jump to navigation

El Ministro de Educación sugiere que la enseñanza obligatoria dure hasta los 18 años octubre 30, 2009

Posted by Manuel in educación, política científica, sociedad.
Tags: , , , ,
trackback

educacion
Curiosa noticia con la que nos sorprendió nuestro ministro de Educación, el señor Gabilondo. Curiosa y controvertida. Ampliar la educación obligatoria hasta los 18 años. ¿Para qué? En una sociedad donde las jóvenes podrían abortar sin consentimiento paterno a los 16 años, y en la que está pidiendo una rebaja de la edad penal, se pretende que los alumnos permanezcan obligatoriamente anclados a los pupitres hasta los 18 años. Y, ¿cómo se conjuga eso con el hecho de que la edad laboral mínima sean 16 años?
Si el ministro quería un debate lo tenemos servido. Y es un debate en el que espero que los educadores tengan mucho que decir. Llevamos años oyendo como el número de objetores educativos, alumnos que están en la escuela por imperativo legal, aumenta cada día. ¿De qué sirve prolongar su estancia en la escuela más allá de las molestias que ocasionan a aquellos alumnos que sí quieren estudiar?. El debate está servido.

Os dejo el apunte de la noticia vista por El País.

J. A. AUNIÓN- El País

Durante el debate previo a la aprobación de la actual ley educativa (LOE, 2006), ya se planteó posibilidad aumentar la edad de escolarización obligatoria de los 16 a los 18 años, pero se descartó. IU también lo incluyó en el primer borrador de su programa electoral para las últimas elecciones, pero se cayó de la redacción definitiva. Ayer, el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, volvió a abrir este debate al decir en una entrevista en Radio Nacional que se puede “esbozar la posibilidad de ampliar la educación obligatoria hasta los 18 años”.Seguir leyendo AQUÍ

Anuncios

Comentarios

1. S.Belizón - octubre 30, 2009

El derecho a la educación más que un derecho parece estar convertiendose en una Obligación, con el lastre que esto supone al derecho que tienen los que si quieren estudiar, un 30% arriba o abajo de fracaso escolar que probablemente se incremente si este 30 % es llevado a los dos cursos de bachiller, entonces ¿qué hará el gobierno o las escuelas? segregación, ¿los buenos a un lado y los revoltosos en otra aula?. Vaya país de despropósitos este que nos ha tocado vivir.

Saludos

Manuel - octubre 30, 2009

Pues sí Belizón, en ocasiones pienso que los términos están un poco trastocados. La educación es un derecho, pero no tiene por qué ser una obligación más allá de unos niveles básicos (que se consiguen a los 14 años, y de sobra a los 16). De igual forma algunos consideran que el aprobado es un derecho, cuando en realidad debe de ser un mérito. Ese aprobado para todos por RD malogra el conocimiento de un aspecto importante para el cual la escuela también debe de preparar: la capacidad de esfuerzo y superación, así como responsabilidad del trabajo realizado.

Y sí el nivel de fracaso puede aumentar, a menos claro que regalen los aprobados, pero el gobierno de turno gana mucho, quiza de enmedio a mucha gente de las listas del paro. Bonita jugada política 😦

Y seguimos con una gran asignatura pendiente: hacer una FP de calidad, cosa que apenas existe.

2. Hexo - octubre 31, 2009

Hace tiempo que creo que la mejor forma de elevar el nivel cultural de este país es mediante los medios de comunicación. No hay nada que influya más en la población infantil y juvenil que la televisión. Si hay que hacer un cambio radical para mejorar la educación del país yo lo haría en ese sentido.

Manuel - octubre 31, 2009

Puede Hexo. Para mí los medios reflejan la sensibilidad de un país. Si ves la BBC o los canales franceses encontrarás en hora de máxima audiencia documentales de naturalistas, de historia, de arte, debates científicos… ¿Y qué tenemos aquí?: series y prensa rosa. Si quieres ver un programa como Redes te has de ir a la madrugada, y los documentales de la naturaleza justo después de comer, cuando todo el mundo trabaja o descansa. Y aquí surge una pregunta cuya pregunta tengo poco clara: ¿la parrila televisiva realmente refleja lo que la sociedad demanda o lo que nos quieren dar “de comer” las cadenas?.

3. Hexo - octubre 31, 2009

Pues yo sinceramente creo que por desgracia es lo que demanda. Ni más ni menos. Yo soy el primero que se entristece cuando veo que mi pareja o mis amigos se aburren como ostras viendo un programa que a mí me fascina. El otro dia sin ir más lejos con un incríble documental del la BBC sobre el origen del hombre, donde daban una interesantísima explicación al origen de la religión. Incomprensiblemente para mí, eso no le interesa a mucha gente, y prefieren mil veces ver a cuatro pirados tratando de hacer llorar a un puñado de chavales y chavalas en Fama. O un atajo de energúmenos tirándose excrementos verbales unos a otros en programas de supuestas tertulias. Eduard Punset le cae bastante bien a la gente, pero no lo suficiente como para competir con todo ese circo.

Por otra parte está también el tema de los dibujos animados… Cuando veo cosas como esto o esto… a veces se me escapa una lágrima. Ahora los crios se tragan cosas como shin chan o padre de familia. En mi trabajo yo he visto en directo a un padre poniéndole vídeos de los Happy Tree Friends a su hijo menor de 10 años. Claro que el padre por la pinta que tiene podría ser menor de 25. Ese dia me pasé la tarde en youtube marcando esos vídeos como “contenido violento o repulsivo”. Porque a mí me pueden hacer más o menos gracia, pero mi cabeza ya está suficientemente formada para verlos. Creo que hay que protejer mejor a los crios de este tipo de contenidos inapropiados.

Yo creo que hay que empezar por arreglar esas pequeñas cosas, porque las bases están ahí.

4. S.Belizón - octubre 31, 2009

Hexo no eres tu el único “raro” en la familia.

Por cierto paso como unas tres o cuatro semanas al año en Francia desde hace ya muchos años y yo particularmente “flipo” con la programación, ducumentales de todo tipo, pelis europeas (muchas son españolas) y sobre todo (como dice Manuel) muchísimos debates. Lo más gracioso es que de cotilleo “0” no hay nada, pero ojo! nada, alli hubo un gran hermano sólo una vez mientras que aqui llevamos más de una década.
Como dijé antes este es el país de los despropósitos, este que nos ha tocado vivir.

5. Hexo - noviembre 1, 2009

Ojo con esos 10 años de gran hermano, que los años van pasando y estas porquerías calan en la sociedad. Si no es gran hermano es otra basura parecida, con distintos camuflajes como supervivientes, ot, fama, factor x.. etc. Y observad que el objetivo principal de estos programas es provocar que los concursantes lloren. ¿En serio alguien cree que esta mierda no va a tener repercusión en nuestras mentes?

Y todos los programas del corazón de verdad que eso ya no hay por dónde cojerlo. Me produce angustia verlos… Me da mucha pena ver a mis abuelos ahí enganchados y mirándome raro cuando les pregunto “¿Y esa quien se supone que es?”.

Esto no tiene porqué ser así. Lo que gana más dinero no tiene porqué triunfar. Eso no me sirve de razón para que esa telebasura siga emitiéndose indefinidamente, eso es injustificable. La cocaína también tienen mucha demanda, pero eso no quiere decir que yo entienda que nos la metan por la naríz desde pequeños.

Hay que evolucionar, culturalmente. Me parece que en ese sentido estamos muy estancados desde hace demasiado tiempo, y ya va siendo hora de hacer algo.

6. Alicia - noviembre 1, 2009

Pues sí, debemos rendirnos a la evidencia. Las programaciones de las televisiones son fiel reflejo de lo que la gente reclama. Es agradable pensar que si en todas las cadenas privadas (y públicas) empezaran a poner otro tipo de programación, la gente se engancharía a los debates y a los programas culturales, pero no es más que mera ilusión; dejarían de ver la tele y comprarían más revistas o cualquier otro medio que aparecería para llenar esa necesidad de saber que harían varias personas encerradas en una casa. Que no le veo yo la gracia, oiga, pero que la debe tener. O con quién se ha acostado últimamente la que fuera por segunda vez novia del ganador del quinto gran hermano. O cuánto dinero se va a llevar el concursante que elija la caja 1 en lugar de la caja 7. Que sólo hay cajas, ni siquiera el “despliegue” de imaginación del “Un, dos, tres”. Gustan los culebrones porque no hay que pensar demasiado, la trama es tremendamente sencilla y repetitiva, amén de tener todos los ingredientes en su medida de sexo y traición. No queremos desarrollar nuestra inteligencia, pues eso, a ver los anuncios de la tele, tan pueriles todos ellos.

Y lamento decir que ampliar la enseñanza obligatoria hasta los 18 o hasta los 28 no va a cambiar nada de todo esto, lo único que va a ocurrir es que habrá que comprar nuevos pupitres porque nos chicos van a tener tallas más grandes.

Un saludo, Manuel. Y a todos los demás.


Sorry comments are closed for this entry

A %d blogueros les gusta esto: