jump to navigation

Ciertas Cadenas de Proteínas Actúan Como Máquinas Adaptativas enero 10, 2009

Posted by Manuel in biologia, ciencia, divulgación científica, evolucion, microbiologia.
trackback

Un equipo de científicos de la Universidad de Princeton ha descubierto que ciertas cadenas de proteínas presentes en la mayoría de los organismos vivientes actúan como máquinas adaptativas, poseyendo la capacidad de controlar su propia evolución. La investigación, que parece ofrecer evidencias de un mecanismo oculto que guía la forma en que los organismos biológicos responden a las fuerzas de la selección natural, proporciona una nueva perspectiva sobre la evolución.

Raj Chakrabarti, Herschel Rabitz, Stacey Springs y George McLendon hicieron el descubrimiento mientras llevaban a cabo experimentos sobre proteínas que constituyen una red bioquímica esencial para el metabolismo. Un análisis matemático de los experimentos demostró que las proteínas actuaron para corregir cualquier desequilibrio impuesto a ellas a través de mutaciones artificiales y restaurar la cadena en el orden correcto.

El descubrimiento responde a una pregunta que ha intrigado a los biólogos desde tiempos de Darwin: ¿Cómo pueden los organismos ser tan exquisitamente complejos, si la evolución es básicamente un proceso guiado por el azar? La nueva teoría extiende el modelo de Darwin, demostrando cómo los organismos pueden dirigir sutilmente ciertos aspectos de su propia evolución para crear el orden a partir de la aleatoriedad. El trabajo también confirma una idea planteada por vez primera en un ensayo de 1858 por Alfred Wallace, otro pionero de la teoría de la evolución. Wallace había sospechado que ciertos sistemas que sufren la selección natural pueden ajustar su curso evolutivo de una manera “exactamente como el regulador centrífugo de una máquina de vapor, que verifica y corrige cualquier irregularidad casi antes de que se vuelva evidente”. En la época de Wallace, el artefacto de vapor operando con un regulador centrífugo era uno de los pocos ejemplos de lo que hoy se denomina Control por Realimentación. En la tecnología moderna, sin embargo, los ejemplos abundan, incluyendo los termostatos en casas y oficinas.

La investigación proporciona datos que corroboran la idea de Wallace. Lo que los investigadores han encontrado es que existen ciertos tipos de estructuras biológicas que pueden dirigir el proceso de la evolución hacia un mejor funcionamiento de los organismos. Los investigadores están continuando su análisis, buscando situaciones paralelas en otros sistemas biológicos.

Anuncios

Comentarios

1. pauloarieu - enero 10, 2009

¡Son como supervisores de una fabrica.!
Saludos


Sorry comments are closed for this entry

A %d blogueros les gusta esto: