jump to navigation

Cuando los científicos hacen pseudociencia noviembre 6, 2008

Posted by Manuel in ateismo, ciencia, divulgación científica, escepticismo, historia de la ciencia, religión.
Tags: ,
comments closed

la-razon-estrangulada2

En este artículo voy a reproducir parte de un capítulo del libro La razón estrangulada de Carlos Elías, el cual considero de lectura imprescindible para todos los que nos dedicamos a este mundillo de la ciencia. Espero que tras esta publicidad (completamente merecida por otra parte) la editorial se enfade menos por este plagio.

El texto presenta una publicación científica, realizada por un matemático, que pese a ser escrita por quien ha sido escrita, tiene de todo menos ciencia. Juzgarlo vosotros mismos.

En el año 2003, la prestigiosa Revista de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales publicó un artículo con el siguiente título “Sobre los big bangs y el principio y el final de los tiempos del universo”, escrito por Baltasar Rodríguez Salinas, todo un catedrático de análisis matemático de la Universidad Complutense de Madrid. Este artículo, publicado en una revista científica, no hay que olvidarlo, demostraba, supuestamente, la existencia de Dios a partir de la teoría de la relatividad y la mecánica cuántica. (…) En el artículo se relata lo siguiente:

Ahora, después de hacer la anterior exposición religiosa, humanista y científica con motivo de la estrella que vieron en el Cielo los Magos que fueron a adorar al Mesías, según cuenta San Mateo, hemos logrado probar que el instante (t) del nacimiento del Mesías está determinado por la propiedad de que en ese mismo instante la velocidad de expansión del Universo es igual a la velocidad de la luz, manifestando con ello, como ya hemos dicho, que sería Luz de Verdad. CON ELLO TENDREMOS UNA NUEVA MANIFESTACIÓN MODERNA DEL MESÍAS*.

*: las mayúsculas están en el original.

¿Cómo pudo publicarse esto en la revista de la Real Academia de Ciencias?. El artículo de 14 páginas lleno de ecuaciones matemáticas contiene fragmentos de texto que señalan, por ejemplo, nuestros resultados matemáticos los aplicamos también al estudio de la aparición del hombre, llegando a conclusiones que están en contra desde luego del aspecto de la teoría de la evolución de Darwin. En otras cosas sostiene que la ecuación de Schrödinger es nacida de un dispate no corregido.

Aspecto como este no pudieron pasar inadvertidas a los que revisaron el artículo:

(…) con el Cristo de la Victoria del Monasterio de Agustinas Recoletas de Serradilla (Cáceres), para que vean todos que no nos olvidamos de Extremadura, Andalucia, Canarias, ni ninguna parte de España, ni por supuesto a América ni a Portugal, que nos une a todos los europeos en una nueva Cruzada contra el Maligno y los Anticristos, no ofensivamente como hombres, que ellos son nuestros verdaderos enemigos, según San Juan, con los que salvaremos a Israel y podremos salvarnos todos, si tenemos fe y actuamos con amor como quiere nuestro Señor y verdadero Salvador.

Si este texto se hubiese publicado en la revista de la Royal Society o de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia, el escándalo habría sido de alcance mundial. En España no pasó nada. Sólo unos meses después de publicado, el diario El País se hizo eco de la existencia del artículo y de una cierta perplejidad que, no obstante, los matemáticos españoles no querían que transcendiera. Pero no hubo ni reproches universitarios ni dimisiones en la Academia de Ciencias. Como si fuera la cosa más normal publicar este tipo de artículos.