jump to navigation

La pseudociencia al servicio de la religión contra el cine junio 5, 2009

Posted by Manuel in ateismo, ciencia, creacionismo, divulgación científica, educación, escepticismo, pseudociencia, religión, sociedad.
Tags: , , ,
trackback

cine

Desde este blog se ha puesto de manifiesto en numerosas ocasiones como la ciencia puede ser usada para justificar discursos religiosos. El caso más extremo quizás lo representen los literalistas bíblicos, los cuales toman la Biblia como única fuente posible de conocimiento científico. Así ha surgido el llamado creacionismo YEC. Pero, no hace falta ir tan lejos, a esta corriente se han unido tendencias pseudocientíficas que intentan dar validez académica a doctrinas morales. De esta forma hay médicos que clasifican a la homosexualidad entre las patologías psiquiátricas, genetistas que afirman que los homosexuales son genéticamente más vulnerables al SIDA o virólogos que informan que el SIDA no es consecuencia de una enfermedad vírica.

Esto me ha recordado el comportamiento que tanto la iglesia como algunos científicos afectos al régimen franquista mantuvieron acerca del cine. En los años 40 y 50 del siglo pasado las pantallas de los cines españoles mostraban escenas de películas (mayormente estadounidenses) que las autoridades religiosas calificaban como perturbadoras de la moral. Nada sorprendente procediendo esas declaraciones de donde procedían. Lo que llama la atención, y resulta preocupante, es que al igual que pasa con los “científicos de la creación”, algunos científicos abandonen lo que la ciencia sabe para confeccionar un discurso con la única intención de engañar a la población por motivos ideológicos. Así un prestigioso médico afirmó:

Es doctrina comúnmente admitida en la ciencia patológica que el cine es causa principal de no pocas enfermedades que atormentan a la juventud y que afectan, sobre todo, a los ojos y al sistema nervioso

En época oscura del pan y circo franquista esta doctrina pseudocientífica no triunfó. Había poco pan para la población, por lo que decidió mantener el circo que entretuviese a la población, como mal menor.

Fuente de la frase:
Alonso Tejada, L. (1977). La represión sexual en la España de Franco, Luis de Caralt ed., Barcelona.

Anuncios

Comentarios

1. diego - junio 5, 2009

censurando no se soluciona un problema, educando se derriba un problema, el cuerpo de la persona es algo umportnate y deberia otorgarsele honra eso es lo que basucamente sostiene la biblia.

que estes muy bien, bendixcs.

Un abracito de amigo en 3/4 para ti.

au revoir.

Ahi nos vemos.

2. Darío - junio 5, 2009

Unos creen la moral perturbada y otros efectivamente perturban la sintaxis y la lógica 😛

_________________________________
Son los comentarios absurdos vertidos por personas como el médico que mencionas, Manuel, los que luego dan pié a comentarios anticientíficos y a comentarios como cientificismo, signifique esto lo que sea.

Saludos.


Sorry comments are closed for this entry

A %d blogueros les gusta esto: