jump to navigation

La odisea en el espacio de cuatro estudiantes españoles marzo 19, 2009

Posted by Manuel in astronomia, ciencia, divulgación científica, educación, experimentos caseros.
Tags: , ,
comments closed

Con gente así, la ciencia tiene el futuro aseguro, mal que les pese a algunos 😀

Eva Belmonte – El Mundo Digital

Cambia Cabo Cañaveral por un pueblito de Los Monegros -Bujaraloz- y la sala de misión de la NASA por la parte de atrás de un Peugeot. Son las 9.10 horas de la mañana del 28 de febrero de 2009 y cuatro jóvenes están a punto de lanzar al espacio su propia sonda meteorológica. “Fueron unas horas muy, muy tensas”, recuerda Gerard Marull, uno de los cuatro jóvenes creadores del Meteotek’08.

Compuesto por un globo de helio en látex, una sonda ‘made in mis manitas’ con radio a pilas y mucho ingenio, la brico-sonda que nació como un proyecto escolar del Taller de Tecnología del IES La Bisbal (Girona) cumplió su misión: consiguió recoger datos meteorológicos -presión, temperatura…- a más de 30.000 metros de altura y, lo que es más importante, captar la belleza de la estratosfera con una simple cámara de fotos doméstica.

El Día D de los Monegros (eligieron este lugar porque estaba alejado del mar y del espacio aéreo) el propio Gerard, Sergi Savall, Martí Gasull y Jaume Puigmiquel, junto a su profesor, Jordi Fanals, se mordían las uñas con los ojos clavados en la pantalla de los dos portátiles que les servían de control base. Todo desde el interior de un coche con antena en el techo, como espías de los años 60, tanto que la Guardia Civil les paró para preguntarles qué estaban haciendo.

estudiantes
El primer suspiro llegó cuando la sonda superó la barrera psicológica de los 10.000 metros de altura. El primer susto llegó cuando las baterías de los portátiles empezaron a fallar y el portátil de emergencia no conectaba con Google Earth, a través del cual seguían la señal de posición de la radio del Meteotek’08. “Siempre hay que contar con un margen de error”, admite Gerard, y fue entonces cuando llegó el suyo. La solución: conectarse a la corriente en la casa del primer vecino de la zona que les echó una mano.

Superado el susto, la sonda alcanzó los 30.677 metros de altura y explotó. Durante la caída, el Meteosek’08 seguía enviando datos, hasta que acabó a 38 kilómetros del punto de lanzamiento. El viaje había durado dos horas y diez minutos.

Aunque había cumplido su objetivo, aún quedaba un interrogante por resolver: ¿Habrá soportado la cámara las condiciones extremas de la estratosfera y, sobre todo, el impacto de la caída? Nuevos nervios, y nueva alegría: habían conseguido, gracias a una cámara doméstica -que sólo habían manipulado para poder accionar el disparador automático a distancia- habían captado imágenes extraordinarias de la estratosfera.

El sueño de un año de trabajo se había cumplido. Atrás quedaba un proyecto escolar que, como recuerda Gerard, “se hizo más largo que el curso”. Acabados sus estudios secundarios y superados sus exámenes de selectividad, los cuatro jóvenes y su tutor emplearon todo su tiempo libre para dar forma a la idea que había nacido en la secundaria. Ahora los cuatro van a la universidad. Pese a las dificultades -tardaron meses en arreglar una avería de la radio- nunca se desilusionaron, como admite, orgulloso, Gerard: “Nunca pensamos que era algo que no podíamos hacer”.

Anuncios

El cielo se oscurece, excepto en Europa marzo 19, 2009

Posted by Manuel in ciencia, divulgación científica, sociedad.
Tags: , , ,
comments closed

oscuro
Mapa mundi de derosoles. De menos (azul) a más (rojo) cantidad. / ‘Science’

Rosa M. Tristán- El Mundo Digital

El cielo se oscurece, pierde visibilidad. Y no sólo en las ciudades. Así lo demuestra el estudio que esta semana se publica en ‘Science’, basado en los datos recogidos en 3.250 estaciones meteorológicas de todo el planeta entre 1973 y 2007.

La peor parte se la llevan en Australia y Asia, especialmente en India y China, mientras que en Europa es el único lugar en el que la situación ha mejorado en los últimos años debido a los controles de la calidad del aire. En África y Sudamérica hubo un bajón entre 1979 y 1985, pero ha vuelto a aumentar.

Los investigadores, de las universidades de Maryland y Texas (EEUU), se han centrado en la presencia de aerosoles en la atmósfera. Se trata de partículas sólidas y líquidas en suspensión que se generan con la quema de combustibles, los incendios en zonas tropicales o los volcanes. Incluyen hollín, polvo o sulfuro.

Los datos recogidos por las estaciones se compararon con los enviados por los satélites para que otros científicos puedan estudiar correlaciones entre esta contaminación y el cambio climático. Los aerosoles, indican en el artículo, afectan a la temperatura terrestre porque reflejan la luz y reducen la radiación solar en la superficie, pero también pueden absorber la radiación, generando calentamiento. Incluso modifican la cubierta de nubes y las lluvias.

Por todo ello, sus efectos sobre el cambio climático no están tan claros como en el caso de los gases de efecto invernadero. Kaicun Wang y su equipo dicen que es porque ha habido pocos estudios a largo plazo como éste. “El oscurecimiento por aerosoles en Asia es consecuencia clara del aumento de las actividades industriales”, señalan en el estudio.

“En Europa disminuye, tras un pico en los años 89, porque ha habido cambios en las emisiones de hollín, carbón orgánico y dióxido de azufre”, añaden. Sin embargo, esa mejora no compensa el acelerado aumento de emisiones de partículas por parte de los asiáticos.

Al hilo de este trabajo, el físico español Antonio Ruiz de Elvira insiste en que no está claro el papel de los aerosoles en el calentamiento global: “No se sabe si lo generan o lo limitan porque disminuyen la cantidad de luz que entra, pero favorecen también las nubes bajas que retienen la que sale. La mayor incertidumbre la presentan las nubes; dependiendo de si son altas o bajas y el agua que contengan, reflejan la radiación del Sol o la atrapan”.