jump to navigation

El doctorado de algunos creacionistas ilustres junio 30, 2009

Posted by Manuel in ateismo, biologia, ciencia, creacionismo, diseño inteligente, divulgación científica, educación, escepticismo, evolucion, geología, política científica, pseudociencia, religión, sociedad.
trackback

education

Hace unos días os presentaba en un artículo museos dedicados a la pseudociencia, entre los que los museos dedicados al creacionismo literalista bíblico eran mayoría. Uno de ellos, el Creation Evidence Museum destaca de la media por la cantidad de falsos fósiles que posee en su interior.

Alguien que planee dirigir un museo de paleontología, como es el caso, debe de contar con unos sólidos conocimientos científicos, que le permitan discernir entre un fósil auténtico y una simple roca, entre un espécimen que nos intentan vender o un fraude confeccionado con el ánimo del descrédito o del lucro. Incluso un especialista puede equivocarse, y en la historia de la ciencia aparecen casos de errores y fraudes, por lo que los museos son cada vez más profesionales, cuentan con la opinión de más personas para que la probabilidad de error sea la menor posible.

¿Cumple el Creation Evidence Museum con esos parámetros de calidad?. Este museo está dirigido por Carl Baugh, un literalista bíblico sin ninguna titulación académica (en ningún campo) conocida. Ha sido a la vez, presidente y alumno de la ”Pacific internacional University”, una institución ultraconservadora, cristiana y sin acreditación académica por parte de las autoridades educativas estadounidenses.

¿Por qué este tipo de instituciones no son reconocidas por las autoridades educativas?. No es por manía persecutoria, sino porque (i) algunas de ellas no tienen instalaciones educativas, sólo un apartado de correos, (ii) para obtener el diploma no es necesario asistir a los cursos, éste se puede obtener por correo, (iii) puede no existir interacción con el profesor, (iv) los nombres recuerdan, de una manera insultante, al de otras universidades de gran prestigio, (v) los diplomas se pueden obtener a los pocos días o semanas de haber realizado la inscripción, (vi) estas instituciones se publicitan por sistemas que se podrían calificar de spam por e-mail. Por ejemplo, la Pacific International University (PIU) ofrece doctorados, o grados en teología por 2.500-3.000 dólares, posee una oficina administrativa, pero no un campus, no se requiere un nivel mínimo de estudios para entrar en ella, sólo pide dos referencias, una académica y otra religiosa.

Parece claro que el señor Baugh no tiene la suficiente formación para diferenciar un hueco en el suelo de una huella paleontológica, a pesar de lo cual dirige un museo y una universidad. Cómo mínimo esa conducta debería de ser tildada de fraudulenta. Hay muchas personas bien preparadas académicamente que merecían un trabajo de ese tipo, es un insulto hacia estas personas que se han pasado media vida formándose, encontrarse posteriormente que un falso titulado desempeña labores para las que no está capacitado.

Y lo más triste es que las instituciones similares a la PIU abundan, tal y como puede verse en este listado. Así que no os sorprendan los creacionistas cuando os digan que hay muchos doctores que apoyan sus tesis. Habría que ver a cuantos de ellos ese doctorado les llevó sólo hacer una transferencia bancaria. En cierta medida me recuerda una escena de la estupenda serie británica Yes, minister, en la que en hay se produce el siguiente debate entre el ministro y su secretario:

Ministro: Deberíamos subir los impuestos directos a la vez que imponemos tasas en productos de primera necesidad.

Secretario: ¿Pero usted sabe algo de economía?

Ministro: ¡Por supuesto, soy doctor en economía!

Secretario: Pues le habrán regalado el título….

Ministro: ¿Regalado?. ¡Ni pensarlo, mis buenas 20 guineas me han costado!

😀 😀

Anuncios

Comentarios

1. jose - junio 30, 2009

juer qué recuerdos me traes de los “master en parapsicología” del gran pedro amorós. qué tiempos en aquel foro melodysoft de la SEIP

Aborrecen a la ciencia pero desean su credibilidad y el nivel de confianza que ésta se ha ganado. Por eso tienen sus propias revistas y sus propios títulos hechos con plástico del malo. No parecen querer asumir que la credibilidad y la confianza se gana exponiéndose públicamente a las críticas y sobreviviéndolas.

2. El rano verde - junio 30, 2009

Y un problema añadido es que en Estados Unidos la mayoría de la población está acostumbrada a diferenciar entre las universidades normales y las que ofrecen títulos-spam.

En Europa, como las segundas no existen, si alguien te dice que es doctor por alguna universidad, instintivamente tendemos a creer que esa universidad existe físicamente (y no es sólo una dirección postal que expende títulos a cambio de dinero).

Recuerdo que incluso había un anuncio muy gracioso que expedía titulaciones por Cambridge, no recuerdo si Cambridge (Ohio), Cambridge (Minessota) o algo así.

En el trabajo normalmente a estos timadores se les coge rápido (en el momento en que alguien les encarga una tarea concreta y no saben de qué les están hablando). Pero en el anonimato de Internet son libres de pasear sus “títulos” como si valieran para algo realmente. En fin, ya nos acostumbraremos. Antes se pilla a un mentiroso que a un cojo… 😉

3. Darío - junio 30, 2009

Es muy interesante lo que comentas, y el link a las universidades “patito” (así se les llama en este país) es invaluable. La PIU y otras dos que ví en el listado me las he encontrado en propaganda pagada en varios diarios de circulación nacional (Excélsior, Reforma y El Universal) y esta información que proporcionas es la primera constancia que tengo del fraude educativo.

Y es más interesante cuanto aquí mismo se denuncia que varias “universidades” han recibido reconocimiento oficial para operar, todo en nombre de la sacrosanta libertad de empresa y respeto a la iniciativa privada. Afortunadamente, al parecer las mismas autoridades educativas de este país parece que ya se dieron cuenta de que la existencia como setas de las universidades y colegios patito ha ido demasiado lejos y están empezando a revisar el proceso.

Y lo que dice José es cierto, toda la recua de creacionistas alucinados y anexas desprecian la ciencia (oficial, tradicional, atea, …) pero tratan de copiar (y muy mal) sus métodos de validación. Dan pena ajena.

Saludos.

4. Ajui - junio 30, 2009

¿Es donde el creata César Vidal obtuvo sus mil doctorados?

5. martina - junio 30, 2009

pues no quieras saber de qué manera le han concedido la carrera de medicina a la universidad católica de valencia.

más de lo mismo, colega. Van a por la ciencia y si se la pueden cargar, se la cargarán.

6. kuerVo - junio 30, 2009

Otro elemento que diferencia a los defensores del DI de los Creatas literalistas.

Saludos

7. Manuel - junio 30, 2009

Hola KuerVo, ahí te tengo que dar la razón 😉

De todas formas entre los defensores del DI “made in USA”, hay un apoyo económico por parte del Discovery Institute. ¿Ahí no hay un batiburrillo donde hay desde doctores en teología o bioquímica hasta gente de grado académico incierto?.

Saludos

8. J.M.Hernández - junio 30, 2009

No se si ya lo comenté en otro post, pero a mi me han llegado a enviar hasta invitaciones para estar en el libro “Los Mejores Científicos del Siglo XX”. Sólo tenía que mandar un currículum abreviado y 600 euros. De doctorados “garantizados sin exámenes” a 1.000 – 3.000 euros, recibo varios todos los meses.

Por eso, cuando alguien utiliza el argumento de autoridad (que en ningún caso vale un pimiento), como que me da la risa.

Saludos.

9. pauloarieu - julio 1, 2009
10. pauloarieu - julio 1, 2009
11. Manuel - julio 1, 2009

Gracias por el enlace Paulo, cuando tenga un momento lo pasaré a portada.

Saludos

12. Manuel Abeledo - julio 1, 2009

Me sé de uno que quizá en algún momento se planteó la posibilidad de adquirir un título… Pero prefirió mentir incluso sobre un doctorado falso.

El hábito no hace al monje, dicen. Al menos el hábito te permite parecer lo que no eres, pero un diploma falso no te hace ser menos palurdo.

13. pauloarieu - julio 1, 2009

Hola MAnuel.
No todos sacan los diplomas estos por malicia.
El problema que encontras con los meritos academicos de algunos creacionsitas supongo que debe ser este:
Muchos concilios evangelicos se vieron obligados a organizar sus propios centros de estudio por el tema de la teologia liberal.Muchas universidades evangelicas del pasado gloriosos del cristianismo evangelico en E.U y Europa, quedaron totalmente racionalizadas y ateizados por la influencia de la ter. evolucion en estos centros de estudio.
Por eso muchos concilios crearon sus propios centros de estudio con una doctrina conservadora.
Si bien mejoro un poco la cosa con Karl Barth, padre de la neortodoxia cristiana despues de la segunda guerra mundial, nunca se corrigio del todo, quedando separados los conservadores y los liberales.
Muchos ministros estudian en estos centros de estudio que han ido evolucionando,peor no tanto como se exige de las prestigiosas universidades del pasado.
Yo he estudiado teologia en un centro similar. No te dan titulo de nada, de siervo inutil.Porque lo mas importante es la formacion teologica conservadora y no el rotulo del diploma.
Espero haberte aclarado algo.
Un abrazo.
Paulo

14. Manuel - julio 1, 2009

Paulo, eso es un tema diferente. Hay universidades religiosas, pero sus estándares son los mismos que las laicas y sus estudios están reconocidos.

El problema es el de aquellos centros que no alcanzan la calidad suficiente o que simplemente venden títulos. Lo que tú llamas tener el rótulo del diploma significa haber estudiado en un centro con unos estandares controlados por las autoridades educativas, que a su vez controla que el programa educativo es el adecuado para lo que se quiere enseñar. El señor Comfort (el de las bananas) va por ahí dando lecciones de teología, y jamás se licenció en ella. ¿Te gustaria que te operara un médico que obtuvo su diploma de especialista en cardiología comprado por correo?

Saludos

15. pauloarieu - julio 1, 2009

hay dos requisitos que debe poseer un ministro cristiano.
1. La parte espiritual
2. La parte intelectual o academica

No podes mandar tus discipulos a un centro academico donde les matan la parte espiritual, ateizandolos.
Es importante la parte academica, claro que si,pero si el ministro se ateiza, deja de ser cristiano.Muchos jovenes antes iban a E.U o Europa a estudiar y volvian ateos. Ante eso ,es que surgieron nuevas instituciones conservadoras que han sacrificado el merito academico por el aspecto conservador.
De que te sirve ser doctor en teologia si sos un ateo,o un toelogio liberal que s mas o menos lo mismo?
De que te sirve la sal si no sala?
De que te sirve la pimienta si no pica cuando la metes en la comida?
Para que queres alguien que dice ser un cristiano si no lo es mas?
Despues de muchos años de estudio, uno va formandose y esta preparado para separar la paja del trigo y continuar formandose en una institucion mas prestigiosa, pero no de tanto rigor conservador,
Vos lo ves desde el aspecto intelectual y academico. Peor hay otro ademas, es el espiritual.
No se si me explico bien

Los modernistas han tratado también de desacreditar la Biblia atacando sus datos históricos. Algunos de los sucesos relatados en ella, o de los personajes que menciona, no eran conocidos en la historia profana. Con esto bastaba para decir que los relatos bíblicos eran leyendas, y por lo tanto la Biblia no era fidedigna. Si no se podía confiar en la parte histórica, era evidente que no era la Palabra de Dios. Estos argumentos también han sido refutados por los descubrimentos arqueológicos. Los monumentos, las excavaciones, los documentos y archivos antiguos hallados han servido para confirmar una y otra vez la historia bíblica en los puntos que se ponían en duda.
Ante esto, muchisimas organizaciones dejaron de enviar sus discipulos (estudiantes) a estas universidades “pretigiosas”
Surgieron nuevas organizaciones.
Ante la necesidad que la sociedad te impone de tener un “titulo”,muchos han adquirido estos diplomas que los “acreditan”, ya que muchos de los centros academicos no otorgan doctorados ni siquiera licenciatura,por mas que sepas todo el saber academico.

16. Manuel - julio 1, 2009

Paulo, ¿entonces las instituciones universitarias cristianas llevan al ateísmo?. Hay universidades evangélicas de título reconocido por las autoridades académicas, ¿de ahí sólo salen ateos?.

¿Tú crees que si un grupo social no está de acuerdo con lo que se imparte en las escuelas ha de montar sus propios centros de estudio y crear sus propias titulaciones?

17. pauloarieu - julio 1, 2009

En primer lugar, el que va buscando la salvación en una iglesia tradicionalmente evangélica, puede encontrarse con un pastor que se halle desorientado también con respecto al verdadero camino de la fe.
En segundo lugar, un cambio de pastores puede colocar a un pastor modernista sobre una congregación fundamentalista. Puesto que emplea la misma terminología evangélica, puede influir grandemente antes de que la congregación se dé cuenta.
En tercer lugar, los miembros de las congregaciones no saben en cuál de las escuelas de su denominación poner a sus hijos sin exponerlos a los argumentos modernistas. Aun en los seminarios denominacionales e interdenominacionales existe el mismo problema. En algunos se edifica la fe del educando y se manifiesta el poder del Espíritu de Dios. En otros, se enseña la Biblia en forma crítica, y se propugnan las ideas evolucionistas y una filosofía humanista-materialista de reforma social.
Millares de jóvenes realmente convertidos y llamados para el ministerio han ido a seminarios liberales para pcibir preparación bíblica. Centenares de ellos han salido de ellos con su fe destruida por el modernismo. Así se han convertido en “lámparas sin luz que comparteen con su congregación las tinieblas de su alma”
Fuente: CUal Camino, Lusia J.de Walker,ed. Vida,p.78-79,83

18. pauloarieu - julio 1, 2009

fe de erratas:
Fuente: CUal Camino, Luisa J.de Walker,ed. Vida,p.78-79,83

19. Manuel - julio 1, 2009

Paulo, ¿podrías contestarme por tí mismo a las 2 sencillas preguntas que te hice?. Los teóricos fundamentalistas me aburren un poco.

He fusionado dos comentarios tuyos para hacer el debate más dinámico.

20. pauloarieu - julio 1, 2009

Manuel.
En E.U hay de todo. Yo no conzco bien lo que hay. Te investigue lo del modernismo, de un librito bueno que tengo de sectas
No todas las universidades “fabrican ateos”. SI tenes bases firmes, seguro que no lo seras.Tomaras el conocimiento, y lo podras evaluar.
No te olvides que los profesores de las universidades son humanos, y no son siempre objetivos y los programas de clase de las universidades varian en funcion de la corriente teologica filosofica a la cual adhieren.
lamento ser aburrido, pero no tengo manera mas dinamica de procurar aclararte algunos items.
Entiendo tu rigor intelctual. Muchos lo anhelamos y procuramos adquirirlo, pero si un lider es racionalista, la congregacion se terminara haciendo racionalista, La gente absorve las enseñanzas del lider.
Muy pocos son los que pueden estar en condiciones de oponerse.
Lo mas importante es mantener viva la llama de la espiritualidad.Es bueno el conocimiento,pero de que te sirve si no va acompañado de piedad evangelica?

21. pauloarieu - julio 1, 2009

El peligro típico del modernismo está en su falta de identificación. Las otras doctrinas falsas que se estudian en este libro son características de determinados gru¬pos. El evangélico conoce todas estas doctrinas erradas porque las identifica con una determinada iglesia que cree en ellas. Aunque existe una iglesia abiertamente modernista, la unitaria universalista, la táctica general ha sido infiltrarse en las iglesias. La consecuencia de todo esto ha sido una gran confusión que exige el conocimiento claro de las doctrinas bíblicas auténticas.
Fuente: CUal Camino, Luisa J.de Walker,ed. Vida,p.83

22. Manuel - julio 1, 2009

Paulo, la universidad no produce clones. Muchos de los que “manejan el cotarro” de grupos evangélicos son gente bien formada en esas instutuciones que ahora llaman ateizantes. ¿Por qué no los imitáis?. Si ellos han llegado tan alto, ¿por qué conformaros con ser clones espirituales?.

Ya veo como piensas respecto a la primera pregunta que te hice, pero respecto a ¿Tú crees que si un grupo social no está de acuerdo con lo que se imparte en las escuelas ha de montar sus propios centros de estudio y crear sus propias titulaciones? , ¿qué opinas? Creo que está muy relacionada con la primera.

23. Manuel - julio 1, 2009

Y otra preguntilla, me hablas de teología, vale. Pero cuando se trata de licenciatura en biología, medicina, paleontología o física, ¿podemos aplicar todo esos mismos criterios?. ¿Crees acaso que existen esas corrientes opuestas en el mundo de la ciencia?

24. pauloarieu - julio 1, 2009

Rta:
Aplica la ley del mal menor. No podemos ser idealistas siempre.Caminamos en pos de ideales,peor somos realsitas.
Si tus hijos e intoxican por ir a un McDonald o burger King o algun lugar asi, los segurias enviando?
los miembros de las congregaciones no saben en cuál de las escuelas de su denominación poner a sus hijos sin exponerlos a los argumentos modernistas. Aun en los seminarios denominacionales e interdenominacionales existe el mismo problema. En algunos se edifica la fe del educando y se manifiesta el poder del Espíritu de Dios. En otros, se enseña la Biblia en forma crítica, y se propugnan las ideas evolucionistas y una filosofía humanista-materialista de reforma social.
Millares de jóvenes realmente convertidos y llamados para el ministerio han ido a seminarios liberales para pcibir preparación bíblica. Centenares de ellos han salido de ellos con su fe destruida por el modernismo. Así se han convertido en “lámparas sin luz que comparteen con su congregación las tinieblas de su alma”
Debemos enviar nuestros hijos a recibir instruccion liberal o crear nuevos centros de estudio, que mantengan el ala conservador evangelico ?
Que dificil disyuntiva!!!
Pues se dan los dos casos.
Ademas,las universidades no forman pastores,solo dan lo intelectual.Es en los seminarios donde te formas para pastor y luego ¡en la cancha se ven los pingos!

25. pauloarieu - julio 1, 2009

Si vas a estudiar ciencia, te conviene ir a una buena universidad.Pero no todos lo ven asi.
Yo creo que si uno busca una capacitacion secular debe procurar obtener la mejor. La fe es personal y cada uno debe ser responsable de mantenerla encendida y no dejar apagar esa llama.

26. Manuel - julio 1, 2009

Si vas a estudiar ciencia, te conviene ir a una buena universidad.Pero no todos lo ven asi.

No entiendo esto. ¿Significa que no todos quieren estudiar ciencia?. Ya lo sé. ¿Significa que hay quien prefiere estudiar teología?. También lo sé. Pero aquí discuto a quienes pretenden ejercer como académicos de la ciencia (la paleontología sigue siendo una ciencia) comprando el título por correo. De eso va este artículo. Y aunque fuese un lumbreras en teología, eso tampoco lo capacita para ser experto en fósiles. Es lo que trato de explicar, si es que he sabido hacerlo, claro.

27. kuerVo - julio 1, 2009

¿Ahí no hay un batiburrillo donde hay desde doctores en teología o bioquímica hasta gente de grado académico incierto?.

eehhhh… sip. Hay un mundillo medio oscuro ahí dentro, pero ya se va aclarando, el DI no el Discovery.

Saludos

28. pauloarieu - julio 1, 2009

MAnuel. Dwesocnozco las moitivaciones por las cuales las personas eligen tal o cual universidad.Escapa a mi conocimiento.Pueden variar desde que algunas sean menos exigentes, mas cercanas de su domicilio o mas accesibles economicamente.
Aca en latinoamerica no hay universidades evangelicas donde enseñen ciencias. Hay catolicas. En E.U hay.Y en Europa supongo que tambien.
Aca no hay suficiente quorum com opara mantener una unviersidad privada evangelica. Los costos deben ser insoportables para la administracion.
saludos

29. Darío - julio 1, 2009

Quizás el verdadero problema sea la esquizofrenia social de quienes por un lado desprecan la ciencia “atea” pero por el otro lado pretenden utilizar su prestigio y modo de operar para atacar a esa ciencia que desprecian. Pero como no cumplen que el mínimo de estándares, saben que por un lado no pueden otorgar a sus estudios (por llamarles de alguna forma) validez oficial, y cuando esto último no lo aclaran a sus posibles estudiantes, me parece que se acercan al fraude.

Saludos.

30. Manuel - julio 1, 2009

Paulo, efectivamente la elección de la universidad a la que ir es la resultante del precio, distancia del domicilio y si imparte la titulación que uno desea estudiar.

Pero ese no es tema, el tema (como bien apunta Darío) es por qué alguien que enseñando teología de golpe quiere un título de doctor en biología. Y como eso exige mucho tiempo y estudio (si se es bachiller, se require al menos 4 años de licenciatura y otros 4 de doctorado) algunos lo consiguen en pocas días comprándolo. ¿Qué calificación le pondrían a ese comportamiento?.
Y eso es posible porque existen instutuciones que venden esos títulos. ¿Tendrán los mismos conocimientos en la materia alguien que se ha autoproclamado doctor de esta forma o alguien que se ha ganado el título después de que un conjunto de diferentes docentes hayan decidido que merece el título?

31. pauloarieu - julio 1, 2009

El diario argentino.
http://www.lanacion.com.ar/

32. pauloarieu - julio 1, 2009

Creo que no sirve de nada tener un titulo comprado.Lo que vales es el saber.
Podrian optar aunque mas no sea investigar por propia cuenta los temas que le interesan. No se que los mueve a hacer esto.Yo no lo haria, pero
ese soy yo. Yo por ser tan etico siempre,nunca llegue muy lejos en el cristianismo evangelico. Siempre tan estricto en mi conducta y tan pegado a la verdad, los ministros no les interesa eso. Quieren seguidores, y yo no soy seguidor de ningun lider. Quizas pasa por ahi. En E.U todo es un negocio, aun la relgion.Muchos pastores facturan por consejeria pastoral!!!!
Es la cultura norteamericana. Los sudamericanos son distintos.Mas humildes en todo, tambien menos dinero,menos acceos a la informacion, y a la formacion academica tambien,.
Los yankis son terribles.Te venden hasta el alma por dolares. No se como no creen mas en los marcianos (hombrecitos verdes = dinero us. verdes)
Saludos

33. Darío - julio 1, 2009

Y sin embargo, creo que el problema económico no es en si el problema: es el fraude que en nombre de la religión y un dios se comete para pretender por un lado, engañar a los posibles estudiantes (¿debería decir compradores?) y por el otro, utilizar titulos de falsa procedencia para desprestigiar posiciones que se odian. Es lo que hacen los religiosos con respecto a la ciencia, genralmente hablando.

Saludos.

34. pauloarieu - julio 1, 2009

Hola Dario.Desconozco lo que hacen estos “cientificos”.Lamentablemente hay de todo en el cristianismo. Hay cientificos crisitanos “buenos” y los hay malos.
Dios los juzgará a su debido tiempo.No te preocupes que a El no se le escapa nada.

35. Darío - julio 1, 2009

Quizás sea cierto, Paulo, pero mientras les llega ese castigo, ellos ya se forraron de billetes, ya estafaron a muchos jóvenes, ya hicieron su propaganda nazi contra la ciencia, ya pretendieron imponer su visión de pensamiento único en la sociedad, ya mintieron con respecto a muchas cosas y ya … ¡ya me cayeron mal! 🙂

¿Qué hacen? Lo vemos: páginitas absurdas de las que se alimentan los trolls que visitan tu sitio y hasta hace poco este. Y ciñéndome al tema, ¿dónde están las autoridades educativas que avalan, por omisión y/o complacencia, este fraude de escuelas y universidades “patito”?

Saludos.

36. pauloarieu - julio 2, 2009

acaso no hay fundamentalistas islamicos, etc.
El ex-presidente de mi pais se robo millones de dolares de la provincia de Sta.Cruz cuando era gobernador y luego uso parte de ese dinero para ganar la presidencia y ahora tiene a su esposa.
Y? alguien le ha hecho algo?
Sabes cuantos crimenes quedan impunes? La mano de la justicia humana es corta,pero la de Dios no.
Todo tiene su tiempo en esta vida. Cada cual debe ser responsable de lo que hace.Luego dara cuentas a Dios.
saludos

37. Manuel - julio 2, 2009

Creo que no sirve de nada tener un titulo comprado.Lo que vales es el saber.

Cierto en parte Paulo. Desde un punto de vista ético un titulo comprado es un fraude. Pero a ellos si les vale para algo, te lo echan a la cara cada vez que dudas de su discurso. Mientras pierdes el tiempo en correlacionar su escaso conocimiento del tema con la procedencia de su titulación ya han colocado sus consignas, te han humillado en público con consignas falsas y se colocan en la cima de la pirámide del saber cuando algunos de ellos no valdrían para bedeles de la universidad. Eso es lo que algunos creacionistas famosos hacen en esos debates que van pidiendo por ahí.

Y el caso de los creacionistas no es el más grave, también hay falso médicos o falsos abogados timando a la gente por ahí con sus “extensos” conocimiento del tema y nula titulación para ejercer.

Saludos

38. Manuel - julio 2, 2009

KuerVo (#27) dices Hay un mundillo medio oscuro ahí dentro, pero ya se va aclarando, el DI no el Discovery.

No veo clara esta frase, ¿significa que se va a presentar alguna publicación científica con evidencias de DI o que los proponentes del DI se van descolgando de los creacionistas literalistas y el Discovery Institute?

39. Cnidus - julio 2, 2009

No “solo” desde un punto de vista ético. Sino que desde cualquier punto de vista, un título comprado es un fraude. Joer, algunos matándonos a estudiar para conseguir un puñetero título y luego hay gentuza que por pagar se lo dan.

Un título no se compra. Se ESTUDIA.
Y quien tiene un título comprado no es un “titulado”, es un charlatán y un mentiroso. Ambas cosas, que no son excluyentes sino redundantes.

Ale, me he desahogado, saludotes!
pD. A ver si acaba esta malvada época de una vez!!! 😀

40. Paulo Arieu - julio 4, 2009

Manuel. Aca te investigue lo de “los doctorados creacionistas”
Saludos

Henry M. Morris, antiguo profesor universitario, doctorado en Hidráulica, y un grupo de creacionistas como él, en 1963, organizaron la Sociedad para la Investigación de la Creación. En 1972, fundó el Creation Research (“Instituto para la Investigación de la Creación”, ICR de San Diego, institución privada no lucrativa, cuyo objetivo original es publicar literatura creacionista y hacer campaña en las escuelas públicas en favor de las interpretaciones escriturísticas de los orígenes humanos. A pesar de presentarse como una organización de carácter apolítico y aconfesional, el ICR exige a todos sus miembros una confesión de fe sobre el fijismo de las especies creadas, la universalidad del diluvio y la realidad histórica de la Creación, según el Génesis. En 1981, Morris obtuvo la aprobación oficial para la escuela superior, que ofrece títulos en Ciencias de la Educación, Geología, Astrofísica, Geofísica y Biología. En 1986, consiguió trasladarse del campus de Christian Heritage College, en El Cajón, California, a su actual campus. Puesto que el ICR no está refrendado por la Western Association of Schools and Colleges, las escuelas más acreditadas no reconocerán sus títulos ni aceptarán sus créditos de clase para un traslado de matrícula.

El profesor Morris ha dicho que no es su intención solicitar un refrendo de la Western Association, a la que califica de “organización secular, muy comprometida con la teoría evolucionista”. Y añade: la Biblia es “nuestro libro de texto sobre la ciencia del creacionismo” pues “estamos totalmente constreñidos a lo que Dios ha considerado adecuado decirnos y esa información es su palabra escrita.” Y, en otro lugar: “Si el hombre desea saber algo acerca de la creación, su única fuente de información verdadera es la revelación divina”. De tal modo, que la creación habría tenido lugar en días de 24 horas, excluyendo absolutamente toda evolución. Esta perspectiva es compartida por importantes teólogos protestantes de Princeton como Benjamin Warfield, Duane Gish, el reverendo Jerry Falwell y el Sínodo Luterano de Missouri, de donde surgió un buen grupo de colaboradores de Henry Morris para organizar el “creacionismo científico” en 1963. Estos autores intentan poner de manifiesto el gran número de verdades científicas que han permanecido ocultas en sus páginas durante 30 siglos o más, y han puesto en el candelero este movimiento antes minoritario en los Estados Unidos, desde donde se ha difundido por todo el mundo.

Morris desautoriza abiertamente la biología evolucionista en uno de los libros en que ha colaborado, The Bible Has the Answer (“La Biblia tiene la respuesta”), donde se califica la “evolución” no sólo de “antibíblica y anticristiana, sino de absolutamente acientífica, además de imposible. Pero ha servido, efectivamente, de base pseudocientífica para el ateísmo, el agnosticismo, el socialismo, el fascismo y numerosas otras filosofías falsas y peligrosas de los últimos cien años”.

Tomado de http://www.ecojoven.com/uno/06/evolucionismo.html

41. Paulo Arieu - julio 4, 2009

Antes que me preguntes mi opinion., creo en la historicidad del Genesis, no estoy seguro del diluvio universal, su alcance geografico, y no se lo del fijismo bien, creo que por lo que he visto en el libro de F.Collins, las especies mutan,pero no lo entiendo bien. Pero respeto la opinion de la ciencia en general,lo que entiendan que es lo mas probable que suceda con las especies. No me parece un item importante con el cual detenerme en debates. Creo que pertenece a la ciencia y no a la filosofia ni a la teologia determinar.
un abrazo.
Paulo

42. Paulo Arieu - julio 4, 2009

El “creacionismo científico”

Parece que estas corrientes, que han confluido en el “creacionismo científico”, ven en el evolucionismo un poderoso aliado del materialismo moderno que pretende difundir a gran escala una visión relativista y atea que socava los fundamentos mismos de la civilización humana. George Marsden, profesor de Historia en Michigan, afirma que los creacionistas científicos han identificado correctamente el contenido materialista de gran impacto social que se presenta apoyado en el evolucionismo. Cita como ejemplo la popular serie televisiva Cosmos, de Carl Sagan, que trasluce una clara visión anti-creacionista. Y señala que los creacionistas han percibido esa filosofía nociva para las ideas religiosas y morales básicas de la civilización, concluyendo, aunque no justificando, que “los defensores dogmáticos de mitologías evolucionistas anti-sobrenaturalistas constituyen una invitación a responder del mismo modo”.

No existe la alternativa evolución-creación, como si se tratara de dos posturas entre las que hubiera que elegir.

En la práctica, el creacionismo utiliza argumentos basados en el razonamiento lógico de que, si la teoría evolucionista tiene fallos y puntos débiles o no puede dar razón de algunos hechos, quedaría demostrado que el creacionismo es correcto. Sus argumentos suponen que sólo existen dos opciones: el creacionismo o el evolucionismo darwinista. Los creacionistas científicos se han servido de los debates evolucionistas recientes como pretexto para afirmar que el darwinismo está a punto de ser destruido, con lo cual su posición quedaría como la única alternativa razonable. Sin embargo, no han tenido en cuenta que el deseo de proponer y discutir nuevas hipótesis, lejos de anunciar el inminente colapso de una teoría, se considera, en general, como un signo de vitalidad científica. La hipótesis creacionista, en cambio, armoniza bastante mal -literalmente entendida- con los datos científicos. Como la mayor parte de los creacionistas sostienen que el mundo fue creado casi instantáneamente hace unos pocos miles de años, ellos se oponen no sólo a la teoría de la evolución, sino a toda interpretación científica del pasado. Si prevaleciera esta posición, la Geología, la Paleontología, la Arqueología e incluso la Cosmología deberían reformularse de forma que la ciencia retornaría a un marco teórico propio del siglo XVIII.

En el otro bando de la contienda, se encuentra el evolucionismo radical. Sus defensores han visto en las teorías evolucionistas la prueba científica de que no es admisible la creación. El origen del universo y del hombre se explican sin necesidad de recurrir a la existencia de un Dios creador, noción que ha sido superada por el avance científico. El hombre no es más que un producto de la evolución al azar de la materia, y los valores humanos son algo casual y relativo, ya que están en función de las condiciones en que se ha realizado dicha evolución material. Con estos presupuestos, las iniciativas jurídicas y educativas de los creacionistas han sido contrarrestadas directa y contundentemente por los defensores del evolucionismo. Por ejemplo, el Dr. Wayne Moyer, director ejecutivo de la Asociación Americana de Profesores de Biología, ha hecho un llamamiento a los profesores universitarios para que ayuden a los maestros a oponerse al intento de introducir en las clases de Biología una “teología disfrazada de ciencia”.

Pero, debemos plantear esta polémica en sus justos términos. La realidad es que la evolución como hecho científico y la creación divina se encuentran en dos planos diferentes: no existe la alternativa evolución-creación, como si se tratara de dos posturas entre las que hubiera que elegir. Se puede admitir la existencia de la evolución y, al mismo tiempo, de la creación divina. Si el hecho de la evolución es un problema que ha de abordarse mediante los conocimientos científico-experimentales, la necesidad de la creación divina responde a razonamientos metafísicos. En sentido estricto, creación significa “la producción de algo a partir de la nada”. En ningún proceso natural se puede dar una creación propiamente dicha: los seres naturales, desde las piedras hasta el hombre, sólo pueden actuar transformando algo que ya existe. La naturaleza no puede ser creativa en sentido absoluto. El hecho de la creación, así entendido, no choca con la posibilidad de que unos seres surgieran a partir de otros.

Evolución y creación divina no son necesariamente, por tanto, términos contradictorios. Podría haber una evolución dentro de la realidad creada, de tal manera que, quien sostenga el evolucionismo, no tiene motivo alguno para negar la creación. Dicha creación es necesaria, tanto si hubiera evolución como si no, pues se requiere para dar razón de lo que existe, mientras que la evolución sólo se refiere a transformaciones entre seres ya existentes. En este sentido, la evolución presupone la creación. Pero es que, además, quien admite la creación -así entendida-, tiene una libertad total para admitir cualquier teoría científica. Quien no admita la creación, necesariamente deberá admitir que todo lo que existe actualmente proviene de otros seres, y éstos provienen de otros, y así sucesiva e indefinidamente, de manera que todos y cada uno de los seres que existen deben tener un origen trazado por la evolución. Aunque pueda resultar paradójico, es el evolucionista radical quien viola las exigencias de rigor del método científico, pues se ve forzado a admitir unas hipótesis que no pertenecen al ámbito científico, y deberá admitirlas aunque no pueden probarse.

No hay, por tanto, necesidad de plantear ningún conflicto entre ciencia y religión. Esto es lo que postulan, al menos, destacados científicos evolucionistas. John McIntyre, profesor de Física en la Universidad de Texas, confiesa la frustración que experimenta por el hecho de que los “antievolucionistas” hayan usurpado el término “creacionismo”, e insiste en que es del todo posible conciliar las creencias cristianas en un Dios creador con la idea de que la vida haya evolucionado a través del tiempo. Por su parte, el paleontólogo neodarwinista G. G. Simpson, asegura:

“Ningún credo, salvo el de las fanáticas sectas fundamentalistas -que son una minoría protestante en EE.UU.-, reconoce por dogma el rechazo de la evolución. Muchos profesores, religiosos y laicos, la aceptan, en cambio, como un hecho. Y muchos evolucionistas son hombres de profunda fe. Además, los evolucionistas pueden ser también creacionistas”.

Y Martin Gardner, colaborador habitual de la revista Investigación y Ciencia, creador de juegos matemáticos y autor de libros de divulgación científica de calidad, sostiene: “No conozco ningún teólogo protestante o católico fuera de los círculos fundamentalistas que no haya aceptado el hecho de la evolución, aunque puede que insistan en que Dios ha dirigido el proceso e infundido el alma a los primeros seres humanos”.

Por lo que hace a la polémica, el panorama no es muy halagüeño. Sin embargo, queda la esperanza de que se impongan los análisis serenos. El creacionismo científico y el evolucionismo radical se alimentan mutuamente. Hoy por hoy, el evolucionismo radical parece el contrincante más fuerte: su poder y difusión están aliados con una mentalidad pragmatista muy extendida, en la que la ciencia es para muchos la única fuente de la verdad. La batalla no tendrá final, mientras no se disipe el error en que incurren ambas posturas con sus extrapolaciones. Porque ni la Biblia contiene datos científicos desconocidos en la época en que fue escrita, ni tampoco es legítimo ni científico negar lo que no se alcanza mediante la ciencia. Existen dos parcelas autónomas del saber humano -Filosofía y Ciencia- que no se pueden trasvasar sin caer en extrapolaciones inadmisibles o en una peligrosa pirueta conceptual. El problema desaparece cuando se advierte que evolución y creación divina se encuentran en planos distintos y, por lo tanto, no se excluyen mutuamente, aunque haya un tipo de “evolucionismo” que es incompatible con la admisión de la creación y un tipo de “creacionismo” que es incompatible con la aceptación de la evolución.

43. Manuel - julio 4, 2009

Paulo, gracias conocía esta información. Como el título de este artículo dice algunos (no todos) los creacionistas que van por ahí haciendo apología del literalismo tienen título “comprados” (Carl Baugh o Ken Hovind son ejemplo de ellos). Luego hay otros titulados fuera de foco. Doctores en leyes o en teología hablando de fósiles y de falta de pruebas, cuando no son capaces de distinguir genéticamente una arquea de un nemátodo. Y eso es normal, no han estudiado para ello. Sin embargo debaten acerca de la inexistencia de fósiles o de la morfología del Archeopterux. ¿Tu contratarías a un paleontólogo para que te operara de apendicitis?. Pues eso.

Hay doctores que sí son especialistas, y con los que se puede debatir. Un ejemplo es Behe. Con él si se puede hablar al mismo nivel. Y por ello cuando debatió, frente a un tribunal, con Gould, Ayala o Miller tuvo que admitir que no consideró evidencias que sí existen. Y lo hizo porque es especialista en el tema. Otro tipo de antievolucionistas como Morris o Gish jamás lo reconocerían, e incluso mentirían como Gish ha hecho ya varias veces en los debates.

Por ello hoy día podemos encontrar a doctores en biología que no apoyan las tesis evolutivas de Darwin (como Behe), pero es dificílisimo encontrar a doctores en biología que nieguen la evolución (ni Behe lo hace). Y eso no se llama adoctrinamiento, se llama cultura científica.

Saludos

44. pauloarieu - julio 4, 2009

hola. No sabia que conocias esta informacion.Yo te investigue para comentartelo.Pero bueno,me alegro lo conozcas.Yo no lo conocia. Vemos que no todos tienen titulos comprados. Aun asi lo mas importante no s si tiene un buen titulo o no,sino si sabe realmente de lo que habla,no?
En fin, sigo investigando.Es interesante,pero demasiado complejo. Se me va de las manos.Cuando parece que lo entendi,encuentro nueva informacion y se me desordena el libreto.Pero sigo investigando, aunque sea para poder comprender mejor todo este debate, que es sumamente complejo.Demasiado para alguien sin conocimientos de lo que es la ciencia biologica. Los teologos no pueden entender bien estos temas sino son experttos en ciencia. COmo los cientificos no se detienen en los conceptos teologicos o teleologicos a la hora de leer la informacion investigada. Se llevan por axiomas previamente aceptados.
Se ve que el cientifico respeta el espiritu de la ciencia, y el teologo procura si es honesto respetar el espiritu de la revelacion y lo aceptado dentro del marco de la tradicion religiosa en la que este inserto.
Parece un problema de fe, Manuel.O fe en la biblia y la tradicion cristiana o fe en lo que los cientificos deciden. Todo depende a quien le creas.El cientifico creera en lo que ha aprendido y el teologo en lo que ha aprendido y entendido que dice la Revelacion de la Palabra de DIos. Es complicado. Pero bueno, sigo adelante
Un abrazo che.
Paulo

45. Darío - julio 5, 2009

Paulo: en la sociedad de la meritocracia, muchas personas se van con el borrego de los títulos, y los falsos títulos son fraudes, le busques como le busques. Si a esto le agregas que varios de estos farsantes son los mas nazis en sus ataques a la ciencia, al fraude se le auna, me parece la mala fé. Nazis farsantes.

“Parece un problema de fe, Manuel.O fe en la biblia y la tradicion cristiana o fe en lo que los cientificos deciden.”

Manuel y otros se han esforzado aquí por explicar que esto no es cierto, y el post de la frase de Pasteur lo refuerza. Yo soy más rudo: por mi que se jodan los creyentes si no son capaces de distinguir entre sus creencias y los hechos. Pero te respeto y me parece que te estás metiéndo en el juego de quedar bien con el Señor y con el Diablo. Y lo estás haciéndo tú solo, ya que los tertulianos del foro “Un planeta con canas” no parecen andar en esa línea. Y yo tampoco, en lo que respecta a ti.

Saludos.

46. jose - julio 5, 2009

Aun asi lo mas importante no s si tiene un buen titulo o no,sino si sabe realmente de lo que habla,no?

Si esa gente compartiera tu opinión no se comprarían un título trucho para dar apariencia de respetabilidad. Lo que sabe realmente esta gente es que un auténtico doctor se ha hartado de trabajar y de estudiar y se ha esforzado mucho por aprender la materia de la cual es doctor, ha dedicado buena parte de su vida a aprender y de ahí el respeto. Eso es lo que sabe muy bien el personaje que se compra un título. Quiere la respetabilidad que un doctor merece a priori pero sin el esfuerzo que un título de verdad exige.

“O fe en la biblia y la tradicion cristiana o fe en lo que los cientificos deciden. Todo depende a quien le creas.”

No te equivoques. La fé y la confianza no tienen nada que ver. La fé es inmune a la experiencia y a los resultados. La fé de la gente no disminuye porque a un pariente lo mate el cáncer a pesar de los rezos o porque haya salido a la luz el penúltimo cura pederasta. En cambio, la confianza es una CONSECUENCIA de la experiencia y de los resultados. Depende totalmente de ambos. Hay que ganarla a base de sudor y trabajo, no por ninguna revelación, y un paso en falso puede hacerla desaparecer (ahí tienes el accidente de Chernobyl). La gente se toma lo que le manda el médico porque confía en la ciencia médica porque ha visto a su padre, a su vecino y a su cuñado enfermos y luego curados, no porque una vocecilla le haya revelado que La Medicina Es Buena: Cree En Ella O Al Infierno. Si me engañas ya no confiaré en ti. Pero si el cura te dice que reces y aún así no se te va la diabetes, ¿dejarás de tener fé?

47. Manuel - julio 5, 2009

Paulo dices los científicos (…) Se llevan por axiomas previamente aceptados.>/i> Pues no Paulo, precisamente la ciencia se lleva por los resultados que son comprobados empíricamente y sin resultados preconcebidos. Las religiones son las que tienen creencias inamovibles, no sujetas a experimentación e impermeables a toda contradicción.

Saludos


Sorry comments are closed for this entry

A %d blogueros les gusta esto: