jump to navigation

Busque al dinosaurio en la Biblia mayo 28, 2009

Posted by Manuel in ateismo, biologia, ciencia, creacionismo, diseño inteligente, escepticismo, evolucion, geología, paleontología, pseudociencia, religión.
comments closed

DinoPalin
Ya hemos comentado muchas veces aquí, para sorpresa de los recién llegados, que los literalistas bíblicos afirman que los humanos y los dinosaurios hemos coexistido en este planeta.

Recientes encuestas muestran que alrededor del 40% de los habitantes de USA piensan que eso es cierto, pero esto no deja de ser una encuesta en una sociedad crédula. Esa misma ciudadanía afirma en un 45% que los extraterrestres no están visitando y un 20% que han tenido contacto con seres de otros planetas. De hecho, pese a que los literalistas afirmen lo contrario, los que afirman que hemos convivido con dinosaurios ni siquieran saben el motivo, lo dicen mayormente influenciados por series de televisión o películas del cine.

La Biblia es el libro sagrado de los cristianos. En ella los literalistas encuentra toda la información que necesitan. Y en ella dicen que se encuentra la prueba de que los dinosaurios convivieron con los humanos en algún punto de Oriente Medio. De ahí que nos pinten un arca de Noé rellena de dinosaurios, o los museos creacionistas los exhiban paseando entre un grupo de niños.

Sin embargo en la Biblia no aparece el vocablo dinosaurio en ningún momento. Lógico porque en el tiempo que fue escrita no existía ese vocablo. Lo que sí aparece es una descripción de un ser que ellos han interpretado como un dinosaurio. Y mal que les pese a los literalistas, la mayoría de cristianos no ven esos dinosaurios por ningún libro de la Biblia, y por supuesto apoyan la información que la ciencia aporta sobre estos seres ya extintos.

Os invito a que leais este pasaje de Job, donde supuestamente se hace referencia al dino en cuestión. Y os invito, como si de un juego se tratara a que, a partir de la descripción, digáis qué animal (actual o extinto) entra dentro de esta descripción.

¡A jugaaaaar!

Este es el pasaje de Job 40
1 Además respondió Jehová a Job, y dijo:
2 ¿Es sabiduría contender con el Omnipotente? El que disputa con Dios, responda a esto.
3 Entonces respondió Job a Jehová, y dijo:
4 He aquí que yo soy vil; ¿qué te responderé? Mi mano pongo sobre mi boca.
5 Una vez hablé, mas no responderé; Aun dos veces, mas no volveré a hablar.
6 Respondió Jehová a Job desde el torbellino, y dijo:
7 Cíñete ahora como varón tus lomos; Yo te preguntaré, y tú me responderás.
8 ¿Invalidarás tú también mi juicio? ¿Me condenarás a mí, para justificarte tú?
9 ¿Tienes tú un brazo como el de Dios? ¿Y truenas con voz como la suya?
10 Adórnate ahora de majestad y de alteza, Y vístete de honra y de hermosura.
11 Derrama el ardor de tu ira; Mira a todo altivo, y abátelo.
12 Mira a todo soberbio, y humíllalo, Y quebranta a los impíos en su sitio.
13 Encúbrelos a todos en el polvo, Encierra sus rostros en la oscuridad;
14 Y yo también te confesaré Que podrá salvarte tu diestra.
15 He aquí ahora behemot, el cual hice como a ti; Hierba come como buey.
16 He aquí ahora que su fuerza está en sus lomos, Y su vigor en los músculos de su vientre.
17 Su cola mueve como un cedro, Y los nervios de sus muslos están entretejidos.
18 Sus huesos son fuertes como bronce, Y sus miembros como barras de hierro.
19 El es el principio de los caminos de Dios; El que lo hizo, puede hacer que su espada a él se acerque.
20 Ciertamente los montes producen hierba para él; Y toda bestia del campo retoza allá. 21 Se echará debajo de las sombras, En lo oculto de las cañas y de los lugares húmedos.
22 Los árboles sombríos lo cubren con su sombra; Los sauces del arroyo lo rodean.
23 He aquí, sale de madre el río, pero él no se inmuta; Tranquilo está, aunque todo un Jordán se estrelle contra su boca.
24 ¿Lo tomará alguno cuando está vigilante, Y horadará su nariz?

Así será ‘Curiosity’, el nuevo explorador de Marte mayo 28, 2009

Posted by Manuel in astronomia, ciencia, divulgación científica, evolucion, geología, microbiologia.
Tags: , ,
comments closed

curiosity

Público Digital

El nuevo aparato de exploración de Marte que Estados Unidos lanzará en 2011 llevará el nombre de ‘Curiosity’ (Curiosidad), sugerido por una escolar de Kansas, anunció hoy la agencia espacial NASA.

Más de 9.000 estudiantes de todo el país enviaron sus ideas, por correo y por Internet, al concurso de nombres organizado por la NASA, y la ganadora fue Clara Ma, de 12 años y alumna del sexto grado en la Escuela Primaria Sunflower, de Lenexa, Kansas.

Como premio Ma visitará el Laboratorio de Propulsión de la NASA en Pasadena, California, y se le invitará a que firme su nombre directamente en el artefacto cuando sea ensamblado.

Estábamos ansiosos por llamar al aparato por su nombre propio», dijo Pete Theisinger, quien dirige el equipo de construcción y prueba del ‘Curiosity’. «El darle un nombre a la altura de su misión significa mucho para quienes trabajan en él».

El ‘Curiosity’ será más grande y tendrá más capacidades que cualquier otro aparato enviado hasta ahora al planeta rojo.

«A mí siempre me ha interesado todo lo vinculado con el espacio, pero pensaba que el espacio era solamente algo sobre lo que podía leer en libros y podía mirar de noche en el cielo», dijo Ma. «Creí que nunca iba a acercarme al espacio, y ahora el darle nombre al explorador de Marte me pone un pasito más cerca».

En su ensayo ganador, Ma escribió: «La curiosidad es una llama perdurable que arde en la mente de todos. Me hace saltar de la cama en las mañanas y preguntarme qué sorpresas me traerá la vida ese día. Sin la curiosidad no seríamos quienes somos hoy. Con nuestra necesidad de hacer preguntas, de maravillarnos, nos hemos convertido en científicos y exploradores», agregó Ma.

A nueve de los finalistas se les ha pedido además que compongan mensajes que se guardarán en un microprocesador montado en el ‘Curiosity’ y que contendrá los nombres de miles de personas que han «firmado» por Internet.

Darwin botánico mayo 28, 2009

Posted by Manuel in biologia, ciencia, divulgación científica, evolucion, historia de la ciencia.
Tags: , ,
comments closed

A Charles Darwin todos lo conocemos por sus dos obras que supusieron una revolución en el mundo de la biología, El origen de las especies y El origen del hombre. También puede que algunos conozcáis el primer best-seller que escribió, Viaje de un naturalista alrededor del mundo donde narra su viaje a bordo del Beagle.

Lo que mucha gente no sabe, y ahí incluyo a biólogos poco amantes de la historia de la ciencia, es que Charles Darwin se pasó toda su vida investigando y escribiendo, llegando al final de su vida con varias decenas de publicaciones. Éstas incluyen tratados de geología, zoología, biogeografía, botánica, e incluso, en las últimas etapas de su vida, una autobiografía.

En el campo de la botánica destacan dos importantes obras: La fecundación de las orquídeas (1862) y Plantas insectivoras (1875)

La fecundación de las orquídeas

fecundación orquidea
Esta obra se publicó el 15 de mayo de 1862 bajo el nombre de On the various contivances by wich British and foreign orchids are fertilised by insects, and on the good effects of intercrossing. A pesar de la buena acogida que tuvo entre los botánicos de la época tan sólo se editaron 6.000 ejemplares hasta el siglo XX. La segunda edición no llega hasta el año 1877. En vida de Darwin se tradujo al francés (1870) y al alemán (1877). La 1ª edición en español es publicada en febrero de 2007 bajo el título de La fecundación de las orquídeas, traducción llevada a cabo por la Universidad pública de Navarra.

En este libro Darwin describe y discute las distintas estrategias de polinización llevadas a cabo por las orquídeas que utilizan los insectos como medio de transporte de polen. Tras El origen de las especies, esta publicación es el primer ejemplo detallado de los efectos que la selección natural ejerce en la supervivencia de aquellos ejemplares mejor adaptados. Además, utiliza la relación de las orquídeas con sus insectos polinizadores como demostración de sus hipótesis acerca de las complejas interacciones que llevan a procesos de coevolución.

Plantas insectivoras
plantas insectivoras
Durante un tiempo Darwin mostró un interés apasionado con cierto grupo de plantas adaptadas a una peculiar dieta. Estas plantas eras capaces de capturar insectos, digerirlos y obtener de ellos sustancias necesarias para su nutrición. Tras 15 años de trabajo duro en 1875 se publica la obra Plantas insectivoras, en la que se recogen los resultados de sus investigaciones. El libro incluye descripciones de la anatomía de los principales géneros de plantas carnívoras conocidos hasta el momento de su publicación, así como explicaciones del funcionamiento de los distintos sistemas de captura de insectos (movimiento de las hojas, capacidad de digestión y absorción de distintas sustancias, tipo de respuestas a diferentes estímulos, etc), y algunas conclusiones sobre la evolución del grupo. Las ilustraciones que acompañan al texto, fueron realizadas por dos de sus hijos, Francis y George. En definitiva, esta obra es un clásico de la botánica y una demostración de la aplicación del método científico.

Texto tomado de “El Diario del Jardín Botánico-CSIC”. Nº3- Primavera/Verano 2009