jump to navigation

El hambre: un lugar común olvidado

Cuentan que la Madre Teresa de Calcuta, al ser invitada a presidir una conferencia internacional sobre el hambre en el mundo, aceptó pero con la condición de que todos los participantes tenían que ayunar los tres días previos a la conferencia, para así saber bien de qué se iba a hablar. La conferencia nunca tuvo lugar

Daniel Cerezo (misionero comboniano) en su artículo “Hambre: el pan nuestro de cada día”

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: