jump to navigation

Una Venus esculpida en marfil de hace 35.000 años, la figura humana más antigua mayo 15, 2009

Posted by Manuel in biologia, ciencia, divulgación científica, evolucion, paleontología, sociedad.
Tags: , ,
comments closed

venus
Vista lateral (izquierda) y frontal (derecha) de la Venus de Hohle Fels. | Universidad de Turinga

El Mundo Digital

De igual modo en que Picasso consideró que el arte no había inventado nada desde las pinturas rupestres de Altamira, bien podría Botero decir que desde las esculturas del Paleolítico Superior europeo «todo es decadencia». La larga trayectoria de expresión simbólica europea a través de tallas de huesos y piedras acaba de encontrar un nuevo origen con el hallazgo de la que es posiblemente la figura humana esculpida más antigua del mundo.

La estatuilla, esculpida en marfil proveniente de una hembra de mamut, ha sido bautizada, como manda la tradición, con el nombre de Venus. Con una altura de unos 6 centímetros, representa el cuerpo de una mujer con los rasgos sexuales muy exagerados y fue encontrada en una de las cuevas de Hohle Fels, cómo no, en la región de Suabia en Alemania; una auténtica mina del arte europeo más primitivo. En este caso, más de 30 mediciones con radiocarbono han dado a la pieza una antigüedad de al menos 35.000 años, aunque Nicholas Conard, arqueólogo de la Universidad de Tubinga (Alemania) y autor del estudio publicado en Nature, le concede hasta unos 40.000 años. En cualquier caso, en los comienzos de la cultura Auriñaciense.

No se trata, ni mucho menos, del único trabajo en marfil de principios del Auriñaciense, pero sí es, de momento, la única figura humana de esa época. Este descubrimiento revoluciona la hasta ahora extendida teoría sobre la evolución de la cultura del Homo sapiens en Europa, que situaba la aparición de artefactos simbólicos y representaciones figurativas del cuerpo humano algunos milenios después, en fases posteriores del Auriñaciense suabo.

Hipertrofia de los rasgos sexuales

La Venus de Hohle Fels es similar a otras estatuillas femeninas que aparecieron más tarde en la cultura Gravetiense, unos miles de años después, en la hipertrofia de los rasgos sexuales, como el pecho y la vulva, y el detalle casi preciosista de manos y dedos, cuya precisión puede apreciarse también, según Conard, en la recién descubierta estatuilla.

El tamaño desproporcionado de los órganos sexuales y su carácter explícito podrían ser vistos «según los criterios del siglo XXI como casi rozando la pornografía», escribe Paul Mellars, de la Universidad Stony Brook (EEUU), en un comentario publicado en el mismo número de la revista Nature. Pero los fines en la prehistoria debieron ser bien distintos. Según algunos expertos, la deformación de los caracteres femeninos obedece a una posible intención de reflejar la fertilidad, al igual que aparecieron en la misma época símbolos fálicos tallados en hueso. Para otros, eran objetos chamánicos utilizados en rituales.

Otras características de estas Venus del Paleolítico superior, siguiendo probablemente la escuela que creó la de Hohle Fels, es el contraste de los rasgos sexuales con la pequeñez de brazos, piernas y cabeza, en un intento claro, opinan los arqueólogos, de restarle importancia al resto del cuerpo. En el caso de nuestra Venus primigenia, la cabeza es tan ínfima que representa apenas una especie de aro que sirvió sin duda para pasar el cordel que permitía colgarse al cuello la figurilla, a modo de collar.

No obstante, lo más importante desde el punto de vista de la evolución es que tan antigua expresión artística da nuevas pistas sobre cómo se originó la cultura europea de nuestra especie, pues la presente escultura fue tallada muy poco tiempo después de la llegada de los primeros Homo sapiens a Europa. «Lo más sorprendente es la erupción repentina de todas estas formas artísticas con la llegada del sapiens a Europa», añade Mellars.

Curiosamente, fue en aquellos mismos instantes en que nuestros ancestros recién llegados de África esculpían aquellas figuras, contribuyendo al florecimiento de su cultura, cuando los Neandertales dieron sus últimos pasos sobre la Tierra.

Anuncios

Venus posiblemente tuvo continentes y océanos enero 23, 2009

Posted by Manuel in astronomia, ciencia, divulgación científica, geología.
Tags: , ,
comments closed

venus

Fuente: Ciencia Kanija

Una nueva visión a los datos recopilados por la nave Galileo en 1990 revela que Venus, en una época, pudo haber sido habitable, con pruebas de continentes y océanos antiguos. En un sobrevuelo de Venus en el viaje de la nave hacia Júpiter, un instrumento de cartografía del infrarrojo cercano detectó firmas que los investigadores han interpretado como granito. Un equipo internacional liderado por el científico planetario George Hashimoto, de la Universidad Okayama en Japón, encontró que las regiones de las tierras altas de Venus emitían menos radiación infrarroja que las tierras bajas. Una interpretación de esta dicotomía, dice el equipo en un nuevo artículo, es que las tierras altas están compuestas mayormente de rocas “félsicas”, particularmente el granito. El granito, que en la Tierra se encuentra en la corteza continental, requiere de agua para su formación.

La nave Galileo fue el primer uso de infrarrojos en Venus. Los científicos habían pensado que sólo el radar podría ver a través de las densas nubes de ácido sulfúrico de la atmósfera de Venus hasta la superficie. “Detectar la superficie en el infrarrojo es un gran avance”, según se cita a Kevin Baines del JPL en un artículo de Nature.
El artículo también cita a otro científico del JPL, David Crisp, que no estuvo implicado en este estudio y dice que estas nuevas conclusiones no están apoyadas por datos disponibles u otros modelos del equipo. “Entendemos que nuestro artículo no lo resuelve todo”, responde el coautor Seiji Sugita, científico planetario de la Universidad de Tokio. Sugita dice que el siguiente paso es aplicar sus modelos a datos procedentes de la nave Venus Express de la Agencia Espacial Europea, la cual está actualmente orbitando Venus, y del Orbitador Climático de Venus de la Agencia Espacial Japonesa, previsto para su lanzamiento en 2010.

La posible presencia de granito sugiere que el movimiento de las placas tectónicas y la formación de continentes pudieron haber tenido lugar en Venus, así como un reciclado de agua y carbono entre el manto y la atmósfera del planeta. Venus es ahora un infierno caliente y seco, con una atmósfera de un 96% de dióxido de carbono y una temperatura superficial de alrededor de 460 grados C, pero algunos científicos creen que nuestro planeta vecino pudo alguna vez haber sido más similar a la Tierra.

Otro científico citado en el artículo de Nature, el geofísico Norm Sleep de la Universidad de Stanford en California dijo que Venus podría haber estado alguna vez casi completamente bajo el agua. “Aunque sin más datos geoquímicos, añade, no sabemos si la temperatura de estos océanos iniciales era de 30 grados C o de 150 grados C”, dijo. Pero cualquier océano en Venus habría durado sólo unos pocos cientos de millones de años. Conforme el Sol se hacía más cálido y brillante, el planeta experimentaba un efecto invernadero desatado. “Cualquier vida sobre Venus que no hubiese encontrado la forma de colonizar la parte superior de las nubes mil millones de años después de la formación del planeta habrían estado en un gran problema”, dice Sleep.

Una sonda espacial europea envía nuevas imágenes de la atmósfera de Venus diciembre 5, 2008

Posted by Manuel in astronomia, ciencia, divulgación científica, geología.
Tags: ,
comments closed

Los datos recogidos por la Venus Express ofrecen gran cantidad de información sobre su denso manto de nubes, que impide la observación directa de la superficie.

venus
Imagen de archivo de la Venus Express, ingresando en la órbita alrededor del planeta Venus.

Nuevos datos e imágenes de la sonda espacial de la Agencia Espacial Europea (ESA) Venus Express, publicados esta semana en la revista Nature, revelan una imagen más definida de la atmósfera de este planeta y muestran la temperatura, las condiciones, estructura y dinámica de las nubes. Las observaciones, realizadas por científicos del Instituto Max Planck de Investigación del Sistema Solar en Katlenburg-Lindau (Alemania), permitirán a los científicos comprender mejor la meteorología de Venus y compararla con la de la Tierra.
Venus está cubierto por una densa capa de nubes de dióxido de sulfuro y ácido sulfúrico que reflejan la mayor parte de la luz solar hacia el espacio, lo que no permite una observación directa de su superficie. Al observarse mediante luz ultravioleta las nubes no parecen uniformes, lo que indica una distribución espacial y vertical de elementos atmosféricos absorbentes. Los científicos, dirigidos por Dmitri Titov, han analizado datos de las herramientas de imágenes infrarrojas y ultravioletas a bordo de la Venus Express. Las imágenes resultantes muestran una amplia simetría global entre los dos hemisferios y una mezcla convectiva importante en latitudes bajas, lo que hace que los absorbentes ultravioletas se desplacen de abajo a arriba.
En las latitudes bajas y medias, la cubierta visible de nubes se localiza a unos 72 kilómetros sobre la superficie, lo que indica que las variaciones en la luminosidad son el resultado de diferencias de composición causadas por el ambiente más frío.