-creacion/

Es un buen tema si se trata honestamente y abiertamente sin dogamtismos de ambas partes

Puede ser que haya habido grupos como ud. dice, pero es posible, que , se me ocurre a mi, que haya habido una pareja que como dice la iglesia catolica, recibió el alma o soplo divino,
Sino, no tendria sentido la venida de Jesus a la tierra.
me falta analizar el tema de la “caida” de la humanidad, no he tenido tiempo.
Saludos
Saludos


Sorry comments are closed for this entry

A %d blogueros les gusta esto: