jump to navigation

La diversidad de los Homo sapiens surgió en África abril 13, 2009

Posted by Manuel in biologia, ciencia, divulgación científica, evolucion, geología, paleontología.
Tags: ,
trackback

homosapiens
Puntos de las mediciones tomadas en diferentes cráneos para realizar el trabajo. / PNAS

El Mundo Digital

Los Homo sapiens modernos, una especie que apareció en África hace unos 200.000 años, se diversificaron antes de decidirse por abandonar este continente y extenderse por el resto del planeta en diferentes oleadas.

Aquellos humanos, según concluye una nueva investigación, habrían evolucionado en poblaciones que estaban aisladas geográficamente, lo que hizo que no fueran exactamente iguales en sus genes, una conclusión que ya había apuntado el año pasado el equipo del paleontólogo español Manuel Domínguez-Rodrigo.

Durante una excavación en el Lago Eyasi (Tanzania), encontraron un fragmento de cráneo de H. sapiens que indicaba que no todos los humanos modernos eran idénticos. El trabajo, que se publica esta semana en la revista Proceedings of National Academy of Science (PNAS) ha ido más lejos y da otra vuelta de tuerca a la cada vez más compleja historia humana: Ni hubo una salida, ni hubo una Eva negra genética, sino varias.

Para ello, los investigadores han analizado 486 señales anatómicas de 203 cráneos fosilizados para comparar, mediante métodos de geometría morfológica, las formas de cada uno de ellos, al margen de su tamaño.

En concreto, se han fijado en parte neurocraneal, dado que es la que menos deformaciones sufre a lo largo de la vida. El equipo, dirigido por Gerhard W. Weber, quería comprobar el origen de la variabilidad existente entre los seres humanos que hoy habitan en planeta, demostrada genéticamente. El problema es que no hay datos genéticos de nuestros antepasados hace entre 200.000 y 60.000 años. Tras observar la gran variabilidad dentro de los H. sapiens primitivos, mayor que entre otros homínidos e incluso mayor que hoy, han deducido que vivían en poblaciones aisladas dentro de África, por lo que se fueron diferenciando localmente en el Pleistoceno, antes de emigrar.

Estudio español

Para Domínguez-Rodrigo el estudio “reafirma la conclusión que expusimos en nuestro estudio, que la variabilidad del Homo sapiens se remonta a su origen y que entonces era aún mayor que la actual”, señala.

José María Bermúdez de Castro, director del Centro Nacional de Investigación en Evolución Humana (CENIEH), considera que las conclusiones a las que llegan Weber y su equipo (entre ellos, el experto en morfología geométrica Fred Brookstein), son “muy interesantes”. “No entran en conflicto con la idea más aceptada entre los paleontólogos de que hubo un origen africano de la especie, y no multirregional, pero señalan que la salida fue mucho más compleja de lo que se suponía”, argumenta.

Y añade: “Sabemos muy poco de evolución humana, y de hecho también entre los primeros europeos tenemos problemas de diversidad de fósiles similares, que se irán dilucidando a medida que se conozcan más yacimientos”.

Por su parte, Domínguez-Rodrigo recuerda que “algún estudio genético reciente ya ha sugerido que hubo diversidad desde el principio”.

Emiliano Bruner, también del CENIEH y experto en análisis de morfología geómétrica, añade que este articulo “nos recuerda que, a pesar de las informaciones que tenemos sobre moléculas y galaxias, todavía ignoramos muchas cosas de la variabilidad de nuestra propia anatomía básica y que hay muchos detalles del origen de nuestra propia especie que todavía hay que aclarar”.

Considera, no obstante, que “todas las hipótesis que siguen [los autores]son un poco excesivas, se pasan desde luego de la información actual que este análisis puede entregar”.

Anuncios

Comentarios

1. El rano verde - abril 13, 2009

Bienvenido de vuelta, Manuel!
Jo, como se agradece tener otra vez noticias frescas en el blog. Qué gran verdad es que nunca echas de menos lo bueno hasta que te falta.

Mmmm. Coincido plenamente con los autores, y siempre es agradable que algo que ya sospechábamos vaya siendo poco a poco confirmado con datos, pero… tal y como está expresado puede llevar a alguna confusión. ¿realmente era mayor la diversidad genética en el homo sapiens hace 200.000 o 60.000 años?

En términos generales creo que no. No hay más que ver las adaptaciones extraafricanas de poblaciones como los esquimales, los mongoles, los escandinavos, los melanesios, etc, etc., unidas a la evidencia de los estudios moleculares que hablan de una aceleración de la diversidad en tiempos recientes, ligada en buena parte a la explosión demográfica.

Lo que sí que es cierto, y ahí está la noticia, es que las primitivas poblaciones de sapiens mostraban una sorprendente variabilidad en algunos rasgos concretos (mucho mayor que la nuestra en el caso del cráneo). Y dado la poca información que tenemos de esas poblaciones, cabe sospechar que si había esa diversidad en la forma del cráneo también habría otras muchas variaciones en dios sabe qué rasgos que hoy se nos escapan por no haber fosilizado.

¿quién podría imaginar que un sueco tenía los ojos azules o un oriental rasgados si sólo dispusiera de sus huesos fosilizados y nunca hubiera visto esos rasgos? Lo de los cráneos da que pensar, y mucho. Y la imagen que insinúa es la de una eva mitocondrial viviendo en el confuso “clan de las evas multiformes”.

2. Uranus - abril 13, 2009

Nosotros descendemos de vampiros, lo que pasa que en el transcurso de la evolución perdimos el gusto por beber sangre y por vivir de noche (aunque todavía hay algunos que merodeamos en las madrugadas).


Sorry comments are closed for this entry

A %d blogueros les gusta esto: