jump to navigation

“Cuando podamos crear vida no sabremos cómo evolucionará” junio 17, 2009

Posted by Manuel in astronomia, ateismo, biologia, ciencia, diseño inteligente, divulgación científica, escepticismo, evolucion, origen de la vida, pseudociencia.
Tags: , , ,
trackback

Stuart_Kauffman

“Creo que la vida es inherente al universo”, sentencia el estadounidense Stuart Kauffman, una de las voces más autorizadas de la biología evolutiva y uno de los gurús de la llamada teoría de la complejidad. Profesor de la Universidad de Calgary (Canadá), Kauffman carga contra el reduccionismo científico que sostiene que, si se tuvieran los parámetros de todas las partículas del universo, se podría deducir todo el futuro a partir de una teoría final. Lleva años cuestionando la ortodoxia darwiniana y su postulado de que la selección natural es el único principio de la evolución de la biosfera. Él no niega a Darwin, pero afirma que no basta. Su visión incluye un principio, el de la autoorganización, que interactúa a su vez con la selección natural en el proceso evolutivo. “La red de la vida, el sistema más complejo que conocemos en el universo, no rompe ninguna ley de la física y, sin embargo, es parcialmente sin ley, incesantemente creativa”.

Kauffman estuvo recientemente en San Sebastián invitado por el grupo de Filosofía de la Biología de la Universidad del País Vasco. “Desde Galileo y Newton hemos pensado que hay una teoría en física y que las explicaciones siempre se encuentran mirando hacia abajo: las sociedades se descomponen en personas, las personas en órganos y de ahí a las células, la bioquímica hasta la física. Los reduccionistas quieren que la evolución sea una deducción de las leyes de la física, pero las adaptaciones cobran sentido en su contexto selectivo”, explica para empezar.

Pregunta. ¿Cómo surgió la vida de partículas no vivientes?

Respuesta. La respuesta cauta es que hay muchas teorías y que nadie sabe. La vida se basa en el ADN, el ARN y las proteínas. La doble hélice de la molécula de ADN puede replicarse, pero necesita las enzimas de las proteínas para hacerlo y éstas necesitan a su vez del ARN. Una de las teorías que existen desde que se inventó la estructura del ADN se fundamenta en que una única cadena de ARN puede reproducirse. Yo creo que esto es incorrecto. Llevo años pensando que el origen de la vida no puede basarse en una molécula tan especial, sino más bien en un conjunto de moléculas que catalizan su formación entre sí. Esto es lo que llamo un sistema cerrado autocatalítico, un ejemplo de tantos de la autoorganización de la vida.

P. ¿Qué es el reduccionismo científico?

R. La visión más simple del reduccionismo es la de Laplace, el matemático francés de los tiempos de Napoleón, quien dijo que si un sistema de cómputo tuviese la información sobre la posición, la velocidad y la masa de todas las partículas del universo, usando las leyes de Newton se podría calcular todo el futuro, así como el pasado, del universo. Eso es el reduccionismo. Eso implica, entre otras cosas, creer que todo lo que ocurre en el universo es descriptible por las leyes naturales, que lo real son las partículas en movimiento y que lo demás son ilusiones. También que hay un lenguaje que permite describir toda la realidad, las leyes de Newton y las partículas en movimiento en el espacio-tiempo. Éstos son los cimientos de la ciencia reduccionista. Yo cuestiono todas estas afirmaciones.

P. ¿Qué supone llevar esto al terreno de la evolución?

R. Lo que digo es que la evolución de la vida obedece a las leyes naturales, pero no es completamente descriptible por estas leyes. Por lo tanto, no se puede simular la vida ni predecir cuál será la evolución de la biosfera. Supongamos que alguien lo hiciese, ¿cómo demostraría que su simulación captura la dimensión cuántica de la biosfera? Estoy convencido de ello, pero la ciencia procede por experimentos y eso lo tendrán que hacer otras personas porque tengo casi 70 años. Todo esto no quiere decir que habría que tirar a la basura los siglos de ciencia avanzados hasta ahora, pero cambia bastante nuestra visión del mundo radicalmente.

P. ¿En qué sentido?

R. La evolución de la biosfera está llena de preadaptaciones darwinianas. Supongamos que podemos crear en los próximos 50 años sistemas moleculares autorreproductores que pueden coevolucionar. Tengo la convicción de que podremos crear vida en los próximos 50 años. Cuando coevolucionen unos con otros en un entorno físico, en éstos también emergerán preadaptaciones darwinianas, como en el resto de seres vivientes. Eso significa que desarrollarán rasgos que no podíamos ver anteriormente ni predecir que surgirían. En resumen, no sabremos cómo evolucionarán. Y en ese momento nos preguntaremos: ¿cómo pasó esto? Y nos convertiremos en paleontólogos, deduciremos lo ocurrido y lo entenderemos, pero no tendremos una ley que explique lo que pasó de antemano.

P. ¿Podría darnos un ejemplo?

R. Uno de mis favoritos viene de la economía. En 1980, en Estados Unidos había muchos canales de televisión, había muchos televisores y muchos teleadictos que no querían levantarse del sofá. En ese entorno, ¿era un buen negocio inventar el control remoto? Sí y alguien lo hizo. ¿Su invención fue fruto del azar? No. Tenía su sentido en ese contexto. La biosfera o la economía crean un contexto en el cual emergen nuevas cosas, como las preadaptaciones darwinianas o el control remoto.

P. ¿Por qué las tesis de los creacionistas no están llegando a Europa?

R. América es el más religioso de los países del primer mundo, mientras que Europa es más secular. El debate está creciendo en los EE UU. Allí hay gente que se cree la Biblia literalmente. Y la evolución contradice lo relatado en el Génesis. En realidad, no hay debate científico sobre el creacionismo: los científicos creen que el creacionismo es una estupidez. A veces el fundamentalismo consigue en Estados Unidos un espacio público que no es en ningún caso proporcional a su relevancia.

P. Usted no cree en Dios, pero aboga por reinventar el concepto de sagrado.

R. Nuestros valores están dominados por la sociedad de consumo. En el mundo secular hemos perdido el sentido de los valores. Si pudiéramos encontrar un concepto de Dios que se pudiera compartir, un espacio común de lo sagrado, podría ayudar a que nuestras tradiciones coevolucionen. Gordon Kaufman, teólogo de la Harvard Divinity School, lleva 20 años afirmando que el único sentido entendible de Dios es la creatividad en el universo, y no el de un Dios supernatural. Independientemente, llegué a la misma conclusión que él. Creo que he encontrado los fundamentos científicos de lo que él afirma. Piense en el Dios creador. Lo que digo es que no necesitamos al creador, sino su creatividad. Esa carencia parcial de leyes en la evolución de la biosfera deja un espacio en el que las creencias de todos, judíos, musulmanes y cristianos, pueden convivir pacíficamente.

Anuncios

Comentarios

1. kikoprieto - junio 17, 2009

Interesante, muy interesante. Todo habrá que demostrarlo, pero de entrada es muy sugerente. Sobre todo eso de “podemos crear vida, pero no sabemos como evolucionará”.
Me parece acertado poder afirmar desde la perspectiva de este científico que la evolución expresa la contingencia de lo material, la mutabilidad.
Al citar el reduccionismo científico, creo que da en el clavo. Pretender eso “conseguir una serie de ecuaciones y expresiones matemáticas” que expresen todo y permitan predecir la naturaleza, es precisamente lo que lleva a ese error antropocentrista. El hombre es parte del cosmos, pero en otra parte no lo es, pues curiosamente parece estar fuera del dinamismo evolutivo. Algo puede aportarse en este sentido.

Me ha gustado el texto y creo que no le he sacado toda la punta que merece.
Saludos.

2. putoloco - junio 17, 2009

Ha de evolucionar como Dios quiera………..
“Si pudiéramos encontrar un concepto de Dios que se pudiera compartir, un espacio común de lo sagrado, podría ayudar a que nuestras tradiciones coevolucionen.”…………….se podría encontrar un concepto de Dios eliminando lacras como la iglesia catolica y actitudes de personas que ven la mano de Dios hasta en las gilipolleces mas grandes del universo…….esas actitudes son las qe hacen que muchos pasen de la religion y de su mensaje…..si esos violadores de niños, blanqueadores de dinero, amigos de los dictadores y genocidas, tienen un mensaje y una buena nueva que transmitir, no debe ser muy cierta cuando ellos mismos no se preocupan de cumplir lo que predican………..es dificil encontrar un concepto creible de Dios, cuando la mayoría de los que creen están trayados………..un saludo.

3. Manuel Abeledo - junio 17, 2009

De hecho los programas informáticos de vida artificial siempre dan resultados que sorprenden a sus propios creadores.

4. Manuel - junio 17, 2009

Kiko, tienes razón es una entrevista muy interesante, con muchos aspectos a los que sacar punta. Tú has empezado por uno: el reduccionismo científico. Creo que va siendo hora de que los filósofos de la ciencia vuelvan a darse una vuelta por los laboratorios. Se llevarían algunas sorpresas por lo cambios producidos en el último lustro. Me explico.

Es cierto que la ciencia aborda muchos problemas desde el punto de vista reduccionista, pero a veces es inevitable. ¿Cómo curamos el cáncer? ¡Pero ni siquiera sabíamos por qué las células tumorales se volvían locas!. Hoy sabemos mucho más, y se trata al tumor como un todo. ¿Cómo es el metabolismo celular?. Primero tuvimos que entender las reacciones que se daban en la célula, calcular su cinética y su regulación. Y gracias a eso ahora tenemos la biología de sistema que nos permite tener visiones holísticas de cómo obtiene energía una célula. Pero para llegar a ello, que será lo que se haga en el siglo XXI, necesitamos unos andamios previos.

Sobre hacia donde va la evolución pasa igual. No creo que ningún biólogo evolutivo sea capaz de afirma la dirección de la evolución. Eso sólo lo dijo T. de Chardin, pero desde un punto de vista teológico. Nadie sabe la dirección de la evolución, ni siquiera si la tiene. Lo que tenemos claro es que no podemos controlar la naturaleza. Tampoco conozco a ningún científico que lo diga categóricamente (más allá de un titular de prensa).
Hace años que se ha visto que los sistemas de contención biológica no funcionan. Por ejemplo, se diseñaron bacterias capaces de eliminar contaminantes. Eran portadoras de genes que se expresaban al acabarse el contaminante a degradar, y mataban la bacteria, evitando así la entrada de organismos modificados genéticamente en el medio ambiente. No funcionó, las bacterias mutaban y acaban sobreviviendo. Si algo tenemos los seres vivos es nuestra capacidad intrínseca a evolucionar, a variar, y no comprendemos de qué forma lo hacemos, suponiendo que eso se pueda saber con antelación. Igual el caos introducido es tan fuerte que no hay manera de saberlo. Como dijo un matemático de ficción, protagonista de parque Jurásico: “la vida se abre camino”.

Saludos

5. pauloarieu - junio 17, 2009

Manuel:
Este hombre dijo que;
“Gordon Kaufman, teólogo de la Harvard Divinity School, lleva 20 años afirmando que el único sentido entendible de Dios es la creatividad en el universo, y no el de un Dios supernatural. Independientemente, llegué a la misma conclusión que él. Creo que he encontrado los fundamentos científicos de lo que él afirma. ”

Significa esto que la creacion es la unica parte entendible de Dios?
O sea que la creacion es lo mas racional de Dios que hay?

6. KC - junio 17, 2009

“Creo que la vida es inherente al universo”

Empezamos con buena frase. Seguro que tampoco quiere decir que usted mañana vaya a ser abducido, ni que E.T. esté al otro lado.

carga contra el reduccionismo científico que sostiene que, si se tuvieran los parámetros de todas las partículas del universo, se podría deducir todo el futuro a partir de una teoría final.

Parece que no todo está escrito…

sin embargo, es parcialmente sin ley,

Por cierto, ¿alguien sabe algo de Aficionado?

>i>Nuestros valores están dominados por la sociedad de consumo. En el mundo secular hemos perdido el sentido de los valores. Si pudiéramos encontrar un concepto de Dios que se pudiera compartir, un espacio común de lo sagrado, podría ayudar a que nuestras tradiciones coevolucionen.

Este hombre sabe perfectamente por qué dice lo que dice.

Saludos.

7. Darío - junio 18, 2009

No conozco a esta persona, pero su crítica hacia lo que el llama “reduccionismo científico” me parece muy cuestionable. Más cuando ese “reduccionismo” lo he visto en personas ajenas a cualquier área del conocimiento humano.

Cierto que Laplace dijo lo que el Dr. comenta, pero Laplace sabía que al menos nosotros no podíamos alcanzar ese nivel de conocimiento:

“Podemos mirar el estado presente del universo como el efecto del pasado y la causa de su futuro. Se podría condensar un intelecto que en cualquier momento dado sabría todas las fuerzas que animan la naturaleza y las posiciones de los seres que la componen, si este intelecto fuera lo suficientemente vasto para someter los datos al análisis, podría condensar en una simple fórmula de movimiento de los grandes cuerpos del universo y del átomo más ligero; para tal intelecto nada podría ser incierto y el futuro así como el pasado estarían frente sus ojos.”

(http://es.wikipedia.org/wiki/Pierre_Simon_Laplace)

” … si este intelecto fuera lo suficientemente vasto para someter los datos al análisis …” Laplace, en lo que he leído de sus biógrafos, era conciente de que ese intelecto no era el de nosotros.

“Este intelecto se refiere al demonio de Laplace (cf. demonio de Maxwell). Los descubrimientos de la física moderna, especialmente la Física Cuántica y el principio de incertidumbre prueban que la existencia de tal intelecto es imposible al menos en principio.”

” … prueban que la existencia de tal intelecto es imposible al menos en principio.”

Y como buen ateo que era, Laplace sabía que no habría nunca un intelecto así.

Saludos.

8. Darío - junio 18, 2009

Perdón: quise decir conocimiento científico, pero hay ocasiones en que considero que nuestros “amiguitos” creacionistas y anexas están fuera de TODO conocimiento, y eso no creo sinceramente que sea cierto (tengo mis dudas, pero en fin 🙂 ).

Saludod nuevamente a todos.

9. Manuel - junio 18, 2009

No Paulo, significa que para esta persona el propio Universo podía ser considerado Dios. No un Dios personal que lo creó todo y lo controla todo, sino un Universo que se autorregula siguiendo unos principios que escapan a nuestra comprensión. Esta idea no está muy lejos de lo que pensaba Einstein.

Saludos

10. Cnidus - junio 18, 2009

Muy interesante y con mucha razón en varias cosas 😀

En resumen, no sabremos cómo evolucionarán. Y en ese momento nos preguntaremos: ¿cómo pasó esto? Y nos convertiremos en paleontólogos, deduciremos lo ocurrido y lo entenderemos, pero no tendremos una ley que explique lo que pasó de antemano.

Más que “el mando a distancia”, me gusta más el ejemplo de la desintegración de átomos inestables 🙂 Puedes calcular la tasa de desintegración, pero es imposible determinar quien de todos los átomos va a desintegrarse.

En biología puedes calcular la tasa de cambio, los efectos de esos cambios, la bioquímica del cambio y sus consecuencias a nivel fenotípico. Pero eso sí, es imposible saber de antemano quien va a cambiar y las consecuencias que va a acarrear a nivel sistémico. Supongo que esta es una de esas razones por las cuales la evolución es impredecible.

Sobre todo cuando una pequeña serie de modificaciones es capaz de alterar todo un ecosistema, lo que a su vez conlleva una cascada de cambios en diversos organismos los cuáles a sus vez desencadenan nuevos cambios a nivel de comunidades, etc… Ahora se me viene a la mente la invención de la fotosíntesis 🙄

Saludos!

11. lainon - junio 18, 2009

Destaca el panteísmo que rezuma de las palabras de este señor, una forma muy “científica” de referirse a Dios: ya que no podemos comprender la existencia de un posible Dios, vamos a pensar que esa idea de Dios es inherente al Universo. En cualquier caso es una opinión como cualquier otra y mucho menos perjudicial que la religiosa convencional, racionalmente hablando.

De todas formas estoy de acuerdo en que somos unos engreídos de narices si podemos considerar que con nuestras limitadas capacidades podemos llegar a determinar el destino del mundo. Laplace vivió en una época en que la ciencia estaba en auge, todo era nuevo y maravilloso y era fácil “emocionarse” y decir barbaridades como esa. Pero es que hasta en el siglo XX, personajes como Einstein también intentaron algo parecido. Hoy día seguimos buscando esa “ley de oro” que nos permita explicar absolutamente cualquier cosa, y creo que día a día nos vamos dando cuenta de que probablemente nunca será posible encontrar esa ley. No digo que no podamos llegar a comprender todo lo que nos rodea (algún día), pero no será unificando tantos conceptos (millones, y los que quedan por descubrir). Se podrán encontrar una buena cantidad de reglas reduccionistas, pero poco más. La relatividad general es una de ellas, por ejemplo. Y no hay muchas como esa. Pero me da la impresión de que es lo más lejos que conseguiremos llegar.

Ontológicamente hablando tiene muchas repercusiones lo que dice este señor. Siempre es interesante escuchar de todo un poco para formarse mejores opiniones.

12. pauloarieu - junio 18, 2009

Hola Manuel:
Buen dia.
Eso no es panteismo,como el de Spinoza?

13. Manuel - junio 18, 2009

Pues si que se parece sí. ,Un ¿panteismo científico?, ¿panteismo cosmogónico?. No sé que nombre darle pero se parece mucho a lo que dices.

14. putoloco - junio 21, 2009
15. Manuel - junio 21, 2009

Gracias Puto, ya la he subiro a portada.


Sorry comments are closed for this entry

A %d blogueros les gusta esto: