jump to navigation

La religión en la escuela

Que el sistema educativo español hace aguas no es ningún secreto. Este sistema arrastra muchos problemas de diversa índole. A esto hay que añadir que cuando se habla del sistema educativo en España, no habla de un sistema educativo sino de 17 diferentes, con lo que se añade “diversidad cultural y de gestión” a esos problemas.

Los resultados de las evaluaciones de la calidad del sistema educativo, allí dónde se han llevado a cabo, indican que la situación es manifiestamente mejorable, por utilizar un lenguaje muy político. En realidad la tendencia que indica es que o se hace algo urgente o el deterioro puede ser de difícil solución.

En medio de todo este tinglado el mayor revuelo en la enseñanza se ha producido en los últimos tiempos en tres asignaturas: religión, educación para la ciudadanía y ciencias para el mundo contemporáneo. Parece que últimamente los padres están preocupados por la educación sí, pero la educación que se debe de impartir en el colegio. Se están olvidando de que en la escuela no se educa, eso se debe de hacer en casa, y el peso de esa educación recae en la familia. En la escuela se instruye, y se enseñan los conocimientos que necesitarán en el futuro. Pero ahora se pide a la escuela (ya sea por vía “papá estado” o mediante pago), no sólo que instruya, sino que ejerza de guardería (manteniendo los alumnos en el interior el máximo de horas posibles), y que los eduque.

Y es en esto último donde surge el problema. Educarlo sí, ¿pero cómo?. Pues a ser posible de manera similar a como piensan los padres, con el mismo modelo que el entorno en el que los progenitores se mueven. Así, los creyentes exigirán educación religiosa para sus hijos, mientras que los ateos se negarán a ese tipo de educación, prefiriendo que sus hijos accedan a ella cuando puedan elegir libremente su opción religiosa. Y en torno a esto se ha montado mucho jaleo mediático, en ocasiones alentados desde las facciones de la prensa española, tanto la autoproclamada progresista como la conservadora.

Mientras aquellos que realmente educan a sus hijos en casa y reivindican una instrucción de calidad en la escuela se van quedando solos. ¿Cuándo fue la última manifestación pidiendo más horas de matemáticas, lengua, ciencias o historia?.

padres1
Algunos datos:

La asignatura de religión es optativa en secundaria y bachillerato. Queda a disposición del centro la asignatura que cursan aquellos alumnos que deciden no ir a clase de religión. Hay centros que ofertan materias varias, y otros no ofertan nada. En aquellos que no disponen de alternativa. La clase de religión se ofrece al principio o final del día lectivo. Los no interesados no asisten a esa clase (con el problema de horarios que eso conlleva a algunos padres). La materia no tiene valor curricular. La oferta se extiende a religión católica, judía y musulmana, que son las que tiene acuerdos con el estado español.

Comentarios

1. Manuel - marzo 5, 2009

Hace unos días se inició un interesante debate sobre la religión en la escuela. Dado que el lugar donde se mantenía el debate no me pareció el más conveniente (allí esperaba la respuesta de los creacionistas) prometí escribir algo para reabrir el debate. Aquí está este comentario por si os apetece añadir algo.

2. Juan Pedro Serrano - marzo 5, 2009

Los padres deben educar a los hijos, y son los primeros y máximos responsables en esta tarea, pero la escuela no sólo debe instruir al alumnado, también ha de contribuir a su educación. Si no se está de acuerdo con esta afirmación por razones pedagógicas, o del cualquier otro tipo, se debería estar de acuerdo, al menos, por una simple cuestión de supervivencia del profesorado en el aula.
Respecto a la asignatura de religión, no sé si entiendo tu argumento, pero me parece que criticas que los centros educativos se conviertan en guarderías (crítica que comparto) y, al mismo tiempo, te quejas de que los horarios que impone la asignatura de religión (un contrasentido que una creencia religiosa, algo íntimo y espiritual, pueda ser considerada como asignatura de un currículo escolar) interfiera en los horarios de los padres.
En la escuela, ciencia y cultura; en los lugares de culto, religión, y cultura religiosa.

3. Manuel - marzo 5, 2009

Hola Juan, bienvenido al blog. No critico lo de los horarios de religión, si te fijas eso está en la sección datos. Entre paréntesis me he limitado a recoger la protesta de algunos padres. Nada más.

Mi única crítica personal a este tema es que creo que está sobredimensionado. Algunos lo han tomado como un eje central en el tema de la educación, y yo sin quitarle importancia, lo relativizo algo porque pienso que la educación tiene problemas más urgentes a los que acudir. Y me gustaría que la sociedad también se concienciara de ellos.

Saludos

4. Svyadov - marzo 5, 2009

Hola Manuel,

Quería hacerte una pregunta: dices que la asignatura de religión es optativa en secundaria y en bachillerato. Mi pregunta es ¿y en EGB?

Un saludo.

5. Manuel - marzo 5, 2009

Hola Svyadov, la EGB ya no existe. Me imagino que te refieres a la primaria. La verdad es que no lo sé. Si algún lector(a) conoce ese dato sería un detalle que lo compartiera.
Un saludo

6. Svyadov - marzo 5, 2009

Si, me refiero a la primaria. Son tantos años llamándola EGB…

7. oraculador - marzo 5, 2009

Estoy de acuerdo que este tema está muy magnificado. Creo que ofrecerla como asignatura optativa es una buena solución. En mi opinión, una buena alternativa para los que no la elijan sería una especie de “historia de las religiones”.
Creo que es difícil entender nuestra sociedad sin tener ni pajolera idea de lo que es el cristianismo que, nos guste o no, está muy presente en nuestras vidas en festividades, costumbres, dichos, valores morales, etc.
Así que vendría bien que en la escuela se explicase en qué consiste, sin ánimo de adoctrinar, simplemente que se sepan los conceptos básicos y su historia (la parte buena y la mala). Y lo mismo de otras religiones que tienen o han tenido influencia en nuestro entorno (eg Islam), incluso algunas pinceladas de otras más exóticas (eg hinduismo), lo cual ayuda a entender este mundo cada vez más globalizado.
Aunque un problema podría ser que más de uno caería en la tentación de convertirla en una clase de religión “a la antigua usanza”…

8. JACS - marzo 5, 2009

Pues sí, Oraculador, aunque si lo piensas, casi todo lo que se estudia en historia es religión, así que con eso creo que bastaría. Yo pondría una asignatura sobre historia de la ciencia y los descubrimientos científicos. Mucho más útil.

9. Svyadov - marzo 6, 2009

Una asignatura de historia de la ciencia, o de fundamentos científicos estaría muy bien, y además obligatoria, no optativa. Yo dejaría como optativa una asignatura como cultura, religión y sociedad, que fuera una revisión histórica y social de las religiones más importantes. En mi opinión es más importante que los niños sepan diferenciar la ciencia de la pseudociencia, que el que sepan si presuntamente hubo o no alguien llamado jesus o mahoma.

10. Aficionado - marzo 6, 2009

¿Es en serio eso de que en España sólo se estudia historia de la religión en las asignaturas de Historia de educación básica y media? Ya que en historia se estudia más que religión: la clásica historia política, historia económica, historia social, historia de la vida cotidiana, historia de la ciencia y la tecnología, historia del arte, historia de las ideas, historia de las mentalidades, historia de la mujer, psicohistoria, etc. Y cada una de ellas se puede estudiar según el periodo: prehistoria, protohistoria, historia antigua, medieval, moderna y contemporánea.
De cualquier forma, no debemos hablar despectivamente de la historia de la religión, una ciencia tan válida como la historia de la ciencia y la tecnología.

Saludos

11. Manuel - marzo 6, 2009

Para entender el mundo es necesario entender las religiones. No se puede entender el arte sin tener unas mínimas nociones de la Biblia, al igual que es difícil entender la obra de Rubens sin conocer la mitología griega. Una entrada en las grandes pinacotecas europeas muestra el enorme porcentaje de pintura religiosa. Y eso incluye a los grandes maestros: Rubens, Rafael, Leonardo, Miguel Angel, Caravaggio…. Igualmente es dificil conocer la historia de Europa sin saber nada de la historia de las religiones. Me da igual que estas enseñanzas se impartan en clase de historia, sociales o de una asignatura que se llame historia de la religiones, pero esa visión es indispensable. Forman parte de nuestra cultura.

Y como dice JACS, una visión histórica de la ciencia también sería necesaria. Es curioso como se puede ser un intelectual sin tener ni idea de una parte importante de la cultura como son las ciencias naturales. Para intelectuales los del renacimiento que con una mano te inventaban un telescopio, con la otra pintaban un cuadro o traducían un texto desde el griego clásico al latín.

Saludos

12. JACS - marzo 6, 2009

“¿Es en serio eso de que en España sólo se estudia historia de la religión en las asignaturas de Historia de educación básica y media? ”

No, Aficionado, pero gran parte de la historia que se estudia, historia de España y de Europa, está relacionada con la religión. Pero lo que si es cierto es que la historia se estudia sin incluir a los científicos. Parece ser que son más interesantes para adquirir cultura las guerras, batallas, conquistas de países y dinastías reales. Así está la cosa.

Saludos

13. Alicia - marzo 7, 2009

La religión es obligatoria en los colegios de primaria y en los institutos, donde se imparte educación secundaria y bachillerato. Y cuando digo obligatoria, quiero decir que ningún centro puede decidir no impartirla. El que los alumnos la estudien es optativo (por parte de los padres, claro está, pues los alumnos son menores de edad). Los alumnos de primaria y secundaria que no estudien esta asignatura,tienen una optativa, que muchos centros deciden si es asignatura optativa u hora de estudio (dirigido o libre). Los alumnos de primero de bachillerato no tienen asignatura optativa, tienen hora libre (se van a su casa). Los alumnos de segundo de bachillerato no estudian religión, excepto en algunos centros en los que, de forma voluntaria, y fuera del horario de estudio, pueden estudiarla.
Estoy de acuerdo en que sin conocimiento de religión (especialmente, religón católica), no se entendería parte de nuestra historia (casi toda), pero ya lo enseñan los profesores de historia, de literatura, de ciencias, dependiendo de las necesidades. La asignatura de “religión y moral católica” no enseña historia sino que adoctrina (no es una crítica, la asignatura está pensada para eso). Por ello pienso que debe desaparecer de la escuela, tanto pública como privada. ¿Quién ha dicho que los colegios privados pueden enseñar lo que quieran? Las asignaturas y sus contenidos deben ser aprobadas por el ministerio de educación (ahora son las comunidades autónomas las que deciden) pero nunca cada colegio. ¡Menudo cacao si se abriera esa puerta! Habría quien enseñara en sus colegios terrorismo, nazismo, xenofobia (todo ello como asignaturas).
Con esto no quiero comparar las religiones con terrorismo. Por favor, que no se confundan mis palabras, porque no es esa mi intención.
Saludos a todo el mundo.

14. Manuel - marzo 7, 2009

Alicia, quizá no hayas querido comparar la religión con el nazismo, terrorismo, etc, pero colocarlo en al colocarlo en el mismo texto lo estás haciendo.

Te recuerdo que hay colegios privados que enseñan ajedrez o dan todas sus clases en alemán, inglés o francés. Todo porque los padres quieren educar así a su hijos. La religión es una asignatura que está aprobada por el ministerio y ningún tribunal internacional de los derechos humanos ha dictaminado nada en su contra. Por tanto si hay un colegio religioso y padres que quieren que sus hijos se formen (o sean adoctrinados, esa palabra la dejo a tu elección) dentro de una confesión religiosa determinada, ¿cuál es el problema?

15. Alicia - marzo 7, 2009

Sabía que esto pasaría. No he querido comparar la religión con el nazismo, y todos lo habéis entendido, hasta los que quieran manipularme. De la misma manera que al decir que me gustan las flores, el chocolate y acariciar a mi perro, no estoy comparando estas tres cosas.
El ajedrez o los idiomas no son doctrina, y eso también lo entiende todo el mundo. Sé que la religión está aprobada por el ministerio (por eso es de obligada oferta en todos los centros. No como sucede con los colegios religiosos, en los que es obligatoria la religión) y que los tribunales de los derechos humanos no han dictaminado nada en su contra (tampoco he dicho que la religión católica atente contra los derechos humanos). Simplemente digo que no me parece correcto que se enseñe doctrina en los colegios, sea en forma de religiones o en forma de educación para la ciudadanía. Cada uno debe “adoctrinar” a sus hijos como le parezca (dentro de lo que marquen las leyes), pero sin recurrir a la escuela ni al estado para ello.


Sorry comments are closed for this entry

A %d blogueros les gusta esto: