jump to navigation

Científicos creacionistas (II): Chistian Anfinsen octubre 23, 2008

Posted by Manuel in biologia, ciencia, creacionismo, diseño inteligente, escepticismo, evolucion, historia de la ciencia, pseudociencia, religión.
Tags: ,
comments closed

Aquí nos volvemos a plantear la misma cuestión que el artículo de lord Kelvin ¿podemos considerar a Anfinsen un científico creacionista?.

¿De dónde sale esta disparatada pregunta?. Bien, en el artículo de Kelvin presentaba un listado de científicos que algunas páginas de Internet asociaban como creacionistas YECs. En el mismo artículo presenté el hecho de que en ese listado no había ni un solo científico nacido en el siglo XX por lo que en el debate que se estableció alrededor del artículo, Jolimu me presento a 7 premios Nobel creyentes. No los presentó como creacionistas, cierto, pero dado el contexto y sabiendo como piensa el autor de esta réplica empezaré también a estudiar la posibilidad de que estos grandes científicos sean considerados YECs.

Hoy le toca a Chistian Anfinsen, los siguientes vendrán en días sucesivos.

Las tendencias religiosas de Anfinsen me importan poco, porque como ya he manifestado reiteradamente, la ciencia y la religión no están reñidas, lo que sí está reñido con la ciencia con ideas no científicas como el creacionismo, y que éste trate de colarse en clase de ciencias por la puerta de atrás. Por tanto, lo que voy a considerar si en su obra, en sus escritos o en sus acciones hubo algo que lo marcase como YEC, afirmaciones de una tierra joven, opinan que las especies fueron creadas una vez y desde entonces no han variado, y este tipo de idea típico de los creacionistas de la Tierra joven.

Veamos si su obra científica deja entrever algo de eso:

Tomado de la wikipedia:

Christian Boehmer Anfinsen (Monessen, USA, 1916 -Randallstown 1995) fue un químico, bioquímico y profesor universitario estadounidense galardonado con el Premio Nobel de Química del año 1972.

Nació en el seno de una familia de origen noruego. Estudió química en el Swarthmore College, donde se graduó en 1937, para posteriormente realizar un máster en química orgánica en la Universidad de Pensilvania en 1939, y finalmente el doctorado en bioquímica en la Universidad de Harvard en 1943. Anfinsen se quedó en Harvard como profesor asistente hasta 1950, año en el que entró a trabajar en el National Institute of Health, entidad dependiente del Gobierno Estatal estadounidense, y donde permaneció hasta 1981. Entre 1982 y 1995 fue profesor de biología en la Universidad Johns Hopkins.

En 1961 demostró que la ribonucleasa, tras perder su actividad al ser desnaturalizada mediante condiciones químicas extremas, era capaz de ser posteriormente renaturalizada, recuperando su estructura y por tanto su actividad al restablecerse las condiciones adecuadas. Esta investigación le permitió sugerir que toda la información requerida por la proteína para adoptar su configuración final está codificada en su estructura primaria. En 1972 le fue concedida la mitad del Premio Nobel de Química por sus trabajos sobre la ribonucleasa, mientras que la otra mitad del premio recayó en los trabajos de Stanford Moore y William H. Stein sobre el conocimiento de los principios de la estructura química y la actividad catalítica de las enzimas

Firmó más de 200 publicaciones científicas, la mayoría de ellas acerca de estructura de proteínas y sobre plegamiento de ésta. Su laboratorio fue un referente mundial en este campo. En el año 1959 publicó ”The molecular basis of evolution”, un tratado de evolución molecular donde están todos los conceptos que critican los YECs. Sin embargo, su trabajo posterior no se centró en evolución molecular, sino en el campo de la estructura tridimensional de las proteínas, un hot topic en aquellos años.

Un dato definitivo acerca de lo que opinaba sobre el creacionismo lo conocemos a partir de una noticia en ”The New York Times” del dia 19 de agosto de 1986, cuando este publicó: 72 premios Nobel reclaman a la Corte que elimine las leyes creacionistas, en referencia a las pretensiones de Loisiana de enseñar creacionismo en las escuela. En ese manifiesto los firmantes afirman claramente: el creacionismo no tiene ningún fundamento dentro de la ciencia legítima. Esta fue la primera vez que un número tan amplio de laureados con el Nobel firmaban un manifiesto de cualquier tipo. Uno de los firmantes fue Christian B. Anfinsen. Por tanto, si Anfinsen es considerado creacionista por webs afines a este movimiento religioso, éste es un error mayúsculo.