jump to navigation

La segunda ley de la termodinámica te llama pecador marzo 6, 2009

Posted by Manuel in biologia, ciencia, creacionismo, diseño inteligente, divulgación científica, escepticismo, evolucion, historia de la ciencia, pseudociencia, religión.
Tags: ,
trackback

En una serie de artículos publicados en este blog hablé de científicos premios Nobel cuyo nombre aparece en la listas de los creacionistas como si apoyaran su causa. Toda una desfachatez habida cuenta que muchos de ellos incluso llegaron a firmar un manifiesto criticando el creacionismo (tal y como se describe en este artículo)

Una de las reacciones de los creacionistas de base fue enviar cartas a estos premios Nobel “recondándoles” qué significaba su actitud. Murria Gell-Man (premio Nobel de física en 1969) relató el contenido de una de esa carta a Michael Shermer, el cual publicó en su obra “Por qué creemos en cosas raras”. La carta dice lo siguiente:

La sangre de Jesucristo nos lava de todo pecado. Aquel cuyo nombre no esté escrito en el libro de la vida será arrojado al lago de fuego. El pecado se paga con la muerte, pero el don de Dios es la vida eterna por medio de Jesucristo, Nuestro Señor. ¡Pode a Nuestro Señor Jesucristo que te salve ahora!. La segunda ley de la termodinámica demuestra que la evolución es imposible. ¿Por qué temes tanto a la verdad de la ciencia de la creación?

Sólo una palabra final: Patético

Anuncios

Comentarios

1. JACS - marzo 6, 2009

Sí, la verdad es que sólo se puede decir: Patético.

2. Darío - marzo 13, 2009

Patético, idiota, sin sentido, ….

Y no me sigo por respeto al grupo de discusión.

Gracias por la información.

Saludos.


Sorry comments are closed for this entry

A %d blogueros les gusta esto: