jump to navigation

Yo también quiero una huelga de futbolistas para la ciencia abril 7, 2010

Posted by Manuel in ciencia, divulgación científica, escepticismo, política científica, sociedad.
Tags: , , , , , , , , , ,
comments closed

Una noticia está conmocionando el país. No se trata ni de la trama Gurtel, ni del proceso al juez Garzón, ni del aumento del paro: es la huelga de futbolistas que amenaza con un apagón futbolero ¡durante un fin de semana completo! En cierto modo envidio esa huelga. No envidio a los futbolistas de categorías inferiores que llevan meses sin cobrar, no. Eso no causa envidia.

La envidia viene por dos motivos bien diferentes. En primer lugar por la repercusión nacional de la misma. Hace poco hubo en Madrid una manifestación de investigadores científicos que apenas movilizó a 2.000 personas y que fue prácticamente ignorada por muchos medios de comunicación. En segundo lugar porque ayer escuché declaraciones de futbolistas de primera línea, de esos que cobran miles de euros ¡al día! solidarizándose con sus compañeros de categorías inferiores y dispuestos a ir a la huelga. Cómo nos hubiese gustado ver a muchos más científicos de primera línea, esos que publican con excelencia y tienen grandes grupos de investigación, en una manifestación donde el color predominante era el naranja, el de los precarios de categorías inferiores.

Cuando uno busca las razones de por qué ocurren estas cosas quizás haya que tener en cuenta los minutos que los noticieros dedican al fútbol comparado con los que dedica a la ciencia. Y ya va siendo hora de que cada uno asuma su parte de responsabilidad en que esto sea de esta manera.

Asociación Nacional de Investigadores “Ramón y Cajal”: “Muchos investigadores no tendrán más remedio que emigrar si quieren investigar en condiciones” febrero 24, 2010

Posted by Manuel in biologia, divulgación científica, educación.
Tags: , , , ,
comments closed

El día 6 de marzo los científicos saldremos a la calle a manifestarnos y hacer ver a la sociedad que la Ciencia queda relegada a un segundo plano cuando las cuentas económicas no cuadran. En esta entrevista recogemos las opiniones sobre política científica de una de las asociaciones organizadoras de esa maifestación: los contratados Ramón y Cajal.

Hoy, en exclusiva en La Ciencia y sus Demonios entrevistamos a la Junta Directiva de la Asociación Nacional de Investigadores “Ramón y Cajal” sobre la situación de la Ciencia en España, el programa Ramón y Cajal y los motivos que van a llevar de nuevo a los científicos de nuestro país a tomar las calles para mostrar sus quejas. Recordad, el próxima 6 de marzo a las 12:00 en la plaza de Colón de Madrid.

¿Cuál es la labor de la ANIRC y cuáles han sido los principales logros que habéis obtenido en el tiempo que esta asociación existe?

La labor de la ANIRC es la de agrupar a todos los investigadores que hayan obtenido un contrato dentro del Programa Nacional RyC en alguna de sus ya nueve convocatorias, y proporcionarles un foro para el intercambio de opiniones. También, forma parte de nuestra labor difundir la actividad científica de sus miembros, y participar en las actividades conducentes a la implantación de un sistema español de investigación y ciencia basado en la calidad y en la evaluación.
Seguir leyendo AQUÍ

“Queremos una ciencia católica” noviembre 25, 2009

Posted by Manuel in ateismo, biologia, divulgación científica, educación, escepticismo, política científica, sociedad.
Tags: ,
comments closed

ABC Digital
“Queremos una ciencia católica”. Así de tajante se mostraba ante la prensa el fundador y primer presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), José Ibáñez Martín. Aquella frase pronunciada en 1939 encerraba la filosofía de la institución científica española que hoy cumple 70 años.
El espíritu con el que Franco creó el CSIC, recién finalizada la Guerra Civil, le obligó a suprimir la prestigiosa Junta de Ampliación de Estudios (JAE). Aquella institución precedente, vigente entre 1907 y 1939, fue presidida por Ramón y Cajal y dio lugar a lo que se ha llamado la «edad de plata» de la ciencia española, con científicos de la talla de Blas Cabrera, Miguel Catalán, Rey Pastor y Echegaray, todos ellos exiliados tras la contienda.Muchos investigadores aún sostienen que aquel discurso de Ibáñez Martín, que fue también ministro de Educación Nacional entre 1939 y 1951, es responsable del actual retraso científico de España. Seguir leyendo AQUÍ

Ciencia quiere que el CSIC absorba seis organismos de investigación diciembre 16, 2008

Posted by Manuel in ciencia, divulgación científica, política científica, sociedad.
Tags: ,
comments closed

csic
A.RIVERA / M. RUIZ DE ELVIRA- El Pais Digital

Seis organismos públicos de investigación (OPI) serán absorbidos por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que pasará a añadir la palabra Tecnológicas a su nombre actual, si se mantiene la actual redacción de la nueva Ley de la Ciencia, a cuyo borrador ha tenido acceso este periódico. Unos 20.000 trabajadores, de los cuales 3.000 son científicos, de los OPI del Ministerio de Ciencia e Innovación se verían afectados por esta ley, que sustituiría a la que data de 1986. El texto, que no ha sido dado a conocer públicamente, está circulando mediante el boca a boca y causando ya un gran revuelo entre el personal de estos organismos y del CSIC. El plan ha producido incluso preocupación en el PSOE, según las fuentes consultadas.

La agencia estatal Consejo Superior de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (CSICT), el nuevo superopi, se organizaría en tres divisiones con personalidad jurídica propia: Ciencias de la Vida, Ciencias y Tecnologías de la Materia, y Ciencias Humanas y Sociales. A estas divisiones quedarían adscritos el personal y los recursos actuales de los organismos suprimidos: el Instituto de Salud Carlos III, el Instituto Nacional de Investigaciones Agrarias, el Instituto Geológico y Minero de España, el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas y el Instituto Español de Oceanografía. También está en el ánimo del ministerio que dirige Cristina Garmendia incluir el Instituto de Astrofísica de Canarias, que tiene una personalidad jurídica distinta, según las fuentes consultadas. Sin embargo, no entrarían ni el Instituto Nacional de Técnica Aerospacial, que depende del Ministerio de Defensa, ni los organismos dependientes del Ministerio de Fomento (como el Instituto Geográfico Nacional, del que depende el Observatorio Astronómico Nacional) o de otros ministerios.

El borrador de la nueva ley se estructura en cinco grandes capítulos (gobernanza, transferencia de tecnología, recursos humanos, OPI y medidas legislativas derivadas). La semana pasada, se presentaron al Consejo General de Ciencia y Tecnología, presidido por Garmendia, donde están representadas las comunidades autónomas, “los avances en el borrador de la nueva Ley de la Ciencia”, según el propio ministerio. Lo elabora una comisión de 25 expertos nombrados por Ciencia e Innovación que han venido trabajando desde el pasado verano. La elaboración atraviesa ahora una fase crítica debido a la presentación, con escaso debate previo, de esta propuesta de reestructuración de los OPI.

La principal crítica que el borrador suscita es que al excluir de este esquema a las universidades (transferidas a las comunidades autónomas), se pierde la oportunidad de coordinarlas en un sistema coherente de I+D, dado que realizan aproximadamente la mitad de la investigación científica en España. Y uno de los grandes interrogantes es con qué financiación se contaría para realizar esta reestructuración profunda.
Hoy se van a reunir los representantes de Comisiones Obreras de todos los organismos implicados. Este sindicato responsabiliza al secretario de Estado de Investigación, Carlos Martínez, del plan de reestructuración, que considera inaceptable. Partidario de reorganizar y coordinar los OPI, CC OO recuerda que propuso que todos ellos se convirtieran en agencias estatales, cuando se aprobó hace dos años la ley que las creó, pero el único que lo consiguió fue el CSIC, entonces presidido por Martínez.
Por otra parte, el Ministerio de Ciencia e Innovación tendrá dos grandes agencias de financiación: el Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI, antes en el Ministerio de Industria), que se ocuparía de los programas de contenido más tecnológico y de ciencia aplicada, y una nueva agencia de financiación y evaluación de proyectos de investigación fundamental.

Investigadores con contrato laboral

Un capítulo clave del borrador de la nueva ley de la ciencia es el de recursos humanos, la definición de la carrera científica en los Organismos Públicos de Investigación (OPI). Sobre este tema ha habido disparidad de posturas en la comisión que trabaja en el borrador. Hasta ahora, la mayoría de los científicos consolidados de dichos organismos son funcionarios. Sin embargo, la idea es que todas las nuevas plazas se convoquen como contratos laborales. Además, aparecen dos nuevas figuras: la de científico con contrato fijo consolidado (el denominado tenure track en el ámbito anglosajón) y el contrato superior para investigadores distinguidos, o senior.

Se contemplan dos carreras especializadas: la de científicos y la de tecnólogos, cada una con diferentes grados, que incluyen la posibilidad de ascender manteniendo la función laboral.

El esquema general incluye un primer nivel de contratos predoctorales, seguido de los postdoctorales, que serían científicos en prácticas. Después estarían los tenure track con sucesivos grados -durante un tiempo se adscribirían paralelamente a este nivel los científicos funcionarios actuales con sus respectivas escalas-, y por encima estaría la nueva figura de los seniors. Algunos sectores ponen reparos a que estas carreras sean a partir de ahora las únicas posibles, excluyendo a los funcionarios.
En el caso de institutos mixtos se mantendrían las dos líneas laborales independientes: el personal de los OPI renovados y el de las universidades (transferidas a las comunidades autónomas).

Los organismos afectados
CSIC. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Añade Tecnológicas (CSICT). Presupuesto: 622,81 millones de euros.
ISCIII. Instituto de Salud Carlos III. 367,25 millones.
IEO Instituto Español de Oceanografía. 68,05 millones.
Ciemat. Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas . 111,06 millones.
IGME. Instituto Geológico y Minero de España. 40,09 millones.
INIA. Instituto de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria. 83,16 millones.
IAC. Instituto de Astrofísica de Canarias. 20,11 millones.

¿Se están acabando los temas de investigación en ciencias? noviembre 20, 2008

Posted by Manuel in ciencia, divulgación científica, educación, historia de la ciencia.
Tags: , ,
comments closed

Una de las preocupaciones más habituales que uno detecta entre los que se inician en el maravilloso mundo de las ciencias, es su preocupación de poder descubrir algo novedoso. Los estudiantes, abrumados ante la gran cantidad de información que se les viene encima, afirman que ya todo está descubierto, que parece no quedar nada nuevo por explorar, y que las grandes preguntas están resueltas. Es una conclusión errónea, pero comprensible ante la ingente cantidad de información que la ciencia ha sido capaz de generar en las últimas décadas.

Sin embargo, cuando la formación de los estudiantes se amplía, éstos empiezan a encontrar preguntas abiertas, caminos todavía no explorados, nuevas posibles rutas para ampliar conocimiento; y así es como la ciencia sigue avanzando. Cuanto más se conoce más dudas se plantean, cuando se está cerca de la sabiduría, como le sucedió a Sócrates, es cuando se puede afirmar con conocimiento de causa aquello de sólo sé que no sé nada.

Por ello se me antoja que la frase de Vicenzo Galilei es más propia de un estudiante que de un erudito. Vicenzo Galilei fue padre del gran Galileo Galilei y músico de profesión. Estudió teoría musical con Gioseffo Zarlino y estaba interesado en el renacimiento de las formas musicales de la Grecia clásica. Era una forma de salir de la sobrecargada polifonía vocal de la época. En un momento de su vida sentenció:

(…) la teoría musical ha alcanzado tal grado de abstracción matemática que es imposible hacer innovaciones

.

Por suerte, otros músicos no opinaron lo mismo y siguieron innovando. Si hoy Vicenzo conociera la obras de Bach o Mozart tendría que tragarse sus palabras. Las palabras de Vicenzo deben de servir de acicate para aquellos que se inician en ciencias; aún quedan muchos caminos por explorar por mucho que pensemos que la meta se encuentra cerca.