jump to navigation

(Video) La ciencia en duda mayo 30, 2008

Posted by Manuel in ciencia, creacionismo, diseño inteligente, escepticismo, evolucion.
Tags: , ,
comments closed

La ciencia en duda es un estupendo documental de la BBC acerca del diseño inteligente. Disfrutadlo.

Anuncios

Bacterias productoras de electricidad mayo 30, 2008

Posted by Manuel in ciencia, evolucion, microbiologia.
Tags: ,
comments closed

Hoy en Microbios en Acción:

  • Bacterias productoras de electricidad
  • El diseño inteligente es igual a creacionismo (2) mayo 30, 2008

    Posted by Manuel in ciencia, creacionismo, diseño inteligente, educación, escepticismo, evolucion, religión, sociedad.
    Tags: , ,
    comments closed

    El diseño de la vida y” Of pandas and people”


    William A. Dembski y Jonathan Wells, ambos pertenecientes al Discovery Institute, son los autores de este libro. El prólogo del libro es de Jon A. Buell, presidente de la FTE, además esta persona es el editor.
    El libro posee 100 páginas de notas. Este texto trata de abarcar nuevas áreas, por ejemplo hace saber que el ID no requiere de milagros de un ser sobrenatural, pero tampoco apoya las explicaciones materialistas. El libro también dice acerca del ID y el juicio de Kitzmiller contra el condado Dover (ver más adelante):“Al final, ninguna corte de justicia, ni la política, ni las películas de Hollywood, decidirán los méritos del ID”.
    William Dembski escribió en su blog, “Uncommondescent”, que su libro tenía nueve comentarios de cinco estrellas, por sólo uno de una estrella en Amazon.com el 5 de diciembre de 2007. El profesor emérito Mark Perakh de la Universidad Estatal de California piensa que Dembski y sus asociados del Instituto Discovery manipulan el sistema de votación de Amazon.com para promover su propio trabajo y denigrar la labor de sus adversarios.
    El blog del Discovery Institute, “Evolution News and Views”, también realiza una crítica muy positiva del libro afirmando que la evolución no está relacionada con los cuellos de jirafas, cómo se llevó a cabo la transición desde los reptiles a animales terrestre, cómo las ballenas evolucionaron a partir de animales terrestres, y cómo todas las explicaciones evolutivas del flagelo bacteriano son falaces. Además, la revisión afirma que este libro expone importantes lagunas en abiogénesis y en la ascendencia a partir de un ancestro común, así como refutan objeciones del SETI (búsqueda de vida extraterrestre) al diseño inteligente y los debates de las deficiencias en el diseño ocular.

    Dembski fue entrevistado sobre el libro por el “Focus on the Family ‘s Citizenlink” (una grupo evángelico americano) en diciembre de 2007. En esta entrevista Dembski describió el libro como accesible, pero que además incluye un CD y notas que profundizan en las cuestiones técnicas. Dembski afirmó que su libro corrige muchas de las tergiversaciones y las descripciones sesgadas de diseño inteligente que han aparecido, y además afirmó que él cree que el “diseñador inteligente” es el Dios cristiano (esto por alguien tenía alguna duda).

    Michael Behe afirmó que “cuando los historiadores e intelectuales del futuro hagan un listado de los libros que derrocaron la teoría de la evolución de Darwin, “El diseño de la vida” estará en la parte superior de esa lista (modestia aparte).

    Muchos de los argumentos del libro son idénticos a los planteados por los creacionistas, argumentos que ya han sido desprestigiados por la mayoría de los científicos. De hecho, una comparación de un borrador de “Of pandas and people” de 1987 mostraba cientos de veces que la palabra “creacionismo” ha sido reemplazada por “diseño inteligente”, y “creacionista” es sustituida por la de “proponente del diseño inteligente”.
    Tanto los científicos como los profesionales docentes se han opuesto enérgicamente al uso de “Of panda and people” en las escuelas. El educador en ciencia Gerald Skoog lo describió como “un vehículo para avanzar en principios sectarios y no para mejorar la enseñanza de las ciencias” y dijo: “Este libro no tiene potencial para mejorar la educación científica ni la comprensión del mundo natural de los estudiantes”.

    Una crítica de “Of pandas and people” por parte del paleontólogo Kevin Padian, de la Universidad de California en Berkeley para el Centro Nacional para la Enseñanza de las Ciencias realizado en 1989, calificaba al libro como “la mayor distorsión de la biología moderna”, y dice que los escritores del FTE había tergiversado temas tales como la explosión Cámbrica, la historia de las aves, y el concepto de homología.

    Padian describe el tratamiento de homología en “Of pandas and people” como “vergonzosa”, citando:
    “Los evolucionistas pretenden clasificar al lobo de Tasmania con los marsupiales sólo por este único carácter: el modo de reproducción de los marsupiales”. Esta es una completa mentira, como cualquier persona con acceso a las pruebas conoce. No se trata de un sólo carácter reproductivo, sino que decenas de caracteres del cráneo, dientes, otros huesos no craneales, como los huesos pélvicos, anatomía de partes blandas, bioquímica y, por no hablar de los registros fósiles, que separan los dos mamíferos.
    Acerca de la similitud más cercana que ellos tienen pasa por el hecho de que a ambos se les llama “lobo”. La misma crítica puede ser aplicada sucesivamente a los autores del debate entre los pandas rojo y gigante. Padian llegó a la conclusión de que: “Es difícil decir lo que es peor en este libro: las ideas erróneas de su texto, la intolerancia y deshonestidad con la ciencia, o la incompetencia con la que la ciencia se presenta. En cualquier caso, los profesores deben ser advertidos contra el uso de este libro”

    El enfoque activista de la FTE ha calentado los ánimos con enfrentamientos en varios estados de EE.UU ya que tanto los conservadores cristianos como los consejos escolares están tratando de adoptar “Of pandas and people” como libro de texto con la oposición de las escuelas públicas, de la mayoría de los científicos, de los educadores y de las organizaciones de derechos civiles. Esto ha provocado notables controversias, que culminaron con el juicio de “Kitzmiller contra el distrito escolar de Dover” en Pensilvania, en el que los contenidos y antecedentes del libro fueron objeto de un escrutinio sin precedentes.

    La historia de “Of panda and people” a lo largo de los EEUU

    En Alabama, 11.800 personas firmaron una petición que se presentó al comité escolar que decidía acerca de los libro de texto a utilizar, aprobando el ID e intentando que “Of pandas and people” fuera usado como libro de texto. En enero de 1990, el libro fue retirado de la revisión por los editores, el Haughton Publishing Co, ya que “la falta de respaldo al texto se debía a que no tuvo la posibilidad de defenderse”.
    En 1990, una campaña pública fue orquestada en Idaho para instar a las escuelas del estado a adoptar “Of pandas and people”. Sin embargo, el libro fue rechazado por el consejo escolar. En marzo de 1990, el consejo escolar del Condado de Pinellas, Florida rechazó una apelación de un pastor evangelista jubilado “para aprobar el libro de texto “Of pandas and people” ya que ofrece un punto de vista creacionista”. En enero de 1993, miembros de extrema derecha de la junta escolar de Vista, California trataron de incluir “Of pandas and people” en el plan de estudios de ciencias. Una comisión de profesores votó unánimemente por el rechazo del libro afirmando que el texto carecía de cualquier mérito científico. La junta decidió al final no respaldar que se enseñara la “ciencia de la creación” en las clases de ciencias.
    En septiembre de 1994, los residentes de Louisville, Ohio votó por 121 a 2 a favor de instar a la junta escolar local para adoptar “Of Pandas and People”. El creacionismo se había enseñado abiertamente en las escuelas de este distrito hasta que una demanda en 1993 obligó a un cambio de política. Tras esta decisión, el distrito recibió 150 ejemplares del libro.

    En octubre de 1994, las autoridades de las escuelas del condado de St. Lucie en Florida distribuyeron copias del libro en cada una de las escuelas secundarias para que fueran analizados por los profesores para su uso en las clases de ciencia. La respuesta por parte de los profesores fue negativa, pero a pesar de ello las autoridades académicas del condado planearon distribuir los libros a las bibliotecas escolares para que los profesores y los estudiantes pudieran usarlo como un recurso más.

    De acuerdo con la “Civic, Business and Ministry Coalition”, las copias del libro fueron adquiridas por el Instituto de la Investigación de la Creación (ICR) de San Diego, California y fueron enviados a los administradores de las escuelas con el argumento de que era “una texto científico apropiado para niños en edad escolar”. Se informó de que el ICRL se había reunido en varias ocasiones con los administradores para promover “la ciencia de la creación”. Sin embargo, la junta escolar del condado no encontró información sobre este asunto hasta enero de 1995. El Wall Street Journal informó en noviembre que, según la FTE, se habían impreso 22.500 ejemplares, los cuales fueron adquiridos por profesores y diseñadores de planes de estudios de 48. Quince distritos escolares había ordenado cantidades lo suficientemente grandes como para sugerir que se iban a usar en la clase, pero éstos no han sido identificados “por temor a verse envueltos en controversias”
    En enero de 1995, los miembros conservadores del comité escolar de Plano, Texas propusieron que se aprobara “Of Pandas and People”como un suplemento al actual plan de estudios. La junta del distrito escolar votó unánimemente por prohibir la adquisición del libro, a raíz de lo cual hubo una fuerte oposición de los residentes locales. Muchos de ellos asistieron a la reunión de la Junta con “pins” que llevaban una “X” roja marcada sobre un panda. Dos de los proponentes del libro posteriormente perdieron sus escaños en el consejo escolar.

    En 1996 la revista Time informaba de que “los consejos escolares de los estados Washington y Ohio estaban considerando la posibilidad de elegir “Of Pandas and People” como libro de texto”.
    En abril de 1997, el consejo escolar de Chesapeake, Virginia compró copias del libro para cada una de las bibliotecas de las escuelas intermedias y secundarias del distrito 15. La compra fue recomendada por el Superintendente escolar W. Randolph Nichols, pero la Junta señaló que el libro estaba destinado para su uso “como un libro de consulta, no como un libro de la ciencia ya que la junta no apoyaba el creacionismo”.

    En junio de 1999, el distrito escolar de Burlington, Washington aprobó una propuesta local de los profesores de ciencias para utilizar extractos del libro “Of Pandas and People” en el aula “para equilibrar las enseñanzas sobre la evolución que siempre se incluían en sus cursos, pero sobre el que afirmaban tener serias dudas, especialmente en lo que hacía referencia al origen de la raza humana”. Ante esta decisión se efectuó una demanda por parte de la Unión Americana de Libertades Civiles, para que el profesor, Roger DeHart, pusiera fin a sus años de la enseñanza de diseño inteligente en sus clases. Este profesor que necesitaba esa información para contrarrestar la inclusión de una información que era “en el mejor de los casos errónea, y en peor fraudulenta”, en la mayoría de los textos evolucionistas utilizados en las escuelas. Otro intento de introducir “Of Pandas and People”en las escuelas de Idaho fue rechazado por la comisión estatal de libros de texto.

    En marzo del año 2000, el director del plan de estudios del condado de Kanawha, West Virginia seleccionó el libro “Of Pandas and People”como libro de texto ya que “presenta la teoría de la evolución de como una teoría, no como un hecho”, cediendo de esta forma a la presión de la comunidad local y a algunos profesores. Una comisión de profesores de ciencias votaron por unanimidad comprar ejemplares del libro, pero al final se abandonó la idea por temor a los pleitos. El grupo jurídico cristiano-conservador, Thomas More Law Center, se ofreció a representar al condado de forma gratuita si surgía cualquier litigio, pero su oferta fue rechazada. Una propuesta para comprar el libro para las bibliotecas escolares fue finalmente rechazada por el consejo escolar, aunque un miembro conservador de la junta se comprometió a pagar al menos 14 ejemplares de su propio bolsillo.

    En Pratt, Kansas, la junta escolar local votó a favor de eliminar cualquier mención de macroevolución, la edad de la Tierra, y el origen del universo del plan de estudios de ciencias, pero rechazó una oferta para adoptar “Of Pandas and People”con fines educativos (esto si que saben como eludir los abogados.

    Dover, Pensilvania: El caso Kitzmiller contra el consejo escolar de Dover

     “Of Pandas and People”se convirtió en el centro de un litigio y controversia en Dover, Pensilvania en el año 2004 después de que el consejo escolar cristiano conservador de Dover aprobara este libro como manual de texto. Inevitablemente, la consiguiente acción judicial pasó a llamarse “el juicio del Panda” por los medios de comunicación, en una clara alusión al famoso “juicio del mono” de 1925. Aunque la directiva educativa en realidad no compró el libro, 50 ejemplares fueron donados al distrito de forma anónima.

    En el juicio se demostró que un miembro del consejo escolar pidió a su iglesia fondos para la compra de los libros, aunque los miembros del consejo escolar habían negado todo conocimiento acerca de la fuente de la donación en una declaración anterior. En medio de una controversia internacional, la junta también se convirtió en la primera en los EE.UU. en promocionar la enseñanza del ID en las aulas, provocando una demanda, conocida como “Kitzmiller versus. Dover Area School District” por parte de la Unión de Derechos Civiles de los EEUU y otros demandantes.

    La FTE se vio involucrada en la controversia cuando se hizo evidente que “Of Pandas and People” sería un actor importante en los litigios. La fundación presentó una moción para unirse a la defensa de las partes en junio de 2005, argumentando que si llegaba a la conclusión de que el diseño inteligente es una religión destruiría la capacidad de comercializar sus libros de texto dentro del distrito, y afectaría a su capacidad de comercializar los libros de texto a cualquier escuela pública en los Estados Unidos. Una vez la moción fue aceptada, la FTE se convirtió en una codemandado junto con el la junta escolar del área de Dover, y por tanto podría llevar su propios abogados y peritos al caso.
    Sin embargo, William A. Dembski, coautor de la nueva edición “Of Pandas and People”, y el Instituto Discovery se retiraron del caso (valentía, sí señor!!!).

    El juez le dijo a los acusados: “A mí me parece que el señor Dembski no quiere participar como experto porque él no quiere promocionar, o porque su empleador no quiere promocionar este texto”.

    En su decisión sobre la moción, el magistrado John E. Jones III dictaminó que el FTE no tenía derecho a intervenir en el caso debido a que su moción no fue presentada a tiempo, describiendo las excusas de la FTE para no tratar de verse implicada como “ingenuos e infructuosos”. El juez Jones también afirmó que la FTE no pudo demostrar que tiene “un interés significativo de protección en el litigio que justifique su intervención como una de las partes” y que sus intereses no serán representados adecuadamente por los demandados.

    Mientras que la FTE no compareció como parte en el juicio, Jon A. Buell, el director de la FTE testificó el 14 de julio de 2005. Buell negó tener noticias sobre las acciones de la Thomas More Law Center, cosa que el juez no acabó de creer. En noviembre de 2005, ocho de los nueve miembros del consejo escolar de Dover fueron despedidos y sustituidos por candidatos que se oponían a la anterior junta introducir el ID y de sembrar dudas acerca de la evolución.

    El 20 de diciembre de 2005, el Tribunal de Distrito de los USA dictaminó que el diseño inteligente no es ciencia y, esencialmente posee carácter religioso.Además, la exigencia del consejo de aprobar el diseño inteligente como una alternativa a la evolución en las clases de ciencias es anticonstitucional, con el argumento de que su inclusión viola la Primera Enmienda.

    El juez en el juicio de Dover se refiere específicamente a “Of Pandas and People” en su decisión, declarando:

    “Como los demandantes han presentado de forma meticulosa y eficaz a esta Corte, “Pandas and people” se confeccionó con muchos manuscritos, algunos de los cuales se completaron antes y algunos después de la decisión del Tribunal que prohíbía la enseñanza de creacionismo en clase de ciencias. Al comparar los manuscritos de antes y después de la decisión del Tribunal Supremo, puedo relatar tres de aspectos asombrosos: (1) la definición de “ciencia la creación” en los primeros borradores es idéntica a la definición de ID, (2) las palabras relacionadas con la creación (creacionismo y creacionismo), que aparecían aproximadamente 150 veces, fueron deliberada y sistemáticamente sustituidas por ID, y (3) los cambios se produjeron poco después de que el Tribunal Supremo sostuvo que la creación de la ciencia es religión y no se puede enseñar en las escuelas públicas en las clases de ciencia. Es importante mencionar que esta sustitución de palabras se ha efectuado sin el correspondiente cambio en el contenido …. El peso de la evidencia demuestra claramente, como se ha señalado, que el cambio sistémico de “creación” por “diseño inteligente” se produjo en algún momento durante1987, después de la decisión del Tribunal Supremo”.
    La nueva junta educativa elegida revocó por unanimidad las decisiones de la anterior junta el 3 de enero de 2006.
    En septiembre de 2006, John West, miembro senior del Instituto Discovery comenzó una campaña para obligar a la “American Library Association” a declarar el libro como “El libro Prohibido del Año”, pero esto fue desestimado por Deborah Caldwell-Stone, Directora Adjunta de la “American Library Association Office for Intellectual Freedom”: ya que el libro no fue eliminado de las bibliotecas de las escuelas y su inclusión fue simplemente calificada de “inadecuada”, sin emplear nunca el término prohibido.

    Dios y el hombre: ¿quién creó a quién? mayo 29, 2008

    Posted by Gonn in ciencia, creacionismo, diseño inteligente, escepticismo, evolucion, religión.
    Tags: , , ,
    comments closed

    Esta pregunta es la que se han hecho unos científicos de la Universidad de Oxford. Y no, no se trata de demostrar la existencia o inexistencia de Dios, sino de saber por qué existen las religiones. Para ello cuentan con una financiación de 2,5 millones de euros para 3 años, provenientes de una fundación privada, y un grupo multidisciplinar compuesto por sociólogos, antropólogos, filósofos, biólogos, paleoantropólogos, psicólogos y neurocientíficos.

    Los autores están intentando abordar el problema desde diferentes ángulos y diferentes perspectivas. En primer lugar, cabría preguntarse cuándo surgió la religión en la historia del ser humano. Esto se puede averiguar de forma indirecta por ciertos comportamientos de nuestros antepasados que se ponen en evidencia en las excavaciones de fósiles: enterramientos, ídolos, imágenes…

    Lo cierto es que a partir de la aparición del Homo sapiens la religión nos acompaña hasta la actualidad. Y según Eudald Carbonell, de la Universidad Rovira i Virgili, esto se debe a la selección natural, es decir, la religión ha conferido a lo largo de la historia alguna ventaja evolutiva, que ha permitido que se mantenga y se transmita de una generación a la siguiente. Y la pregunta surge inmediatamente: ¿qué ventaja evolutiva puede conferir la adquisición de una religión?

    Esta pregunta es realmente complicada de responder, pues ni siquiera podemos extrapolar con un mínimo de fiabilidad la situación actual de las religiones a la situación social, cultural y ambiental en la que se encontrarían nuestros antepasados. Este hecho sea probablemente un impedimento a la hora de analizar de forma objetiva las ventajas evolutivas de la religión.

    Por su parte, Eudald Carbonell y Gómez Pellón señalan posibles ventajas de la religión como el control a la ansiedad de saber. ¿Pudo ser esta ansiedad crítica desde el punto de vista evolutivo? ¿Fue realmente una ventaja?

    Desde mi subjetivo punto de vista no me parece que esta pudiera ser una ventaja. Sin embargo, el mecanismo de la deriva genética podría explicar la expansión de esta característica sin necesidad de que aporte ningún tipo de ventaja. Pudo fijarse en un determinado momento (una población pequeña) para, desde entonces, ser transmitida por otro tipo de selección, la cultural. Es decir, podríamos estar hablando de una de las primeras características del ser humano en “librarse” de la selección natural.

    Pero, como habréis notado, he hecho una pequeña trampa. Esta posible explicación no aclara nada sobre el origen de la religión, únicamente sobre su expansión.

    Siguiendo con Carbonell y Pellón, otra ventaja que proponen es la contribución de la religión a estructurar una comunidad en torno a unos principios comunes. Quizás, dicen, pudieron ser esos valores, y no la religión en sí, lo que ha sido seleccionado, ya que los valores básicos coinciden en todas las religiones. Esta característica me parece mucho más importante desde el punto de vista evolutivo. Los primeros seres humanos necesitaban vivir en comunidades si querían sobrevivir. Quizás fue la religión el componente que mantenía esa unidad de forma sólida.

    Por otro lado, otros estudios concluyen que las personas religiosas viven más porque se deprimen menos y tienen más autoestima. Pero como he dicho antes, ¿son extrapolables estas características medidas en la sociedad de hoy a la sociedad de nuestros antepasados? Me temo que no, al menos, con un mínimo de fiabilidad.

    Por último, quisiera resaltar un detalle. Entiendo que este estudio es únicamente para ateos, ya que está asumiendo que fue el hombre quien creó a Dios y trata de elucidar cómo y cuándo ocurrió eso. También es lógico, ya que la otra cuestión, si Dios creó al hombre, no se podría abordar desde el método científico. Me imagino que cualquier persona religiosa pensará que la religión surgió cuando Dios así lo quiso. Los creacionistas no tendrán problema con esto. Sin embargo, para las personas religiosas que sí aceptan la teoría de la evolución la pregunta debe ser más difícil de contestar.

    Fuente original:

  • ¿Dios creó al hombre o el hombre creó a Dios?
  • El Diseño Inteligente es igual a Creacionismo. Incluye tácticas creacionistas para engañar al personal (1) mayo 28, 2008

    Posted by Manuel in ciencia, creacionismo, diseño inteligente, educación, escepticismo, evolucion, religión.
    Tags: , ,
    comments closed

    Durante varios textos en este blog he defendido que el ID no es una teoría científica, ya que no explica aquello para lo que presuntamente fue diseñado (sustituir la teoría de la evolución y explicar el origen de la biodiversidad) y confiere a un ser sobrenatural la capacidad de crear estructuras complejas. Además también he señalado varias veces que ID = creacionismo. Eso no gusta a los defensores del ID, puesto que ésta es su coartada para ser introducida en las aulas de ciencias.

    En este primera parte muestro como se gestó la obra “Of Pandas and people”, libro de texto para impartir ID en las escuelas, y como surge a partir de una obra creacionista. Añado además dos vídeos (en inglés) en los que se presenta de forma resumida lo que aquí escribo.

    Además a lo largo de este texto se muestran algunas de las estrategias que siguen los YEC para tratar de imponer sus criterios. Si habeis participado en debates con ellos no creo que os descubra nada nuevo.

    “Of Pandas a people” es una obra de 1989 (2ª edición 1993) a nivel de libro de texto para enseñar ciencias en las escuelas, escrito por Percival Davis y Dean H. Kenyon y publicado por la Fundación para el Pensamiento y la Ética (FTE) de Texas. En este libro se defiende la idea del diseño inteligente (ID), o lo que es lo mismo, que la vida muestra evidencias de haber sido diseñada por un agente inteligente. El Diseño inteligente es considerado una pseudociencia por la comunidad científica, principalmente porque invoca poderes sobrenaturales, no hace predicciones, y no puede ser verificado a través de experimentos repetibles.

    En 2007 una tercera edición del libro fue publicado bajo el título “El diseño de la vida: el descubrimiento de signos de inteligencia en los sistemas biológicos” (se analizará en una segunda parte de este artículo). El libro sostiene que el origen de los nuevos organismos es “la consecuencia de un plan, de un patrón elaborado por un agente inteligente.” El texto no se define en relación con la edad de la Tierra, comentando que algunos “tienen la opinión de que la historia de la Tierra se pueden comprimir en un marco de miles de años, mientras que otros postulan una mayor antigüedad para ésta.” El libro plantea una serie de objeciones a la teoría de la evolución, como la supuesta falta de fósiles de transición, las lagunas en el registro fósil y la aparente aparición súbita de estructuras complejas “peces con aletas y escamas, las aves con plumas, picos, y las alas, etc”. El libro no hace referencia en ningún momento a la identidad del diseñador inteligente. (Pero hay que ser un poco corto para no verlo).

    En la actualidad hay dos ediciones del libro, la primera edición de 1989 editada por Charles Thaxton, y la segunda edición 1993, que incluía una “Referencias para los Maestros” de Mark D. Hartwig y Stephen C. Meyer. Una tercera edición fue titulada “El Diseño de la Vida”. Jon Buell, el presidente de la “Fundación para el Pensamiento y la Ética”, dijo que el fallo del proceso “Kitzmiller contra el distrito académico de Dover”, que sentenció que el diseño inteligente es religión, podría suponer unas pérdidas de alrededor de 500.000 dólares, por la falta de distribución de este libro en las escuelas (¿Quién dijo que no había negocio?). El cambio del nombre del libro se interpretó como un mecanismo para distanciarse de los textos que fueron analizados en el proceso judicial.
    El libro fue publicado por la Fundación para el Pensamiento y la Ética (FTE), una organización sin ánimo de lucro fundada por el pastor Jon Buell en Richardson, Texas en 1980. Posee una exención de impuestos debido a que es una organización de beneficencia, así como una organización docente, entre cuyos objetivos incluye “proclamar, publicar, predicar…la enseñanza cristiana evangélica y la comprensión de la Biblia, y la luz que ésta arroja sobre la enseñanza y sobre las cuestiones sociales de hoy en día”. Buell describió la fundación como un “think-tank” cristiano, y que uno de los primeros objetivos de la organización sería la edición de un libro “que muestre las evidencias científicas de la creación”.
    En el año 1981, el FTE publicitó en un periódico creacionista, un anuncio en el que se solicitaban autores para un libro de texto que sería “sensible a presentar por escrito tanto la evolución como la creación”. Su primera producción fue “Desbloqueo de los secretos: el misterio del origen de la vida” de los químico Charles Thaxton, Walter L. Bradley y Roger L. Olsen. El prólogo fue escrito por Dean H. Kenyon. Cuando éste estaba ya pendiente de ser publicado, a fines de 1982, se empezó a trabajar en otro libro de texto, que tenía como autores a Kenyon y Percival Davis, actuando esta vez Thaxton como editor.

    El primer borrador vió la luz en 1983 y fue titulado “Creation Biology Textbooks Supplements”, y fue iniciado en el leguaje de los creacionistas, incluyendo las siguientes frases:

    ”Las rutas metabólicas básicas de casi todos los organismos relacionados son los mismas.¿Es esto debido a la descendencia desde un ancestro común, o se debe a que sólo estas rutas (y sus variaciones) pueden sostener la vida?. Los evolucionistas piensan que la primera afirmación es la correcta, sin embargo los creacionistas después de considerar todas las pruebas examinadas en este libro, concluyen que la última es la correcta”.

    Un manuscrito de 1986 que llevaba por título “la Biología y la creación” incluía exactamente el mismo argumento, y define el término “creación” utilizando el concepto creacionista de “aparición súbita”:

    ”Creación significa que las diversas formas de vida aparecieron súbitamente por medio de la participación de un creador inteligente con sus características distintivas ya intactas. Peces con aletas y escamas, las aves con plumas, picos y alas, etc.”Un posterior manuscrito de 1987 titulado “Biología y Orígenes” sólo poseía pequeñas variaciones gramaticales de estas frases.

    Cuando la FTE se encontraba buscado un editor para el libro, envió a una empresa de Boston un prospecto en el que se indica que el manuscrito había sido enviado a los distritos escolares para su análisis, así como a otros editores que pudiesen estar interesados. En el folleto Buell afirmaba que una “una nueva encuesta independiente … mostraba que al menos la mitad de los profesores de biología de la nación incluían algunas nociones de creación en sus argumentos acerca de nuestros orígenes biológicos. Muchos otros que todavía no creen en ello, deben de ser incluidos en el plan de estudios”, y adjunta unas proyecciones que muestran unos ingresos previstos de más de 6,5 millones US $ en cinco años sobre la base de “modestas expectativas para el mercado”. Si la enseñanza del creacionismo estuviese permitida en las escuelas de forma explícita, por ejemplo con el permiso de la Corte Suprema de los Estados Unidos, el fundador del FTE Jon Buell escribió que “se puede tirar a la basura todas estas proyecciones, ya que las perspectivas de mercado nacional sería explosivas!”
    El Tribunal Supremo en 1987 determinó que enseñar creacionismo en las escuelas violaba la “Establishment Clause” de la Constitución de USA, pero una alternativa científica a la teoría de la evolución podía ser enseñada. Si bien esta decisión descarta el retorno a la enseñanza tradicional del creacionismo de la tierra joven (YEC) en las clases de ciencia, sí que ofrecía una posibilidad para quienes estén dispuestos a una redefinición del creacionismo, empleando el lenguaje de los científicos.

    En 1987 un nuevo manuscrito de las obras anteriormente citadas fue escrito con el nuevo título “De pandas and people”, dónde aún se puede leer la definición de creación: “significa que las diversas formas de vida comenzaron súbitamente”, y se utiliza el término “creacionistas”:
    “Las rutas metabólicas básicas de los organismos cercanos son las mismos.¿Es esto debido a la descendencia desde un ancestro común, o es así porque sólo estas rutas (y sus variaciones) puede sostener la vida? Evolucionistas afirman que la primera es correcta, mientras que los creacionistas aceptan la última opinión”.

    El resultado del juició obligó a importantes cambios en la redacción del libro. Charles Thaxton había presentado una declaración jurada ante el tribunal en el que se define “la ciencia de la creación” en el sentido de “origen de la complejidad a través de una aparición súbita”, lo que hizo “no incluir como partes esenciales … catastrofismo, diluvio universal, una creación reciente de la vida, … la redefinición de clase, o cualquier concepto tomado del Génesis o de otros textos religiosos” (¿Todo vale por la “pasta”?). Pero estos argumentos fueron rechazados por lo que necesitaron idear un nuevo término, el cual lo encontraron en una frase que había recogido de un científico de la NASA: “el diseño inteligente”.
    Afirmó: “Eso es justo lo que necesito, un buen término de ingeniería… parece que encaja … Y volví a reeler mis viejos ejemplares de la revista Science y comprobé que el término que se usaba de vez en cuando”. En un nuevo manuscrito de “Pandas and People”, unos 150 usos de laa palabra “creación”, “creacionismo” y “creacionista”, fueron cambiados sistemáticamente por el término “diseño inteligente”. La definición sigue siendo esencialmente la misma, con el concepto “diseño inteligente” que sustituye “creación” y “creador inteligente” transformado en “ente inteligente”:
    “Diseño inteligente significa que las diversas formas de vida aparecieron súbitamente con la participación de un ente inteligente, con sus características distintivas ya intactas. Peces con aletas y escamas, las aves con plumas, picos, alas, etc.”
    El término “creacionistas” se sustituyó por el de “proponentes del diseño”, pero como más tarde se comprobó, el principio y el final de la palabra original “creacionistas” fueron mantenidas por error, por lo que “creacionistas” se convirtió en “cdesign proponentsists”

    “Las rutas metabólicas básicas de casi todos los organismos cercanos son las mismas.¿Es esto debido a la descendencia de un ancestro común, o porque sólo estas rutas (y sus variaciones) puede sostener la vida?. Evolucionistas afirman que la primera es correcta, “cdesign proponentsists” aceptan la última opinión”.

    El fundador de la FTE, Jon Buell afirma que la palabra creacionismo era un “marcador de posición”, cuya definición “ha cambiado para incluir un contexto religioso después de que el manuscrito haya sido escrito, por lo que los autores han cambiado la palabra.” Sin embargo, la prueba de que el diseño inteligente es creacionismo re-etiquetados jugó un papel significativo en la el juicio Kitzmiller contra el distrito educativo de Dover, y “los cdesign proponentes” han sido descritos como “el eslabón perdido entre el creacionismo y diseño inteligente” (una prueba más de que existen las especies de transición 😉

    “Of Pandas and People” fue finalmente publicado en 1989 por “Haughton Publishing Co”. Este era el supuesto nombre de una editorial de Mesquite, Texas, empresa dedicada a las publicaciones en horticultura, que no tenía ningún otro libro en impreso, ni asesores científicos en el editorial. (No confundir con Houghton Mifflin, editora de libros infantiles). Los costes de la impresión fueron sufragados por donaciones para la FTE, a cuyos miembros se les informó en Diciembre 1988 por carta que los donantes recibirían una caja esmaltada con un panda en la tapa como un regalo. La caja debe de ser un recuerdo “para orar por nuestro trabajo”. Tras la publicación del libro en 1989, el FTE se embarcó en una larga campaña para conseguir que el libro se usara en las escuelas en los Estados Unidos.

    Los anteriores esfuerzos creacionistas para diluir o anular la enseñanza de la teoría de la evolución (TE) se había basado en gran medida en aprobar leyes que regulasen la enseñanza de las ciencias en las escuelas. Sin embargo, éstos han fallado sistemáticamente en las cortes de justicia. La FTE tomó una nueva estrategia: la movilización de los grupos cristiano-conservadores locales para influir en los consejos escolares y en los profesores con fin de que el libro fuera empleado como texto, así como formar parte en los consejos escolares y en los comités educativos locales.

    Buell dijo a sus seguidores:

    “Los profesores de biología son fáciles de contactar, muy asequibles para mantener reuniones a corto plazo, y receptivos. Si desea formar parte de este “ejército silencioso”, por favor, háganoslo saber de inmediato. Aquellos que prefieran no alistarse, tal vez deseen apoyar a aquellos que sí lo hacen con sus oraciones”.

    La FTE proporcionó material publicitario a sus partidarios a fin de ayudarlos a promover el uso del libro. Este material incluía un video de testimonios de científicos pro-ID científicos, así como un guión que sugería las “líneas a adoptar en las cuestiones controvertidas”. Por ejemplo, sobre la controvertida cuestión de la percepción de que el ID solapa con la religión, el FTE sugiere que se diga:
    “Estoy de acuerdo en que las creencias personales no deben ser enseñadas en aulas de ciencias, pero el diseño inteligente no es una creencia personal, sino que es aceptada por la ciencia, dado que es aceptada por muchos científicos cualificados”.El FTE fue ayudado en este esfuerzo por organizaciones creacionistas como el Instituto de Investigación de la Creación (ICR), que vende “Of Pandas and People” a través de su propias tiendas y por catálogo. El libro fue explícitamente comercializados por los minoristas como un trabajo creacionista; en el juicio del año 2005 Kitzmiller contra el distrito educativo de Dover, los ejemplares del libro regalados se acompañaban de un catálogo en el que “Of Pandas and People” aparecía como un texto de “la ciencia de la creación”.