jump to navigation

“Es deber de quien hace una afirmación demostrarla, es deber de quien escucha una tontería hacerlo notar” junio 2, 2010

Posted by Manuel in divulgación científica, educación.
Tags: , ,
comments closed

Hoy contamos como invitado en La Ciencia y sus Demonios con Javier Armentia, astrofísico y divulgador científico. Fue investigador y profesor en la Universidad Complutense de Madrid entre 1984 y 1990 y en la actualidad dirige el Planetario de Pamplona desde 1993. También es administrador de una interesante página de blog llamada “Por la boca muere el pez” donde de tanto en tanto nos cuenta sus inquietudes.

1. Fuiste profesor de astrofísica y ahora estás al frente del planetario de Pamplona. ¿Por qué dejaste la docencia y orientaste tus pasos hacia la divulgación científica?

El cambio fue más drástico en lo de abandonar la vida académica e investigadora en la universidad y lanzarme a la aventura de dirigir una empresa pública que debería gestionar un planetario que aún estaba sin hacer. Un salto un poco sin red, pero terriblemente apetecible. Se trataba de poder crear un centro de cultura en donde la ciencia, y en concreto la astronomía, se convirtieran en protagonistas de una oferta para un público muy amplio. A comienzos de los 90 se gestaban varios proyectos, nacidos del empuje de la Casa de las Ciencias de A Coruña y del equipo de su director, Moncho Núñez. La idea de emplear propuestas llamativas, provocadoras, para hablar de ciencia, del Universo, intentar documentar una realidad compleja en la que todas las miradas son necesarias, era un reto apasionante. Y en él seguimos desde hace 20 años.

Seguir leyendo AQUÍ

Yo también quiero una huelga de futbolistas para la ciencia abril 7, 2010

Posted by Manuel in ciencia, divulgación científica, escepticismo, política científica, sociedad.
Tags: , , , , , , , , , ,
comments closed

Una noticia está conmocionando el país. No se trata ni de la trama Gurtel, ni del proceso al juez Garzón, ni del aumento del paro: es la huelga de futbolistas que amenaza con un apagón futbolero ¡durante un fin de semana completo! En cierto modo envidio esa huelga. No envidio a los futbolistas de categorías inferiores que llevan meses sin cobrar, no. Eso no causa envidia.

La envidia viene por dos motivos bien diferentes. En primer lugar por la repercusión nacional de la misma. Hace poco hubo en Madrid una manifestación de investigadores científicos que apenas movilizó a 2.000 personas y que fue prácticamente ignorada por muchos medios de comunicación. En segundo lugar porque ayer escuché declaraciones de futbolistas de primera línea, de esos que cobran miles de euros ¡al día! solidarizándose con sus compañeros de categorías inferiores y dispuestos a ir a la huelga. Cómo nos hubiese gustado ver a muchos más científicos de primera línea, esos que publican con excelencia y tienen grandes grupos de investigación, en una manifestación donde el color predominante era el naranja, el de los precarios de categorías inferiores.

Cuando uno busca las razones de por qué ocurren estas cosas quizás haya que tener en cuenta los minutos que los noticieros dedican al fútbol comparado con los que dedica a la ciencia. Y ya va siendo hora de que cada uno asuma su parte de responsabilidad en que esto sea de esta manera.