jump to navigation

La extinción de los dinosaurios por causa de un asteroide cuenta con nuevas evidencias marzo 5, 2010

Posted by Manuel in astronomia, biologia, ciencia, creacionismo, divulgación científica, evolucion, geología, paleontología.
Tags: , , , , , ,
comments closed

El Mundo Digital

Fue rápido y devastador. Golpeó la tierra a una velocidad 20 veces superior a la de una bala de alta velocidad. La explosión de roca caliente y gas debió de parecer una inmensa bola de fuego. Y ese día llegó a su fin el reinado de los dinosaurios.
“Tenemos la certeza de que un asteroide causó la extinción del Cretácico-Terciario”, ha declarado este jueves la doctora Joanna Morgan, coautora del informe del Departamento de Ciencias de la Tierra e ingeniera en el Imperial College de Londres, según publica la revista Science.

“El último clavo del ataúd de los dinosaurios llegó cuando la explosión povocó el lanzamiento de materiales a gran velocidad hacia la atmósfera”, ha explicado. “Eso sumió al planeta en la oscuridad y causó un invierno global. Muchas especies, incapaces de adaptarse a ese entorno infernal, murieron.”
Impactó en México. El meteorito, de 15 kilómetros de diámetro, impactó en Chicxulub, al norte de la península de Yucatán (México), con una fuerza mil millones de veces más potente que la bomba atómica de Hiroshima. El frío acabó con la mayor parte de la vida sobre el planeta en cuestión de días. De eso hace 65,5 millones de años. El nuevo estudio del Imperial College se basa en el trabajo de paleontólogos, geoquímicos, expertos en clima, geofísicos y sedimentólogos, que han pasado recogiendo pruebas los últimos 20 años. Los archivos geológicos muestran que la destrucción de los ecosistemas terrestres y marinos fue rápida, y concluyen que la única explicación posible es la colisión de un asteroide en Chicxulub.
Seguir leyendo AQUÍ

Anuncios

La carrera entre una gallina y un T.rex marzo 3, 2010

Posted by Manuel in biologia, ciencia, creacionismo, divulgación científica, evolucion, geología.
Tags: , , , , ,
comments closed

Comparte este artículo:

meneame enchilame bitacoras facebook twitter delicious technorati Enviar por correo electrónico Imprimir

En el último número de la revista PLoS Biology aparece un artículo firmado por Michael J. Benton que nos muestra esta simpática imagen.

Fuente: PLos Biology

En ella se nos informa que mediante estudios biométricos de los fósiles de T. rex encontrados se deduce que un tiranosaurio no podía hacer carreras a grandes velocidades, siendo el máximo de unos 18 km/hora.

Fuente: Michael J. Benton (2010) Studying function and behaviour in the fossil record. PLoS Biology 8:e1000321

Los dinosaurios carnívoros “eran sudamericanos” diciembre 10, 2009

Posted by Manuel in biologia, ciencia, creacionismo, divulgación científica, evolucion, geología, paleontología.
Tags: , , , , , ,
comments closed

Tawa hallae medía dos metros de largo y 70 centímetros de altura.

Agencias- Publico Digital

Los primeros dinosaurios carnívoros posiblemente surgieron hace más de 230 millones en una región de lo que es ahora América del Sur, según un estudio publicado hoy por la revista Science. En ese momento de la historia del planeta su masa terrestre era una sola llamada Pangea, que se separó creando los actuales continentes. Las claves de esa teoría fueron proporcionadas por restos fósiles de un nuevo tipo de dinosaurio, llamado Tawa hallae, además de otros ejemplares del período Triásico analizados por científicos del Museo de Historia Natural de la Universidad de Utah, y de las universidades de Texas y de Chicago.

En el Triásico, hace entre 250 millones y 201 millones de años, surgieron otros animales, como los cocodrilos, los primeros mamíferos, los pterosauros, las tortugas, los sapos y los lagartos. Los especímenes del estudio, que incluyen un esqueleto casi completo de un ejemplar juvenil del Tawa hallae, fueron descubiertos en 2004 en una cantera del estado de Nuevo México en una zona conocida como Ghost Ranch. Seguir leyendo AQUÍ

Descubren tres nuevas especies de dinosaurios en Australia julio 7, 2009

Posted by Manuel in biologia, ciencia, creacionismo, divulgación científica, evolucion, geología, paleontología.
Tags: , , ,
comments closed

Titanosaurus
Ilustración de un Titanosaurio, el animal más grande que pisó la Tierra.

Publico Digital

Científicos australianos descubrieron tres nueves especies de dinosaurios en el oeste del país, anunció hoy Anna Bligh, líder del estado de Queensland.

Los restos de los animales fueron localizados en un meandro prehistórico cercano al pueblo de Winton, donde se dice que el poeta australiano Banjo Paterson, escribió en 1895 la famosa canción Waltzing Matilda.

Como homenaje a Paterson, las tres nuevas especies han sido bautizadas como Banjo (nombre del poeta), Matilda y Clancy (nombres de personajes de sus poemas).

Banjo es un terópodo carnívoro cuyo nombre científico es austraovenator eintonensis, mientras Matilda y Clancy son dos gigantescos saurópodos vegetarianos, también conocidos como titanosaurios, los animales más grandes que jamás caminaron por la Tierra.

Fueron descubiertos en un depósito geológico de más de 98 millones de años de antigüedad localizado durante las obras de construcción del Museo de Historia Natural de la Era Australiana de los Dinosaurios, cuya primera sección fue inaugurada hoy en la localidad de Winton.

El museo contendrá la mayor colección de fósiles de dinosaurios de Australia cuando sea completado en 2015.

Un dinosaurio momificado confirma su similitud con reptiles y aves modernos julio 3, 2009

Posted by Manuel in biologia, ciencia, creacionismo, divulgación científica, evolucion, geología, paleontología.
Tags: , , , ,
comments closed

piel
Evidencias de piel mineralizada del hadrosaurio ‘Dakota’. | Phillip Manning

El Mundo Digital

El hombre de Piltdown ha pasado a la historia como uno de los mayores fraudes de la paleontología. Una mandíbula de orangután unida artificialmente al cráneo de un humano actual engañó durante años a los expertos y fue considerado como un nuevo y revolucionario antepasado de Homo sapiens. Todo ocurrió a principios del siglo XX, cuando la tarea de datar un fósil y examinarlo no contaba con la tecnología de hoy en día.

Si alguien en quien Piltdown haya sembrado la semilla del escepticismo tuviera dudas de la existencia de los dinosaurios, podrá encontrar, en un nuevo estudio publicado en la última edición de la revista británica ‘Proceedings of the Royal Society B’ , evidencias frescas de aquellos animales; evidencias que van más allá de huesos fosilizados o icnitas.

Phillip Manning, del Museo de Manchester, y colegas han realizado un completo análisis de la estructura y composición de tejidos blandos mineralizados (piel, falanges, tendones) que pertenecieron a un hadrosaurio de finales del Cretácico, poco antes del ocaso del largo reinado de sus congéneres sobre la Tierra.

Los resultados confirman que la estructura de la piel del reptil prehistórico es igual a la de aves y cocodrilos modernos, sus descendientes. Algo que ya se suponía, pero que se demuestra esta vez con evidencias concretas.

Los fragmentos orgánicos del espécimen encontrado proceden de la prolífica formación de Hell Creeks, en Dakota del Norte. El hadrosaurio (Edmontosaurus sp.) en cuestión ha sido bautizado, pues, ‘Dakota’.

Conservación extraordinaria

Que se encuentren tejidos blandos de tamaña antigüedad no es, pese a ser siempre jugoso para la ciencia, una estricta novedad. La coincidencia de distintos factores ambientales -enterramiento repentino y conservación en entornos pobres en oxígeno- puede permitir que los tejidos orgánicos, destinados, en condiciones normales, a descomponerse rápidamente y desaparecer, puedan durar a lo largo de tiempos extraordinarios.

Pero el estudio sí es novedoso en sus procedimientos. Las evidencias bien aprovechadas pueden llevar a resultados interesantes. “Es uno de los análisis más completos que se han hecho hasta ahora de los restos de un dinosaurio”, comenta a elmundo.es José Luis Sanz, de la Universidad Autónoma de Madrid y el mayor experto en dinosaurios de España. “Se han utilizado muy diversas técnicas de observación para tratar de conocer los mecanismos que han permitido la conservación de estos tejidos”, añade.

Las partes blandas encontradas pertenecen a falanges, piel y tendones osificados. La ‘autopsia’ ha revelado que el hadrosaurio fue enterrado abruptamente en los márgenes arenosos de un río y cubierto de un sedimento fino que envolvió su piel formando una especie de cemento.

Aunque el análisis de los restos del animal no ha obtenido proteínas intactas, sí muestra la presencia de estructuras celulares, bloques de aminoácidos que en su día formaron las proteínas. Toda una lección de conservación.