jump to navigation

Los monos aprenden reglas básicas de gramática julio 10, 2009

Posted by Manuel in biologia, divulgación científica, educación, evolucion.
Tags: , , , ,
comments closed

titi
Publico Digital

A las capacidades cognitivas de los primates no humanos, que nuevos estudios no cesan de ampliar, se une ahora un sentido primitivo de la gramática, según publica un grupo de científicos de la Universidad de Harvard (EEUU) en Biology Letters.

Los investigadores partieron de una observación: muchos idiomas construyen palabras combinando sistemas de prefijos y sufijos. Incluso en otras especies, como aves, ballenas o monos, la concatenación de los sonidos en un orden particular es crucial para transmitir el mensaje.

Esto, indican los científicos, les indujo a plantear que el lenguaje humano se basa en patrones ancestrales no lingüísticos facilitados por los mecanismos de la memoria.

El modelo animal elegido fue el mono tití de cabeza blanca (Saguinus oedipus). Los autores del trabajo sometieron a 14 de estos animales a un aprendizaje acústico de palabras inventadas que tenían en común un mismo prefijo. A través de unos altavoces, los monos escuchaban una lista de palabras como shoybi, shoyka, shoyna o shoyro.

Al día siguiente, tocaba examen. El test consistió en reproducir por el altavoz una nueva lista de palabras, pero en este caso, alternando algún vocablo incorrecto, en el que shoy aparecía al final y no al comienzo de la palabra. El método era simple: comprobar si, al escuchar la palabra errónea, los monos se quedaban mirando el altavoz. “Esto es exactamente lo que hicieron”, dice el director del estudio, Ansgar Endress.

Según los autores, esta habilidad básica de los monos es la que también ayuda a los niños a aprender los fundamentos del lenguaje.

Anuncios

Investigadores de Barcelona consiguen crear una ‘capa de invisibilidad’ julio 10, 2009

Posted by Manuel in astronomia, ciencia, divulgación científica.
Tags: , , , ,
comments closed

INVISIBLE
Pese a la existencia de un campo magnético, el dispositivo evitaría que un objeto fuera atraído por un imán. – UAB

Publico Digital

Hacer invisible un objeto ha sido siempre un sueño de la ciencia que sólo se ha convertido en realidad en el terreno de la ciencia ficción. Sin embargo, un grupo de científicos está ahora un poco más cerca de conseguirlo. Investigadores del Departamento de Física de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) han avanzado en el diseño de un dispositivo que hace invisibles los objetos a un determinado tipo de luz y mediante campos magnéticos.

El dispositivo consigue crear una capa de invisibilidad mediante el cambio magnético en el interior del objeto. Un ‘truco’ que lo hace completamente indetectable a estas ondas.

La investigación se sustenta sobre una idea inicial de los ingleses Ben Wood y John Pendry -considerado el padre de los metamateriales-, y supone un paso adelante en la carrera para conseguir dispositivos que permitan alcanzar la invisibilidad a las frecuencias de luz visible.

Difícil, pero no imposible

Los científicos pensaban que construir estas ‘capas de invisibilidad’ sería una tarea imposible, dado que la trayectoria de la luz en un medio está determinada por sus propiedades eléctricas y magnéticas, y estas propiedades tienen unos valores que impedían la invisibilidad y que, hasta hace poco, se consideraban inalterables.

Pero descubrimientos científicos recientes han revelado que estos valores sí se pueden modificar, construyendo materiales artificiales con propiedades físicas exóticas: los metamateriales.

El metamaterial diseñado por el grupo de la UAB consiste en una red irregular de placas, que dan al material unas propiedades magnéticas precisas, permitiendo crear zonas invisibles al campo magnético y a campos electromagnéticos de baja frecuencia.

Según el director de la investigación, Àlvar Sánchez, “se trata de un diseño que funciona a la perfección en las simulaciones teóricas y nos acerca al sueño de la invisibilidad”.

Pero Álvar Sánchez considera que aún queda un largo camino por recorrer: “Ahora falta un paso muy importante: construir un prototipo en el laboratorio y aplicar este hallazgo a mejorar la tecnología de detección de campos magnéticos”, señaló.