jump to navigation

El bipedismo hizo posible la construcción de herramientas enero 19, 2010

Posted by Manuel in biologia, ciencia, creacionismo, divulgación científica, evolucion, geología, paleontología.
Tags: , , , , , , ,
comments closed

Comparativa de los dedos de chimpancé y humanos. |C. Rolian

Rosa M. Tristán – El Mundo

Un equipo de científicos canadienses asegura haber descubierto el proceso que hizo evolucionar las manos de los primates para que pudieran manipular herramientas. Según sus conclusiones, tuvo mucho que ver con la evolución de sus pies. Utilizando un modelo matemático, que sirvió para simular los cambios evolutivos, han demostrado que la capacidad de andar sobre dos piernas está directamente relacionada con la aparición de los utensilios de piedra.

Los investigadores, liderados por Campbell Rolian, de la Universidad de Calgary, realizaron un estudio comparativo de los dedos de manos y pies en 202 humanos (muchos de ellos afroamericanos) y 89 chimpancés. Su objetivo era revelar cómo había sido su desarrollo hace entre cinco y ocho millones de años, cuando ambas ramas de primates se separaron.
Seguir leyendo AQUÍ

Anuncios

El primer barco extraterrestre diciembre 21, 2009

Posted by Manuel in astronomia, ciencia, creacionismo, divulgación científica, evolucion, geología, origen de la vida.
Tags: , , , , , , ,
comments closed

El dispositivo se sumergiría en el lago de Titán en el 2023

BBC Ciencia

Científicos estadounidenses tienen el ambicioso plan de hacer navegar un pequeño barco en una de las lunas de Saturno.

El dispositivo sería enviado a la gran luna Titán, en cuya superficie ya se sabe que hay grandes cuencas de metano líquido.
Si la agencia espacial estadounidense NASA da el visto bueno se trataría de la primera exploración de un mar extraterrestre. El proyecto está bajo estudio hace dos años y en las próximas semanas se espera que la NASA lo anuncie formalmente.

La idea se ha discutido en los últimos días en la conferencia de la Unión Estadounidense de Geofísica en San Francisco (AGU, por sus siglas en inglés), el encuentro de estudiosos de la Tierra más importante del mundo. Seguir leyendo AQUÍ

Los Neandertales también cazaban mamíferos marinos octubre 31, 2008

Posted by Gonn in biologia, ciencia, divulgación científica, evolucion, paleontología.
Tags: , , ,
comments closed

Una amiga me ha enviado esta curiosa nota de prensa de la página del CSIC. Está visto que los Neandertales aún tienen mucho que decir… Como no tengo tiempo para más, aquí os dejo la noticia.

http://www.csic.es/prensa (Departamento de Comunicación). Madrid, 23 de septiembre, 2008.

La investigación, realizada en cuevas del peñón de Gibraltar, evidencia que los Neandertales tenían una estrategia de supervivencia más avanzada de lo que se pensaba.

El trabajo muestra asimismo que las poblaciones de los Neandertales del peñón y los Homo sapiens que les sucedieron apenas diferían en su comportamiento.

Un trabajo, con participación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha desvelado que los Neandertales cazaban mamíferos marinos. Los resultados de la investigación, realizada desde 1995 en yacimientos del peñón de Gibraltar, evidencian que los Neandertales tenían una estrategia de supervivencia más compleja y superior de lo que, hasta el momento, postulaba la comunidad científica. El trabajo, publicado en el último número de Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias de EE UU, (PNAS) ofrece nuevas pruebas para desterrar la idea de que el Homo sapiens era el único grupo humano que tenía capacidad de explorar todos los recursos naturales, incluidos los marinos. Siguiendo la citada teoría se ha llegado a defender, años atrás, la influencia de una dieta marina en la evolución del cerebro del Homo sapiens. Sin embargo, los hallazgos de este grupo multidisciplinar hispano-británico muestran que los comportamientos de las poblaciones gibraltareñas de Neandertales apenas diferían con los asentamientos de Homo sapiens en la zona. El proyecto, en el que colabora la investigadora del CSIC Yolanda Fernández-Jalvo, del Museo Nacional de Ciencias Naturales, en Madrid, indica que los Neandertales no sólo explotaban los recursos terrestres, sino que poseían conocimiento sobre la reproducción en tierra de las focas y aprovechaban este período estacional para ocupar las cuevas de Vanguard y Gorham, situadas en el peñón de Gibraltar. En la cueva de Vanguard, en niveles asociados a los Neandertales que datan de más de 42.000 años, los paleontólogos han descubierto restos de al menos tres ocupaciones de este grupo. En ellas, han aparecido restos óseos de focas (Monachus monachus) que presentan marcas producidas por la utilización de utensilios de piedra para extraer la piel y la carne y posteriormente fracturar los huesos para obtener la médula. Como explica Fernández-Jalvo, la investigación ha conseguido analizar, también en la cueva de Vanguard, una cuarta ocupación más reciente y de corta duración, donde se han registrado restos de marisqueo de moluscos (Mytilus galloprovincialis) recolectados en un estuario próximo. Estas actividades se complementaban con el aprovechamiento ocasional de cetáceos (delfín hocico de botella, Tursiops truncatus) posiblemente varados en la costa, aves marinas, y la caza de mamíferos terrestres como cabras salvajes (Capra ibex), ciervos (Cervus elaphus), jabalíes (Sus scrofa) y conejos (Oryctolagus cuniculus), entre otros. En Gorham, por otro lado, se han encontrado restos de mamíferos marinos en niveles asociados a Neandertales, donde permanecen hasta unos 28.000 años, una época reciente para estos grupos humanos que indica su persistencia en la zona y, posiblemente, constituya la última presencia de Neandertales conocida antes de su extinción.

Foto 1: Cuevas de Vanguard y Gorham, desde Gobernor’s Beach, en el Peñón de Gibraltar. (J. Rodríguez-Vidal).


Foto 2: Trabajos de investigación en Gorham. Grupo de investigación.

NO SOMOS TAN DIFERENTES

“La evidencia de explotación de recursos marinos en Gibraltar existe a lo largo de unos 28.000 años entre los Neandertales y es retomada por Homo sapiens, que presenta estrategias de caza y aprovechamiento marino similar a las observadas en los Neandertales”, comenta Fernández Jalvo. “Existen otros yacimientos del Paleolítico Medio en Italia y, sobre todo, en Portugal y Sur de España, que han proporcionado moluscos y mamíferos y aves marinas, pero la evidencia no es tan consistente, clara y reiterada como en Gibraltar. En cualquier caso, estos otros yacimientos refuerzan esta estrategia de explotación de recursos marinos observada en los Neandertales de Gibraltar”, concluye la investigadora del CSIC. Dado que la explotación de recursos marinos posibilita una mayor estabilidad en el territorio, los autores sugieren además que la pervivencia de los Neandertales hasta cronologías tan tardías en Gibraltar podría ser consecuencia directa de la buena adaptación al medio (explotación de recursos marinos) y, por lo tanto, del éxito de una estrategia económica, social y cultural compleja. Los resultados de la investigación ponen de relieve que los Neandertales, lejos de ser carnívoros limitados a mamíferos terrestres, poseían un conocimiento del medio completo que les permitió aprovechar todos los recursos que tenían a su alcance. Asimismo, estos yacimientos han proporcionado evidencias del empleo del fuego por parte de los Neandertales para facilitar la extracción de nutrientes, así como evidencias directas de su alimentación, como sus propias mordeduras en presas de caza menor.

Foto 3: Fósiles marinos descubiertos en Vanguard. JCF.

C. B. Stringer, J. C. Finlayson, R. N. E. Barton, Y. Fernández-Jalvo, I. Cáceres, R. C. Sabin , E. J. Rhodes, A. P. Currant, J. Rodríguez-Vidal, F. Giles Pacheco y J. A. Riquelme Cantal. Neanderthal exploitation of marine mammals in Gibraltar, PNAS.

Mamut a la brasa octubre 16, 2008

Posted by Gonn in biologia, ciencia, creacionismo, diseño inteligente, divulgación científica, evolucion, geología, historia de la ciencia, paleontología.
Tags: , , , , ,
comments closed

Aunque últimamente, con esto de escribir la tesis, no estoy muy activo por estos lares, me animo a escribir y compartir este artículo sobre una historia que recién he leído en el libro que actualmente tengo entre manos: “El collar del Neandertal”, del excelente científico y divulgador Juan Luis Arsuaga (y lo digo de primera mano porque fue mi profesor en una asignatura durante la carrera).
Pues bien, en el capítulo 5, Arsuaga se explaya acerca de los principales animales que convivieron con el Homo sapiens y el Homo neandertalensis, a través de los fósiles que han llegado hasta nuestros días.
En las primeras páginas cuenta la conocida aventura del mamut de Beresowka, que él a su vez extrae del libro escrito (y publicado en 1902) por uno de los protagonistas de la historia, Otto Hertz (zoólogo). Otto, junto a sus dos subordinados D. P. Sewastianoff (estudiante de geología) y D. P. Pfizenmayer (taxidermista), parten desde Irkutsk hacia el río Beresowka, subvencionados por la Academia Imperial de Ciencias de San Petersburgo donde trabajan, con el objetivo de trasladar un mamut congelado, cuyo cuerpo había sido encontrado el año anterior. El equipo también contaba con dos cosacos y tres guías. Tras recorrer cerca de 6000 km entre trayectos a caballo y a pie (y descontando trayectos en barco y tren), con temperaturas que podían alcanzar los -50º C, y perder uno de los guías al ahogarse en uno de los helados ríos que cruzaron, lograron llegar hasta el cuerpo del mamut. Sin embargo, sus problemas no habían hecho más que empezar pues el cuerpo del mamut pesaba cerca de 2000 kg (luego se pudo determinar de forma exacta: 1638 kg), lo que dificultaba enormemente su transporte. Finalmente optaron por trocear el cuerpo del mamut y así repartir el peso en diferentes trineos. Además, era necesario evitar que se descongelara durante el viaje de vuelta a Irkutsk, por lo que decidieron viajar día y noche. Si tenemos en cuenta que toda esta aventura tuvo lugar en pleno mes diciembre, podemos hacernos una idea de la magnitud de la proeza. Finalmente, la expedción logra llegar a Irkutsk, desde donde se trasladan rápidamente hasta San Petersburgo en tren. A pesar de que durante el trayecto el mamut comenzó a pudrirse, se pudo disecar con éxito, para ser expuesto en el Museo Zoológico de San Petersburgo, donde puede contemplarse en la actualidad.

Sin embargo, estos científicos parece ser que decidieron comenzar su labor de investigación bastante antes de regresar a sus laboratorios. Durante el épico transporte, uno de ellos (no se especifica quién) decidió probar la carne del mamut sazonada adecuadamente, con el fin de determinar si era comestible. El escaso tiempo que, al parecer, duró el bocado en su estómago despejó todo tipo de dudas al respecto. No obstante, esta no ha sido la única “barbacoa prehistórica”. En 1976 fue hallado un bisonte congelado en Alaska, que fue bautizado con el nombre de Blue Babe por el color azulado de su piel. En este caso, fue el paleontólogo Björn Kurtén quien tuvo el placer de degustar un estofado con carne de Blue Babe, y en este caso, según afirma él, con éxito, ya que la carne debajo de la piel azul parecía encontrarse bastante fresca y presentaba un sabor agradable.

Con este tipo de hallazgos cabe preguntarse cómo es posible que se formen este tipo de fósiles, en los cuales podemos encontrar incluso restos bastante bien conservados de piel, carne o vísceras, a pesar de los miles de años transcurridos desde su muerte. Al contrario de lo que pudiera pensarse, estos mamuts, renos o bisontes congelados no son encontrados en el interior de bloques de hielo, como si fueran cubitos de hielo gigantes con una sorpresa en el interior, sino que se conservan enterrados en lo que se denomina permafrost, que viene a ser el suelo que permanece permanentemente congelado en la superficie de las regiones frías. Es necesario que dicho suelo sea excavado, de forma natural (erosión) o artificial (ser humano), para poder descubrir estas reliquias. El proceso de fosilización se podría explicar de la siguiente manera: nuestro querido mamut muere por la razón que sea y termina sus días en una zona de sombra, donde no suele dar el Sol. Su cuerpo comienza a momificarse de forma natural por efecto del frío, con lo que se evitan los procesos de descomposición. Posteriormente, debido al calor del Sol del verano, es posible que se fundiera el hielo de las capas más superficiales del permafrost lo que daría lugar a un inevitable encharcamiento, ya que el agua es incapaz de atravesar las impermeables capas más profundas del permafrost que permanecen congeladas. El consecuente ablandamiento del suelo daría lugar a que el cadáver del mamut quedase semienterrado. Si multiplicamos este proceso por cada verano que ha pasado desde ese momento (hace miles de años) no cuesta imaginarse cómo terminó nuestro mamut totalmente sepultado, congelado y en un excelente estado de conservación, llegando así hasta nuestros días.

En este estado han sido encontrados varios mamuts a lo largo de la historia de la paleontología. Sin embargo, dada la inmensa extensión que abarca Siberia, que es donde existen más posibilidades de encontrar mamuts en estas condiciones, ¿cuántos mamuts pueden quedar por ahí congelados, esperando ser encontrados?

Referencias:
Arsuaga, Juan Luis (1999): El collar del Neandertal. Ediciones Temas de Hoy, S.A. (T.H.)