jump to navigation

Preguntas más frecuentes acerca de la evolución mayo 26, 2009

Posted by Manuel in ateismo, biologia, ciencia, creacionismo, diseño inteligente, divulgación científica, escepticismo, evolucion, geología, origen de la vida, paleontología, pseudociencia, religión.
Tags: , ,
comments closed

duidas
¿Es lo mismo la evolución que la teoría de la evolución?
No. La evolución es un fenómeno natural, por el que las especies varían a lo largo del tiempo. La teoría de la evolución es el modelo teórico que intenta explicar los mecanismos por los que la evolución opera.

¿Qué es la evolución?
Es el cambio de las especies biológicas a lo largo del tiempo, responsable de la biodiversidad existente en este momento en el planeta. A la vista de lo que hoy sabemos, también podría definirse como el fenómeno que hace que todos los seres vivos estén emparentados entre sí, y que éstos se hayan ido transformando a lo largo del tiempo.

¿Fue Darwin el primero que habló de evolución?
No. Antes de Darwin muchos naturalistas habían afirmado que las especies variaban a lo largo del tiempo. Los filósofos griegos Tales de Mileto, Anaximandro, Empédocles o Epicuro dejaron escrito que las especies no eran inmutables. El poeta romano Titus Rutetius Carus sentenció en varios poemas como las especies variaban a lo largo del tiempo. Linneo llegó a afirmar que todas las especies vegetales procedían de un ancestro común. Y Lamarck postuló que existía una transmutación de las especies.

¿Qué es la teoría de la evolución?
Es un modelo que intenta explicar el origen de la biodiversidad que existe en el planeta Tierra. Es la teoría que debe de explicar los cambios en el perfil genético de una población de individuos, que promueven la aparición de nuevas especies, la adaptación a distintos ambientes o la aparición de novedades evolutivas.

¿Es lo mismo darwinismo que teoría de la evolución?
No. Se debe asociar darwinismo a la teoría que Darwin aportó para explicar el origen de las especies. La aceptación de las tesis de Darwin complementadas con datos de genética, biogeografía y biología molecular, y que asume la selección natural como motor evolutivo, es lo que se conoce como la “teoría sintética de la evolución”, conocida coloquialmente como neodarwinismo.

¿Fue Darwin el primero que postuló una teoría de la evolución?
No. Ni fue el primero ni el único. Por ejemplo Lamarck postuló una teoría para explicar la transmutación de las especies. Su teoría se basaba en que el medio ambiente modifica el fenotipo de los individuos y estos cambios pasan a la siguiente generación.
Además, Alfred Wallace llegó a conclusiones muy semejantes a las de Darwin mediante procesos independientes.

¿En qué se basa la teoría de la evolución de Darwin?
Se basan en dos ideas: (i) Todos los organismos provienen de un ancestro común. Esta idea ya había sido aportada por otros naturalistas tales como Linneo (para las plantas) y Lamarck y (ii) La selección natural es el motor evolutivo capaz de explicar todas las variaciones que observamos. A esta conclusión también llegó Wallace.

¿Hay otras teorías de la evolución?
Si. Algunos biólogos evolutivos consideran, que si bien la selección natural puede explicar pequeñas variaciones morfológicas, los grandes cambios fenotipicos, o la especiación no puede ser explicar por ésta. Como alternativas se han postulado otras teorías como la simbiogénesis, el equilibrio puntuado o la transferencia horizontal de genes, por poner tres ejemplos. En la actualidad la teoría de la simbiogénesis es mayoritariamente aceptada para explicar el origen de la mitocondria y el cloroplasto en la célula eucariota. De todas formas, también hay muchos biólogos que consideran a la evolución como un puzzle, una mezcla en la que la resultante final es la suma de varios mecanismos simultáneos.

¿Fue Darwin el primero en decir que descendemos de los primates?
No. Pese a que Darwin escribió uno de los primeros tratados aportando la idea de que el hombre procede de un ancestro común que también originó a otros primates, el concepto de parentesco con estos animales no era nuevo. De hecho Linneo clasificó a la especie humana dentro de los primates y denominó a nuestra especie Homo sapiens. Thomas Huxley, también apuntó esta teoría antes que Darwin después de un profundo análisis anatómico de diversos primates.

¿Qué es la selección natural?
Es la reproducción diferencial de los genotipos de los seres vivos en función de las condiciones ambientales, que actúan como un tamiz o filtro selectivo.

¿Es la selección natural una tautología?
Dado que popularmente se ha definido la selección natural como aquel mecanismo que hace que los organismos más adaptados al medio son los que sobreviven, sí se nos presenta una tautología, ya que sería lo mismo que decir que sólo sobreviven los más aptos. Aquí entraríamos en un razonamiento circular.
Sin embargo la definición correcta nos dice que los organismos que sobreviven son los que poseen los genes a, b, c… (no necesariamente los más aptos); mientras que los más aptos son aquellos individuos cuyos ancestros en medios similares alcanzaron un mayor éxito por poseer las capacidades heredables a, b, c…

¿Es anticristiana la evolución?
No lo es. De hecho, ninguna teoría científica lo es. Las teorías científicas son areligiosas no antireligiosas. La ciencia busca las respuestas a los fenómenos naturales en la naturaleza, al margen de cualquier ser sobrenatural. Igual que la gravedad, la estructura de la materia o el movimiento de la Tierra puede ser explicado sin recurrir a deidades, para el origen de la biodiversidad de la Tierra también existe una teoría que la explica basándose en los elementos que se encuentran en la naturaleza.

¿Es lo mismo decir darwinismo que evolución?
Igual que es incorrecto confundir evolución con teoría de la evolución también es incorrecto hablar de darwinismo cuando se quiere hablar de evolución. Al hablar de darwinismo nos referimos a una teoría biológica que toma la selección natural como modelo evolutivo.

¿La evolución es un hecho?
La evolución biológica es un hecho demostrada desde diversas especialidades: biología, genética, biogeografía, geología, paleontología, estratigrafía, física, química, biología molecular, bioquímica… La teoría de la evolución sin embargo, es una teoría científica sujeta a continua revisión y debate.

¿Son los biólogos evolutivos ateos?
No necesariamente. Los de hay de todas las creencias. De hecho es algo que no es importante para desarrollar una correcta labor científica. Hay premios Nobel en todas las ramas de las ciencias, tanto creyentes como agnóstico o ateos. Como prueba el constatar que algunos de los más importantes biólogos evolutivos fueron o son creyentes.

¿Qué dice la teoría de la evolución sobre el origen de la vida?
La teoría de la evolución no trata sobre el origen de la vida. Hay otras ramas de la ciencia que sí lo hace y tiene para ello planteadas diversas hipótesis sobre el origen de ésta.

Anuncios

Navegando con dinosaurios mayo 26, 2009

Posted by Manuel in biologia, ciencia, creacionismo, diseño inteligente, divulgación científica, educación, escepticismo, evolucion, geología, humor, paleontología, pseudociencia, religión.
Tags: , , ,
comments closed

En uno de los muchos debates mantenidos en este blog se me ha preguntado más de una vez que por qué afirmaba que los literalistas bíblicos sostenían que dinosaurios y humanos coexistieron. La verdad es que soy incapaz de dar una respuesta coherente a eso, sólo puedo decir que ellos lo afirman con contundencia. Para muestra estas dos fotografias

Noah1

Noah 2
😀 😀

Esto parece un entretenimiento para que los chicos pasen el rato, pero lo triste es que lo afirman en serio, por ejemplo en esta página web

La pseudociencia nazi y la picaresca española mayo 26, 2009

Posted by Manuel in biologia, ciencia, divulgación científica, escepticismo, historia de la ciencia, pseudociencia.
Tags: ,
comments closed

himmler
Fotografía tomada en 1940 en Madrid, en la que aparece Himmler conversando con el falangista Julio Martínez Santa Olalla, Jefe de la “Comisaría General de Excavaciones Arqueológicas”, creada en 1939 siguiendo el mismo patrón que la Ahnenerbe nazi creada en 1935, entre cuyas investigaciones arqueológicas y de la raza ancestral aria, buscaban reliquias sagradas de poder como el Santo Grial, el Arca de la Alianza o La Mesa de Salomón. Santa Olalla acompañó a Himmler a Toledo. (lacuevadehercules.com)

Durante los años que el gobierno nacionalsocialista alemán de Adolf Hitler estuvo en el poder hubo un auge de la pseudociencia en ese país. Hasta nosotros nos han llegado los criminales y macabros experimentos realizados por médicos alemanes con presos en los campos de exterminios, buscando evidencias científicas a su trasnochado concepto de raza. También son famosos los grandes esfuerzos realizados en el campo de la ingeniería y la física para desarrollar sofisticadas armas que inclinaran a su favor el platillo de la balanza en la guerra. Igualmente otros científicos alemanes se adentraron dentro de la pseudociencia al realizar ingentes inversiones monetarias para la búscar el santo grial, el arca de la alianza, la tumba de Jesús, las raíces arias de los pueblos europeos o las características antropomórficas que definían la superioridad de la raza aria sobre el resto de razas del planeta.

Desgraciadamente muchos de los científicos que apoyaron a Hitler no acabaron frente a un tribunal, sino que salieron de la Alemania ocupada hacia América Latina, donde ayudaron a siniestros dictadores, o hacia Estados Unidos, país que borró su pasado a cambio de servir a su nueva patria.

Durante la Segunda Guerra mundial, los nazis tuvieron muchos apoyos fuera de sus fronteras. Más allá del Eje militar que organizaron junto con Italia y Japón, el gobierno nacionalsocialista encontró gran cantidad de simpatizantes (y en ocasiones ayuda material) en la España de Franco, en Francia, Bélgica, Holanda, la antigua Checoslovaquia, Croacia, Austria, Turquía o Lituania, por poner algunos ejemplos.

En España, la maquinaria de guerra alemana pudo realizar repetidas pruebas de su eficacia contra las regiones que se mantuvieron fieles a un gobierno legalmente constituido en las urnas. Así, el 26 de abril de 1937, la legión cóndor alemana destruyó la ciudad vasca de Guernica. Este “matrimonio” hispano-alemán se mantuvo durante varios años. España envió 46.000 voluntarios, que constituyeron la División Azul, a luchar junto con los soldados alemanes en el frente ruso. Franco, incluso estuvo tentado en varias ocasiones de cambiar su situación de “no beligencia” a aliado del Eje. Justo en el momento en que los gobernantes españoles le daban vueltas a esa posibilidad Heinrich Himmler, comandante en jefe de las SS, visitaba España, para tantear la posibilidad de una invasión de Gibraltar por parte del ejército alemán.

Incluso antes de iniciarse la contienda española científicos alemanes vinieron a España a realizar estudios que apoyaran sus tesis de “raza superior”. Esto es lo que nos cuenta Juan Eslava Galán en su estupendo libro Los años del miedo:

“Hacia 1935, el recién fundado Ahnenerbe, instituto de investigaciones raciales, adscrito a las SS, envió una comisión científica al norte de la provincia de Jaén, a las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena, con objeto de estudiar el ancestro alemán en los descendientes de los colonos alemanes que repoblaron aquella comarca en tiempos de Carlos III. A todo nativo que presentara un certificado de nacimiento, expedido por la parroquia, en el que constara un apellido alemán, le daban cinco pesetas por dejarse medir y estudiar el cráneo. Por los cortijos y pueblos de la sierra circuló la noticia de que unos alemanes pirados te pagaban el jornal sólo por dejarte medir la cabeza y, de pronto, empezaron a menudear mellizos y trillizos en cantidad sorprendente. El truco consistía en darle una propina al sacristán para que emitiese una partida del bautismo duplicada o triplicada, cambiando sólo el nombre de pila del titular. El mismo sujeto la presentaba en días sucesivos haciéndose pasar por hermano del anterior. Las conclusiones del estudio, evidentemente falseadas por la picaresca, las publicó Johan Schänble, profesor de antropología de la Universidad del Kiel, en “Estudios antropológicos en las llamadas colonias alemanas del Sur de España”. Vease Zeitsschrift morphologische Antropologie. Bd. 48, Stuttgart, 1957, pp. 151-202. En esta obra se alude al estudio de O. Wendel Deutsches Blut in Spanien (Sangre alemana en España) aparecido en Der Auslands Deutsche, Jq. 19, p. 629, 1936 y “Los últimos restos de la colonización alemana de Andalucía”, en Der Auslands deutsche, Jq. 16, 1937, p. 417. En cuanto a los arqueólogos e historiadores españoles que colaboraron con la pseudociencia alemana en la confirmación de las teorías racistas de este lunático cabe citar a Julio Martínez de Santa Olalla, que intensificó las relaciones culturales con la Alemania nazi, especialmente con las asociaciones Das Ahnenerbe y el grupo Santa Olalla en Bonn mientras que los nazis financiarían excavaciones en las Islas Canarias atraídos por la falsa noticia del descubrimiento de momias guanches con trenzas rubias.”