jump to navigation

Las reliquias de Santa Brígida son falsas febrero 27, 2010

Posted by Manuel in ateismo, biologia, ciencia, divulgación científica, escepticismo, pseudociencia, religión.
Tags: , , , , , , ,
comments closed

Imagen de Santa Brígida en el retablo de la iglesia de Salem, en Suecia / PLoS ONE

La fe y la ciencia no siempre pueden ir juntas. Una investigación dirigida por científicos de la Universidad de Uppsala asegura que las veneradas reliquias de santa Brígida, conservadas en la abadía de la localidad sueca de Vadstena, no pertenecen a la patrona de Europa. El cráneo es de alguien que vivió entre 1215 y 1270, un siglo antes que naciera la santa. Junto a estos restos también se encuentra otro cráneo atribuido a la hija de Santa Brígida, Catalina, también santa. El chasco es el mismo. No es su calavera y, por si fuera poco, las pruebas de ADN demuestran que los dos cráneos no tienen relación entre sí; sus «propietarias» en vida no eran una madre y una hija.
Según publica la revista científica PLoS ONE, Marie Allen, genética forense de la Universidad sueca de Uppsala y responsable del estudio, realizó un análisis genético de los cráneos y analizó su ADN mitocondrial para averiguar si las reliquias pertenecían realmente a Santa Brígida, nombrada por Juan Pablo II en 1999 como una de las seis patronas de Europa y una santa muy querida en Suecia, país del que también es patrona.
Seguir leyendo AQUÍ

El historial médico de Tutankamón febrero 17, 2010

Posted by Manuel in ciencia, divulgación científica, sociedad.
Tags: , , , , , , , , , , ,
comments closed

Aspecto de la momia del faraón, sin los vendajes. | AP

Patricia Matey – El Mundo

Porque murió joven, a los 19 años; porque no dejó herederos; y porque en los relieves y en las estatuillas tiene una apariencia femenina. Mucho se ha especulado sobre las enfermedades y la posible causa de fallecimiento del faraón egipcio Tutankamón, como también se ha teorizado sobre quién eran sus familiares directos. Parte de la ‘verdad’ sale ahora a luz gracias a la utilización de varios métodos científicos, incluidos análisis genéticos, antropológicos y radiológicos, llevados a cabo sobre su momia y sobre otras 10 relacionadas de alguna forma con el joven faraón. Todas ellas han formado parte del proyecto iniciado hace ya dos años, conocido como la Familia Real Tutankamón.
Publicado en el último número de la revista Journal of the American Medical Association (JAMA), el estudio detalla que la malaria y las anomalías óseas parecen haber contribuido al fallecimiento del rey faraón Tutankamón.

“Debido a su muerte prematura, sin dejar descendencia, ha habido numerosas especulaciones sobre las enfermedades que pudieron sobrevenirle. Sin embargo, la mayoría de los diagnósticos establecidos son hipótesis derivadas de la observación y de la interpretación de los utensilios materiales encontrados en las tumbas, y no por la evaluación de los restos momificados de las personas reales”, aclaran los autores del ensayo.
Seguir leyendo AQUÍ