jump to navigation

Frase del sábado 18 de julio 2009 julio 18, 2009

Posted by Manuel in ateismo, biologia, ciencia, creacionismo, diseño inteligente, divulgación científica, evolucion, paleontología, pseudociencia, religión.
Tags: , , ,
trackback

La creación no es un hecho que ocurrió en el 4004 a.C.; es un proceso que se inició hace unos diez mil millones de años y que se sigue desarrollando…¿Choca la doctrina de la evolución con la fe religiosa?. No. Es un error garrafal confundir las Sagradas Escrituras con textos elementales de astronomía, geología, biología y antropología. Solamente al interpretar los símbolos de la forma en que no se pretenden, pueden surgir conflictos imaginarios e insalvables

Theodosius Dobzhansky (1900-1975)

Este biólogo evolutivo, nacido en Ucrania, y cristiano ortodoxo, creó escuela dentro de la biología evolutiva y que recordamos sobre todo por su frase: nada tiene sentido en biología si no es considerado bajo el punto de vista de la evolución

Anuncios

Comentarios

1. jose - julio 18, 2009

Una persona es asesinada, se lleva tres días muerta y luego resucita, y a un biólogo no le supone ningún problema.

2. Manuel - julio 18, 2009

Jose, misterios de la fe 😉

3. jose - julio 18, 2009

Si el zombi no fuera el objeto de su adoración religiosa no se lo creería, o sea, no estaríamos viendo esta suspensión voluntaria de la incredulidad.

O lo relegamos a la categoría de resurrección metafórica simbólica que en realidad no ocurrió, igual que la creación en seis días, o sí choca, y ruidosamente.

4. KC - julio 18, 2009

Jose, por eso mismo cualquier texto sagrado es un pedazo de novelón que habría que estudiar más en literatura que en religión. Pero claro, los textos religiosos están revestidos de esa solemnidad de lo “supremo”, cosa que no le pasa al Quijote. El Quijote no tenía el objetivo de venir del más allá.

Particularmente, conozco un hematólogo que es un gran creyente. ¿Cómo es posible? La respuesta tiene mucho más que ver con el contexto familiar y biográfico que con otra cosa. Seugramente, para él la sangre es un ejemplo del dedo divino personal.

Por aquí hemos hablado bastante de los MECANISMOS que llevan a alguien a acogerse a la fe, aun siendo consciente de las contradicciones con la ciencia.

Saludos.

5. kuerVo - julio 18, 2009

Totalmente de acuerdo. El caso particular de la resurrección de Cristo lo demuestra claramente. Qué ocurrió en aquella tumba no lo sabemos. Salir con el comodín del mito, no aclara el misterio. Pero aun si llegásemos a probar que Cristo en realidad no murió en esa cruz, por los motivos que fueran, ¿en qué afectaría eso a la religión como un todo? Los musulmanes aceptan que tal evento nunca ocurrió, y a pesar de eso consideran a Cristo como un enviado de lo divino. Cuestiones de fe, como bien dice Manuel.

La religión se ocupa de temas que la ciencia no puede refutar. La ciencia se ocupa de asuntos que en nada contradicen lo fundamentos religiosos. Que aun tipo se le ocurra creer que Dios creo el universo hace 6 minutos es un asunto tan personal, como que a otro se le antoje creer que la evolución niega la existencia de un creador divino, nada de eso tiene que ver con ciencia o religión, en un sentido amplio.

Saludos

6. Cnidus - julio 18, 2009

La religión se ocupa de temas que la ciencia no puede refutar. La ciencia se ocupa de asuntos que en nada contradicen lo fundamentos religiosos. Que aun tipo se le ocurra creer que Dios creo el universo hace 6 minutos es un asunto tan personal, como que a otro se le antoje creer que la evolución niega la existencia de un creador divino, nada de eso tiene que ver con ciencia o religión, en un sentido amplio.

No estoy de acuerdo. Y lo que me choca es que este párrafo venga detrás del anterior al mismo 😉

Por ejemplo. Los cristianos basan la moral y credibilidad de su Fé en las palabras de un ser humano que resucitó, siendo ese “evento” el eje alrededor del cuál gira todo su cuerpo de creencias y siendo ese “evento” la razón por la cual justifican su Fé. Sin la resurrección, sino tengo mal entendido, la figura moderna de Jesucristo pasaría a convertirse en un profeta más de tantos. También se puede ir incluso más lejos, ya que aunque perdonásemos la figura de Cristo, los actos del mismo solo se justifican si tuvo lugar el Pecado Original, un relato que es a todas luces mítico. Y sin el cuál, el mismo núcleo de ese credo pierde toda razón de ser. Los musulmanes tienen un profeta que vuela en un caballo volador. Los judíos se defienden con unos Patriarcas, un Éxodo y una Conquista que nunca sucedieron.

Si a estos tipos de religión, los despojamos de todo evento que tenga probabilidad de ser estudiado por la Ciencia (y el consiguiento riesgo de ser refutados), nos quedamos con simples relatos que han perdido todas o la mayoría de las justificaciones con la que sus fieles pretendían avalar los designios divinos. La Ciencia excluye los milagros, y sin milagros, ¿en qué queda la religión? ¿cómo justifica una religión su carácter divino si carece de los actos a través de los cuáles media la/s divinidad/es sobre el mundo?.

Saludos!

7. jose - julio 18, 2009

“¿en qué afectaría eso a la religión como un todo?”

A la religión de Dobzhansky, que es de la que estaba hablando, le afecta mucho porque es uno de sus dogmas de fé. Y de todos los cristianos, que yo sepa.

Si hay una religión que insta a sus miembros a tomárse el asunto como cosa personal y que promulga unos principios que no influyen en la naturaleza, entonces sí que no hay conflicto y bien por ella! Sin embargo esta especie de deísmo nebuloso no se corresponde con ninguna de las grandes religiones de los cdesign proponentists que son los que dan la vara en las juntas de escuela y en los consejos de educación.

Ningún problema con algunas cosas. El alma, el cielo, el infierno, el juicio final. Están completamente aparte de la naturaleza así que la ciencia no tiene nada que decir de ellos. La reencarnación es otro ejemplo de dogma compatible con la ciencia, que como no tiene nada que decir acerca del alma, tampoco lo tiene acerca de adónde va o dónde se mete. Hay mucha diferencia con cosas como la inmaculada concepción, que es dogma de ortodoxos y católicos, o la curación de paralíticos por imposición de manos.

Y si los dogmas no importan, pídele a alguien que crea en ellos que los deje de lado, total, si no afecta… a ver qué contesta.

8. Manuel - julio 18, 2009

Jose, ¿te molesta que Dobzhansky fuese creyente, a la vez que unos de los mejores biólogos evolutivos de la historia?. A mí desde luego que no, su fe no perturbó para nada su trabajo científico. ¿Lo encuestras incongruente?. Bueno, hay tantas incongruencias en la vida…..

9. Cnidus - julio 18, 2009

Pues qué quereis que os diga… (entrando ya en elucubraciones)…

Rizando el rizo, sobre el alma (el cimiento de muchos credos) y sobre la interactuación deidad-ser humano…

Por regla general, en el mundo moderno tengo entendido que la mayoría de los credos postulan algo inmaterial y metafísico como el alma o las deidades. Según esa definición, no caben dentro del trabajo de la ciencia.

Pero por el otro lado, también proponen que el alma es lo que define al ser humano (que yo sepa, una cosa física y material) y que los dioses tienden a parlamentar con los seres humanos por motivos varios. Luego, tanto el alma como los dioses estarían interactuando con lo físico y lo material… Ahora la pregunta, ¿eso no los convertiría en algo indistinguible de lo físico y material?

El caso más extraño es el de la gravedad. No se sabe qué carajo es, pero se sabe como actúa e incluso se puede medir, sea lo que sea, básese en lo que se base, gracias a la interactuación que ejerce sobre los objetos del mundo… De ese modo, si se proponen entidades que no se pueden estudiar directamente (por falta de tecnología o por definición) pero a su vez interactuan con el mundo material, ¿no entrarían en el terreno de la ciencia?. Eso sin dejar de lado la otra pregunta… ¿Qué sería de una divinidad y su credibilidad sin los milagros (eventos contradictorios con el saber científico, casi por definición)?.

10. jose - julio 18, 2009

Manuel, no me molesta, sólo comento. Me parece una incongruencia pero está claro que una persona puede ser las dos cosas porque no somos máquinas lógicas robóticas que explotan cuando los enfrentas a un dilema sino gente, con sus complicaciones y contradicciones. Que podamos tener en la cabeza ideas que chocan no significa que esas ideas no estén en conflicto, sólo significa que las podemos tener en la cabeza. Una vez escuché a pérez reverte en lo del loco de la colina que a la vez le gustaban mucho los animales y también las corridas de toros, que no lo podía evitar, que allá cada cual con sus contradicciones, todos tenemos muchas. Pero no hablamos de lo que es capaz nuestra cabeza, sino si esas dos ideas chocan.

Cnidus no creo. Por ejemplo en la misa el cura consagra el pan y mágicamente el pan ya no es pan sino el cuerpo de cristo. Pero la conversión se realiza a algún nivel conjuntivo-esclerótico no físico, y sólo si eres creyente eres capaz de notar el cambio porque no se percibe por los sentidos sino por la fé. Es una cosa religiosa. Lo mismo vale para el alma, es una cosa que se cree y ya está. Lo único que puedes decir es que no hay evidencias, igual que no hay evidencias de que vivamos en matrix. Si uno lo cree, pues bien. Lo que no se puede decir es “la ciencia demuestra que no vivimos en matrix”. Esto que he contado no se puede comparar con que una persona que lleva días muerta se levante o que Danae siendo virgen dé a luz a Perseo (lo acabo de mirar en el google. ¿A que me ha quedado muy cultureta?)

11. Juanchoh - julio 19, 2009

La frase en negrita también hubiera dado para más polémica…

12. Anómala - julio 20, 2009

ajummmm

🙂


Sorry comments are closed for this entry

A %d blogueros les gusta esto: