jump to navigation

¿Dios habita en el cerebro? febrero 24, 2009

Posted by Manuel in ateismo, creacionismo, escepticismo, evolucion, religión, sociedad.
Tags: , ,
trackback

dios

Javier Sampedro- El País

El Dios de Abraham era justo, inapelable, incorruptible, trascendente, omnisciente, omnipotente, omnipresente y omnibenevolente. El cristianismo antiguo se centró en la pericoresis o fusión de tres personas en una sola entidad divina. Para la vía negativa de Maimónides sólo nos es dado discutir sobre lo que Dios no es. El Todo de los herméticos es más complicado que la suma de cuanto existe, y el Buda puso el énfasis en la liberación del sufrimiento en la tierra. Vista así, la religión tiene poco de universal.

Pero los experimentos han hecho aflorar una capa subyacente más simple. Por ejemplo, los psicólogos cuentan a grupos de voluntarios una historia en la que Dios atiende a cinco problemas a la vez. Los creyentes de cualquier confesión monoteísta aceptan la narración con naturalidad, puesto que Dios tiene sobrados poderes cognitivos para ello. Pero si se les pide recordar la historia un rato después, casi todos cuentan que Dios atiende los cinco problemas uno por uno: su subconsciente ha humanizado al omnipotente Dios de la doctrina.

La investigación reciente en psicología cognitiva, neurobiología y antropología cultural ha revelado que la mayoría de los creyentes, sea cual sea su culto, tienen interiorizado un modelo extremadamente antropocéntrico de Dios. No sólo posee una figura humana, sino que utiliza los mismos procesos de percepción, razonamiento y motivación que las personas. Las creencias explícitas sobre la divinidad son muy distintas entre religiones, pero los supuestos tácitos son casi idénticos en la mayoría de las personas.

La característica central de cualquier religión es un núcleo de creencias sobre agentes no físicos. Este tipo de “conceptos sobrenaturales” -que también aparecen en la fantasía, los sueños y las supersticiones- está muy condicionado por nuestro conocimiento del mundo real. Un espíritu es un tipo de persona, sólo que atraviesa paredes. Dios comparte esas limitaciones dentro de la cabeza de los creyentes.

Más en general, las creencias subconscientes de la gente religiosa de cualquier credo son extraordinariamente parecidas: los agentes sobrenaturales ejercen una vigilancia permanente del comportamiento moral de la persona, con acceso instantáneo a sus pensamientos y deseos más íntimos. Los creyentes de cualquier culto también albergan creencias sobre la existencia y las propiedades de esos agentes sobrenaturales, y suelen guardar símbolos o amuletos que los representan, y celebrar rituales en su nombre. Cada grupo social suele atribuir a esos agentes su sistema moral, y su propia cohesión social.

Los científicos cognitivos han reunido muchas evidencias de que esta especie de religión natural se enraíza en cualidades humanas universales -como la capacidad para simular relaciones con personajes ficticios- que no son específicas de la experiencia religiosa, sino una consecuencia de tener el cerebro más desarrollado, y las estructuras sociales más complejas y estables, que han evolucionado en ninguna especie animal de este planeta.

“El pensamiento y el comportamiento religioso pueden considerarse parte de las capacidades naturales humanas, como la música, los sistemas políticos, las relaciones familiares o las coaliciones étnicas”, dice Pascal Boyer, de la Universidad de Washington en Saint Louis. Boyer ha publicado en el último año dos trabajos de referencia sobre la evolución cognitiva de la religión (Nature 455:1038; Annual Review of Anthropology 37:111).

El filósofo Daniel Dennett sostiene que los cerebros animales han evolucionado a través de tres fases. El comportamiento de las criaturas darwinianas está determinado genéticamente. Las criaturas skinnerianas (por el psicólogo conductista norteamericano B. F. Skinner) disponen de una gama de comportamientos, pero despliegan uno u otro al azar. Los humanos somos criaturas popperianas (por el filósofo de la ciencia Karl Popper). Una criatura popperiana hace lo mismo que una criatura skinneriana, pero sólo dentro de su propia cabeza, como una serie de simulaciones mentales.

El ingeniero de la Universidad de Michigan John Holland, padre de los algoritmos genéticos, asegura que “la verdadera esencia de una ventaja competitiva, sea en el ajedrez o en la actividad económica, es el descubrimiento y la ejecución de jugadas en un escenario ficticio”. Y entre las principales jugadas que tenemos que simular los humanos, desde la más tierna edad, están las situaciones sociales ficticias.

“Todos los niños entablan relaciones sociales importantes y duraderas con personajes de ficción, amigos imaginarios, familiares desaparecidos, héroes invisibles, novios figurados…”, dice Boyer. La práctica constante con ese tipo de “agentes no físicos”, de hecho, puede explicar parte de la extraordinaria destreza social de nuestra especie, muy superior a la de los demás primates. Y desde ahí, el científico de Washington sólo ve un pequeño paso hasta otros “agentes no físicos” como espíritus, dioses y demonios, “intangibles pero implicados socialmente”.

Los agentes sobrenaturales son a menudo la fuente de la moral para las personas religiosas, y también sus vigilantes omniscientes, esto es, que basta con pensar en algo pecaminoso para que se den por enterados. Ésta es otra de las creencias más generales entre los fieles de cualquier culto.

La psicología experimental indica, sin embargo, que los niños comprenden los imperativos morales básicos, como los relativos al trato justo y al daño a sus semejantes, desde que están en edad preescolar. Eso es antes de que puedan comprender esos conceptos abstractos y con independencia del entorno religioso en que se obtengan los datos. La neurobiología, por otro lado, ha revelado nexos muy relevantes entre los juicios morales y algunas de las emociones humanas más básicas y universales.

Uno de los nodos centrales de la red emocional del cerebro es el córtex prefrontal ventromedial (VMPC). Los pacientes que tienen destruida esa zona del córtex muestran una disminución general en su capacidad de respuesta emocional y una marcada reducción de las emociones sociales -como la compasión, la vergüenza y la culpa que están estrechamente relacionadas con los valores morales-.

El VMPC es muy conocido por los neurólogos desde el 13 de septiembre 1848, cuando una explosión accidental disparó una barra de hierro de un metro de largo y seis kilos de peso exactamente hacia esa zona del cerebro de Phineas Gage, el capataz de una cuadrilla de trabajadores del ferrocarril. Sobrevivió, y sin daños en la capacidad del lenguaje ni en otras funciones intelectuales. Pero como dijo poco después un amigo suyo: “Este hombre ya no es Phineas Gage”.

Todos los graves defectos que muestran estos pacientes se refieren a la respuesta a los estímulos emocionales o a la regulación de los propios sentimientos. Sus capacidades de la inteligencia general, de razonamiento lógico y de conocimiento de las normas sociales y morales están intactas.

Según el neurólogo Antonio Damasio, premio Príncipe de Asturias, muchas reacciones morales aversivas son una combinación del visceral rechazo a ciertos actos (matar a alguien, por ejemplo) y de la compasión instintiva por otro ser humano. Damasio cree que las emociones no sólo se asocian a los juicios morales, sino que son cruciales para elaborarlos.

“Aunque los creyentes suelen atribuir su moralidad a un agente sobrenatural”, dice Boyer, “los modelos cognitivos indican todo lo contrario: que nuestros sentimientos morales son reclutados para dar verosimilitud a las nociones morales de la religión”.

Los ritos religiosos también parecen muy distintos entre unas culturas y otras, pero todos pertenecen a una clase de “comportamientos rituales” constantes en la especie humana. Los ritos se basan siempre en alguna secuencia de actos arbitraria, obligatoria, ejecutada en un orden rígido, desligada de un objetivo práctico obvio y repetida muchas veces. También implican a menudo el uso de números, colores llamativos y símbolos de la pureza, el orden o la simetría.

Nuevamente, estos comportamientos rituales son un tema común en el desarrollo infantil: por ejemplo, cuando un niño sólo puede andar por la acera pisando las baldosas rojas, o tiene que subir el primer peldaño de su portal antes de que se cierre la puerta de la calle. Los niños suelen asociar estos rituales a unas vagas nociones de purificación y protección del peligro. Cuando estos sistemas se pasan de revoluciones, ocurren los trastornos obsesivo-compulsivos.

“Sabemos que el cerebro humano tiene redes de seguridad y precaución dedicadas a prevenir peligros como la predación”, dice Boyer. “Las aserciones religiosas sobre la pureza, la suciedad y el peligro oculto de los demonios al acecho estimulan esos mismos sistemas, y hacen que las precauciones rituales resulten intuitivamente atractivas”.

La crítica científica de la religión se ha centrado hasta ahora en argumentos racionales. El astrofísico Carl Sagan, por ejemplo, escribió: “¿Cómo es que apenas ninguna religión ha mirado a la ciencia y ha concluido: ‘¡Esto es mejor que lo nuestro! El universo es mucho mayor de lo que dijeron nuestros profetas, más sutil y elegante?”.

“Hay quien tiene un concepto tan amplio de Dios que no hay forma de evitar que lo acabe encontrando en cualquier parte”, afirma Steven Weinberg, físico teórico y premio Nobel. “Si quieres decir que Dios es energía, lo puedes hallar en un montón de carbón”.

El diseñador inteligente

La campaña Probablemente, Dios no existe de los autobuses se gestó en Londres en el pasado otoño, y uno de sus grandes promotores fue el biólogo Richard Dawkins (Universidad de Oxford). Él es, posiblemente, el autor de divulgación más popular de los últimos 30 años, pero su gran éxito editorial no es un libro de ciencia sino de religión: El espejismo de Dios, publicado en 2006 y traducido a 31 idiomas.

En los años ochenta, Dawkins aplicó las ideas de la selección natural darwiniana a la propagación de los modelos culturales. Las ideas serían memes (en vez de genes) que se replicarían de boca en boca y competirían entre sí por el éxito reproductivo. Las ideas religiosas, que por definición no deben demostrarse, serían memes de alta propagación.

Dawkins, como otros científicos, también desarrolla en El espejismo de Dios una refutación racional de la teología natural. Esta corriente teológica, que sedujo tanto a Darwin como al propio Dawkins en la juventud de ambos, deduce la existencia de Dios a partir de la complejidad de sus criaturas, y sigue siendo el gran argumento detrás del diseñador inteligente del creacionismo norteamericano. Pero un diseñador inteligente, aduce Dawkins, debe ser aún más complejo que las criaturas a las que pretende dar explicación, luego no les da ninguna.

Son argumentos más bien abstractos. La escuela evolucionista que representa Pascal Boyer, por el contrario, ha presentado evidencias de que el pensamiento religioso es la “línea de menor resistencia” de nuestro sistema cognitivo. “La incredulidad suele ser el resultado de un esfuerzo racional deliberado contra nuestras predisposiciones naturales”, concluye Pascal en Nature, “lo que no es la ideología más fácil de propagar, precisamente

Anuncios

Comentarios

1. KC - febrero 24, 2009

La inteligencia del doble filo… Allí donde exista inteligencia existirá Dios… sea aquí, en las Galápagos o en la otra punta del Universo.

Saludos.

2. oraculador - febrero 24, 2009

Si es que es lo que digo siempre: El hombre creó a Dios a su imagen y semejanza.
Creo que en la Biblia viene al revés por un error de imprenta…

3. Paulo Arieu - febrero 24, 2009

No sera un problema tuyo,oraculador, de astigmatismo. Te aconsejo que cambies tus lentes culturales (cosmovison)
Saludos

4. sbach2k - febrero 24, 2009

Exacto KC, solo el hombre (animal inteligente, racional) puede crear dioses, ¿acaso los demás animales tienen dioses?

5. Manuel - febrero 24, 2009

Hola Sebastian. Los perros sí lo tienen: es el hombre 😀
Saludos

6. wirwin - febrero 24, 2009

En lo personal Por Fe creo que existe, otros no lo creen y respeto eso, lo que si les puedo asegurar, que todos sin excepción lo van a saber, unos mas tarde otros mas temprano, porque este cuerpo es finito, llega a su final.

Saludos

7. Manuel - febrero 24, 2009

Correcto, sólo hay dos cosas bien claras en el mundo, la primera es que todos llegaremos a nuestro fin y la segunda que hacienda se queda cada mes con una parte de lo que tanto nos cuenta ganar 😉

Saludos

8. jumanu - febrero 24, 2009

Que las personas crean en la existencia de Dios no sorprende. Lo que si sorprende es que se dediquen a refutar dicha existencia a través de los mecanismos del razonamiento científico. Ya no me cabe duda, se necesita más fe para dudar de la existencia de Dios que para creer en ella –por aquello de que una pizca de fe mueve montañas… ¿o era océanos?

Saludos cordiales.

Por cierto, me gustó el artículo.

9. Manuel - febrero 24, 2009

Hola Junamu coincido contigo. De todas formas, creo que el fondo de este artículo no es la refutación de dioses, sino el origen biológico de las creencias, ver si existe un soporte neurológico-evolutivo para las mismas. Esto no sólo es válido para existencias de deidades, sino creencias en general, desde la palabra de una persona a UFOs, por poner un par de ejemplos.

Y sí, se dice que la fe mueve montañas, para mover océanos con una buena borrasca es suficiente 😉

Saludos

10. Alicia - febrero 24, 2009

Manuel (9). “Y sí, se dice que la fe mueve montañas, para mover océanos con una buena borrasca es suficiente” (O Moisés. Quien mueve un mar, bien puede mover un océano)

11. wirwin - febrero 24, 2009

“la segunda que hacienda …”
Ni me lo recuerdes Manuel, los impuestos, benditos impuestos….
jejejeje 🙂
saludos

12. Manuel - febrero 24, 2009

Alicia, sí para algunos sí. Para otros lo de Moisés igual no fue tanto (https://oldearth.wordpress.com/de-todo-un-poco/los-caminos-del-exodo/) y otros apuestan directamente por afirmar que Moisés ni existió (ver comentario de Phosphoros a la entrada anterior).

Saludos

13. Cnidus - febrero 25, 2009

* Dawkins también comenta que las creencias podrían ser un subproducto de los diversos elementos que permitieron nuestra supervivencia: elevada credulidad de jóvenes, empatía, búsqueda de utilidad a las cosas, etc. Por otro lado, de todas maneras, las diversas deidades de todos los panteones son seres muy muy, pero que muy antropocéntricos.

* ¿Que los perros tienen como “dios” al hombre??? Y yo que pensaba que los hombres éramos considerados “meros” líderes de la manada 😉

* Sobre Moisés…

Según Israel Filkenstein, de “La Biblia Desenterrada”, directamente no existió ni Éxodo ni Conquista de la Tierra Prometida, mas bien estuvieron allí siempre. Así que Moíses no pasa del mito. Según Mario Liverani de “Mas allá de la Biblia”, para nada habla de una conquista de la Tierra Prometida, más bien trata el tema como si siempre hubieran estado ahí, coincidiendo con Filkenstein… 😛

14. centauro94 - febrero 25, 2009

No me molesta su residencia en muchos sentidos en el cerebro, pues la misma lógica demanda que para creer en un dios primero debes albergar la posibilidad que exista[o sea crearlo “para tí”](aunque no creo que un dios necesite de materia, mi concepto es que Dios existe en la acción[de ahí creador]) …tan solo me causa gracia 🙂 No me molesta su residencia en muchos sentidos en el cerebro, pues por ejemplo explicar el agujero negro, no significa en ningún sentido que lo puedes producir(aunque la rana piense que su charca es el océano).

Pero muero de risa al recordar que según los evolucionistas, con Darwin y Engels a la cabeza, el razonamiento humano (su diferenciación de los animales y por lo tanto su existencia) “se debe a la mano” y no al cerebro

jajajajajajajaja… con esa lógica es fácil hasta para un niño llegar deducir que la ameba[pariente de ustedes] se creó a sí misma

Bien como dice por ahí, que empezando por la idea, terminaron en el lodo: “que profesando ser sabios se volvieron necios…”

También los buitres, por MUUUUUUCHO que se eleven, siempre buscan…huesos de muertos

saludos y bieeen por el dios de los perros…

15. manuelabeledo - febrero 25, 2009

Pero muero de risa al recordar que según los evolucionistas, con Darwin y Engels a la cabeza, el razonamiento humano (su diferenciación de los animales y por lo tanto su existencia) “se debe a la mano” y no al cerebro

¿Pruebas de que alguien haya dicho eso?

Creo que te refieres al desarrollo del pulgar oponible, pero tal y como lo planteas te equivocas de pleno.

16. Manuel - febrero 25, 2009

Hombre Centauro, veo que sigues expresándote como Yoda 😉

Saludos

17. JACS - febrero 25, 2009

“huesos de muertos”.

Centauro, eso ya lo escribiste en otro blog. Parece que tienes una fijación mental con los huesos (y las amebas).

18. JACS - febrero 25, 2009

“la ameba[pariente de ustedes] se creó a sí misma”.

Sí, Centauro, existen multitud de pruebas de que la ameba y tú (y yo) sois parientes muy lejanos.

19. JACS - febrero 25, 2009

No tengas miedo por ser primo de las amebas.

20. centauro94 - febrero 25, 2009

Este blog está de fiesta porque he venido yo 😉

“tal y como lo planteas”

es que no me lo he inventado yo… tan solo se los transmito.

Obviamente cuelan el mosquito pero tragan el camello, si de falacias hablamos, creo que el error está en tener que leer miles y miles de páginas para “entender” algo “evidente”.
“la página es mi pastor, nada me faltará, a lugares de intactos huesos de muertos y a torturar simios me conducirá por amor a san Darwin…”

“¿Pruebas de que alguien haya dicho eso?”

En realidad miles han afirmado MUUUCHO màs que solo eso:

0.0- http://74.125.113.132/search?q=cache:ulzVNgDzRhsJ:www.engels.org/cuader/5_arte/ma1.htm+fue+la+mano+la%20+que+creó+el+cerebro+y+no+viceversa&hl=es&ct=clnk&cd=11&gl=sv&lr=lang_es

0.1- http://74.125.113.132/search?q=cache:goGFRwVXD1IJ:apartaderos.blogspot.com/2006/05/los-orgenes-de-la-inteligencia-humana.html+había+impulsado%20adquisición%20inteligencia+incontestable+posteriormente+verificada&hl=es&ct=clnk&cd=2&gl=sv&lr=lang_es

Y es mejor que les conteste Maradona:

“Solo que la mano de Dios!” jajajajajaja…

Ah Manuel y Manuel A., olvidaba decirles que les agregué mis páginas amigas, solo para comprobar “again” que su servidor es democrático…

Jacs:

“existen multitud de pruebas”

solo prueban la esencia de su religión: sus sueños y fantasías con huesos de muertos y simios

No es fijación, es que ustedes con su fanatismo a gritos piden el otro lado de la moneda… y alguien tiene que hacer el trabajo sucio jeje.. son bromas 😉

Solo mira la línea “logica”:
1-la idea
2-el cerebro
3-el trabajo
4-la mano

con una lógica así (imagino basada en resultados superficiales más que en causas profundas, en cualquier punto le pueden desviar sin que lo note) y hasta un niño deduciría que la ameba es creadora.

21. centauro94 - febrero 25, 2009
22. JACS - febrero 25, 2009

Centauro, que equivocado estás. Estudia lo que es el método científico, parece que te hace falta.

“solo prueban la esencia de su religión: sus sueños y fantasías con huesos de muertos y simios”.

Otra frase que ya pusiste en otro blog. ¿No sabes otra? Las pruebas que te digo son científicas; si no sabes cómo funciona la ciencia, nunca es tarde para aprender.

“Cree el ladrón que todos son de su condición”.

Saludos

23. JACS - febrero 25, 2009

“fanatismo a gritos”.

Más de lo mismo, cuando uno de los fanaticos religiosos no consigue colar sus falacias, pilla la rabieta y llama a los demás fanáticos.

Es broma, je, je.

Saludos

24. Eleison - febrero 25, 2009

entaurillo:

Dices: “…que su servidor es democrático”.

Será demócrata, y no “democrático”. O es que tú solo constituyes un Parlamento, jeje

🙂

¿Este blog está de fiesta?

A lo que iba:

¿Dios Antropocéntrico?

La via apofática expresa más sobre la divina tiniebla, que predicar algo de la esencia de Dios. La esencia de Dios no la percibimos, tan sólo sus Divinas Energías Increadas (como señaló San Gregorio Palamas). Luz.

Dios se percibe como Luz, ni sensible ni conceptual, naturalmente “sobrenatural”.

Pero ni idea acerca de su esencia, pues la parte no puede juzgar al Todo, ni el ilimitado puede ser limitado ni definido.

Por cierto, Manuel, no es la unión de tres personas, sino una Tri-unidad (Trinidad).

¿Acaso agua, hielo, y vapor son la fusión de tres elementos en uno?

Pues sigo viendo un sólo elemento… H2O.

25. Manuel - febrero 25, 2009

Por cierto, Manuel, no es la unión de tres personas, sino una Tri-unidad (Trinidad). ¿Acaso agua, hielo, y vapor son la fusión de tres elementos en uno?

Ostras, ¿a cuál de los tres le ha tocado quedarse congelado? 😀
Es broma, creo que me toca descansar.

Saludos

26. pauloarieu - febrero 25, 2009

Saludos Manuel.!!!!

27. Eleison - febrero 25, 2009

mANUEL:

Dices: “Ostras, ¿a cuál de los tres le ha tocado quedarse congelado? ”

A Jehová de los Ejércitos, congelado en el pasado, en la Primera Alianza… (Era una tosca manera de percibir al Dios Misericordioso uno y trino…, conservada hoy por los protestantes menos caritativos).

🙂

Y lo dicho, de antropomorfismo nada, al menos en el cao del Dios en que cree el cristianismo oriental (es decir, el cristianismo del lugar de los hechos… el Oriente cristiano).

Luz y Amor, así es la percepción unívoca de la la manifestación de Dios a través de sus divinas energ´´ias increadas (Si te suena a chino, lo siento… aprende chino, jaja!)

Un abrazo, Manuel, que duermas bien y suñes con miríadas de angelitos.

28. Eleison - febrero 25, 2009

Yo también marcho a dormir, que tecleo ya como un elefante de uñas descuidadas…

Perdón por los errores mecánográficos, si alguien los desea arreglar no seré yo quien le disuada.

Con Dios.

29. centauro94 - noviembre 18, 2009

Hola a todos,
Aparte de que suponen que la mano (No la de Maradona) es la que originó el razonamiento, recordé que al parecer no existen razones fundamentadas para descartar QUE el área cerebral que se activa la pensar lo relacionado con Dios, es LA MISMA que se activa al pensar en Darwin o evolución, lo cual apunta a que el proceso con la sensación asociada es altamente consistente con la del proceso cerebral asociado con creer o por lo menos le guarda una muy alta correlación.

saludos para todos, ya es tiempo que vuelvan a publicar bellacos 😉

Manuel - noviembre 18, 2009

Centauro, como creencia no está mal, ¿pero algún dato experimental que apoye tu tesis?

ya es tiempo que vuelvan a publicar bellacos

Es que nos hemos mudado: http://cnho.wordpress.com/
Por allí andamos con más frecuencia.

30. centauro94 - noviembre 19, 2009

Me alegro saber de uds 🙂

dices:”¿pero algún dato experimental que apoye tu tesis?”

Esa es una buena forma de responder si viniera de un judío, ellos contestan un cuestionamiento con otra pregunta.
recuerda que dije “al parecer no existen razones fundamentadas para descartar” o sea la iniciativa, propuesta inicial es que muestren “algún dato experimental” que descarte la hipótesis que mencioné.

saludos para todos y sí, estuve por ahi y debatimos un poco…

Manuel - noviembre 19, 2009

Vale, “no existen razones fundamentadas para descartar”. Pero ,¿existen razones fundamentadas para afirmar?. Ya ves, no es cosa de judíos, sino de curiosos 😉

31. centauro94 El muerto - noviembre 19, 2009

Tablas. Pues demostrar que el primer huevo fue anterior a la gallina no es parte de nuestra actividad sino de la vuestra, para eso sois curiosos de lo que NO aprovecha (y no generalices pues tu compañero salió con que “no se merecen el progreso que tal y que cual…”). Acá entre nosotros, esa actitud vuestra como la del gato que se resiste a ser introducido en una cubeta para su bien, 😉 bien se puede tomar como un claro y buen indicio de la correlación mencionada, mételo también a la ecuación. 🙂

Me encanta 🙂

Manuel - noviembre 19, 2009

Centauro, pues si tú también eres curioso, pero te gustaría contestar a otras preguntas tienes dos opciones o bien (i) estudias el tema a fondo, formas un equipo de investigación y tú mismo lo investigas o (ii) pagas a alguien para que haga el estudio por tí. Pero pedir a alguien que tiene otras inquietudes que investigue lo a tí te interesa, pues en fin…. 😉

32. centauro94 El muerto - noviembre 19, 2009

jajaja 🙂
nadie te gana infeliz 🙂
saludos par todos

33. pauloarieu - noviembre 19, 2009

La neuroteologia, estudia este tema,
es interesante ,sin duda.
saludos

Manuel - noviembre 19, 2009

¿Existe la neuroteología?. Aparte del rimbombante título periodístico para captar la atención del lector, me da la sensación que lo que aqui se busca es la parte del cerebro donde se sitúan las creencias (si es que existe una zona así). Pero es un tema muy complejo. El cerebro es un universo que tendremos que descubrir en este siglo.
Saludos

34. Buscador de la verdad - abril 27, 2010

Bravo a todos, en verdad. Yo admito que he ido, leyendo, viendo, escuchando, comparando, aseverando, negando, dudando, creyendo, exponiendo, jactando, temiendo, aceptando, asimilando, descubriendo, amando, rechasando, implorando, sintiendo, expresando, callando, calculando, siendo indiferente, sobre todo ignorante, con ganas de ignorar la indiferencia propia, por la vida, por el camino en el tiempo de la vida.
Considero en verdad que todos estan muy leidos e instruidos, y buscare aprender, por eso con gusto leeo a todos, considero a todos, justifico a todos, y me cuestiono de todos ustedes en un amplio y buen sentido.
Gracias por haber compartido, conocimiento e ideas. Ojala y pueda tener mas de ello de cada uno de ustedes.
Como quiciera ser una luz de la verdad en el obscuro camino del conocimiento.

35. centauro94 el muerto - abril 28, 2010

bienvenido buscador, a ellos ahora les encuentras en el otro blog(no puedo acompaañarte pues me baneó uno del equipo, no se si porque es intolerante o porque no soporta mi MUY elevado alto voltaje 🙂 , más arriba está la dirección, pero puedes empezar con mi insípido ensayo sobre la dialéctica materialista, con paciencia, pues me falta terminarla…

http://incluyendoperonolimitando.blogspot.com/2010/02/116-como-pensar.html

saludos manuel

saludos


Sorry comments are closed for this entry

A %d blogueros les gusta esto: